¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Inicio criminal | Mision-Viaje
Hoy a las 7:05 am por Yūgen Nendo

» Bodiless Consciencie III [C]
Hoy a las 6:17 am por Kagetane

» Misiones para sae
Hoy a las 6:12 am por Ofu

» Un Dragón en Tierra de Pingüinos
Hoy a las 6:02 am por Gyokuryū Pao

» Misiones de Nathan
Hoy a las 5:43 am por Ofu

» ~Tablero de Misiones de Humpty~
Hoy a las 5:36 am por Ofu

» Hansha y sus misiones
Hoy a las 5:17 am por Ofu

» Una aventura agitada
Hoy a las 3:44 am por Arashi Tessen

» Slaves [M.C.] [Arashi Tessen]
Hoy a las 3:03 am por Arashi Tessen

» Crouching Cat, Hidden Viper
Hoy a las 2:17 am por Humpty

» Akeno Id
Hoy a las 2:01 am por Akeno Himejima

» Correo para Hikari Kaguya
Hoy a las 12:00 am por Hikari Kaguya

» Akiko [アキコ]
Ayer a las 11:53 pm por Hikari Kaguya

» Encuentro con Rein-chan, los hermanos Orochi se encuentran
Ayer a las 10:31 pm por Tsuchinoko

» Fire meet gasoline {B}
Ayer a las 10:17 pm por Kohaku ~

» Pisando nuevos Pastos |❁
Ayer a las 9:35 pm por Narrador

» Caminata, bajo las sonrisas de la lluvia
Ayer a las 9:27 pm por Kurosaki

» Starts the same. — (Pt. II / Broken land)
Ayer a las 9:22 pm por Kinzo Matsuke

» Perfil de Sae
Ayer a las 7:29 pm por Sae Kaguya

» Alumna y Maestro [Entrenamiento]
Ayer a las 5:08 pm por Ichimaru

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


Pisando nuevos Pastos |❁

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Pisando nuevos Pastos |❁

Mensaje por Uchiha Shūryō el Miér Sep 06, 2017 7:20 am

- El País del a Hierba y su gran capital...- A pesar de ser uno de los Países Menores, dentro de sus territorios, la flora que podía observar lo hacia verse gigantesco, grandes arboles que superaban los 15 metros, puentes de un lado a otro y una que otra catarata que atravesaba los acantilado de forma vertical. Los aldeanos se veían muy apacibles y ocupados en sus labores, por lo cual no tuve problemas en algun tipo de interrogación por ser de "Afuera", intente no llamar mucho la atención, por ello había cambiado mi vestimenta un poco ante de entrar a la Capital, los colores eran un poco mas similares a los de la tierra y algunos tonos grises, para no llamar la atención como lo hacia con aquel atuendo de negro y blanco que solía llevar puesto la mayoría del tiempo. La capital parecía no ser muy extensa, los limites estaban muy definidos por lo que era la flora y la vegetación, pastos muy altos a los bordes de los alcantilados lo que limitaba un poco la visión de aquellos que quisieran husmear el ritmo de vida de estos habitantes. El estar fuera de mi propio "ecosistema" me hacia apreciarlo aun más, podía sentirse la diferencia en el ambiente de vida que llevaban estos ciudadanos con los de la Capital del País del Rayo, quizás las diferencias no fueran abismales pero si muy notables. 

Me detuve en medio de una plaza donde cruzaban personas de diferentes direcciones, algunas cargando bolsas con contenido desconocido, otros herramientas, medicamentos y sucesivamente un sin fin de objetos. Observe una de las estructuras principales que mantenía un simbolo muy irreconocible, las ramas de los arboles que habían crecido a su alrededor dificultaban la lectura del mismo. -Por donde debería iniciar...- Realmente estaba en blanco, no me decidia por donde iniciar a buscar o donde podría ser mas facíl obtener información sobre los individuos que buscaba. Tenía descripciones muy leves de boca de la Señora Feudal de Kiriyama, aunque esta escasa información no cumplía el cien porciento su utilidad. Como fotos de fondo blanco y una silueta oscura, así representaba en mi mente aquellos rostros de los individuos, sin embargo; se me había dicho la ocupación que ejercían y a su vez los nombres de cada uno.

