¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Naruto Rises (Afiliación Elite)
Ayer a las 6:31 pm por Invitado

» Mozart, El virtuoso
Ayer a las 6:07 pm por Gakumon

» Vientos que traen las nubes - Viaje VI - | ❁ |
Ayer a las 5:39 am por Zhorin Kashu

» Nobility and diplomacy. — ❁
Ayer a las 4:57 am por Narrador

» CLOSER +18 [Cambio de botón — Élite]
Ayer a las 3:12 am por Invitado

» Entrenamientos.
Dom Oct 22, 2017 5:49 pm por 2D

» Misiones de farlek
Dom Oct 22, 2017 5:22 pm por Gakumon

» [Viaje] Lluvia- Fuego - Arrecifes
Sáb Oct 21, 2017 8:31 pm por Hikari Kaguya

» Misiones de Yuna
Sáb Oct 21, 2017 8:25 pm por Ichimaru

» Toxicologia de Tsu
Sáb Oct 21, 2017 7:11 pm por Tsuchinoko

» Encuentro con Rein-chan, los hermanos Orochi se encuentran
Sáb Oct 21, 2017 6:46 pm por Tsuchinoko

» ❁Hojas por aqui, hojas por alla❁
Sáb Oct 21, 2017 3:29 pm por Tempest

» Kuchisake 血液 Alma Celestial
Sáb Oct 21, 2017 12:58 pm por Gakumon

» D E S T R O Y ;
Sáb Oct 21, 2017 9:37 am por 2D

» Y fueron tres
Sáb Oct 21, 2017 6:14 am por Suru Hozuki

» ❁Entrando en tierras enemigas❁
Sáb Oct 21, 2017 3:08 am por Narrador

» No es solo una pelea II [C]
Vie Oct 20, 2017 8:41 pm por Kurosaki

» Misiones // Arata
Vie Oct 20, 2017 6:17 pm por Ichimaru

» Automision
Vie Oct 20, 2017 6:15 pm por Ichimaru

» [Viaje] Lluvia - Fuego - Arrecifes
Vie Oct 20, 2017 5:38 pm por Hikari Kaguya

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


Entrenando mientras espero

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Entrenando mientras espero

Mensaje por Nathan Nendo el Mar Sep 19, 2017 11:10 pm

Al cumplir los 14 años, las enfermeras no podían mantenerme más en el orfanato, de manera que me pidieron amablemente que me fuera, a lo que accedí, no con mucho gusto, pero se habían portado bien conmigo y no era razón para explotar.

Me despedí de Aura diciendo que volvería a por ella en su cumpleaños. No antes sin mostrar resentimiento a las enfermeras, que, aunque se portaran bien eran muy estrictas con eso, no admitían a nadie de más de esa edad y siempre cuando alguien cumplía esa edad lo echaban, les daba igual la condición física o mental del niño. Pero alegaban que era porque era necesario para el espacio. Pero la cama de mi lado estaba vacía desde hace dos meses y cada vez se adoptaban menos niños, y llegaban muchos pequeños. Supongo que sería por la guerra o los ataques.

Me fui a la aldea más cercana y entre en una posada, encontré al posadero y le pregunté que si podía trabajar con él unos meses a cambio de alojamiento y comida, no parecía muy de acuerdo conmigo ya que las vestimentas le decían que no era un niño normal y corriente sino un ninja.

-No pareces un niño, sino uno de esos asesinos que rondan por todos lados, y se hacen llamar ninjas.

-Todavía no soy un ninja, pero no le voy a mentir, mi objetivo es llegar a ser uno, pero primero tengo que esperar a mi compañera, que está en el orfanato que está cerca.

El hombre parecía sorprendido.

- ¿Vienes del orfanato?.

- Sí, mis padres fueron asesinados en frente mía, y me llevaron al orfanato una enfermera que me encontró inconsciente.

- ¿Cuánto tiempo tardará en salir tu amiga?

- Dos meses.

- Bueno si son dos meses puedes trabajar aquí pero no esperes que te pague nada, solo te daré alojamiento y comida.

Al momento asentí. No podía decir que no si no quería morir de hambre o de frio, la verdad es que muchas opciones no tenia, mi principal preocupación era la necesidad de entrenar, para poder defender a Aura una vez estuviera fuera.
Me dijo que le tenía que ayudar en la comida y la cena, a llevar los platos, es decir, hacerle de camarero. Le pregunte que donde podía entrenar y me dijo que había un bosque no solía ir nadie a las afueras al pie de una montaña, que ese sería buen sitio pero que no mate a nadie que sea un cliente en potencia, a lo que sonreí y le dije que no se preocupara.

