¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Appearances are deceptive / Polka
Hoy a las 9:24 am por Polka Uchiha

» The Hick, the pervert and the Penguin
Hoy a las 8:28 am por Aaron Sureddo

» A step towards the future
Hoy a las 3:07 am por Belladona

» ¿Entrenando? Supongamos que si...
Hoy a las 3:06 am por Uchiha Kenzo

» Ichimaru the Miner
Hoy a las 2:59 am por Loremaster

» Forja de Ichimaru
Hoy a las 2:46 am por Ichimaru

» Misiones ---
Hoy a las 2:35 am por Hotaró Senjih

» Clan Sunasagan
Hoy a las 2:06 am por Goro

» Tablon de Ichimaru
Hoy a las 2:00 am por Ichimaru

» — Lyd's Itinerary ▌Missions
Hoy a las 1:19 am por Lyd.

» Noisy Danger ▌feat. Zuko
Hoy a las 1:10 am por Lyd.

» A penguin girl with a mission! [Misiones]
Ayer a las 11:19 pm por Cervantes de Leon

» The enmities must be temporary / Ryō Gameshi
Ayer a las 10:33 pm por Eiji

» Entrenamiento de Fuukatsu Hyuuga
Ayer a las 9:50 pm por Killian Kugutsu

» //◄ Solicitud▓Misiones ▶//
Ayer a las 9:38 pm por Fuka

» Encargos del Medico
Ayer a las 9:29 pm por Fuka

» —Red Ryō △ Jiran's Missions
Ayer a las 9:26 pm por Fuka

» Heiwo — Ficha
Ayer a las 9:07 pm por Fuka

» Kiba no Hagane
Ayer a las 8:22 pm por Uchiha Michi

» ¡Tabernero, otra de ninjutsu! [Misión de Rango D]
Ayer a las 6:31 pm por Mu-Bai Katō

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


Not our names - Misión

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Not our names - Misión

Mensaje por Scath Hyuuga el Sáb Dic 30, 2017 4:47 pm

Datos de la misión:

Misión de rango D: Not our names

Lugar de la misión: País del Rayo || Bosque de Sakura.
Tipo de misión: Misiones específicas del feudo de Kiriyama.
Descripción de la misión: El día del festival llega, y para sorpresa del Hyuuga, sus acciones hicieron algo sobre las chiquillas, hasta el punto en que, como prometió, han dejado que ellas vayan al festival, con la condición de ser vigiladas por el mismo hombre. Se les puede ver más relajadas, e incluso de alguna manera amistosas con el hombre, aunque todas dentro de sus rarezas. El festival avanza con normalidad, las chicas se comportan, incluso Ai, y se lo pasan bien jugando en algunas tiendecitas y hablando de sus cosas, incluso invitan a alguna comida al Hyuuga.

Todo hasta el momento en que Rumina decide confesar algo. En secreto, la chica logró colgar en el gran árbol central unos papeles con los nombres de ellos siete, algo que ilumina la cara de todas y corren a jugar a ese juego. Se trata de algo bastante sencillo, y es subirse al árbol y buscar sus nombres (por eso son otros quienes cuelgan los papeles y no los que van a participar). No dudan en pedirle al vigilante que no use sus ojos mágicos para hacer trampa, y comienzan a encaminarse al árbol, con Musabi Ai la primera por supuesto, hasta que algo sale mal.

Una explosión repentina tiene lugar, y el hermoso árbol pasa a ser un desastre roto y quemado, con unos pequeños fuegos que no preocupan. Sí lo hacen sin embargo los varios niños que estaban subidos al árbol, entre ellos la pequeña hiperactiva. El gran estruendo detiene el festival, y todos los ninjas alrededor se activan y comienzan sus labores, ordenando que todos los presentes sigan sus instrucciones, y que los que estén fuera de servicio también ayuden.

Las dos labores son encontrar la causa, y refugiar a los civiles y heridos. No es muy difícil para un Hyuuga encontrar a los culpables pero. Sólo con activar su Byakugan puede ver que de entre los árboles está replegándose un sutil hilo hecho de chackra, el cual se extiende a más de setecientos metros dirección a las montañas, y que termina en los dedos de uno de los dos que deben ser los culpables. Ambos hombres se mueven con una agilidad muy superior a la de un ninja común, y se dirigen fuera del rango de la visión del Byakugan.