Todos pertenecían a un grupo de medicos ambulantes del País de la Hierba, que brindaban sus servicios, pero no se sentían a gustos con la recompensa que se les brindaba, dentro de este grupo había una excepción, aquel adulto de unos 35 años que había dedicado su vida a la lectura de mapas, libros, escritos, muy bueno para los calculos; lider del grupo medico a pesar de no compartir los mismos conocimientos o habilidades, cumplía la función de una enciclopedia para sus compañeros, en resumen. El disgusto y resentimiento que habia hacia sus colaboladores era muy grande, factor que aprovecharía para persuadirlos durante el camino, llevaba conmigo una carta de la señora Feudal, donde pedíamos al País de la Hierba apoyo con aquel grupo de medicos...durante el camino sería mi labor principal cubrirle las espaldas y a su vez que estos no voltearan nuevamente hacia al País de la Hierba, siendo así nuevos ciudadanos del País del Rayo.

Off:
Stats:

Ninjutus:9
Taijutsu: 7
Genjutsu: 5
Velocidad: 10
Resistencia: 7
Fuerza: 10
Inventario:

Tanto
Shurikens(10 Unidades)
Hilos de Alambre
Bombas de Humo(2 Unidades)
Sellos Explosivos(4 Unidades)
Tecnicas:

Totales: 7
Restantes: 7


Uchiha Shūryō
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Pisando nuevos Pastos |❁

Mensaje por Narrador el Jue Sep 07, 2017 7:22 am


La ausencia aparente de preocupaciones en el País de la Hierba resultaba increíble. Como si  la guerra estuviese a miles de kilómetros, en otro trozo de tierra, y no en sus mismas fronteras, la gente seguía llevando una vida de lo más normal, en una simbiosis casi perfecta con el bosque que los rodeaba por todos lados.

Un trasiego constante de personas en la plaza, cada una enfrascada en su particular trabajo de resultar agradable a todo el mundo, recordaba los días de paz y tranquilidad, no hace tanto, en el resto del mundo. Hogar de muchos de los mejores médicos del mundo, cuna de algunos grandes constructores e ingenieros, la capital ofrecía una vista sin color para con las demás naciones, donde el ladrillo o la piedra habían sustituido a lo que allí seguía siendo barro y raíces machacadas; paja para coronar las casas en lugar de tejas de arcilla y calles sin pavimentar cuya tierra se batía a cada minuto por los miles de pasos dados a su través.

Al derredor de un pozo, de la misma forma que una tela de araña se extiende desde un único centro, los edificios más importantes del distrito principal se repartían, con generoso espacio para cada uno de ellos. Y de todos salía un murmullo constante, un ruido de fondo creado por las puertas corriéndose de uno a otro lado sin espacio ni tiempo entre cada vez. De uno de ellos, al final, salieron en muda procesión varios hombres. Cabizbajos, desfilaban las caras que debían, cuanto menos, sonarle al enviado de la península del Rayo. A la cola, un muchacho joven los vigilaba sin perder detalle de ninguno de ellos, saltando con un par de pozos de agua cristalina ante el menor movimiento fuera de lugar.

Venga, vejestorios. Qué no tengo todo el día. — dijo en voz lo bastante alta como para que varias personas se girasen a echarle un ojo, en seguida apartado al reconocer en su maltrecha vestimenta el símbolo de la temida Dama del Fuego.

Fukakku no debía superar por mucho los dieciséis, quizá diecisiete años, a juzgar por las facciones todavía perfilándose en su rostro moreno, algo que no le impedía ser tan cruel como el más veterano de sus superiores. Alto para su edad, rozaba casi el metro ochenta; con una melena corta y desordenada cayéndole hasta los bordes de la cara. La ropa delataba su origen humilde. Una camisa negra, de cuello alto y escote generoso, junto con unos pantalones hasta los tobillos del mismo color, todo ello recubierto a partir del abdomen por lo que parecían ser los restos de una capa atada con firmeza por tiras de tela roja en lugar de un buen obi y vendas que se aseguraban de cubrirle las muñecas y parte de las espinillas. El bokken iba, de momento, enfundado en ese cinturón improvisado.

Off:
Fukakku:

Senju Fukakku

"— Venga, vejestorios. Qué no tengo todo el día. —"
Edad: 16 ~ 17 años años



Clan: Senju
Especialidad Ninjutsu
Elemento: Suiton
Rango: Genin
Feudo: Kakkinoaru'en.