Mientras no me tocara turno sabía muy bien lo que iba a hacer, me iba a ir al bosque a practicar mis técnicas.
El entrenamiento principal consistía en mejorar mis jutsus de Doton, es decir, que los clones fueran mejores, el rio más fuerte, etc. Pero también quería mejorar mi manejo de la arcilla explosiva.

Lo primero a lo que me dediqué fue a crear el río contra los árboles, con el propósito de tumbarlos, cosa que no conseguí, debido a que aún soy un principiante. Al principio solo dejaba una lengua de lodo por donde pasaba el rio, cada vez intentaba meter más velocidad y fuerza, hasta el punto que algunos árboles de pocos años de edad se balanceaban, pero no llegaban a quebrarse, después intente partir rocas con la fuerza del caudal, pero apenas producía un leve desgaste, así que me concentré en mantener la técnica más en el tiempo que en la fuerza, cosa que al fin y al cabo del tiempo me permitió conseguir que la roca poco a poco fuera rompiéndose hasta dejar una marca de por donde había pasado el rio en un lateral, pero aún no era lo que buscaba, quería poder desequilibrar a alguien y hacerle caer sin opción a que se  levantara, por lo que tenía que tener más fuerza el río.

Empecé a usar Bushin normales, pero se deshacían con facilidad, de modo que tuve que usar el el Doton Kage Bushin, que aguantaban más, y usaba las rocas como objetos para dañar durante la trayectoria del rio, de manera que los Doton Bushin se chochaban con las rocas hasta que explotaban, pero aun la técnica me parecía floja, por lo que intente hacer más rápida y mantenerla el mayor tiempo posible, chocándolas contra rocas y árboles, los árboles empezaban a resentirse por lo que pare ya que no me interesaba romper algo medio roto, cambié de zona y empecé a realizar lo mismo, con más fuerza, hasta que por fin conseguí partir un tallo de lo que seguramente sería un gran árbol dentro de muchos años. El río dejaba un pequeño rastro de mancha de lodo y los destrozos que pudiera ocasionar. La verdad es que esperaba menos, pero algo es algo, por lo menos sé que a un rival medio lo puedo desequilibrar.

Después empecé a usar tanto clones de tierra como Bushin normales, enfrentándonos entre nosotros de todas las maneras posibles hasta que estallaban y quedaba yo solo, también use los Bushin normales para practicar puntería con las bombas C1 en forma de aves, concretamente colibrís, el Bushin corría de un lado a otro sin parar, dando saltos y piruetas, esquivando los pájaros mientras yo intentaba dirigirlo dentro del ratio de 10m. Usé el bushin de tierra para que con la técnica de Mogurakakuge no jutsu (ocultación como un topo) esquivara mis insectos que iban bajo tierra, mientras yo intentaba darle y explotarlos. Al final me canse de que solo esquivara el clon, así que cree un Nendo Bushin (ya que podía lanzar arcilla explosiva) y nos enzarzamos en combates de lanzar explosiones.

Los pájaros silbaban en mis orejas cuando pasaban rozando y las explosiones hacen pitar mis oídos y entorpecen mi vista. Cuando el clon se deshacía por la falta de arcilla, creaba otro que se enfrentara a mí. Los combates dejaban la zona un poco quemada y sobre todo con mucha falta de plantas y seres vivos, ya que todos solían salir corriendo al oír la primera explosión, por lo que decidí ir a una montaña cercana a entrenar las explosiones de manera que al menos no dañara animales ni entorpeciera su día a día. Cree otro nendo bushin, ambos nos escondimos y empezó la batalla, para empezar, lancé dos arañas bajo tierra y dos colibrís volando. De repente sentí algo raro debajo de mí y salí por los aires, me había explotado un insecto bajo tierra. Aterrice haciendo equilibrio como pude, el clon salió de bajo tierra a por mí con fuerza. Bloquee el puñetazo con mi mano y le acerté uno en el costado derecho, haciendo que pierda el equilibrio, mientras caía me lanzo un gorrión a por mí, salte para esquivarlo cuando algo exploto de fondo mis colibrís se habían alejado demasiado y habían estallado, ahora solo tenía dos arañas bajo tierra.

Al caer toqué el suelo con la mano y di orden a mis arañas de que buscaran y explotaran, la primera fallo, ya que el clon saltó a tiempo, me adelanté al salto y estaba arriba en el aire esperándolo, le di una patada para mandarle al suelo, cosa que hizo y cuando toco el suelo la segunda araña estaba abajo esperándole, el clon se deshizo de la explosión.