Pese a intentar perseguirlos o explicarles a los guardias, estos ordenan inmediatamente que todo aquel con poca experiencia auxilie a los heridos. Eso hace ver que la joven Ai está tumbada en el suelo. Una brecha bastante fea en su cabeza sangra con fuerza, sus ropas están deshechas y su piel muestra las quemaduras propias de haber sido víctima de una de las explosiones muy cerca. Ese dato hace alertar a la observadora Nemi y a Rumina, quienes comienzan a jurar que ellas no han tenido nada que ver, que sus nombres no eran explosivos.

La ansiedad y el miedo comienzan a apoderarse del festival, así que como ninja, es tu trabajo trabajar con el resto de compañeros para llevar fuera a los civiles y dejar a los heridos en el lugar donde se establezcan los médicos. Aparentemente no hay ninjas sensores entre la guardia del festival, ni que puedan seguir el rastro. Aún así ordenarán que el Hyuuga se quede en el lugar si intenta ir a por los criminales.

Autores del crimen:

(516391) Desconocido. A la izquierda. No hay nada relevante en este hombre, salvo quizás una medalla de plata con una hoz cosida a su ropa.
(a12727) Desconocido. A la derecha. A su mano se une el hilo de chackra.

Recompensa de la misión: 600 Ryus + Conocimiento de los criminales (No se les puede atribuir nada más que lo especificado de momento, si el final de la misión lo merece y es lógico, se dará un breve rol de narración). || Posible misión continuada. (Depende del desarrollo)
Extensión mínima de la misión: 60 lineas.
[/quote]


Off rol:
Espero no equivocarme, es la primera vez que roleo Naruto en foro, pero doy por hecho de que mi post empieza en el punto dónde acaban los detalles de la misión que me han asignado y no es necesario explicar el viaje,
la reunión con el grupo, la interacción con ellas, etc.

Todo era un caos, había ruido, gritos, humo y frente a Scath la pequeña Ai estaba incosciente y sangrando, la herida en la cabeza tenía muy mala pinta. Desde fuera, podía parecer que el ninja se había quedado bloqueado, que era incapaz de pensar y de moverse pero internamente su cabeza no paraba de pensar en las variables.

« Al ritmo que van... Tengo menos de 5 minutos antes de que salgan del rango de visión... Puedo hacer un retrato de ellos, dar todos los detalles pero eso no va a darnos mas pistas de sus objetivos, de quienes son o quien les manda... » - Dejo de enfocar con la visión telescópica a los criminales y echó un vistazo rápido a la zona del atentado, vio que había gente que necesitaba bastante ayuda, pero se centro en las personas que estaban en la peor situación.

¡Doton: moguragakure no jutsu! - gritó y se hundió rápidamente bajo la tierra alrededor del árbol, no fue tan rápido como le habría gustado pues tenía que hacer mas hueco para los niños, traspaso los escombros bajo tierra para cruzar las llamas y fue al otro lado del incendio y los escombros, salió a la superficie y vio a sus objetivos, dos niños que estaban totalmente atrapados en unos escombros, aparto como pudo las ramas y les ayudó a bajar hasta el agujero, cruzaron el tunel y salieron.

La otra persona que necesitaba ayuda urgentemente, era una joven que se había quedado encerrada en un edificio que había empezado a arder al lado del árbol, una de las ramas mas grandes había caído destrozando la entrada del edificio e impidiendo el paso, además la joven estaba herida. Scath fue corriendo hasta la pared dañada por la rama y buscó el punto justo, acumuló el chakra en sus brazos y manos y gritó - ¡¡Doton: Kengan no Jutsu!! - su brazo empezó a recubrirse entero de roca y empezó a dar golpes en la pared, pero no era suficiente. Deshizo el jutsu y esta vez hizó una serie de sellos - Doton: Kage Bunshin - gritó acto seguido volvió a emplear el Doton: Kengan no Jutsu mientras el clon rocoso se formaba a su lado, juntos empezaron a golpear la pared en el punto mas dañado para abrirse paso. Al tercer golpe combinado lo consiguieron, el clon por el peso y la inercia se tambaleo hacia delante y Scath aprovecho la situación para pasar agachado mientras los escombos caian sobre el clon.