Nin: 9 | Gen: 4 | Tai: 7 | Vel: 10 | Fuer: 8 | Res: 8

Genin ejemplar del feudo de Himawari, Kakkinoaru'en. Al igual de sus compatriotas, ha aprendido rápido a imponer su voluntad sobre los demás y a no respetar nada ni a nadie más allá de sí mismo.



Inventario:
Bokken
Shurikens (x10)
Kunais (x3)
Sellos explosivos (x1)
Píldora del soldado (x1)

Nota: Sólo el bokken es apreciable a simple vista.



Físico completo


Nota: Aunque en la imagen se aprecie el símbolo del clan Senju en su ropa, para efectos del post lo que lleva es el símbolo de Kakkinoaru'en, el cual no tendrás problemas para reconocer.


Cualquier duda, ya sabes que puedes contactarme por MP. ^^
Narrador
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Pisando nuevos Pastos |❁

Mensaje por Uchiha Shūryō el Vie Sep 08, 2017 7:59 am

Los aldeanos parecían estar sumergidos cada uno en una burbuja, cada quien velaba por lo suyo y solo ayudaba al prójimo si la necesidad que presentaba era benefactora para ellos, realmente era una sociedad pacifica que estaba llevada de la mano con el " Que me llevo a cambio" era sorprende como la cultura y las actitudes de cada País se distinguía de manera muy notable, a pesar de este factor materialista, cabe destacar que eran uno de los Países mas destacables en cuanto a pacifistas, no se veía un País que sufriera de muchos acontecimientos o de un País del que hubiera que hablar siempre, como lo eran otros Países que me ahorraría mencionar en estos momentos. La cantidad de personas que atravesaban la plaza en cuestión de segundos era increíble, parecían pequeñas hormigas buscando su sustento antes del invierno, otros simplemente eran las arrieras que buscaban aprovecharse del trabajo de las hormigas o en aquel ultimo segundo antes del invierno, tocarían a la puerta para pedir una limosna, y aquellas humildes y bondadosas hormigas no se lo negaría, por mas arduo trabajo que hubieran realizado, un comportamiento realmente vago, interesado y hasta putrefacto para mi parecer.

Mis ojos se posaban sobre cada minusculo movimiento que podría captar en aquel instante, de uno de los edificios en los cuales el sonido de las puertas azotaban en cada segundo, de aquel ultimo sonido, seco, el abrir y cerrar de una puerta de la cual harían presencia un grupo de individuos, muy peculiares y similares a los que estaba buscando. Todos abandonando aquel edificio, en medio de todos aquellos hombres de ya avanzada edad, estaba aquel rostro con facciones más jovenes y de cabello tosco, elemento que le brindaba un poco de tono maduro a este ultimo personaje. Con aquel atrevimiento y osadía de llamar vejestorios a quienes lo acompañaban, era de notarse el atrevimiento o el sin vergüenza que era. Realmente a simple vista sería de muy mal gusto para los terceros que observamos, en todo caso este no era el momento de pensar sobre ética o comportamientos en lugares públicos, aquel muchacho llevaba el Símbolo de nada mas ni nada menos que la Temible Dama del Fuego, al parecer no era el único "Agente" que había sido movilizado a terrenos lejos de su País Natal en busca de apoyo, por lo visto ya me llevaba ventaja pues se le veía socializar de manera muy natural con aquel grupo de Shinobis.

Aquel joven que parecía compartir la misma edad que yo, llevaba sobre su frente una banda adjunta con una placa de metal, oscilando el símbolo del Feudo de Himawari, con el simple hecho de observar aquel símbolo ya podía ir haciendome la idea de los problemas que habían de trasfondo y que debería tratar con el, sí quería llevarme conmigo a aquel grupo de hombres. Me mantuve a una distancia muy respetable, entre un grupo de comerciantes que realizaban publicidad, voceando los precios de sus productos, entre una gran algarabía en conjunto con las conversaciones en tonos muy altos de las personas que rodeaban la plaza, el plan era sencillo, mantener toda la discreción posible para un acercamiento directo. Podía observar que llevaba un Bokken atado un cinturon con un aspecto muy improvisado, quizás y seguramente realizado por el mismo.

