¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» The Hick, the pervert and the Penguin
Hoy a las 3:03 am por Aaron Sureddo

» Savage Apparition || Hiro vs Jiran
Hoy a las 2:46 am por Jiran

» Esto sera divertido [Fin de viaje]
Hoy a las 2:21 am por Kasuki

» El viaje continua [Viaje]
Hoy a las 1:32 am por Kasuki

» Across the snow [viaje]
Hoy a las 1:18 am por Kasuki

» A second chance // Kasuki and Jiran
Hoy a las 1:05 am por Hotaró Senjih

» NPC's de Ichimaru: Rem y Ram
Ayer a las 11:32 pm por Ichimaru

» Dojutsu Preguntas Frecuentes
Ayer a las 8:43 pm por Polka Uchiha

» Misiones ---
Ayer a las 8:00 pm por Fuka

» Misión de rango C: Freedom [Belladona y Ichimaru]
Ayer a las 6:30 pm por Ichimaru

» Forja de Ichimaru
Ayer a las 6:11 pm por Cervantes de Leon

» Misiones para Mu-Bai
Ayer a las 5:31 pm por Fuka

» Entrenamiento Belladona
Ayer a las 4:46 pm por Ichimaru

» Tablon de Ichimaru
Ayer a las 4:39 pm por Fuka

» Pies over Life
Ayer a las 4:06 pm por Yuko Kaguya

» Watered-Down
Ayer a las 3:28 pm por Uchiha Michi

» To the Hot Lands [Viaje]
Ayer a las 1:48 am por Kasuki

» Kiba no Hagane
Ayer a las 12:39 am por Uchiha Michi

» Appearances are deceptive / Polka
Ayer a las 12:01 am por Polka Uchiha

» Royal Challenge II.
Mar Ago 14, 2018 11:26 pm por Aaron Sureddo

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


❁Hojas por aqui, hojas por alla❁

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

❁Hojas por aqui, hojas por alla❁

Mensaje por Kibamaru el Vie Sep 08, 2017 8:02 am

El viaje fue rapido y como no si teniamos un medio de transporte que agilizaba las cosas. La conversacion que buscaba entablar con el diplomatico de piel morena no se llego a materializar como tal, a mi primera pregunta, a la de sobre cuanto tiempo tenia en ese trabajo y que esperaba del que estaba realizando en estos momentos me respondio: - Toda una vida. Y lo que pueda esperar, o el desarrollo de mi trabajo, no es de tu interés. Límitate a cumplir con tu trabajo, muchacho. - Palabras pronunciadas con total seriedad, casi se podia escuchar un: ¨Nada, no te quiero responder, callate.¨ Aun asi me anime a realizar la segunda pregunta, asi como respondio la primera tal vez responderia la segunda, nadie sabe. La seguna pregunta fue la de como fue que llego adentro de aquella cueva que se encuentra debajo del castullo del señor feudal del pais del sonido. Dejando escapar un resoplido, junto a un silbido de aire escapándose de su boca respondio: - Eso está muy lejos de interesarte. ¿Tienes planeado convertir este viaje en una tortura mayor a caer en manos de los enemigos? Porque, si es así, te ruego que me entregues de una vez a ellos. Con eso quie dijo a lo ultimo ya me habia quedado bien en claro que para nada queria hablar, asi que no volvimos a pronunciar una palabra por el resto del viaje. ´Por eso queria que Kiiro viniera aqui, ¿Sera que le gusto la persona que guiaba a los caballos?´ Pense, entreteniendome un poco inventrando cosas en mi mente.

El paro del transporte fue la señal de que ya nos encontrabamos en el frondoso bosque del pais del fuego. ¨Por fin.¨ Pensaba, y es que todo el viaje ahi dentro y mas con una persona que no queria dialogar sobre nada volvia el viaje mas tedioso y el ambiente dentro de aquella cabina mas incomodo y tenso. Fui el primero en salir, me dirigi inmediatamente hacia Sona quien ya se habia bajado de la carrosa, estire el cuerpo un poco y nos posicionamos frente a la cabina de la carrosa, esperano a que el viejo Anjami se bajara.
Kibamaru
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: ❁Hojas por aqui, hojas por alla❁

Mensaje por Tempest el Vie Sep 08, 2017 3:59 pm


Guiados por la luz de la luna y las estrellas, el raudo avance de la pequeña comitiva transcurría, sin interrupciones. La fresca noche se presentaba misteriosa, portando un silencio sepulcral tan solo interrumpido por los cascos de los caballos y, mejor aún, por las delicadas notas que de un instrumento musical se desprendían. Sona yacía apacible junto al paje que guiaba las riendas de los animales, pero más que prestarle atención al susodicho, la fémina se hallaba concentrada en el camino que recorrían. Quizás ella misma no llevase, literalmente, las riendas de los caballos, pero en sus manos yacían otras mucho más importantes; las de la seguridad. Ya habían dejado atrás las inmensas llanuras del País de los Campos de Arroz, y los frondosos árboles del bosque del País del Fuego ya asomaban, tímidos en un principio, a darles la bienvenida. Pronto se internaron en un exuberante bosque. Los arboles no dejaban de crecer a diestra y siniestra del sendero, parecían fungir como guardias que, en total lealtad, franqueaban su camino. O que tal vez, en plena desconfianza, vigilaban sus pasos…

Las notas emergían de su amado artefacto desde un segundo plano, pues la seguridad del camino se tornaba prioritaria. Más las mismas, quizás sin querer, no podían evitar dar un toque siniestro a la avanzadilla, por lo que a su pesar, y más bien ahora en territorio desconocido, la fémina cesó su improvisado concierto. Cualquiera estaría preocupado por las engañosas figuras que los oscuros árboles proyectaban a  cada lado del camino. Podían ser el refugio de enemigos y la fragua de una emboscada. Empero no para Sona. La kunoichi estaba más preocupada por la acuciante sensación de intranquilidad que emergía de la carroza más que por lo que podría habitar en aquellos bosques. Arrastraba aquella molesta inquietud desde que habían abandonado las cuevas de Ikeda, y en aquel punto se preguntaba si aquello era realmente verídico o sino eran más que imaginaciones suyas. Una parada. Un breve descanso. Tan efímero como el guiño de las estrellas que, tímidas, empezaban a esconderse ante la inmensidad de una luz dorada que parecía emerger desde el horizonte.

Las primeras luces del alba los alcanzarían por fin en territorio del País del Fuego. La proximidad entre los dos países y el medio de transporte utilizado bien les valió para llegar a la meta en tiempo record. Llegarían ahora a su destino final aprovechando las pocas horas de penumbra antes de que el astro rey, en su esplendor, asomara por fin su dorada corona. Saber que senderos debían evitar y cuales transitar dependían ahora del paje. Sería cuestión de tiempo llegar al punto seguro al cual se estaban dirigiendo y sin embargo era aquella escasa distancia que faltaba la que más peligro latente podía presentar. Y era ahí donde se evidencia la carencia de información. Su cometido tan solo era el de escoltas, ¿Por ello no era necesario proveerles de más detalles? Ergo la razón por la que la fémina había dejado a Kiba junto al diplomático se hacía notoria. Ella, incapaz de pronunciar palabra, no podría sacar ni la más mínima oración de valor para la misión. Kiba en cambio, podría captar algún detalle importante aunque el protegido rehusase el entablar una conversación.

Asuntos diplomáticos aparte, era ahora cuando la verdadera misión daba comienzo. Tan cerca de su objetivo, pero tan peligroso el camino. Sona gustaba de pensar que la misión, en caso de complicarse, no sería gran cosa. Sin embargo, una punzante inquietud le hacía dudar de ello…


Datos:
Habilidad Pasiva : Desde que comienzan a desarrollar sus habilidades mentales, los ninjas Yamanaka son capaces de detectar el chakra de sus alrededores, usando una variación de la técnica Kenshutsu sin necesidad de especializarse en técnicas sensoriales, esto debido a que algunas de sus técnicas están estrechamente relacionadas con la detección de individuos; sin embargo, su capacidad sensorial innata es bastante reducida en comparación a un especialista en esta área. Genin: 100 metros.

Stats:
• Ninjutsu 9
• Taijutsu 4
• Genjutsu 9
• Velocidad 8
• Resistencia 9
• Fuerza 3

Inventario:
• Hilos de Alambre
• Kunais
• Sellos Explosivos (4)
• Bomba de Humo (2)
• Bomba de Luz (4)
• Garras (2)
Tempest
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: ❁Hojas por aqui, hojas por alla❁

Mensaje por Narrador el Dom Sep 17, 2017 10:27 pm


El bosque los recibía con los brazos abiertos cuando el sol, todavía tímido, no terminaba de decidirse a salir. Seguía haciendo frío, a pesar de estar en una latitud más cálida, y la humedad propia del bosque no ayudaba sino a sentir un calado todavía mayor en los huesos de esa misma bajada de las temperaturas. El juego de luces y sombras creaba espectros en cada rama, fantasmas alrededor de cada tronco; mientras tanto, el viento se llevaba los olores hacia el interior de las ramas, arrancando unas pocas y meciendo al resto, produciendo así una canción suave de fondo.

