¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Hostile Negotiations ▌feat. Aaron & Killian
Hoy a las 3:26 am por Lyd.

» Muted Path
Hoy a las 12:53 am por Fuka

» Yamanaka Hotaruhi
Hoy a las 12:16 am por Fuka

» If It's Smoke what You See (continuación)
Ayer a las 11:05 pm por Hiro Uchiha

» Clan Sunasagan
Ayer a las 8:11 pm por Goro

» On a beautiful day for murder [Misión Rango C]
Ayer a las 7:52 pm por Mu-Bai Katō

» Clan Ramiel
Ayer a las 4:05 pm por Gakumon

» Pies over Life
Ayer a las 3:41 pm por Uchiha Michi

» Watered-Down
Ayer a las 3:36 pm por Hinosuke Aburame

» Cloudrain; The First Drops ▌feat. Hon'yaku
Ayer a las 4:57 am por Lyd.

» Savage Apparition || Hiro vs Jiran
Ayer a las 4:26 am por Jiran

» Royal Challenge II.
Ayer a las 3:46 am por Aaron Sureddo

» Tablón de Misiones — Heiwo
Ayer a las 3:24 am por Heiwo

» Perfil — Heiwo
Ayer a las 3:21 am por Heiwo

» The Hick, the pervert and the Penguin
Ayer a las 2:51 am por Aaron Sureddo

» A monster who pretends to be an angel — F.
Ayer a las 2:38 am por Bersekoi

» Kiba no Hagane
Ayer a las 2:14 am por Uchiha Michi

» Alargar el empezar del examen. ¿Votación?
Sáb Ago 18, 2018 9:24 pm por Sheik

» —Zenithar Blood △ Jiran Forge
Sáb Ago 18, 2018 5:56 pm por Gakumon

» Wind Spirit [C] - Yang
Sáb Ago 18, 2018 4:54 pm por Kohemaru

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


Fire is a wild thing

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Fire is a wild thing

Mensaje por Fuanho Nara el Mar Ene 02, 2018 3:14 pm

Fire is a wild thing

Habia llegado el dia de su mision de rango C, estaba entusiasmado, había leído su misión el resumen era el siguiente, coger a una bestia viva, una bestia peligrosa que escupía fuego y que era lo suficiente lista para no caer en cebos sencillos. Iba a ser un desfio tanto para el como para su nuevo compañero, Yokago Orochi, según le había contado se trataba de un ninja peculiar, su tribu era poderosa, y dicen que siempre tienen un as bajo la manga. Habían quedado a la salida del feudo al romper el alba, como a Fuanho no le gustaba llegar tarde, antes del amanecer ya lo tenía todo preparado. <<Es hora de ponerse en marcha>> y saltó por la ventana y se encaminó hacia la puerta.

Durante el camino hasta la puerta pensó que ojala le tocara esta vez un compañero que no se le fuera mucho la cabeza y respetara los puntos claves de la misión. <<Es mi momento para demostrar que soy capaz de completar un misión de rango C>>. El sol estaba saliendo, y no había ningún indicio por el cual ninguna nube fuera a molestarlo durante todo el día. Al llegar a la salida, allí estaba su compañero, ambos se saludaron y compartieron los detalles de la misión y ambos salieron camino al bosque de la hoja. Era difícil saber si aquel ninja era mas mayor o menor que él, pero por lo menos parecía mas adulto que el anterior, llevaba una chaqueta roja y unos pantalones rotos. Durante el viaje ambos hablaron de cosas muy superficiales, nada relacionado con la misión ,parecía un tipo muy extrovertido aunque un poco mal hablado, pasado una hora el dueto llego al filo del bosque, Fuanho sacó el informe de misión y dijo:

-Según el reporte del animal, no es agresivo por lo que si uno de los dos lo encuentra que lance un clon para seguirlo mientras el original busca al otro de nosotros. Según en las condiciones y el tipo de terreno que lo encontremos actuaremos- Fuanho volvía a coger el timón para dar ordenes, esperaba que al Orochi no le sentara mal – Yo iré por el oeste y tu por el este, nos reuniremos en este pequeño claro en medio y a partir de ahí veremos que hacer.

Fuanho cogió su mochila ambos se despidieron y cada uno se fue a su lugar para buscar al animal. <<Hora de empezar a buscar>> el joven Nara fue andando sigilosamente por el bosque mientras buscaba cualquier tipo de huella, durante una hora no encontró ningún tipo de rastro, hasta que escuchó un fuerte rugido <<¿Que esta pasando?>> el rubio arrancó a correr hacia donde escuchó a el animal. <<Espero que no haya pasado nada grave>>. Al llegar a una especie de claro, vio al Enkiba rugiendo, mientras un cazador intentaba cazarlo con una lanza, el animal se irguió un segundo para después lanzar una llamarada y prenderle fuego al hombre que entre gritos cayó al suelo muerto <<¿Pero que?>> casi parecía que el animal hubiera leído su mente, olfateo el aire y se giró hacia su dirección. <<Mierda me acaba de ver, ahora no podre avisar al Orochi>>.
Fuanho Nara
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Fire is a wild thing