Moviendome entre las personas, con mi mano derecha desplazaba lentamente a los que se cruzaban por delante y evadiendo los hombros de los laterales, todo esto sin perder un movimiento natural, mientras observaba de manera rapida y breve los puestos de aquellos comerciantes y artesanos de la localidad, avanzando unos cuantos metros hacía aquel grupo que recíen salía de aquel edificio, constituido de barros, lianas, paja y entre otros elementos...
Me detuve en uno de los locales más cercanos al a posición del grupo, exactamente al norte de mi posición, a unos 20 metros de donde se encontraban. Las personas se aglomeraban alrededor de aquel local, el comerciante muy euforico, con gritos y pregones muy atractivos, lograba llamar la atención de los ciudadanos quienes de forma desesperada buscaban los filetes, mariscos y hasta moluscos muy exoticos. -Perfecto...-Debía ser muy cuidadoso, estaba en terrenos desconocidos e iniciar un conflicto de manera directa y abierta en una plaza como esta no sería lo apropiado, las autoridades del País de la Hierba, quienes portaban un uniforme muy distintivo, realizaban caravanas para patrullar por lapsos muy cortos de tiempos y abandonaban sus labores por un buen rato, factor que sería muy favorable para seguír a aquel grupo, y no tener que lidiar con un tercer integrante...
Uchiha Shūryō
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Pisando nuevos Pastos |❁

Mensaje por Narrador el Mar Sep 12, 2017 7:16 am



Poca gente le prestaba atención al muchacho, aunque lo más correcto sería decir que nadie lo hacía. Conseguía fundirse rápidamente con los demás, para su suerte, y no llamar la atención más de lo necesario. De vez en cuando algún mercader le echaba el ojo e intentaba venderle algo totalmente innecesario para el momento, poco más.

El foco de atención no estaba sobre nadie en concreto. Revoloteaba, como un colibrí atiborrado de néctar, saltando de anónimo en anónimo, dedicando escaso tiempo a uno antes de saltar al siguiente. Eso jugaba tanto a su favor como lo hacía en su contra.

Por más extraña que fuese la imagen de un muchacho joven cerrando el desfile de varios adultos, nadie les dedicaba más de un segundo o dos, con miradas esquivas, curiosas pero no intrusivas. Eso le permitía a Fukkaku, y por extensión a sus prisioneros, moverse con agilidad por la zona, avanzar con rapidez hasta casi la entrada de la diminuta capital anexionada al gigantesco bosque.

Detuvo el paso cuando estaba a punto de cruzar el umbral de la salida. Parecía impaciente, nervioso, y dejaba entrever ese nerviosismo mediante golpecitos de la suela izquierda en la tierra batida del camino y miradas furtivas en todas direcciones. Cuando por fin, en el horizonte y a través de las hojas abiertas de la entrada, empezó a verse la cada vez mayor silueta de un par de caballos y una carreta, respiró aliviado.

No se podría decir lo mismo del Uchiha, seguramente. Eso que los dos veían acercarse desde posiciones tan distintas, con enfoques contrarios, no podía ser sino el transporte acordado para los ancianos, a juzgar por la reacción del joven manipulador de la madera.

El sigilo y el subterfugio estaban bien, pero ahora se vería forzado a tomar una decisión el que hasta entonces había hecho mejor uso de esas dos armas. Podía atacar directamente al muchacho en plena aldea, arriesgándose a sufrir las consecuencias por ello, o esperar a que se internasen de vuelta en el camino y asaltarlos entonces, teniendo, pues, que vérselas cara a cara con un Senju rodeado de su mejor arma: El bosque.

Fukakku:

Senju Fukakku

"— Venga, vejestorios. Qué no tengo todo el día. —"
Edad: 16 ~ 17 años años



Clan: Senju
Especialidad Ninjutsu
Elemento: Suiton
Rango: Genin
Feudo: Kakkinoaru'en.

Nin: 9 | Gen: 4 | Tai: 7 | Vel: 10 | Fuer: 8 | Res: 8

Genin ejemplar del feudo de Himawari, Kakkinoaru'en. Al igual de sus compatriotas, ha aprendido rápido a imponer su voluntad sobre los demás y a no respetar nada ni a nadie más allá de sí mismo.