Una vez dentro, fue a socorrer a la joven, retiro los escombros que le aplastaban la pierna y la cogió en brazos. - No te preocupes, te sacare de aquí - Concentró el chakra en las plantas de sus pies y saltó a la pared, empezó a correr por ella y salieron los 2 por la ventana.

« Me quedan dos minutos... » - Fue corriendo hasta uno de los encargados de socorrer a las víctimas, como este le ignoraba, le agarró del hombro y le empujo contra la pared. Le miró fijamente con el byakugan activado - ¿¡Sabes lo que son estos ojos!? Escúchame atentamente, quedan 10 personas aún entre los escombros ¡Si quieres salvar la vida escúchame!. - Cuándo captó la atención del encargado le dio rápidamente los detalles, dónde estaba la gente y como sacarlas de forma óptima, por suerte los que quedaban no corrían riesgo de muerte, le quedaba 30 segundos para empezar a perseguirles o les acabaría perdiendo. Se acercó hasta Ai que estaba incosciente, Nako y Lako estaban junto a ella. - Lako, necesito que ganes algo de tiempo para mi y distraigas a aquellas personas de allí, los que han hecho están a punto de escaparse del rango de mis ojos. No puedo dejar escapar a alguien que ha hecho daño a mis amigas y que quiere poner en peligro a la gente que quiero proteger. ¿Puedes hacerlo? - La muchacha asintió y se puso en pie, fue corriendo hasta el grupo de ninjas que Scath le había indicado y choco contra ellos, una vez en el suelo se hizo la incosciente, fue entonces cuándo Scath miró a Nako - Cuida de ella, si Rumina y Nemi no consiguen que alguien venga a curarla rápido, corre y busca a algún doctor. - Scath concentró el chakra en todo su cuerpo y se impulsó a gran velocidad desapareciendo, iba de camino a las montañas.

Pese a sus esfuerzos finalmente perdió a los objetivos de vista, por muy poco pero ya era incapaz de verlos, no obstante decidió seguir su rumbo y rastro, no el rastro a partir del sitio dónde habían soltado los hilos, que en el peor de los casos quizás pudiera encontrar allí alguna pista sobre los criminales, el rastro que seguía era el que dejaban en su huida, las marcas en los árboles, las ramas partidas a su paso, el rastro era muy reciente teniendo en cuenta que aunque estaban fuera de su visión con el byakugan, acababan de pasar por la zona, era como si les siguiera a una distancia de 50-100 metros sin el byakugan, solo tenía que fijarse en las pistas.

Tras un buen rato de persecución, parecía que dejaron de ir tan rápido y volvieron a entrar en el rango de la visión del byakugan, ya que se habían alejado mucho del sitio dónde habían hecho detonar las explosiones, que teniendo en cuenta que ese lugar estaba separado a unos 700 metros del sitio del atentado, Scath calculaba que debían estar ya a casi 2km de la zona dónde había ocurrido la explosión pues había pasado de la zona dónde estaban el final de los hilos hace un buen rato.

« Son dos contra uno, no parecen novatos tengo las de perder... Si tengo suerte y ninguno de ellos tiene algún método para sentir mi presencia o rastrearme, podré simplemente seguirles para poder dar un informe mejor. Si me detectan y combatimos, tendré que intentar sacar toda la información posible o morir en el intento... »

Scath siguió también bajó el ritmo para guardar energías por si las cosas se ponían feas, no obstante se mantuvo a un ritmo superior al de sus objetivos para ir ganando terreno.

« Lo mejor sería mantener una distancia de unos 100 metros, para evitar ser detectado, pero si me acerco mas podría escucharles... Pero si seguimos con esta persecución todo el día, no podre aguantar con el byakugan activado tanto tiempo... » - Por lo que decidió acercarse hasta una distancia de 30 metros, si empezaba a prolongarse y fatigarse, se acercaría mas para escuchar algo y en caso de tener que desactivar el byakugan, que no estuvieran muy lejos para seguir el ratro


Off rol:
Como la misión indicaba: "No se les puede atribuir nada más que lo especificado de momento" he pensado que era absurdo indicar lo que hablaban o pelear incluso con ellos ya que no sé nada de ellos.


