¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Instrumento || Flauta Demoníaca
Hoy a las 4:31 pm por Dayne

» Locura en los suburbios del Fuego
Hoy a las 4:30 pm por Akkarin

» Mentes Frías | w/Akkarin
Hoy a las 3:01 pm por Demetrios

» Coming home [Tema Libre]
Hoy a las 12:23 pm por Hozuki Taiyō

» ¡Tierra a la vista!
Hoy a las 4:33 am por Ichimaru

» Noisy Danger ▌feat. Zuko
Hoy a las 2:40 am por Lyd.

» ID || Dayne/Dante
Hoy a las 2:12 am por Ichimaru

» Misiones Sasaki orochi
Hoy a las 2:02 am por Gakumon

» Discover the infiltrator III [C]
Hoy a las 1:44 am por Kagetane

» Misiones by Ione
Hoy a las 1:17 am por Gakumon

» Misiones de Irma
Hoy a las 1:12 am por Gakumon

» <-- Misiones | Shizuka Hitomi -->
Hoy a las 1:05 am por Gakumon

» Looking for power.
Hoy a las 12:15 am por Hushika Kugutsu

» {Misión C} Sparks Before Disaster [Uchiha Michi]
Ayer a las 11:59 pm por Inoki Yamanaka

» Buscando el pasado [TEMA LIBRE]
Ayer a las 11:43 pm por Uchiha Michi

» Joining the Family.
Ayer a las 7:27 pm por Akkarin

» La fuerza de la unión
Ayer a las 3:59 pm por Sousuke Aizen

» El orochi! Que aun no sube stats
Ayer a las 3:33 pm por Sousuke Aizen

» Petición de misiones
Ayer a las 3:31 pm por Gakumon

» Yuko quiere misiones
Ayer a las 2:55 pm por Gakumon

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


The Wolf With Yellow Eyes

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The Wolf With Yellow Eyes

Mensaje por Taiki el Lun Oct 02, 2017 6:37 pm

The Wolf With Yellow Eyes.
La tarde impregnada con una no muy placentera sensación de humedad invadía la capital de la niebla. Aquella no era la temporada del año en que cosas como esa ocurriesen. Taiki esperaba un agradable clima para esa tarde, pues se había obligado a buscar trabajo en aquel día. Los fondos que su padre amablemente le había ofrecido no le darían para mucho más; un par de semanas más con suerte, quizás. Pero aquella no era la vida que Taiki estaba buscando, no quería andar de puerta en puerta mendigando por dinero; él deseaba la gloria, el poder comprarse una magnífica casa donde vivir, y pagarla con cada gota de sudor que saliera de su frente. Claro, todavía habían años de diferencia hasta que eso pasase, pero iba a comenzar ese día.

El Joven shinobi tomó a Kame y a los dos Futago y se dispuso a salir en busca del pan de ese día. La capital de la niebla jamás se encontraba vacía: desde grandes comerciantes, famosos Shinobis hasta ladrones de la parte más baja de la jerarquía, todos caminando por las calles sin saber quién era quien, todos se veían completamente igual desde tal altura. El lugar donde Taiki dormía era una pequeña casa abandonada en la parte más alta de la ciudad. Después de que el puente que conectaba la casa con el camino principal fuera demolido, el lugar había quedado inaccesible para la población civil, para su suerte, Taiki no hacía parte de esa población. Aunque al principio le costaba llegar ahí, pues jamás había escalado una estructura de tal altura, después de un par de semanas de golpes y raspones, consiguió dominarlo con cierta facilidad.

Había pasado toda la mañana intentando arreglar la aleta derecha de Kame, y lo que parecía un simple y trivial trabajo, le tomó la mitad del día. Para cuando las tres marionetas estaban listas, y preparadas la jornada, el sol ya estaba en el punto más alto del cielo. Taiki descendió de su guarida da toda velocidad. Sentir el aire en su cara siempre le ayudaba a despertarse; era su catalizador para comenzar la aventura de aquel día.

Las voces de todos los habitantes de la ciudad se mezclaban con el sonido de las carretas que llevaban todo tipo de cosas. El joven diferenció una entre la gran multitud; su tamaño la hacía destacar entre el resto, y su contenido ciertamente parecía ser mucho más interesante que los montones de paja y manzanas que normalmente llevaban. Taiki se acercó con cautela. El mercader que parecía estar a cargo se encontraba hablando con un hombre.

-Sólo es llevarla hasta las costas. - Su voz chillona no inspiraba confianza alguna. - Está completamente sedada, no se despertará ni hoy, ni mañana, ni siquiera en una semana, te lo juro por todo lo que tengo, y te puedes quedar al caballo.

-Uh. - El hombre no parecía estar interesado en el trabajo que se le estaba siendo ofrecido. – Son sólo 700 Ryō, no arriesgaré mi vida por algo como eso. – Finalizó antes de darle un empujón al mercader y largarse del lugar.
“700 Ryō” repitió Taiki en su cabeza. Incluso si aquello no era mucho dinero, si sería lo suficiente como para vivir por en una mejor condición que la que tenía en esos momentos. El Shinobi se acercó al hombre. Era pequeño y llevaba ropas de extravagante color. - ¿Necesita ayuda? – Inquirió con una pequeña sonrisa en sus labios.

- ¡Claro que sí! – Respondió el hombre con una extraña mueca de alegría. – Necesito que la lleves hasta las costas del país, no es un camino muy largo, y por lo que sé está bien protegido, así que no debería haber mayor problema. -

- ¿Llevar a quién? – Dudó ante la forma en la que se le explicó el trabajo.