Inventario:
Bokken
Shurikens (x10)
Kunais (x3)
Sellos explosivos (x1)
Píldora del soldado (x1)

Nota: Sólo el bokken es apreciable a simple vista.



Físico completo


Nota: Aunque en la imagen se aprecie el símbolo del clan Senju en su ropa, para efectos del post lo que lleva es el símbolo de Kakkinoaru'en, el cual no tendrás problemas para reconocer.

Narrador
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Pisando nuevos Pastos |❁

Mensaje por Uchiha Shūryō el Miér Sep 13, 2017 6:26 am

La estrategia de fundirse con el medio ambiente había funcionado de manera perfecta, había logrado ganar unos cuantos metros de acercamiento hacia el grupo de ancianos custodiados por aquel joven de cabello castaño. Mientras algunos mercaderes insistían con sus pujas y pregones intentando persuadirme de comprar alguno de sus productos, simplemente los evadía con una mirada directa y fría, estos como reacción simplemente ofrecían lo mismo al cliente de alado o aquellos que venían llegando hacía sus mostradores.
Me di media vuelta para observar el gran edificio, a sus pies empezaban a moverse el grupo de ancianos y el joven. La plaza estaba en su hora pico, el apogeo de los clientes y personas que simplemente transitaban hacía otros lugares era altamente notable. La plaza que estaba a solo metros de lo que podía considerarse su entrada, un gigantesco bosque que limitaba con un arco de madera con algos Kanjis inscritos a mano.
El joven y su grupo comenzaron a desplazarse de forma calmada por la plaza, los aldeanos y otros individuos que le rodeaban posaban su mirada sobre aquel grupo encerrado por el Joven de cabello castaño, sin embargo, estas miradas no eran prolongadas, la imagen no parecía levantar interés o curiosidad en las demás personas y yo; tampoco lo hacía.
Avanzaron unos cuantos metros hasta llegar al arco de madera que se alzaba sobre el límite de la capital del País de la Hierba y aquel Bosque, a la distancia, unas siluetas muy deformes podían observarse, estabas iban tomando una forma más clara a medida que se acercaban.
Abandone el puesto de vendedores en el que me encontraba para acercarme un poco más a la entrada de la aldea, en un banco de ancianos compartían anécdotas sobre sus experiencias vividas, tome asiento entre medio de ambos, Estos ancianos parecían estar disfrutando de su tiempo libre, por lo que mi presencia no les molesto de ninguna manera.
Sin clavar la mirada por largos periodos de tiempo, observaba la expresión de aquel Shinobi, en su rostro, parecía estar aliviado por algo, pero que sería ese algo. 
Ya sentado en aquel banco, podía ver de manera clara lo que esas siluetas representaban: Dos caballos y una Carreta. -De seguro es su medio de transporte…- Pensaba por medio del sentido común, de todas formas no era mas que una suposición, estando consciente de que el porcentaje de que sea cierto era totalmente variable. Baje un poco la mirada para no llamar la atención del joven, en ocasiones desviaba mi mirada hacia los rostros de ambos ancianos.
 -Si abandonan la aldea, se adentrarán en los Bosques…- Posaba mi mirada nuevamente sobre el arco de Madera Rustica. -Debo adelantarme a ellos y preparar todo…- Me levante del banco lentamente, a mi derecha estaba un puesto de alimentos, rodeado por clientes ansiosos por realizar compras, detrás de toda esta aglomeración se posaba un anciano, de unos 65 años aproximadamente, porte bastante flaco, una barba larga y una calva, piel morena y ojos claros.
-Tú serás mi salida…- Me acerque de manera cautelosa a alguno de los clientes, el anciano quien portaba aquella expresión picara y desfachatada esperaba por su turno, su mirada revoloteaba los objetos que había y buscaba un hueco para adentrarse en la puja. Introduje mi mano entre varios de los clientes removiendo objetos que recién habían adquirido, con la mano izquierda le di un leve toque al brazo del anciano en dirección del bolsillo de aquel Hombre y su pareja.
- ¿Que está sucediendo aquí? - Aquel hombre bajo, fornido, de gran musculatura, se dio vuelta y miro con aquella expresión asesina al anciano. Quien quedo sin palabras solo aquella expresión de bufón y descaró fueron más que suficientes para hacer explotar al Señor acompañado de su Mujer. El anciano se echó a correr en dirección a la puerta. Yo, había abandonado la escena para cuando esta llego a su clímax, aprovechando la algarabía que se formaba para pasar por detrás de aquel Shinobi y el Grupo de Ancianos, en dirección al bosque… -Ojalá todo funcione a mi manera…- Proseguí caminando de manera fresca y natural, sin importar lo que sucediera detrás de mí.
Off:
Stats:

Ninjutus:9
Taijutsu: 7
Genjutsu: 5
Velocidad: 10
Resistencia: 7
Fuerza: 10
Inventario:

Tanto
Shurikens(10 Unidades)
Hilos de Alambre
Bombas de Humo(2 Unidades)
Sellos Explosivos(4 Unidades)
Tecnicas:

Totales: 7
Restantes: 7
Uchiha Shūryō
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Pisando nuevos Pastos |❁

Mensaje por Narrador Ayer a las 9:35 pm


De nuevo se convertía en un hombre gris. Una mancha más en el fondo monótono de la ciudad que, al margen de los acontecimientos, seguía su vida ignorando el desplome del mundo sobre sus propios cimientos.

Algo a simple vista tan inocente como un empujón mientras se manoseaban los productos, desató de repente el caos en mitad del gentío. El grupo empezó sólo dando miradas de soslayo, por el rabillo del ojo, a la pareja y al viejo; pero no tardó en perseguirlos con la mirada, tan pronto como estos empezaron a correr. El segundo delante del primero, la parte más anciana de la persecución no hizo ni al amago de intentar explicar nada, tampoco iba a servir de mucho. La guardia, prontamente alertada, no tardaría en aparecer para ponerle fin al asunto antes de que alguien terminase haciéndose daño de verdad. Alguno terminaría detenido, teniendo que pagar una fianza por un crimen que no había cometido en realidad, pero todo eso se relegaba a un segundo plano.

Fukakku dejó pronto de prestarles atención para devolvérsela al camino. El carro ya estaba casi a su altura, era momento de organizar a los viejos y prepararlos para subirse cuanto antes, aprovechando el revuelo para camuflar su salida entre la de otros muchos.


Apenas habían dejado atrás la capital del País de la Hierba, ahora una mancha borrosa en el horizonte, para adentrarse en la espesura salvaje de vuelta al hogar cuando Fukakku saltó de la parte alta de la caravana. Empuñando la hoja de madera, barrió los alrededores con la mirada antes de adelantarse un par de pasos más.

Nos están siguiendo — aseguró al conductor, sentado en la parte delantera. A continuación, se acercó a decirle algo más en un susurro. El hombre al cargo de los caballos asintió y tensó las cuerdas para obligarlos a reducir el paso al mínimo. Al mismo tiempo, el ninja del País del Fuego dejó la espada en el suelo y unió las manos en varios sellos rápidos.

Alrededor del camino, los árboles empezaron a temblar y moverse, como si una fuerza inenarrable estuviese a punto de ponerlos a desfilar bajo sus órdenes.

Fukakku:

Senju Fukakku

"— Venga, vejestorios. Qué no tengo todo el día. —"
Edad: 16 ~ 17 años años



Clan: Senju
Especialidad Ninjutsu
Elemento: Suiton
Rango: Genin
Feudo: Kakkinoaru'en.

Nin: 9 | Gen: 4 | Tai: 7 | Vel: 10 | Fuer: 8 | Res: 8

Genin ejemplar del feudo de Himawari, Kakkinoaru'en. Al igual de sus compatriotas, ha aprendido rápido a imponer su voluntad sobre los demás y a no respetar nada ni a nadie más allá de sí mismo.



Inventario:
Bokken
Shurikens (x10)
Kunais (x3)
Sellos explosivos (x1)
Píldora del soldado (x1)

Nota: Sólo el bokken es apreciable a simple vista.



Técnicas: Jutsu oculto x1
Físico completo


Nota: Aunque en la imagen se aprecie el símbolo del clan Senju en su ropa, para efectos del post lo que lleva es el símbolo de Kakkinoaru'en, el cual no tendrás problemas para reconocer.


Narrador
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Pisando nuevos Pastos |❁

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.