Anjami fue el último en salir. Lo hizo con cara de hastío, como si fuese peor ese trozo de la travesía que ya había pasado que caer en manos de sus muchos enemigos. Estaba claro, se había esforzado en dejarlo cristalino, que para a su parecer, la misma hierba debía inclinarse a su paso. Era un hombre arrogante, tanto como lo puede ser una persona, y también un complejo amasijo de mentiras puestas una sobra otra, manteniéndose estables sólo por el peso de la siguiente patraña. La mirada de asco con la que regaba a su, supuestamente, amada patria delataba el asco latente bajo las capas de falso patriotismo.

Vamos, no quiero perder el tiempo en mitad de la nada. Yo tengo asuntos importantes que cubrir. — dijo soberbio. Las palabras reptaban a través de sus labios al exterior, salían despedidas, pegadas a escupitajos de asco a diestra y siniestra. No insultaba a los dos que debían guardarle las espaldas, al menos de forma directa, por simples principios: para no gastar siquiera saliva en ellos.


No muy lejos de allí, otros dos empezaban también a moverse. El detonante: una simple nota de olor perdida en la sinfonía de matices que componía el bosque, arrastrada momentos antes por el mismo viento que hacía las veces de director con una batuta invisible.

¿Estás seguro de que es él?

Casi... seguro. Pero hay algo diferente. Huele distinto.


Ni siquiera habrían avanzado medio kilómetro ambos grupos cuando ellos entraron en el rango de detección de la Yamanaka. Una fuerza de tres enemigos se acercaba a toda velocidad, tan rápido que para cuando quisiera dar la voz de alarma, ya los tendrían encima, a muy poca distancia.

De entre los árboles saldría el primero de ellos. Un muchacho alto, de entre diecimuchos y veintipocos, cuya melena de intenso rojo contrastaba con unos ojos de miel tostada. Vestía de forma simple, sin revelar demasiado, y por detrás de su hombro izquierdo asomaba amenazante la empuñadura de un arma todavía oculta para los forasteros.

Alto. Identificaos. Esta es una zona restringida. — la voz, grave a pesar de joven, derrochaba seguridad. Casi tanta como una postura de guardia sutil que se ocultaba bajo un manto de aparente rectitud, esa tan propia de los militares.

El diplomático, sin embargo, no tardaría en reconocerla. Cómo olvidar la voz de quien ha huido por muy poco de las garras de la muerte.

¡Atacadles, inútiles! ¡Es un perro de Kakkinoaru’en! ¡Ya intentó matarme cuando salía del país!

Off:


¡Wololo! Bueno, aunque ya me he disculpado varias veces con Tempest por privado, también lo hago por aquí: Disculpas. El retraso es inadmisible por mi parte, e inexcusable también. Sencillamente la "vuelta al cole" no me ha sentado nada bien, y tener que recomponer mis horarios de sueño de la nada tampoco ha sido fácil. No se volverá a repetir. Tenéis, como siempre, una semana para postear -estoy al tanto de los horarios de Tempest para tal cosa, no os preocupéis-.

Sobre el post en sí, poco que decir. Prestad mucha atención a los detalles. A todos.
Yotsuki Kaizen:


Yotsuki Kaizen

"— ¿Estás seguro de que es él? —"
Edad: 18 ~ 21 años.



Clan: Yotsuki
Especialidad Kenjutsu { Arte Feroz – Arte de Manejo Libre}
Elemento: Raiton
Rango: Genin
Feudo: N/A – Afiliación desconocida – Alineamiento desconocido

Nin: 7 | Gen: 4 | Tai: 10 {+1} | Vel: 10  | Fuer: 10 {+1 - +1 - +2} | Res: 9
Líder nato. Experimentado luchador de corta distancia. Planificador. Difícil de alterar.



Inventario:
Espada ancha
Espada Clan Yotsuki
Kunais (x10)
Sellos explosivos (x3)
Bomba de humo (x2)



Físico completo



Inuzuka Hakui - Yasa:

Inuzuka Hakui

"— Casi… seguro. Pero hay algo diferente. Huele distinto. —"
Edad: 16 años



Clan: Inuzuka
Especialidad Taijutsu {Camino del Colmillo y la Garra}
Elemento: Katon
Rango: Genin
Feudo: N/A – Afiliación desconocida – Alineamiento desconocido

Nin: 7 | Gen: 5 | Tai: 10 {+1} | Vel: 10 {+2} | Fuer: 6 | Res: 9
Buen luchador en equipo. Soporte sensorial gracias a su olfato. Algo impulsivo.



Inventario:
Bomba de luz (x2)
Shurikens (x10)
Kunais (x3)
Sellos explosivos (x1)
Píldora del soldado (x2)

Nota: No son visibles a simple vista, ni siquiera escrutando los árboles con detenimiento. Sólo Sona puede detectarlos (a él y a Yasa) con su habilidad pasiva.



Físico completo


Yasa


Edad: 8 meses



Clan: Inuzuka
Especialidad Taijutsu {Camino del Colmillo y la Garra}
Elemento: N/A
Rango: Koinu {Genin}
Feudo: N/A – Afiliación desconocida – Alineamiento desconocido

Nin: 5 | Gen: 5 | Tai: 9 {+1} | Vel: 10 {+2} | Fuer: 4 | Res: 7
Buen luchador en equipo. Soporte sensorial gracias a su olfato. Algo impulsivo.


Físico completo

Narrador
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: ❁Hojas por aqui, hojas por alla❁

Mensaje por Tempest el Jue Sep 21, 2017 7:38 am


El bosque parecía haberse callado. Era notorio el silencio ahora que Sona había cesado su concierto y más aún ahora que ni los caballos ni el carruaje estaban en movimiento. Fue extraño, por un segundo al menos, acostumbrarse a la ausencia de sonido; un vacío que más bien parecía el giño que no conducía a nada bueno. No estaban lejos de su objetivo, donde supuestamente el diplomático estaría a salvo, e indudablemente llegarían mucho antes si continuaban dejándose llevar por el equino. Sin embargo a partir de aquel momento el avance del carruaje era imposible. Los arboles de aquel frondoso bosque crecían tan robustos y tan cerca los unos de los otros que las raíces incluso emergían pomposas desde el subsuelo. Se elevaban de hecho una decena de centímetros sobre la superficie, formando un entramado de raíces firmes que exigían cuidado en el desplazamiento. Daban la simple impresión de una trampa para osos. Todo un sendero de ellas encabezaría su avance. Los troncos por su parte, no dejaban de transmitir la sensación de colmillos, parecían querer decirles que habían ingresado en la boca del lobo y que, sus fauces ahora, se cerraban entorno a ellos lentamente. Quizás fuese eso el origen de sus inquietudes, o lo importante que parecía la misión en sí…

Apoyada en el cochero, ya sus pies tocaban el fresco suelo del País del Fuego para cuando la puerta de la carroza se abrió. Kibamaru fue el primero en salir. A juzgar por el rostro abatido de este, nada interesante había pasado en el interior del cubículo. Claro que la fémina no sabía si tomarse aquello para bien o para mal. Con Etwahl bajo el brazo y el estuche a la espalda, la Yamanaka sonrió con los ojos al paisaje que ante ella se abría. Claro que el relajarse era un lujo en aquel momento del que no podía disponer. Y para más inri, la actitud de Anjami zanjaba el asunto. El diplomático salió de la carroza con la reticencia de una serpiente a abandonar su nido. Sona ignoraba que era lo que le molestaba tan intensamente, pero no lograría nada preguntando, por lo que poco  o nada podía hacer para calmar al diplomático. Lo dejaban claro sus palabras. Su breve intervención contenía una amalgama de malos sentimientos que Sona literalmente tan solo pudo ver cómo, más que palabras, era el desprecio lo que emanaba de sus labios. Más sirvieron, al menos, para iniciar el avance cuidadoso por el sinuoso camino…

Aún no daban los primeros pasos, empero, como era inevitable, la punzada de inquietud que había estado percibiendo desde hacía tiempo no tardó en materializarse. En primer lugar como tres pequeños focos de chakra que, invadiendo su limitado campo sensorial, se acercaban a una velocidad vertiginosa. Y en segundo lugar como una creciente sensación de ansiedad como preludio a un posible combate. ¿Ninjas? ¿Civiles? ¿Eran una amenaza? ¿Serían inofensivos? Las dudas emergían como espinas en el mar de raíces donde, tanto metafórica como literalmente, se hallaban. No se dejó llevar, sin embargo, por sus propios delirios y dio el aviso a la pequeña comitiva. El mismo no fue transmitido en mayor complejidad que con un chasquido de dedos, con la diestra, y la extensión de tres de ellos. El simple sonido repentino debía captar la atención de Kiba, y es que Sona sabía que si bien su forma de dar la voz de alarma no sería entendida por su compañero ipso facto, si serviría al menos para dejarle claro que algo había cambiado. Ella por su parte, se ponía junto al diplomático en calidad de protectora al tiempo que su zurda descendía para aferrarse con ímpetu a su instrumento. Para cuando los desconocidos se encontraban a una decena de metros, Etwahl ya entonaba un canto tan tímido, como su dueña.