Estaba casi sin respiración, me queda mucho por aprender, no puedo permitirme perder contra un clon, ¿qué me pasa?, necesito mejorar mucho mi nivel, si no quiero morir, y dejar sola a Aura, aprovecharé todo este tiempo como pueda. Me siento y medito y siento como la energía me rodea, siento como poco a poco mi cansancio va disminuyendo, pero mis músculos me dicen que descanse, no sé a qué hacer caso, a mi voluntad o mi cuerpo, más bien a mi cuerpo porque es la hora de la cena y como no llegue me da que me va a caer bronca o  peor aún, me echa, salí corriendo y atravesé el bosque como una exhalación por suerte llegué a tiempo de milagro pero, casi no podía respirar.


Pasaron los días, y yo seguí entrenando.


Saque otro bushin pero este era el de doton, ya que también tenía que practicar los pilares, de manera que ambos jugamos a una especia de pilla-pilla con la técnica, intentando dar al otro. Ambos sacábamos pilares de metro y medio, pero siempre eran o muy débiles o demasiado lentos, por muchos que intentábamos pillarnos el primer día nos fue imposible darnos, al cabo de los días de entrenamiento, ya los pilares iban con más decisión y más precisión. Hasta el punto de pasarnos rozándonos nuestros cuerpos y a veces creando raspones, el uno al otro, hasta que por fin conseguí atravesar al clon con el pilar.

Volví a sacar un nendo bushin, y le pedí que creara arañas y me persiguiera, yo realicé la ocultación del topo y me metí bajo tierra, empecé a correr para poder moverme más libremente, el clon hacia explotar los insectos cuando consideraba que estaban cerca, algunos sonaban a metros de mí, pero el cuarto exploto justo debajo dándome un susto de muerte, ¿cómo pudo llegar ahí sin que me diera cuenta? Tengo que estar mucho más atento tanto por encima como por debajo, no puedo despistarme, por suerte las explosiones son controladas y no me dañaron, pero aun así el susto me lo llevé de verdad.

Seguí corriendo bajo tierra hasta que llegue a un río, me lancé sin pensarlo al río a nadar, como un loco el clon explotó los explosivos, y sacó 5 pirañas, que me perseguían como locas, al ver que me alcanzaban, utilicé los pilares de roca y use uno como salida, cuando estaba por encima del agua salté. El clon rompió el pilar con las explosiones, y saco 3 ratones y 2 gorriones, que me perseguían, así que me volví a hundir en la tierra mientras él me perseguía. Cada vez me costaba más respirar por lo que el clon debería de estar cansado ya de perseguirme, así que salí de bajo tierra y le lancé una garza pequeña que hizo explotar los 3 ratones, pero aún quedaban dos gorriones, metí las dos manos en las bolsas de arcilla y empecé a moldearla como un loco, cuando estuvieron listas las saqué, dos figuras, una era un colibrí, que lance entre los dos gorriones haciéndolos explotar y la otra era una serpiente que se lanzó en su dirección, mientras el reptil reptaba yo salté para captar su atención y en cuanto el clon levantó la mirada y me vio, la serpiente saltó a su pierna y explotó. Por fin ya estaba tranquilo, así que me tumbe a descansar y recuperar fuerzas.


Cuando hube descansado de camino al trabajo me entretuve practicando el henge no jutsu, los hacía de mi jefe, de Aura, de algún ratón que veía, etc.


Otra cosa que yo quería probar eran los henges, ya que algunos me salían un poco mal. De manera que cuando llegué al bosque saqué un nendo bushin, que me iba diciendo; rana y me transformaba en una, ratón y me trasformaba en uno, después empezó a decir la enfermera que nos atendía cuando nos hacíamos una herida, y me transformaba en ella, Aura, su perro, un pergamino, un shuriken, un kunai, estuve toda la tarde ocupado en las trasformaciones, ya que sabía que en un futuro me iban a ser muy importantes.
Un día al salir del desayuno le pregunté al posadero si había una armería en el pueblo a lo que él me respondió que sí, de manera que me pasé y compré unos shuriken.

