¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» The prey II [C]
Hoy a las 3:59 pm por Iko

» Gādian no tsume (Las Garras del Guardián)
Hoy a las 1:34 pm por Gakumon

» Cacerías y forjas
Hoy a las 11:12 am por Loremaster

» Kings with no Crown
Hoy a las 4:19 am por Samekage

» Tablón de Misiones de Aaron
Hoy a las 1:35 am por Cervantes de Leon

» Naaru
Hoy a las 1:03 am por Gakumon

» Pies over Life
Hoy a las 12:19 am por Uchiha Michi

» Misiones de Howaitohasu
Ayer a las 9:17 pm por Ichimaru

» Misión de rango C: Survivors of their own destiny(IchimaruXBelladona)
Ayer a las 9:12 pm por Ichimaru

» Medi-cosas de un Orochi
Ayer a las 12:18 pm por Gakumon

» HellHounds do not have mercy either you do //Jiran
Ayer a las 8:08 am por Azteroz

» Looking for relevant information.
Ayer a las 6:10 am por Hotaró Senjih

» Las letras y los mercenarios no son compatibles
Ayer a las 2:05 am por Aaron Sureddo

» [Misión R.D] No todo son armas
Ayer a las 12:41 am por Aaron Sureddo

» M.A.S.K [C]
Ayer a las 12:08 am por Uchiha Michi

» Los dados de Dastan
Vie Mayo 25, 2018 6:51 pm por Loremaster

» Ichimaru the Miner
Vie Mayo 25, 2018 6:48 pm por Loremaster

» Paz luego de la tormenta
Vie Mayo 25, 2018 3:12 pm por Dastan O'Donnell

» Frenzied test [Entrenamiento - O'Rhen Inuzuka]
Vie Mayo 25, 2018 11:40 am por Inuzuka O'Rhen

» —Not Alone! △ w/ Hotaró
Vie Mayo 25, 2018 1:44 am por Jiran

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


Kanashine {ID}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Kanashine {ID}

Mensaje por Kanashīne el Jue Oct 26, 2017 12:08 pm


Nara Kanashine
País del Fuego • Criminal • Nara • Genin • Kenjutsu • Doton
Descripción Física


El joven miembro del clan Nara es un muchacho de un metro sesenta, de cabello oscuro y mirada casi ausente. Su cuerpo es delgado pero se nota un crecimiento incipiente de sus músculos. Su piel es bastante pálida y no pese más marcas sobre ella que unas pocas pecas en la zona de la nariz y en los hombros. Su cabello, a pesar de ser negro, posee ciertos matices y brillos, además de un mechón verdusco en la sien, algo bastante curioso y que él se afana en ocultar. Del corte poco se puede decir, ya que es recto y simplemente está bastante salvaje, aunque sí que es cierto que podría atarlo de alguna forma ya que le suele resultar algo molesto cuando está en movimiento continuo . Apenas llegará a tocar sus ojos y quizás el cuello, por lo que se podría considerar que es corto. Por lo demás, sus ojos son grandes y de color azulado eléctrico, aunque suelen mostrar una mirada de apatía bastante acentuada, de modo que suelen estar medio cerrados



Descripción Psicológica


El joven de oscura y taciturna mirada es una persona conformada por una multitud de matices que, poco a poco, van esculpiendo su personalidad. Sería un acto demasiado temerario definir a la muchacha con adjetivos simples como “serio o “jovial”, ya que depende de en qué situación se encuentre y junto a quién esté.

Cuando él se encuentra solo y vagando de aquí para allá con los objetivos que él marque, es bastante serio y distante. Quizás algo borde, pero le nace de dentro ser así. Tiende a desconfiar de todo el mundo y rara vez sociabiliza, salvo que con ello pueda conseguir sacar algo a su favor. Esto no significa que sea una persona intrínsecamente malvada o egoísta, sino que simplemente es muy desconfiada y tiende a vigilar demasiado al resto de personas para conocer sus intenciones y de esa forma, conocerles y poder anticiparse. Mientras no conozca a la otra persona, el muchacho  se mostrará algo tosco y poco receptivo a la hora de tener que realizar acciones por o para otros.

Por otro lado, según él vaya cogiendo algo confianza, suele mostrarse un poco más abierto, quizás producto del cariño producido por el roce. Con un poco de suerte, alguna persona puedes lograr acceder a esa parte de la mente de Kana y ver este matiz de su alma, descubriendo así que es mucho más alegre de lo que podría parecer en un principio.