La situación cambiaba. Repentinamente, ahora, terreno llano tupido por una capa de césped era lo que separaba, por al menos seis metros, al grupo de tres del desconocido individuo. Sona enarcó una ceja. Tres focos había recibido, pero solo uno se presentaba. Dos metros atrás del primero, ellos aguardaban. ¿Acaso una emboscada? Si los conocimientos geográficos no le fallaban a la kunoichi, aquella zona aun no pertenecía a ninguno de los tres feudos. Así que, ¿Cuál sería el interés de los actuales desconocidos? Teniendo un solo individuo visible al frente, ¿Qué estaría pensando Kiba? ¿Hacerle caso a la fémina o confiar en lo que veían sus propios ojos? Un voto de fe. Como el que debía darle la Yamanaka a él para que el dialogo no fuera motivo de sospechas. Negada para las palabras, Kiba una vez más debía ser su voz. Él debía lidiar con ello. Mientras ella, inamovible a excepción del grácil ir y venir de los ápices de su zurda sobre la cuerda tensada, se daba a la tarea de observar. Observar para ignorar su corazón, que quería soltarse al galope. Observar al individuo para obtener información visual; postura, vestimenta, ítems…Observar algún movimiento poco común, algo que sirviera al resto como aviso. Observar para identificar el momento, si llegaba, en el que debía actuar. Nunca observar había parecido tan importante…


Datos:
Habilidad Pasiva : Desde que comienzan a desarrollar sus habilidades mentales, los ninjas Yamanaka son capaces de detectar el chakra de sus alrededores, usando una variación de la técnica Kenshutsu sin necesidad de especializarse en técnicas sensoriales, esto debido a que algunas de sus técnicas están estrechamente relacionadas con la detección de individuos; sin embargo, su capacidad sensorial innata es bastante reducida en comparación a un especialista en esta área. Genin: 100 metros.

Stats:
• Ninjutsu 7
• Taijutsu 4
• Genjutsu 10
• Velocidad 9
• Resistencia 9
• Fuerza 3

Jutsus: x1 Oculto

Inventario:
• Hilos de Alambre
• Kunais
• Sellos Explosivos (4)
• Bomba de Humo (2)
• Bomba de Luz (4)
• Garras (2)
Tempest
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: ❁Hojas por aqui, hojas por alla❁

Mensaje por Kibamaru el Vie Sep 22, 2017 9:35 am




Varios metros mas adelante, Sona hizo un chasquido de dedos, perfectamente captado por nosotros dos, Anjami y yo, luego de este chasquido me enseño tres dedos. Rápidamente luego de esta señal la fémina de cabellos largos y azules se posiciono delante del viejo diplomático y con su instrumento en mano, con una posición muy defensiva al mi parecer, el avanzar del grupo se detuvo. Con esas señas de Sona era claro que algo ya no andaba bien, era claro que si, sino cual seria su razón por optar por una posición defensiva de manera tan repentina, pero ¿Que?, ¿Que seria eso que andaba mal?, ¿Que fue lo que pudo sentir la fémina que nosotros no?. Nuevos pasos se dejaron escuchar y una nueva figura se dejo notar, un hombre, algo mas alto que yo, cabellera roja, ojos color miel que portaba una espada a sus espaldas, esta nueva figura nos exigía identificarnos alegando que estábamos en una zona restringida. ¨Oh vaya, ¿Ahora es zona restringida?¨ En el hipotético caso de que esto fuera cierto, lo mas aconsejable seria cooperar, pero Anjami, arrogante y precipitado, y tal tez un tanto asustado ordenó que atacáramos de inmediato, alegando que ya había sido atacado por el en un principio. Cerré los ojos por un segundo y baje los hombros, mostrando decepción. - ¿Enserio?, ¿De verdad?, ¿Como al conejo que nos ordenaste matar?, asegurando que fue la misma bestia que secuestro a tu hijo y que ahora venia por ti. ¿O como la noche que emprendimos el viaje, que no podías dormir porque dijiste que escuchabas voces del mas allá?- Dije mirando al viejo. - Disculpen al señor por favor, nosotros, la joven y yo, somos sus escoltas, nos pagaron para asegurarnos que llegue sano y salvo con sus familiares. - hice una pausa para tratar de ocultar al viejo diplomático mi siguiente ademan. - Este señor no se encuentra muy bien que digamos. - Dije mientras movía de forma circular mi dedo indice sobre mi sien izquierda, queriendo tildar de loco al viejo diplomático pero de manera disimulada ante el. - Mi distinguido, disculpe usted pero, como es normal y usted a de saber uno se prepara siempre antes de hacer mi trabajo y gracias a esa preparación previa es que decidimos el como proceder, por lo tanto al estudiar la ruta antes de emprender el viaje sabemos que estamos en una zona segura, en caso de nosotros estar equivocados, hacer el favor, decirnos y cordialmente buscamos una ruta alterna, sin problemas. - Con la aparición de ese ultimo hombre pude entender lo quiso decir Sona, el chasquido fue alertándonos que se acercaban, y los tres dedos quieren decir que son tres, pero, ¿Donde estarán los otros dos?, ¿Estarán detrás de él escondidos?, ¿O estarán movilizándose para flanquearnos?.





****:
Stats:
• Ninjutsu: 10
• Taijutsu: 4
• Genjutsu!: 3
• Velocidad: 8
• Resistencia: 3
• Fuerza: 4

Armas:
•Kunais x10
•Papeles bomba x4
•Hilos de alambre


Última edición por Kibamaru el Jue Oct 19, 2017 5:26 am, editado 2 veces
Kibamaru
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: ❁Hojas por aqui, hojas por alla❁

Mensaje por Narrador el Jue Oct 05, 2017 2:42 am


Algo le picaba en la nariz al Inuzuka. Una nota diferente, desconocida y a la vez muy familiar, aunque ligeramente distinta a otras veces. Podía jurar que ese mismo olor lo había tenido otras veces muy, muy cerca, y sin embargo su memoria se negaba a traerle el recuerdo exacto que necesitaba para terminar de situarlo. Eso lo alteraba demasiado como para quedarse quieto. Le ocurría lo mismo a su inseparable compañero de cuatro patas quien, todavía más incapaz de controlarse, no hacía más que enseñar los dientes y gruñir por lo bajo hacia la figura política.

Sólo se asegura el paso de cargamentos humanitarios. Alimentos, agua y ropa para civiles. Y no lleváis ninguna de las tres cosas. — respondió con firmeza, sin un ápice de cuidado tampoco, el pelirrojo armado. No apartaba, pero, la vista de quien intentaba tapar la cancerbero de las notas.

Viéndose superado por la situación, con una pareja de escoltas a los que, como poco, tildaba de inútiles, Anjami hizo una mueca de desaprobación a espaldas de ambos. Entreabrió la boca un poco, dejando escapar un suspiro que, sin embargo, no escapó de los olfatos caninos ocultos.

Hakui logró contenerse, aunque para ello prácticamente hubo de clavar de sus garras en la madera sobre la que se apoyaba. Yasa, por el contrario, encontró imposible retener el instinto animal, que como la cadena de un amo inmisericorde tiró de él en dirección al pelirrojo. Lo superó en apenas un segundo y se colocó delante de él, gruñendo con agresividad, más que a los guardias, al diplomático que en ese momento terminaba de cerrar la boca.

Entregad a ese hombre, extranjeros, y podréis volver a vuestro país. — dijo, a pesar de ligeramente sorprendido por la intromisión canina, en un tono casi por completo neutro. Acto seguido llevó la diestra a su espalda. Los dedos se enroscaron alrededor del cuero que protegía la empuñadura; un pequeño chasquido metálico inundó el aire a su alrededor un momento; la siniestra se deslizó silenciosa, con cautela, hacia el lado derecho a la altura de la cadera, donde una capa de viaje hajada conseguía, con sus sombras, ocultar algo más: — De lo contrario…

En la espesura tras el Yotsuki, las hojas comenzaron a agitarse de forma extraña. No era el viento lo que soplaba a su través, sino algo mucho más salvaje y brutal.

Off:


Pues nada, otro retraso digno de que me cuelguen de los pezones durante el tiempo que he tardado de más. Sinceramente, lo siento mucho. Tengo una capacidad de autogestión cercana al cero absoluto, pero intentaré que esto no se produzca más. Ya veré cómo ajusto yo mis horarios para agilizar esto.

Cualquier duda, sugerencia o queja, por MP a Sukino, pls.

Yotsuki Kaizen:


Yotsuki Kaizen

"— ¿Estás seguro de que es él? —"
Edad: 18 ~ 21 años.



Clan: Yotsuki
Especialidad Kenjutsu { Arte Feroz – Arte de Manejo Libre}
Elemento: Raiton
Rango: Genin
Feudo: N/A – Afiliación desconocida – Alineamiento desconocido

Nin: 7 | Gen: 4 | Tai: 10 {+1} | Vel: 10  | Fuer: 10 {+1 - +1 - +2} | Res: 9
Líder nato. Experimentado luchador de corta distancia. Planificador. Difícil de alterar.