-A ella. - La gran caja de madera con ruedas parecía llevar armas, o algo por el estilo, Taiki no pensó que hubiera alguien adentro.  Mas cuando el hombre abrió una de las pequeñas ventanillas que no había visto que la caja tuviera, pudo observar lo que se encontraba adentro. No era más que un gran lobo. Más grande de lo que Taiki jamás hubiese visto, su pelaje color plata se apenas se podía diferenciar, y sus ojos de un intenso color amarillo a medio cerrar dejaban saber que los sedantes sí habían tenido efecto. – Está completamente sedada, no hay de qué preocuparse. La paga serán 700 Ryō, se te serán entregados cuando lo entregues, ¿Te parece bien? -
Taiki apenas pudo mover su cabeza, jamás en su vida había visto un lobo de ese tamaño, pero eso no iba a impedir que realizara el trabo.

- Perfecto. - Contestó sin más, sin estar seguro qué estaba por venir.

---------
A primera hora del siguiente día, Taiki ya se encontraba listo y entusiasmado en las puertas de la capital de la niebla. Con Kame y los dos Futagos a sus espaldas, el joven Shinobi estaba preparado para completar aquella misión exitosamente. El hombre no se presentó hasta una hora después, y todavía en pijamas, le entregó la carreta atada a un viejo caballo y la llave que abría la puerta trasera. No hubo intercambio de palabras, sólo la falsa sonrisa del hombre y la pequeña reverencia de Taiki agradecido por darle la oportunidad de realizar tal trabajo. Y así comenzó su jornada. Un solitario camino donde el único sonido que se escuchaba era el de las ruedas de la carreta. Aquel sonido comenzó a volverse molesto en cierta parte.

Los caminos del país del agua no diferían mucho de los de otros países, o al menos eso era lo que había escuchado. Taiki jamás había salido del país, y aunque ese era una meta de las muchas que se propuso cuando se mudó a la capital de la niebla, todavía quería explorar las entrañas y secretos que su país tenía para ofrecerle.

El tiempo parecía pasar volando. Hora tras hora, Taiki avanzaba en dirección a las costas de país con el gran lobo de ojos amarillos a sus espaldas. Aunque el animal se encontrase sedado, Taiki lo revisaba cada media hora para estar seguro de que todo estuviera en orden, no quería terminar con una garra del tamaño de una espada enterrada a sus espaldas.

Nuevamente el sol se encontraba en su punto más alto, y aquella horrible sensación de humedad que invadía la capital de la niebla había desaparecido, al igual que el silencio que lo había acompañado desde que salió de la ciudad. Taiki se escondió rápidamente detrás de la carreta, esperando a que las voces del otro lado se mostrasen o desapareciesen.

Un par de civiles de no más de 25 años se mostraron al frente de la carreta. Taiki, preparó a Kame como medida de seguridad, pues no sabía de qué se trataba. Con la marioneta en frente de él, y ya pensando en todo lo que podría llegar a suceder, el joven shonlobi decidió mostrarse ante aquellos civiles.

Se sorprendió al ver sus expresiones de enojo. Ambos llevaban camisas completamente blancas, decoradas en el centro un símbolo de un león enjaulado con una gran “x” cubriéndolo completamente. Taiki ya sabía de lo que se trataba.

- Sabes que lo que tienes encerrado ahí es un animal, ¿no? – Preguntó el primer hombre – Es ilegal llevar animales enjaulados por estos caminos. -

-Oh. -
 Contestó con una pequeña mueca de sorpresa fingida. – No, no lo sabía. -

-Pues ahora lo sabes. -  Continuó el hombre mientras su compañero se quedaba callado a sus espaldas. – Libéralo, ese lobo no merece un trato como aquel. -

- Lamento decirle que eso no será posible. – Respondió. – Tengo un trabajo que completar, y no tengo tiempo que perder. -  Le dio un golpe al caballo y continuando su camino.

Ambos hombres se apresuraron a seguirle el camino de Taiki, estaban decididos a cumplir su objetivo de la manera que fuese. Aunque sabía que sus ideales eran nobles, y si no necesitara el dinero posiblemente los ayudaría, no había mucho que pudiera hacer, además de ignorarlos y seguir su camino.

- Te daremos dinero si eso es lo que necesitas. –  Escuchó la voz del segundo hombre. – Tenemos 300 Ryō, pero tienes que dejarnos la carreta. -

Taiki sabía que 300 Ryō no era mucho dinero, y aunque por un momento estuvo a punto de aceptarlo y ahorrarse la molestia de terminar del viaje. Sacudió su cabeza y continuó su camino.

-Está bien, también te daremos esto. ¿Eres un Shinobi, no?, pues creo que te será de utilidad – Añadió sacando una pequeña caja en el morral que cargaba a su espalda.

- ¿Qué es? -  Preguntó Taleo defendiendo la carreta.

- Si quieres saberlo, ya sabes lo que tienes que hacer. -


Taiki aunque todavía con intenciones de tomar aquellos 700 Ryō, la curiosidad que sentía por la caja era tan basta que al final decidió quedarse con ella. Entregó la carreta junto a la llave y después de una pequeña charla y recibir las gracias del otro hombre se retiró del lugar con 300 Ryō en el bolsillo y una caja que estaría a punto de abrir.



chu *3*
Taiki
avatar


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.