Me fui al bosque a practicar. Con el pincel dibujé unas dianas en algunos árboles y empecé a dispararlos, el primero ni se acercó entonces me acerqué yo al árbol y los disparé desde más cerca, pero no se clavaban. Entonces intenté más fuerte, pero aun así se caían, seguí probando hasta que por fin se empezaron a clavar y me alejé un poco, cada vez más hasta que los lanzaba hasta 10m sin problemas. Encontré un tronco roto por ahí tirado y lo cogí y me lo llevé a la montañas donde empecé a practicar con el viento, al igual el primero el viento me imposibilitaba acercarme ni siquiera a darles, me frustraba cada vez más, hasta que por fin uno le dio, pero no se clavó, seguí intentándolo, día a día hasta que por fin al final conseguí que se clavaran, entonces saqué un clon que el tronco lo lanzaba y le intentaba dar en movimiento, cosa que complicó demasiado en entrenamiento, por instinto lanzaba donde estaba y no donde iba a estar, hasta que me di cuenta pasaron varios días, pero aun así era muy complicado poder darle con el movimiento del tronco, más aun en el aire, hasta que un día conseguí pillar al tronco en una esquina. Al menos ya le daba, seguía fallando, pero al menos le había dado, de manera que por fin empecé a darle, pero aun así no me alejaba de la diana porque me era muy difícil, pero no me iba a rendir a cabezón no me ganaba un estúpido tronco. Hasta que un día le conseguí dar en el centro, a partir de entonces, no siempre le daba al centro, pero si a la diana, me costó mucho, pero lo conseguí, después falto la última parte del entrenamiento que era lanzar mientras corría. En comparación a lo de antes era más fácil por lo que no me costó apenas esfuerzo, pero aun así me era difícil estar pendiente de tanta diana a la vez, al final incluso intentaba darle un giro al shuriken para que diera a dianas en ángulo muerto detrás de rocas, al principio me costó mucho ya que ni siquiera cogía el efecto, o si lo cogía daba a la roca, por lo que tenía que lanzarlo con más ángulo de giro, y aun así no se clavaba, sino que solo arañaba la diana, pero algo era algo.

Luego intenté usar los shuriken para cazar ya que en un futuro a lo mejor tenía que usarlos para poder cazar algo para no morir de hambre, con la arcilla hice que de unos árboles salieran algunos pájaros del susto de la explosión, salieron 9, lancé los shuriken tal y como había aprendido, pero solo di a dos. Que rabia me dio que solo diera a dos de nueve, al rato cuanto se calmó la cosa volví a intentarlo, esta vez no le di a ninguno, estaban demasiado lejos. Di un grito de rabia que hizo que salieran dos más, al instante lance dos shuriken y los dos se quedaron atravesados en el árbol. Sonreí, pero aún no estaba bien, busqué un conejo y en cuanto lo vi le lancé corriendo los shuriken, esta vez fue más fácil pero aun así no estaba contento. En el agua los peces se veían mejor, pero era necesario más fuerza por lo que metí una piraña y cuando estaban encima de ella la explotaba y al salir volando los cazaba. Por lo menos sabía que de hambre no íbamos a morir.

La ultima técnica que quería practicar era de taijutsu, que era mi punto más débil, me sabía desenvolver un poco, pero sabía que no tenía opción a ganar contra Aura en ese sentido. Pero aun así no podía evitar que ella supiera que era mejor que yo, aunque lo sabía no me gustaba admitirlo, ya que no me gusta estar por detrás, de modo que intentaré aprender algo por mi cuenta, saqué un nendo bushin y empezamos ambos a practicar solo taijutsu, nos lazamos los dos a darnos un puñetazo que ambos impactamos, ambos caímos al suelo, nos levantamos y él me fue a dar una patada en el costado, pero yo la bloqueé con el brazo, el dolor me subió desde el antebrazo hasta el hombro, me dolía como un pinchazo, le respondí con una patada a la altura de la cabeza que intentó bloquear pero no pudo, yo perdí el equilibrio y caí al suelo tontamente, el clon se rió, fue a pisarme, pero rodé y le agarre la pierna, con una patada por detrás intente desequilibrarle, cosa lo conseguí, pero al tocar el suelo el clon se abalanzó sobre mí y me cogió del cuello,  al no poder escapar y casi asfixiarme, me vi obligado a usar el kawarimi no jutsu, el clon se molestó y me respondió con una bomba en forma de mariposa, que exploté con otra de la misma forma, me lancé hacia él otra vez, con ira e intención de golpear la cabeza, él no se pudo apartar y recibió el golpe, pero me lo devolvió con una patada en el estómago,  casi vomito del impacto ya que golpeó en la boca. Ya furioso empecé a realizar sellos y atravesé al clon con los pilares de roca, pero el dejó sus dos brazos como respuestas y el pilar se vino abajo después de desaparecer.