Inventario:
Espada ancha
Espada Clan Yotsuki
Kunais (x10)
Sellos explosivos (x3)
Bomba de humo (x2)



Jutsu oculto x1
Físico completo



Inuzuka Hakui - Yasa:

Inuzuka Hakui

"— Casi… seguro. Pero hay algo diferente. Huele distinto. —"
Edad: 16 años



Clan: Inuzuka
Especialidad Taijutsu {Camino del Colmillo y la Garra}
Elemento: Katon
Rango: Genin
Feudo: N/A – Afiliación desconocida – Alineamiento desconocido

Nin: 7 | Gen: 5 | Tai: 10 {+1} | Vel: 10 {+2} | Fuer: 6 | Res: 9
Buen luchador en equipo. Soporte sensorial gracias a su olfato. Algo impulsivo.



Inventario:
Bomba de luz (x2)
Shurikens (x10)
Kunais (x3)
Sellos explosivos (x1)
Píldora del soldado (x2)

Nota: No son visibles a simple vista, ni siquiera escrutando los árboles con detenimiento. Sólo Sona puede detectarlos (a él y a Yasa) con su habilidad pasiva.



Jutsu oculto x1
Físico completo


Yasa


Edad: 8 meses



Clan: Inuzuka
Especialidad Taijutsu {Camino del Colmillo y la Garra}
Elemento: N/A
Rango: Koinu {Genin}
Feudo: N/A – Afiliación desconocida – Alineamiento desconocido

Nin: 5 | Gen: 5 | Tai: 9 {+1} | Vel: 10 {+2} | Fuer: 4 | Res: 7
Buen luchador en equipo. Soporte sensorial gracias a su olfato. Algo impulsivo.

Físico completo

Narrador
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: ❁Hojas por aqui, hojas por alla❁

Mensaje por Kibamaru el Jue Oct 19, 2017 5:16 am




Aparentemente la idea principal de pasar desapercibidos, y evitar todos los problemas del camino ya se habia ido por el caño. - Solo el paso de cargamentos humanitarios, ¿A qué llamas humanitario?, ¿No es el un humano? – Dije respondiendo a la negación de dejarnos pasar del sujeto de pelo rojo.  Al parecer ya era inminente la negación al paso, y por lo tanto tendría que nacer una pelea de aquel desacuerdo. Por la espalda del sujeto que porta una espada emergio un canino de repente, en respuesta tome un kunay y un papel bomba y los uní, pegando el papel al mango del kunay creando un kunay explosivo.

El cuadrupero recien aparecido a mitad de la carrera, un poco más atrás del sujeto de cabellos rojos, cayo, rodando hasta el lado derecho del sujeto, creando en ese momento un ambiente de incertidumbre entre los presentes, aprovechando esa pequeña distraccion lance el kunay con la capacidad de explotar hacia el sujeto portador de la espada.  ¨¿De dónde salió ese perro?¨ Pensé lanzando una mirada por detrás del sujeto de cabellos rojos ¨¿Así que a eso se refería Sona con sus tres chasquidos, una emboscada de tres?, ¿Quién será el otro, otro canino?¨ El kunay previamente lazado sacaria a relucir su particularidad cuando este se encontrace a 100 centimetros de ditancia del hombre de pelo rojo.

Durante el trayecto que recorria el Kunay explosivo otro igual estaba apunto de nacer, por lo que tome otro arma y un nuevo papiro de la misma categoria para unirlos nuevamente y dar paso a un arma arrojadiza explosiva. Aprovechando la cortina de humo que se produciría al momento de la explosion del primer kunay mas la tensión, y la nula vision del sujeto de la espada hacia mi, realizaria una secuencia organizada de posiciones de manos. Y finalmente, el ultimo paso de esta coreografía seria mi entrada a la cortina de humo y polvo a tratar de acabar con unos enemigos posiblemente ya confundidos por la explosion previa. Si todo resultaba bien lograríamos obtener ventaja teniendo en cuenta que mi deduccion sobre la señal dada por Sona momentos atras fuera la correcta.





****:
Stats:
• Ninjutsu: 10
• Taijutsu: 4
• Genjutsu!: 3
• Velocidad: 8
• Resistencia: 3
• Fuerza: 4

Armas:
•Kunais x8
•Papeles bomba x2
•Hilos de alambre

oculto x1
Kibamaru
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: ❁Hojas por aqui, hojas por alla❁

Mensaje por Tempest el Sáb Oct 21, 2017 3:29 pm


Sona, exasperada por la negativa de aquel shinobi, se imaginaba como podía acabar aquel encuentro, por mucho que intentase llevarlo por el otro rumbo. Sin embargo, fue el suspiro que provenía de Anjami, de quien estaba muy cerca, lo que le erizó la piel. No supo por qué o cómo, y realmente no terminaba de entender la situación, pero fue aquel simple suspiro quien desató el caos. Desde un principio tres habían sido los focos de chakra que con su habilidad había captado, pero desde un principio solo uno de esos tres había hecho acto de presencia. En aquellos momentos el segundo emergía de entre los arboles tras el pelirrojo, y su mera naturaleza sorprendió a la Kunoichi. ¿Un perro? No entendía muy bien por qué un canino saltaba al campo que pronto se tornaría bélico, pero si tenía por seguro que aquel animal, no era un perro común y corriente. Pues, si ocupaba un espacio en su campo sensorial, algo especial tenía al fin y al cabo. Aún faltaba alguien más, uno, algún individuo, o animal pues ya no se podía estar seguro, al amparo de lo oculto, esperando por su momento. Y así fue como, con la simple instrucción de aquel can, la situación desemboco en el peor camino…

Como era de esperarse, incluso el canino fue víctima de la trampa que la Yamanaka había tendido. No terminaba de entrar el cuadrúpedo en el campo de acción cuando ya rodaba hasta los pies del pelirrojo. El siguiente en actuar fue Kiba, y desde sus manos un kunai surcaba el aire en pos del pelirrojo, empujado más por la confusión del momento que por la propia mano del Nara. En ese momento Sona pareció dejar de respirar, y por un segundo creyó caer en su propia ilusión, pues lo siguiente que vio fueron unas flechas mordiendo la carne de su compañero.- No esta vez…- Se dijo, y Ethwal volvió a vibrar. Había dado un paso atrás, empujando al diplomático, para cuando el kunai revelaba su naturaleza destructiva y los residuos de este calentaban sus mejillas. Su instrumento yacía extendido ante ella, horizontalmente, mientras el estuche fungía como atrio. Su zurda seguía moviéndose tenuemente sobre la parte izquierda del artefacto. Ethwal parecía llamarla y ella sin vacilar colocó su diestra sobre el espacio que le correspondía. Sus dedos acariciaron la cuerda. En frente, la nube de polvo y humo crecía como un obstáculo entre los presentes. Kiba, a su lado, parecía continuar con su movimiento, Y Sona, dispuesta a apoyar a su compañero, se preparaba para crear el escenario que beneficiase sus intenciones…




¿Reinaría la sorpresa entre los enemigos? ¿Tomaría el desconcierto un lugar en sus cabezas? ¿Sería la confusión el camino a su derrota? Era difícil imaginar la situación desde el punto de ellos, sobre el todo el pelirrojo, quien vería a su perro/compañero caer de repente ante él, y un segundo después, sentir algo estallando en su cara. Difícil también para quien se escondía entre las sombras, pues desde su punto de vista solo vería a sus compañeros ser engullidos, de un momento a otro, por la nube de lo desconocido, viéndose quizás, también envuelto en la explosión que la causó. Pero lamentablemente eso no era todo, y las sorpresas seguirían llegando. El pelirrojo por ejemplo, si aún se mantenía en sus cabales tras semejante ataque a quemarropa, seria testigo de cómo la difusa  imagen de Anjami, aquel hombre al que parecía querer apresar, emergía apacible entre el humo de lo incierto, blandiendo una espada que buscaba, tan serena como la sonrisa de su portador, poner fin a su vida. Aquel oculto entre los arboles no era un excepción, pues vería como su casi irreconocible compañero, quizás por todo el polvo y humo que lo cubría, se movía errante y confuso hacia su posición, profiriendo un – Maldición…- producto más de la sorpresa de verlo que por lo que acontecía en aquel momento. Todo ello mientras el eco del Caos continuaba susurrando en sus oídos notas de desesperación, provenientes, al parecer; de cada hoja, rama y árbol del lugar…


Datos:
Habilidad Pasiva : Desde que comienzan a desarrollar sus habilidades mentales, los ninjas Yamanaka son capaces de detectar el chakra de sus alrededores, usando una variación de la técnica Kenshutsu sin necesidad de especializarse en técnicas sensoriales, esto debido a que algunas de sus técnicas están estrechamente relacionadas con la detección de individuos; sin embargo, su capacidad sensorial innata es bastante reducida en comparación a un especialista en esta área. Genin: 100 metros.