¡Misión fallida!

Al ver que Scath faltaba entre la gente, se considera que no ha cumplido la misión, por lo que no obtiene recompensa monetaria. Sin embargo, sí gana la recompensa secundaria sobre el conocimiento de los criminales, aunque sea un poco más misterioso. A la pregunta en la misión, no es que esté mal empezar la misión en el punto donde hay acción, el resto puede ser redactado a modo de situación, por hacer más completo el tema. Por cierto, un pequeño fallo que advertí, recuerda que es un bosque, es decir que no hay edificios, únicamente pudieron tiendas muy sencillas para el festival.

Por lo demás, a pesar de las instrucciones dada, fue difícil realizar el trabajo sin ayuda del Byakugan, especialmente para encontrar a personas desorientadas, o saber quién había fallecido para encargarse primero de otros. Entre las relativamente pocas víctimas mortales se cuenta a Musabi Ai.

La siguiente misión es una pequeña continuación, la próxima será una misión C para la que se necesitará al menos a otro Gennin, puedes elegir a quien gustes mientras sea del País del Rayo o un aliado.




Los ojos blancos lograrían finalmente vislumbrar a aquellos dos atroces demonios. Tan sólo a unos cuantos metros, había dos personas que habían atentado contra la seguridad de la gente del Hyuuga, pero al menos su buen juicio no le engañaba. Eran exactamente eso, tenía todas las de perder. No acababa de entender el verdadero potencial de aquellas personas, y sus intenciones eran aún menos claras. Sin embargo, ya entre montañas, sin civilización a la vista, habían parado a descansar, apreciablemente por el castaño con marcas por la cara, que estaba exhausto de la carrera en comparación al moreno con el adorno de plata. A treinta metros, una conversación normal no podía ser escuchada, aunque sí pudo lograr capturar la voz alzada del pelinegro colándose entre los árboles. — ¿Descansar otra vez? ¡Hanaya nos está buscando! — Al no ver al otro mover la boca, se podía asumir que no se trataba en absoluto de una conversación, sino del otro chico hablando solo. No pasaron, pero, muchos minutos hasta que apareció algo. Algo que debería preocupar al Hyuuga.

Una persona parecía entrar en escena, sin embargo, lo único que veía su Byakugan era eso, una persona. No había chackra, no había nada en ella. Había aparecido de forma repentina delante de los dos hombres, aparentemente de la nada, como quien parpadea y se pierde su aparición. Era una mujer rubia, con un distinguido maquillaje pistacho en los ojos, pero eso no era lo que llamaría la atención del perseguidor escondido. En absoluto. Sería aquellos ojos de ella, los cuales eran casi los mismos. Los ojos de los Hyuuga, aparentemente sin activarse, y con una muy extrañísima peculiaridad en el lado izquierdo. Scath vería como, mientras el lado diestro mantenía el color natural de aquellos ojos, el zurdo poseía un color rosáceo, bello como el de los pétalos que fueron destruidos en la explosión.

Pese a ella hablar, pues se le veía mover la boca, no había forma de escucharla a treinta metros. Y tampoco hubo manera de prevenir qué ocurrió después, pues tal y como ella había aparecido ante los hombres, lo hizo tras el Hyuuga normal, con una velocidad imposible hasta que un susurro se le coló en el oído.
 — No te incumbe, Hyuuga. — Un inconfundible desprecio acompañó aquella última palabra. Todo lo que pudo conseguir Scath fue "ver" al pelinegro moverse a una velocidad anormal y golpear su cabeza con la mano, perdiendo el conocimiento después.

Sin saber cuánto tiempo pasó desde aquello, Scath recuperó el sentido, tumbado en medio de la hierba de la montaña, en ninguna parte. Hambriento, y algo sucio, pero con el recuerdo de aquel suceso intacto. Y un picor en los ojos, que podía atribuirse a su largo uso. Cuando regresase a su tierra, sería severamente regañado. No obstante, al relatar la historia frente a sus superiores, éstos ordenarían explícitamente guardar secreto acerca de lo sucedido. Claramente preocupados. Algo ocurría, algo debía haber detrás de aquel suceso. Sería enviado a descansar, sin ningún castigo aparentemente.


Hyuuga Hanaya:
Scath Hyuuga
avatar


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.