Así que me dedique a practicar el recubrimiento de roca, que además de ayudarme defensivamente también me ayudaba ofensivamente. Por lo que me recubrí los puños y empecé a dar puñetazos a las rocas, una y otra vez hasta que estas se dañaban un poco, pero sin mucho éxito, ya que apenas sabia golpear, me cansé de las rocas y volví al bosque y golpeé árboles, empecé por pequeños troncos hasta que por fin los conseguí partir de una secuencia de puñetazos, y pasé a árboles mayores, pero en ellos apenas dejaba la marca de mis puños.

Iba a todos lados corriendo con el fin de aumentar mi velocidad y resistencia, del bosque al trabajo, del trabajo al bosque y a la montaña, y al anochecer dormía unas 5 horas para no caer de fatiga. Todos los días desayunaba, comía y cenaba después del resto, ya que me tocaba servir las mesas, el hombre aun así no parecía fiarse de mí del todo, pero al menos no me echaba de su posada.

Por las mañanas me levantaba antes de que amaneciera y me ponía a correr alrededor del pueblo, con el frescor de la madrugada, las primeras mariposas volaban y los búhos se iban a dormir ya, las serpientes apenas se veían, solo se oían sisear, lo único que se oía era el cantar de las cigarras por la mañana y alguna rana que otra por la parte del rio, siempre había pescadores aprovechando la mañana antes de que el sol subiera.

El último entrenamiento que decidí hacer fue mejorar mi control con las explosiones, es decir, hacerlas desde el tamaño más grande que podía hasta pequeños petardos de feria. Me fui a un rio e intentaba no levantar el agua con la explosión, cree una piraña y la metí, cuando consideré que estaba lo suficientemente profundo la explote sin pensar la explosión me empaparía entero, por suerte hacía calor, la siguiente vez me centré demasiado en controlar la explosión y la piraña se la llevó el rio y volvió a explotar bañando a una mujer mayor. Después de disculparme muchas veces, volví a lanzar esta vez una mina (esfera de 15cm de diámetro) pues me cansé de hacer pirañas, y la intenté explotar controlándola de manera rápida antes de que la corriente se la llevara, aun así, salpico bastante, no tanto como la primera pero sí bastante, la siguiente me centre más en la explosión, apenas salpicó, ya la siguiente solo hizo que el agua se levantase un poco sin que salpicara, por fin podía controlar las explosiones más o menos. Decidí probar un poco más, y con las explosiones dar a ciertas hojas, alguna que otra se me iba de las manos y rompía alguna rama pequeña pero la mayoría la explosión se controlaba de manera decente sin que el resto de la infraestructura se viera resentida. Pero la sonrisa no la pude contener, por fin veía avances en mi arte, poco a poco la gente iría reconociendo mi arte y lo que valgo.

Con la arcilla que no tenía límites de creación solo de tamaño, podía imaginar un mundo. De modo que con los shuriken raspé un árbol y saqué varios trozos de corteza y, junto a varias piedras, las lanzaba y probaba la puntería con la arcilla, no fallaba nunca, las piedras las lanzaba hacia los árboles, algunas se escapaban del radio de 10m por lo que tenía que esperar a que bajara para golpearla, la madera la ponía en el rio y la hacía explotar sin que se rompiera controlando la explosión para que luego un pájaro bajara y la explotara, o a veces la explosión del agua era fuerte para mandar la madera volando y que el pájaro la explotara. Para mí esto es lo más divertido y hermoso, ya que mi arte es la explosión, junto a mis dibujos, que también hice un par de dibujos de como mi arcilla explotaba o mis figuras iban a sus objetivos.

Al final el entrenamiento concluyó con lo que sería para mí un éxito decente, había mejorado notablemente, pero aún me quedaba mucho por mejorar, quien sabe lo que podría esperarnos fuera, que clases de ninjas nos encontraremos, fuertes, débiles, monstruos, por muchos que nos asusten nos tenemos el uno al otro, eso no dejara de ser así, sé que alguien me cubre las espaldas y tengo que estar a la altura de ella, ya que a diferencia de mi a ella la abandonaron, no puedo abandonarla yo también, sino que más bien debo ayudarla a que no se sienta sola, eso solo depende de mí.


La última noche me despedí del posadero, y salí dirección al orfanato a recoger a Aura, estaba deseando verla después de dos meses sin verla. Al llegar la esperé, tardó unas horas en salir, pero en cuando salió le di un gesto de hola con una sonrisa, ella sabía que me alegraba de verla, pero sabía que no lo iba a expresar en plan eufórico. Pero aun así no pude contener la alegría y al final le di un abrazo, hacia dos meses que no la veía y encima era su cumpleaños, por una vez que fuera un poco menos yo no me iba a morir.
Nathan Nendo
avatar


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.