Oculto Revelado: Ninpo, Kankyō akuma (Arte ninja, entorno endemoniado):
Este genjutsu auditivo requiere que el usuario se encuentre quieto en un lugar, más no afectará el movimiento del oponente. Sin dejar de ejecutar la melodía, el usuario será capaz de manipular el entorno a placer con su genjutsu. De esta forma, puede hacer creer al oponente que no existe un árbol que en realidad existe, o que hay una pared entre ellos. Se podrá mantener este genjutsu por un máximo de tres turnos. [2/3]

Oculto: x1

Stats:
• Ninjutsu 9
• Taijutsu 4
• Genjutsu 9
• Velocidad 8
• Resistencia 9
• Fuerza 3

Tecnicas: 7/8

Inventario:
• Hilos de Alambre
• Kunais
• Sellos Explosivos (4)
• Bomba de Humo (2)
• Bomba de Luz (4)
• Garras (2)
Tempest
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: ❁Hojas por aqui, hojas por alla❁

Mensaje por Narrador el Dom Nov 05, 2017 3:01 am


Las notas de la discordia sonaban sin nadie percatarse de ellas. Tejían, para la verdad, un vestido de mentiras cuya cola arrastraba por los suelos y se llevaba a su paso la auténtica forma de las cosas.

De no haber sido por el perro, quién sabe cómo de lejos hubiese podido quedar la realidad. Yasa era un animal ágil, capaz de sobra para enfrentarse a un enemigo por sí mismo, pero, allí estaba, tirado e indefenso. Confuso. Y como él, lo estaban los dos muchachos. Algo lo había derribado, tal vez los enemigos. Acostumbrado al combate, no duró demasiado mordiendo el polvo. Volvió a ponerse de pie, y esta vez usó su fino olfato para guiarse, en lugar de una visión envenenada por la música. Aprovechó la misma cortina de humo que su enemigo, lanzándose hacia este, persiguiendo la hoja cerúlea con la mirada y a Kibamaru con el olfato, que no le fallaba siquiera cuando giraba como un poseso sobre sí mismo.

Kaizen devolvió la mirada a los invasores justo a tiempo. El arma, acompañada de un explosivo regalo, ya estaba demasiado cerca como para simplemente apartarse de su camino. No quedaba otro remedio que malgastar el chakra amasado previamente para enviarla lejos, lo más lejos posible, en dirección a los cielos para evitar la máxima cantidad de metralla posible.
El desenvainar fue rápido gracias a las acciones anteriores y el golpe, seco, retumbó contra la tierra antes de hacer el camino opuesto y lanzar la hoja hacia el cielo. La extensión del brazo diestro, sumada a la de la propia hoja, bastaron para alcanzar el arma momentos antes de que detonase. No sería mucho, pero, al menos evitaría el grueso de la lluvia de esquirlas metálicas, tan peligrosas de repente. Sería, pues, cuestión de aprovechar la cortina de humo creada por aquellos extranjeros para ocultar una media luna de chakra, tan cortante como el viento mismo, que se desprendía en secreto de la hoja exageradamente ancha y cuyo objetivo no era otro que el mismo muchacho cuya mano arrojaba los explosivos.

Faltaba el tercero en discordia. Hakui, cuyas inquietas garras no dejaban de rascar la madera de la rama sobre la que se encontraba, intentaba contenerse, seguir las órdenes por una vez en lugar de desobedecer como era costumbre. Él era el menos afectado por el falso alrededor gracias a la distancia, pero aun así seguía teniendo accesos a este y, por breves instantes, el bosque cambiaba su atropellada geografía a ras de suelo, plagada de raíces retorcidas y arqueadas hacia arriba, para mostrarse como un yermo plano de tierra batida regado por parches de hierba alta hasta los tobillos. Eso lo ponía nervioso, mucho. El remate llegó, claro, cuando vio al cachorro caer de bruces al suelo a pocos metros del pelirrojo Yotsuki.

Impulsado por el vínculo casi prenatal que lo unía al canino de tonos ocres, salió disparado de la rama. Con tan solo un salto recorrió más de seis metros en línea recta. Cuando sus distaban solo un par de metros del suelo, giró con violencia sobre sí mismo, recuperando algo de altura gracias a la turbulencia, superando por muy poco los tres metros de separación con el peligro que suponía la tierra firme. Convertido en un torbellino de garras y dientes afilados, se lanzó hacia delante, en busca de la que arañaba las cuerdas para rasgar el aire con sus notas. A su paso por encima de la cabeza roja, la cola de viento que lo perseguía hizo suya parte de la nube de polvo, convirtiéndose en la cola de ese peculiar cometa plateado. Ese mismo acto ayudó, sin que él lo supiera, a su camarada en apuros, dotándolo de algo más de visión y de un aire menos contaminado del que sí podía dar bocanadas sin toser tanto como antes. Pero esa ayuda ya no servía de nada.

El Yotsuki, sumido en la ilusión como lo estaba, reaccionó de manera inmediata a la presencia del político a muy escasa distancia. Parecía ser alguien, o algo, que lo aterraba enormemente, pues el grito se puso por encima de la melodía durante un segundo. Intentó golpearlo con la zurda empuñando algo que no parecía del todo una espada, más bien una estaca de metal con una punta comparable al aguijón de una avispa gigante. Guiado por el horror de sentir a Anjami tan cerca, lanzó estocada tras estocada sin control, retrocediendo a la par, contra lo que no hacía más que recomponerse a partir del humo, algo que no ayudaba, precisamente, a mantener la calma.

¡Atrás, monstruo! — se le oía gritar tras la cortina de humo.

La batalla pasaba a manos de Yasa y Hakui, los únicos capaces de pasar a través de la cortina ilusoria gracias a su  desarrollado olfato. Kaizen estaba fuera de combate, al menos, de forma temporal.

Off:

Yotsuki Kaizen:


Yotsuki Kaizen

"— ¿Estás seguro de que es él? —"
Edad: 18 ~ 21 años.



Clan: Yotsuki
Especialidad Kenjutsu { Arte Feroz – Arte de Manejo Libre}
Elemento: Raiton
Rango: Genin
Feudo: N/A – Afiliación desconocida – Alineamiento desconocido

Nin: 7 | Gen: 4 | Tai: 10 {+1} | Vel: 10  | Fuer: 10 {+1 - +1 - +2} | Res: 9
Líder nato. Experimentado luchador de corta distancia. Planificador. Difícil de alterar.




Inventario:
Espada ancha
Espada Clan Yotsuki
Kunais (x10)
Sellos explosivos (x3)
Bomba de humo (x2)



Hagen: Engetsu (刃弦×偃月, Blade Chord: Cuarto Creciente).  (Jutsu oculto revelado)
Impregnando su arma de chakra, el usuario será capaz de expulsar desde el filo de la misma una medialuna formada de chakra en dirección a su oponente. Esta medialuna será capaz de recorrer un máximo de siete metros antes de desvanecerse, provocando destrozos a su paso. Mientras más cercano se encuentre el oponente del ejecutor, más daño recibirá por el corte. Aquellos que tengan armas punzantes (como lanzas y tridentes) podrán lanzar picos de chakra que, aunque abarquen un área menor, poseerán un poder mayor al encontrarse concentrado todo el poder en un punto más estrecho.
En caso de las flechas o pequeñas armas arrojadizas (dagas, kunais), el arma en si se verá rodeada de este poder, provocando efectos similares a las armas punzantes sumadas a la potencia que poseerán las mismas como proyectiles. Por ejemplo, de verse detenidas por armas comunes, podrán rebasarlas fácilmente.
Gennin: Una sola media luna / Pico de chakra / Arma arrojadiza o flecha.

Físico completo



Inuzuka Hakui - Yasa:

Inuzuka Hakui

"— Casi… seguro. Pero hay algo diferente. Huele distinto. —"
Edad: 16 años



Clan: Inuzuka
Especialidad Taijutsu {Camino del Colmillo y la Garra}
Elemento: Katon
Rango: Genin
Feudo: N/A – Afiliación desconocida – Alineamiento desconocido

Nin: 7 | Gen: 5 | Tai: 10 {+1} | Vel: 10 {+2} | Fuer: 6 | Res: 9
Buen luchador en equipo. Soporte sensorial gracias a su olfato. Algo impulsivo.



[i]Inventario:
Bomba de luz (x2)
Shurikens (x10)
Kunais (x3)
Sellos explosivos (x1)
Píldora del soldado (x2)


Técnicas

Tsūga (通牙, colmillo perforador):
El ninja Inuzuka concentra chakra alrededor de su cuerpo para luego salir disparado hacia el enemigo, girando sobre sí mismo como un proyectil. Para que ésta técnica tenga éxito, cuentan tanto la velocidad de desplazamiento del ninja como la fuerza aplicada al dar el giro. Esta técnica, n o es mortal, pero si impacta al oponente, hará un daño considerable que le permitirá seguir luchando, pero no de forma cómoda.

Jutsu oculto x1
Físico completo


Yasa


Edad: 8 meses



Clan: Inuzuka
Especialidad Taijutsu {Camino del Colmillo y la Garra}
Elemento: N/A
Rango: Koinu {Genin}
Feudo: N/A – Afiliación desconocida – Alineamiento desconocido

Nin: 5 | Gen: 5 | Tai: 9 {+1} | Vel: 10 {+2} | Fuer: 4 | Res: 7
Buen luchador en equipo. Soporte sensorial gracias a su olfato. Algo impulsivo.