Además, es una persona que tiende a realizar bromas continuamente cuando está contenta, aunque eso no quiere decir que las pueda soltar en otro momento. También se muestra decidido con sus metas y suele ser una persona con la que se pueda dialogar ya que es bastante razonable bajo casi cualquier situación. Es un joven muy tenaz y decidido aunque a veces tiende a ser demasiado cabezota cuando cree que está haciendo lo correcto, aunque para él la palabra correcto quizás no signifique lo mismo que para el resto de personas.


Historia


Era de noche. Hacía frío y solo se escuchaban pasos lentos y el sonido que emitía un búho en un árbol cercano. De pronto, un sonido de cadenas inundó el lugar. Estas se arrastraban por el suelo, provocando un sonido muy evidente: Estaban moviendo la tierra del suelo, por lo que eran pesadas.

La figura de un joven de oscuro cabello se dibujó doblando la esquina. Era él quien portaba aquellas cadenas, pero no parecía ser muy consciente del ruido que estaba haciendo. Este sonrió y se apoyó en la pared mientras avanzaba. Parecía algo cansado por cómo respiraba, pero su mirada decía otra cosa. A su alrededor, había gente escondida tras bancos, entre los árboles y los arbustos y hasta incluso habían encontrado refugio dentro del templo. Sin embargo, entre todos, la mirada que realmente decía lo que pasaba era la del chico. Sus ojos se habían vuelto rojos y parecían no parpadear nunca, pero lo que llamaba la atención era el gesto que estos realizaban. Estaban abiertos de par de en par y temblaban. Con aquella tonalidad carmesí, de cerca parecía que el muchacho quería llorar sangre. En esencia, era un alma en pena, un muñeco con corazón que no podía detenerse, ya que la cuerda que le habían dado aún no se había agotado.

De pronto, la cadena se dirigió hacia unos setos. Sin embargo, esta no tocó tierra, sino un par de cuerpos, los cuales recibieron al abusivo ataque de uno de los extremos del arma del joven. Eran una madre y su hija, pero ni los huesos de la primera pudieron detener el avance de metal, provocando heridas fatales a las dos personas.

Durante unos segundos, el muchacho vaciló. Su mirada se dirigió a los setos y una de sus manos fue al rostro. Su sonrisa no se borraba, pero se podía percibir que todo aquello eran como mil puñaladas en el corazón del joven. Su cuerpo se movía por inercia, y de nuevo, el otro extremo de la cadena atacó. Se dirigió al árbol que estaba sobre los arbustos, y derribó a una persona. Esta no murió en el acto, pero el joven volvió a relampaguear su brazo en un movimiento casi místico para atrapar a su presa por el cuello. Con un par de estirones, aquel hombre dejó de resistirse. De nuevo, el joven rió mientras lloraba por dentro.

Dio media vuelta y dejó que la cadena siguiese reptando por el suelo, arrastrando la suciedad que se quedaba pegada en la pegajosa sangre. Era algo asqueroso, pero allí, solo el joven parecía poder verlo. El resto de personas, parecían yacer en un descanso eterno. ¿Qué pecado habían cometido para terminar así?

De golpe, el muchacho abrió las puertas del templo. Una patada le bastó para destrozar el pomo y astillar sus alrededores sin mucho esfuerzo. Alzó la mirada y comprobó cuánta gente allí se había intentado refugiar. De nuevo, y sin un ápice de sensibilidad, hizo relampaguear su brazo y asestó un golpe a los bancos que los mandó volar. No es que le molestasen demasiado, pero bajo ellos se encontraban varias personas. Con su otro brazo realizó un movimiento más tosco, quizás por el peso de su extremo. Sin embargo, los cuerpos hacia los que se dirigió no eran más resistentes que el resto, de modo que también fueron atravesados con facilidad por aquella arma. La sangré salpicó todo a su alrededor, y aunque el joven se encontraba lejos, también sintió el lamento de aquellos cuerpos en forma de pequeñas gotas. Una de ellas impactó en su mejilla, muy cerca del ojo. Poco a poco, fue descendiendo a través de su rostro, como si de una lágrima se tratase. Cuando por fin llego al mentón, esta cayó e impactó contra la cadena que portaba el joven, ya que se encontraba a sus pies. El sonido fue superfluo, nadie pudo oírlo, pero fue suficiente para que el joven despertase de aquella pesadilla. Poco a poco, sus ojos fueron recobrando su tonalidad original y de pronto, comenzó a llorar. Era consciente de los que había hecho, pero también comprendía que no había sido su culpa.