Técnicas

Ninken Ninpo, Ko-Tsuuga (忍犬忍法・ 小通牙 arte ninja canina, pequeño colmillo perforador):
Esta es una variante del Tsuuga, la cual puede ser utilizada por el Ninken sin la necesidad de estar transformado. Como esta es efectuada por un cachorro, el daño de esta técnica será considerablemente menor, haciendo únicamente cortes poco profundos, que solo dificultaran el procedimiento de la batalla e impulsaran al enemigo.

Físico completo

Narrador
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: ❁Hojas por aqui, hojas por alla❁

Mensaje por Tempest el Sáb Nov 18, 2017 9:42 pm


La explosión acalló la música en un instante. El autoritario estallido reclamó para sí mismo toda la atención en aquel improvisado concierto. Ni siquiera una hoja osó desprenderse de su rama. Era tan absoluto el silencio que incluso el corazón latía con timidez por temor a romper el momento. Etwahl mismo quedó mudo. Silente el instrumento. Inmóvil la virtuosa. Sencillo era entender lo que acaba de pasar. Difícil el procesarlo. Pocas cosas escapaban al radar de la fémina, que aunque limitado, resultaba en extremo útil. Así pues fue detectado el foco de chakra que emergía de su compañero, Kibamaru, entendiendo que este acababa de crear uno de sus ya conocidos clones. Peculiares sí, pero simples al fin y al cabo, podrían dar una ligera sorpresa al rival pero nada más. Claro que el cómo se aprovechara dicha sorpresa dependía de la imaginación del usuario. No tenía idea la kunoichi, mientras vestía con sus notas a su pseudo-compañero, que el clon en cuestión era portador de un sello explosivo. La naturaleza per se de la copia aseguraría el daño de la detonación en cuanto se revelase la trampa. Ni siquiera el más ávido lograría avistar el engaño a tiempo. Y fue la culminación de aquel movimiento, exitosa en apariencia, lo que finalmente eclipsó la armonía y dio génesis a la aflicción…

El daño de la primera explosión había sido evadido. Pero el de la segunda… Estaba en serias dudas. Sona misma conocía las consecuencias de tal detonación a quemarropa. Ello había causado la ausencia de la música. La sola estrategia llevada a cabo la había dejado muda tanto de palabras como de acciones. Sus finos dedos, porcelanas delicadas de tonalidades vidriosas, yacían inamovibles sobre las cuerdas de su preciado instrumento. Era tal la sorpresa de la fémina que hasta respirar había olvidado. Empero aquello no había sido todo lo ocurrido. Segundos antes del estallido, aun estando el enemigo cubierto por los restos de la primera explosión, tres ataques se habían dado génesis al amparo del desconcierto. Uno de ellos desde el pelirrojo y el otro desde el can mismo, los cuales seguían una trayectoria que los llevaría hasta el albino; Kiba, quien ya había efectuado su movimiento. El tercero iba dado por el miembro desconocido que aún se mantenía en las sombras, y a juzgar por su veloz trayectoria; la Yamanaka, quien vestía de fantasía la realidad, sería su destino. Entonces, cuando los ataques surcaban el espacio buscando a Kiba y el desconocido se superponía a la posición del pelirrojo, El Caos entró en escena con resonante autoridad. Si bien la potencia de la explosión se ensañaría con el pelirrojo, cualquiera esperaría que mermase el avance del tercer desconocido, quien se proyectaba hacia la peli azul en forma de un torbellino imparable. Sona, confusa, permanecía inmóvil, mientras seis simples metros la separaban del impacto. Correr le gritaba su cuerpo, y apunto estaba de ceder a la desesperación cuando se dio cuenta de que en aquel preciso momento ella, y solo ella, fungía como escudo, y que si simplemente se apartaba de la trayectoria del ataque, su protegido sería quien recibiese el golpe. Cerró los ojos abatida, ¿Se habría roto la porcelana? Mientras carne y cuerda volvían a unirse, el viento generado por el ataque enemigo, que ya había recorrido más del cincuenta por ciento de la distancia, acariciaba las trémulas mejillas de la fémina. Ella, que se había sentido aligerada cuando el chakra abandonó su cuerpo, tan solo esperaba el choque…


“Solo tú puedes oírme invocador, ¿Qué obra maestra vamos a tocar hoy?”



El impacto fue súbito, seco, levantando una polvareda en el proceso. Tan solo una nota del instrumento, firme, sostenida y expectante, volvía a ser el eje central de la batalla. Etwahl había dado buena cuenta del chakra amasado por la kunoichi. Ethwal mismo había protegido a su portadora, mientras que esta a su vez cubría a su protegido. Ethwal había actuado. Eso habría jurado Sona, quien aun con los ojos cerrados, se dejaba llevar de la melodía que en aquel momento, más que con sus dedos, tocaba con su confuso corazón. Mientras el polvo se dispersaba y la melodía se acrecentaba, partes de aquello que había recibido el impacto poco a poco eran mostradas. Piernas largas y finas, recubiertas con un pelaje oscuro, acabadas en garras firmemente ancladas en la tierra. Una cola oscilante, flexible, extensa, que con cada batir limpiaba el polvo del aire. Gruesas alas, tan negras como las plumas de un cuervo, extendidas cuan largas eran y aferradas a los arboles más cercanos. Piel pálida, como el papel. Agujero en el pecho, vacío como su alma. Cuernos finos y delicados, tan exóticos como peligrosos. Aquello a lo que algunos tildaban de “demonio” y que Sona llamaba “amigo” se había desplazado de su plano astral al plano real tan solo por la necesidad de su usuaria. Un metro los separaba. Con los brazos cruzados en el frente quería recibir y detener el ataque enemigo. ¿De lograrlo? No sería sorpresa. Piernas y alas fungían en aquel momento como estabilizadores, anclándolo en el sitio en un intento de apoyar su labor como escudo. Su cola vibró con fuerza, reaccionando a un acorde de la artista, y como respondiendo a la pregunta no formulada corrió a enroscarse en el enemigo giratorio. Sobre torso y piernas se enrollaría. Torso y piernas debía inmovilizar. De mermar el impulso inicial, sus brazos abandonarían su posición, y sobre hombros y cabeza se cerrarían. Hombros y cabeza debía fijar. Formado por la mismísima esencia del chakra. Alimentado por las habilidades ilusorias de la fémina. Comandado por las notas espectrales de una Sona en trance. ¿Sería aquel ente por fin el elemento disuasorio para el enemigo?...


Datos:
Habilidad Pasiva : Desde que comienzan a desarrollar sus habilidades mentales, los ninjas Yamanaka son capaces de detectar el chakra de sus alrededores, usando una variación de la técnica Kenshutsu sin necesidad de especializarse en técnicas sensoriales, esto debido a que algunas de sus técnicas están estrechamente relacionadas con la detección de individuos; sin embargo, su capacidad sensorial innata es bastante reducida en comparación a un especialista en esta área. Genin: 100 metros.

Oculto Anterior:Ninpo, Kankyō akuma (Arte ninja, entorno endemoniado) Finalizado.

Oculto Revelado: Mateki: Genbusō Kyoku (Instrumento demoníaco: Melodía Manipuladora Ilusoria de guerreros) [Nivel 1]:
Este es un genjutsu antiguo, que está en el límite entre el Genjutsu y el Ninjutsu. Mediante el mismo, el usuario será capaz de invocar demonios desde otro plano astral, los cuales serán enteramente formados de chakra. El chakra que forma a los demonios, será manejado mediante la melodía ejecutada por el usuario, utilizando su instrumento como catalizador. De esta forma, los demonios serán controlados por el usuario a placer. Todos los demonios deben ser creados en el apartado de “creación de jutsu”, especificando que son para esta técnica. El tamaño de los demonios podrá variar, y tanto la estética como el arma que posean los demonios quedarán enteramente a elección del usuario. Estos demonios no tienen habilidades especiales y generalmente tienen sus ojos vendados. El daño ocasionado por estos demonios será real.

A este nivel, el usuario podrá invocar un solo demonio y manejarlo por tres turnos antes de tener que volver a ejecutar esta técnica.

Nota: El usuario podrá moverse libremente mientas ejecuta esta técnica, más no podrá ejecutar otra técnica al mismo tiempo.

Demonio:
Demonio: Loneliness
Rango: Gennin
Tipo: Genjutsu-Ninjutsu
Sellos: -
Descripción: Se trata de un demonio humanoide de impactante figura. Alcanza los tres metros y medio de altura. Posee un par de cuernos blancos que nacen de sus sienes y alcanzan los treinta centímetros de largo por tres de ancho. Está prácticamente desnudo, la mayoría de su cuerpo blanco queda recubierto por un pelaje negro. Destacan en él, además de los cuernos, un agujero que tiene en el centro del pecho, alas negras de murciélago que cubren su espalda y una cola fuerte y flexible que alcanza los tres metros de largo.

Es, en primera instancia, un demonio destinado a la protección. A pesar de ser notablemente rápido, destaca más por su resistencia. Toda su piel es extremadamente dura, capaz de recibir el impacto de armas y golpes convencionales sin mostrar daño alguno. Pero esto no implica el que pueda luchar si ha de hacerlo, pues tiene a su disposición distintas herramientas para la ofensiva. Por ejemplo, es capaz de materializar una lanza tan larga como alto es él para usarla en el combate. Además de que por su mero tamaño sus golpes son algo a considerar y puede, por otra parte, usar su cola cual látigo letal.

Es un demonio que representa la Soledad del usuario. Todo él transmite lo que la soledad misma representa. En vuelto en un aire melancólico y taciturno, arrastra consigo al campo de batalla el sentimiento de ser abandonado (Mera Estética). No emite palabra alguna, pues al igual que su usuario, es completamente mudo. Sin embargo un solo vistazo a sus verdes y vacíos ojos es suficiente para que el enemigo se sienta solo en el mundo(Nuevamente, Mera Estética; no supone ninguna ventaja en batalla). Podría decirse que entabla una comunicación telepática con el invocador, sin embargo esto no es más que los pensamientos del propio usuario. Una especie de comunicación consigo misma desde otra perspectiva.

Stats:
• Ninjutsu 7
• Taijutsu 4
• Genjutsu 10
• Velocidad 9
• Resistencia 9
• Fuerza 3

Tecnicas: 6/8

Inventario:
• Hilos de Alambre
• Kunais
• Sellos Explosivos (4)
• Bomba de Humo (2)
• Bomba de Luz (4)
• Garras (2)

Loneliness:

Tempest
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: ❁Hojas por aqui, hojas por alla❁

Mensaje por Kibamaru el Jue Nov 23, 2017 5:44 am




El falso y recién nacido Kibamaru logro colarse y acerarse hacia el sujeto alto de pelo rojo pero no totalmente desapercibido, cuando estuvo lo suficientemente cerca se pudo sentir un viento que ayudo a despejar la corina de humo,  allí dentro, el sujeto al visualizar al clon con un pedazo de metal en su mano intentaba alejarlo, lanzando punzadas y estocadas inciertas, llenas de desesperación y miedo, era notable hasta para un ciego que aquel semblante de confianza y autoridad que poseía aquel hombre ya no era más que una máscara que se había despegado de su rostro, ahora portaba la máscara del miedo, del terror. Y es que al ver al falso Kibamaru,aquel sujeto parecía haber visto a la mismísima muerte parada frente a el. Gracias al miedo expresado por el Joven de pelaje rojizo  y sus ganas concentradas más en mantenerme lejos que "herirme" fue fácil esquivarlas de una lado a otro mientras, al mismo tiempo, ¨me¨ iba a cercando a el poco a poco, cuando obtuve la cercanía que deseaba deje que acertara su estocada al pecho. Tal vez causaria satisfacción dentro de aquel hombre, pero todo aquello duraria poco cuando el efecto secundario del clon se activara, pues al acertar el golpe, aquel hombre habia firmado con nombre y apellido su sentencia de muerte. Y es que al desvanecerse el clon este se apodero de la sombra del sujeto de pelo rojo, logrando retarda sus movimientos por un momento, lo suficiente para que el kunay que llevaba el clon previamente preparado por mi yo original le detonara a quemarropa y logrará sacarlo del combate.

Mientras aquel escenario se proyectaba adentro de la cortina de humo, afuera, en el escenario que se encontraba el Kiba real se proyectaba otra cosa. Hacia mí se dirigía un ataque, accion que me tomo por sorpresa, no me la esperaba, mucho menos luego de enviar al clon, el ataque enemigo consistia una especie de onda que logre evadirla, por puro instinto, rodando hacia un lado lo más rápido que pude, termine sentado en el suelo pero un poco más a la izquierda, cuando quise tratar de levantarme ya se acercaba un segundo ataque, uno proviniente del can. El perro se encontraba en una carrera hacia mí  y estaba cerca. Estaba en una posicion algo incomoda para defender, estaba mal posicionado debido al forzado movimiento anterior y al tiempo inexistente que tenia ñara realizar posiciones de manos, mi unica opcion era recibir el ataque, pero hacerlo de una manera que sea menos dolorosa para mi, cosa que pueda resistirlo. Para ello di un aplauso lo más rápido que pude y luego separe las palmas formando un arco entre ambas manos, cuando el perro lograra estar en contacto con dicho arco lo que haria manteniendo la técnica seria, tomar por el cuello, apretarlo y retenerlo con toda la facilidad que mi fuerza y la tecnica me permitieran. Era obvio que no era un perro normal, de igual forma no sabía se llegaría a comprender mis palabras, mucho menos obedecerlas, pero en este momento no estaba de más intentar y de igual manera por la emoción del momento le dije: - Mejor no te muevas...- Empecé, prestando atención a cada fibra muscular del can. - ¿Acaso no sabes que perro electrocutado no muerde? - EL mensaje que quería transmitirle al can era claro... En un momento por un instante voltee mi mirada con dirección hacia Sona para ver cuál era su situación por el momento. Al parecer se estaba encargando del tercer individuo. ¨Por lo menos ese viejo desquiciado pudiera ayudar¨ Pensaba en Anjami, el viejo que no hacía más que quejarse de la situación. ¨Si no fuera por Lord Ikeda lo hubiera entregado a la primera.¨





**:
Stats:
• Ninjutsu: 10
• Taijutsu: 4
• Genjutsu!: 3
• Velocidad: 8
• Resistencia: 3
• Fuerza: 4

Armas:
•Kunais x8
•Papeles bomba x2
•Hilos de alambre

tecnicas 4/6

Jutsu: Clon de penumbras:
Luego de una serie de sellos, la sombra del ejecutor se extiende unos centímetros. Dejando salir de esta un clon, este se verá y podrá hablar como si se tratara del mismo usuario. Podrá realizar técnicas de clan de su nivel (consumen chakra del creador) y portar armas, su fuerza y velocidad dependen del ninjutsu del creador. Otra característica de este clon, es que al ser destruido su sombra queda en el campo de batalla para tomar posesión de la sombra del individuo que logre destruirlo, moviéndose hasta él. Esta sombra puede recorrer un máximo de 5 metros (+2 por rango extra del ninja) antes de desaparecer. Estos clones son sumamente frágiles pudiendo soportar sólo un golpe y además particularmente sensibles a la luz directa la cual podría deshacerlos si el ninjutsu del creador es bajo. El efecto de posesión de sombra dura un turno, pero los individuos que posean una fuerza igual o mayor al ninjutsu del creador podrán liberarse. Los dojutsus no pueden distinguir estos clones del original, otros tipos de sensoriales si.

Genin: 1 clon.

Raiton: Jibashi (雷遁・磁場死, Elemento Rayo: Asesinato Electromagnético):
[No progresiva | Ninjutsu]
El usuario inicia la técnica juntando sus manos a modo de aplauso. Seguidamente las separa y forma entre ellas un arco eléctrico de alto voltaje con el cual, al mantener contacto físico, puede adormecer los músculos de su rival. Ésta técnica puede afectar a varios enemigos a la vez, tantos como el propio usuario sea capaz de abarcar abriendo sus brazos -como si pretendiese abrazarlos en lugar de freírlos con una descarga eléctrica-. No requiere sellos, pero sí ejecutarse de la manera antes descrita. El aturdimiendo por contacto con el arco eléctrico dura un turno y, aunque no impide totalmente el movimiento, hace que sea difícil moverse durante ese mismo turno, volviendo las acciones lentas y descoordinadas. El impacto reduce en dos puntos la velocidad durante un turno.

off:
Very Sorry Por la tardanza xd
Kibamaru
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: ❁Hojas por aqui, hojas por alla❁

Mensaje por Narrador el Vie Dic 01, 2017 1:46 am


El humo, aunque cada vez más disperso, seguía siendo suficiente para ocultar las acciones de unos y de otros.

Kaizen seguía fuera de sí, lanzando estocadas a diestro y siniestro contra el, por algún motivo, aterrador ministro. Su cara, descompuesta, encontró cierto alivio cuando una de las puñaladas hendió en algo más que la nada. Notó presión en la punta. No lo dudó y apretó hasta el fondo con todas sus fuerzas, con una rabia que se deshizo en cuanto el chakra ajeno, en forma de sombra, trepó a través de sus dedos hasta su brazo, de ahí a su torso y finalmente reptó a través de este hasta el suelo, a su sombra.
Cuando se vio atrapado y escuchó el sello empezar a quemarse, supo que estaba perdido si se rendía. La ilusión había terminado, volvía a ser dueño de lo que veía -no demasiado, a causa del humo-, y de lo que sentía.
Sacó fuerzas de flaqueza para retomar el espadón con la diestra y ponerlo delante de él, justo donde estaba la trampa explosiva. Le costó, por supuesto, pues a pesar de su fuerza desmedida, el control de quien estaba llevando a cabo esa técnica era, sin lugar a dudas, envidiable, pero aun así consiguió evitar el grueso de la deflagración y la metralla tras el muro de metal, viéndose sólo afectado en una pierna y un brazo, que quedaron, además de con feas quemaduras, bañados por la lluvia de esquirlas metálicas. Su grito de dolor lo invadió todo durante un breve instante antes de apagarse.