Agarró una de sus cadenas y la lanzó sobre una viga que cruzaba el techo. Era de madera y parecía bastante resistente, quizás lo suficiente como para sostener un cuerpo adolescente. El muchacho se quitó su guante y realizó un nudo algo tosco con la cadena. De nuevo, lo lanzó hacia la viga. Con el trozo de cadena restante intentó hacer un nudo, pero no pudo, así que simplemente se la colocó en el cuello y miró hacia arriba. Había matado a toda esa gente, y aun no siendo su culpa, sentía que tenía que marchar con ellos. De pronto, y antes de que saltase, algo se le aferró a la pierna. Era una mano pequeña, de niña y completamente manchada de aquel rojizo líquido que todo teñía en aquel lugar.

-Tienes que vivir. – Comentó aquella niña mientras hacía fuerza para reptar con su único brazo útil. El joven bajó la mirada y no pudo evitar seguir llorando. Se sentía impotente y culpable por todo lo que estaba pasando. Había sido débil y por su culpa, todo el mundo estaba muerto. Quiso responder, pero la mirada de la niña, tan perdida y distante, evidenciaban que su alma solo había sido capaz de pronunciar aquella pequeña frase. El joven soltó la cadena y esta cayó al suelo. Él la siguió, agachándose justo donde aquella niña había terminado. Con una delicadeza inusitada para un asesino, retiró el cabello de su frente con una mano mientras cerraba los párpados de la niña con otra. Bajo su cabello, se podía ver un símbolo. Una espiral había sido tallada en la frente de aquella muchacha, como en la de todos los que allí se encontraban. Era el símbolo de aquel culto, y venía a significar la rueda de la vida, que todo tenía era eterno. Tras el día, venía la noche, pero aquello no significaba que tras la luna, no regresase el sol. Eran enseñanzas básicas, pero para aquella comunidad lo eran todo.

-Ahora lo comprendo.- Musitó el joven. –Todo tiene su final. Esto solo era una esperanza de vana libertad. El libre albedrío, la reencarnación, la felicidad… palabras vacías. El pastor nos engañó, me hizo esto… ¡Nos hizo esto!- Grito de pronto el joven mientras alzaba la cabeza y sentía las lágrimas de nuevo caer sobre sus mejillas, por allí por donde la sangre había recorrido su rostro.

Al cabo de un rato, todos los cuerpos se encontraban en el templo viejo y de madera lacada en blanco. El muchacho se había afanado en reunirlos todos y tumbarlos en los bancos. Sin embargo, no todos los que vivían allí habían perecido. Faltaban dos cuerpos: E pastor y el del muchacho. Él sabía qué había ocurrido, pero no tenía a nadie con quien hablarlo y seguramente, si alguna persona se acercase por allí, solo querría apaciguar su ira contra él.

Y de pronto, se hizo la luz. Una pequeña llama producida en el interior del templo creció a un ritmo terrorífico mientras los pilares y los bancos se prendían como si estuvieran hechos para ello. Los cuerpos no tardaron en seguir su estela y comenzaron a arder con desgana. El joven contempló todo aquel horrible espectáculo desde fuera, guardando sus cadenas en los guantes mientras una columna de humo se iba dibujando sobre su cabeza. Sin duda alguna, los habitantes de los pueblos cercanos la verían y se dirigirían a ver qué había ocurrido, aunque seguramente no le darían mucha importancia. Al fin y al cabo, el culto que vivía allí no estaba bien visto por los sacrificios animales que hacían. No eran intrínsecamente malvados, pero más que una religión, parecían una secta. Seguramente, aquella noche, más de uno se alegraría de que el culto del Eien no Kami.


Kirito • SAO
Nvi para Naruto Legends
Kanashīne
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Kanashine {ID}

Mensaje por Ichimaru el Jue Oct 26, 2017 6:01 pm

¡Ficha en Proceso!
Revisa tus errores =)


Falta el registro de paises, aunque sea un criminal debes realizar este registro dando a entender que eres un criminal.
Ichimaru
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Kanashine {ID}

Mensaje por Kanashīne el Lun Oct 30, 2017 1:15 pm

Registro hecho~

Un saludo y gracias ^^
Kanashīne
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Kanashine {ID}

Mensaje por Sheik el Lun Oct 30, 2017 3:29 pm

¡Ficha Aceptada!
¡Wilcomin mozalbete!

Sheik
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Kanashine {ID}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.