Pero aunque su primer ataque había tenido un efecto muy cercano al esperado, jamás debería haberse confiado tanto con los dos que todavía estaban dispuestos a darlo todo en el campo de batalla. La pareja Inuzuka de perro y humano guardaba tantas sorpresas como pulgas.

En una mínima fracción de tiempo, las posiciones de ambos cambiaron. Hakui se puso en el lugar de Yasha y viceversa. El perro, demasiado pequeño y con un giro, por necesidad, más rápido, escapó de las garras del pálido demonio de alas curtidas. Impactó directo en su pecho y más allá de pretender destruirlo con sus garras y colmillos, todavía jóvenes, hizo gala de inteligencia usando su nueva posición más cercana al ministro y a la ilusionista. La técnica de marcaje dinámico quizá no fuese lo más elegante de todo el mundo ninja, pero cumplía su función, o así lo esperaba Yasha mientras se meaba encima del convocado cuando todavía no había dejado de girar, esparciendo una lluvia de chorros dorados sobre las cabezas de sus enemigos.

Hakui, mientras tanto, siguió su poderosa rotación y atravesó el arco eléctrico mientras apretaba los dientes de dolor. Todos sus músculos se contrajeron de repente, permitiéndole sentirse inmóvil en el aire, a pesar de seguir siendo una vorágine de garras y dientes que un segundo después se estrelló contra el pecho de Kibamaru. El de las marcas en las mejillas lamentó no tener la fuerza de su padre, o la velocidad de su hermano mayor, pues de ser así hubiese atravesado a aquel condenado como a un muro de arcilla fresca. Sin embargo, las heridas que causó tampoco fueron para despreciarse. El ninja del feudo más joven del mundo tardaría en recuperarse, le quedarían cicatrices de arañazos por doquier a modo de recuerdo del poder salvaje.

Habiendo llevado a cabo sus ataques, los dos retrocedieron. Kibamaru, en el suelo y retorciéndose de dolor por las heridas, no pudo hacer nada para evitar que su rival llegase hasta el compañero herido y le echase la mano al hombro; Tempest seguía privada de la vista por la nube de humo de la nueva explosión, con lo que sólo pudo ver a Yasha rebotar en el pecho de su invocación justo antes de que esta pudiese echarle el guante, volviendo a girar en el aire para perderse dentro de la nube de humo junto a los otros dos.

Se retiraban. Reconocían el poder de la pareja de los Campos de Arroz y no estaban dispuestos a dar sus vidas en vano en mitad de un bosque, donde sus familias jamás podrían recuperar sus cuerpos para darles el merecido descanso.

O eso… se suponía.

Tal vez Tempest, si se acercaba para atender las heridas de su viejo amigo, lograse ver, una vez disipado el humo, cómo los trozos de un pergamino estaban peligrosamente cerca de uno de los fuegos causados por la explosión. Podía salvarlos todos, a pesar de ser muchos, y quizá más adelante intentar juntarlos. En el mejor de los casos, ofrecerían una respuesta a la táctica de ataque y retirada de sus, ahora, malheridos enemigos.

Off:

Yotsuki Kaizen:


Yotsuki Kaizen

"— ¿Estás seguro de que es él? —"
Edad: 18 ~ 21 años.



Clan: Yotsuki
Especialidad Kenjutsu { Arte Feroz – Arte de Manejo Libre}
Elemento: Raiton
Rango: Genin
Feudo: N/A – Afiliación desconocida – Alineamiento desconocido

Nin: 7 | Gen: 4 | Tai: 10 {+1} | Vel: 10  | Fuer: 10 {+1 - +1 - +2} | Res: 9
Líder nato. Experimentado luchador de corta distancia. Planificador. Difícil de alterar.




Inventario:
Espada ancha
Espada Clan Yotsuki
Kunais (x10)
Sellos explosivos (x3)
Bomba de humo (x2)



Hagen: Engetsu (刃弦×偃月, Blade Chord: Cuarto Creciente).  (Jutsu oculto revelado)
Impregnando su arma de chakra, el usuario será capaz de expulsar desde el filo de la misma una medialuna formada de chakra en dirección a su oponente. Esta medialuna será capaz de recorrer un máximo de siete metros antes de desvanecerse, provocando destrozos a su paso. Mientras más cercano se encuentre el oponente del ejecutor, más daño recibirá por el corte. Aquellos que tengan armas punzantes (como lanzas y tridentes) podrán lanzar picos de chakra que, aunque abarquen un área menor, poseerán un poder mayor al encontrarse concentrado todo el poder en un punto más estrecho.
En caso de las flechas o pequeñas armas arrojadizas (dagas, kunais), el arma en si se verá rodeada de este poder, provocando efectos similares a las armas punzantes sumadas a la potencia que poseerán las mismas como proyectiles. Por ejemplo, de verse detenidas por armas comunes, podrán rebasarlas fácilmente.
Gennin: Una sola media luna / Pico de chakra / Arma arrojadiza o flecha.

Físico completo



Inuzuka Hakui - Yasa:

Inuzuka Hakui

"— Casi… seguro. Pero hay algo diferente. Huele distinto. —"
Edad: 16 años



Clan: Inuzuka
Especialidad Taijutsu {Camino del Colmillo y la Garra}
Elemento: Katon
Rango: Genin
Feudo: N/A – Afiliación desconocida – Alineamiento desconocido

Nin: 7 | Gen: 5 | Tai: 10 {+1} | Vel: 10 {+2} | Fuer: 6 | Res: 9
Buen luchador en equipo. Soporte sensorial gracias a su olfato. Algo impulsivo.



[i]Inventario:
Bomba de luz (x2)
Shurikens (x10)
Kunais (x3)
Sellos explosivos (x1)
Píldora del soldado (x2)


Técnicas

Tsūga (通牙, colmillo perforador):
El ninja Inuzuka concentra chakra alrededor de su cuerpo para luego salir disparado hacia el enemigo, girando sobre sí mismo como un proyectil. Para que ésta técnica tenga éxito, cuentan tanto la velocidad de desplazamiento del ninja como la fuerza aplicada al dar el giro. Esta técnica, n o es mortal, pero si impacta al oponente, hará un daño considerable que le permitirá seguir luchando, pero no de forma cómoda.

Jutsu revelado:
Jutsu Reemplazo de Cuerpo (変わり身の術, Kawarimi no Jutsu)


Físico completo


Yasa


Edad: 8 meses



Clan: Inuzuka
Especialidad Taijutsu {Camino del Colmillo y la Garra}
Elemento: N/A
Rango: Koinu {Genin}
Feudo: N/A – Afiliación desconocida – Alineamiento desconocido

Nin: 5 | Gen: 5 | Tai: 9 {+1} | Vel: 10 {+2} | Fuer: 4 | Res: 7
Buen luchador en equipo. Soporte sensorial gracias a su olfato. Algo impulsivo.

Técnicas

Ninken Ninpo, Ko-Tsuuga (忍犬忍法・ 小通牙 arte ninja canina, pequeño colmillo perforador):
Esta es una variante del Tsuuga, la cual puede ser utilizada por el Ninken sin la necesidad de estar transformado. Como esta es efectuada por un cachorro, el daño de esta técnica será considerablemente menor, haciendo únicamente cortes poco profundos, que solo dificultaran el procedimiento de la batalla e impulsaran al enemigo.

Ninken Ninpō, Dainamikku Mākingu (忍犬忍法・ダイナミックマーキング, arte ninja canina, marca dinámica): El ninken orina sobre un objetivo, márcandolo con un fuerte olor que es fácil de rastrear. La habilidad de un canino al "levantar la pata" es muy elevada, ya que son capaces de hacerlo de forma muy precisa, marcando varios objetivos a la vez. Si la orina llega a los ojos del rival, éste tendrá dificultad para ver en el siguiente turno.

Físico completo


Off:


¡Perfecto! :D

Aunque el combate se ha alargado un poco más de lo que me hubiese gustado, ya ha terminado. Lo que no quiere decir que yo haya terminado con vosotros.

Ahora debéis retomar vuestro viaje hasta este tema, o lo que es lo mismo, postear ahí para finalizar el recorrido y dejar a Anjami en territorio aliado.

Claro está, eso por sí mismo no tendría gracia, ¿no?

Aquí tenéis el puzzle que encuentra Tempest. (Os recomiendo Mozilla Firefox o Google Chrome, dado que usa Flash. Si como yo usais Opera u Opera Beta, tendréis que instalar dicho plug-in.


Tenéis 48h de plazo máximo para resolverlo y enviarme la solución (una captura de pantalla bastará) por MP o Skype, lo que mejor os venga. Puede parecer un plazo estricto, pero os aseguro que es posible (yo he hecho el puzzle antes. No he tardado más de 20-30m).

Pasado ese plazo, no la aceptaré y perderéis información adicional sobre lo que sea que diga ese pergamino.

¡Mucha suerte! :D

P.D. Antes de postear en el tema indicado, deberéis resolver el puzzle. Si posteáis sin enviarme la solución daré por hecho que habéis pasado de esta oportunidad y ocurrirá lo mismo que si no me enviáis la susodicha captura. :B
Narrador
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: ❁Hojas por aqui, hojas por alla❁

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.