Mensaje por Iko el Mar Ene 02, 2018 10:09 pm





Fire is a wild thing

that is why wild things
might get along












Quien fuera que tironeaba de las hileras de sucesos, quien escribiera cada uno de los pasos de la humanidad, quien condujese el mundo con sus deseos había decido que Iko no merecía una calma prolongada. A la salvaje ya no le quedaba paciencia, y aquello, en la complicada edad de una adolescente era todo menos conveniente. El cuerpo mismo se angustiaba, y producía en ella momentos de verdadero estrés. De repentinos ataques de enfado, o tristeza, o ambos, o ninguno hasta llanuras emocionales que duraban todos los días. Todos los eventos que le habían propinado sus decisiones habían sido nefastos. Casi todos. Cada persona trató de acabar con ella, y cada señal fortuita de las divinidades había terminado por ser una trampa, o un fracaso. Era obvio como tal que una muchacha como ella, sin amparo de nada ni nadie se viese obligada a refugiarse en lo más parecido a un hogar, que era el bosque. No era como aquél en su isla natal, los colores y los animales eran distintos. Los olores frutales cambiaban, y el paisaje alrededor no era comparable. Pero mucho menos lo eran edificios distribuidos con un sistema que no podía comprender contra chozas enclenques de palos, hojas y piedra. Cada vez, la opción de partir de aquella tierra se hacía más patente, al ritmo de sus pasos escabulléndose entre los árboles con una desafortunada presa de orejas largas que había tenido que adquirir como comida, y que ahora paseaba para que su olor guiase a los depredadores allí.

Como extraña, no era capaz de adivinar el comportamiento de las bestias, y aunque sujetar a un conejo inocente y asesinado cruentamente no lo probaba, aquélla tenía un gran respeto por esas criaturas. Ningún animal, por suerte no se había cruzado con ninguno as, seguía órdenes. Eran libres de yugo de los monstruos, y eso les convertía automáticamente en lo más parecido a una sociedad a la que pertenecer. Por ello cazaba presas y no cazadores. Y por ello, cuando los humanos invadían su territorio, la ansiedad regresaba y los instintos decidían tomar las riendas. Fue el caso de como un enorme tigre pasó a una velocidad increíble. Sus fuegos y rugidos eran para que ningún animal le obstaculizase la huida, y así parecía obedecer la chiquilla, que se arrinconó en un tronco, dejando que él y su perseguidor pasasen de largo. El hombre hablaba a gritos, algo que la joven no pudo desentrañar.

Un gran cazador como aquel tigre no debería tener problemas. Era fuerte y rápido, no como ella, corrían a recordar los pensamientos. Era un ejemplo a seguir para la albina. Miró por unos segundos hacia su caza, y luego hacia el camino que habían seguido la majestuosa criatura y el malvado cazador. Quizás era el momento de hacer algo al respecto. Quizás estaban en lo cierto, y sólo animales salvajes como ella podían escaparse de las artes malignas de aquellos demonios gobernantes. Era posible que tan sólo aquella bestia pudiese finalmente hacer algo con la carga de la muchacha. Esos pensamientos y la inestable emoción empujaron el cuerpo albino a recorrer la misma dirección, agarrando con su fuerza descomunal al conejo, corriendo con un galope renovado. Si eso quería aquel mundo, eso tendría. La ropa de la joven comenzó a moverse al aire. Una suelta prenda blanquinosa que se sujetaba bien por la anchura de sus hombros, y una tela ceñida de color negro en las piernas albinas, en conjunto a las botas y los guantes simbólicos, y la manera sutil de cómo el pelo, recogido en una coleta de lazo verde chocaba con sus brazos desnudos y sus caderas por la longitud.

A pesar de todo para cuando llegó a la escena, y no se escondía como el Nara, vio como el poderoso animal terminaba por encargarse de aquel cazador maldito. A pesar de todas las alertas para cualquier racional, la joven de pelo sin color se adelantó, mientras balanceaba su tratado de paz. Iko emergió de entre los arbustos con un perfil bajo, mas no sumiso, mientras dejaba caer la presa un poco lejos de ella, y daba algunos pasos al lado, dejando al conejo sólo para el tigre. Quería ella hacer ver aquello como un regalo, algo que podía darle y le daba. El tigre sin embargo, rugía en su conocimiento del manipulador de sombras, mientras que Iko era la que se quedaba nuevamente sin saber nada acerca del enemigo de su amigo. Su mirada examinaba con respeto al animal, que al no acercarse ella, él no se acercó. Era más de lo que habían hecho la mayoría de personas que se encontró en aquel lugar, por lo que simplemente se quedaría recluida en su sitio, esperando a una calma que no iba a llegar. Sin saberlo Iko, se había posicionado triangularmente al respecto del animal y el oculto ninja. El tigre miraba hacia el Nara, e Iko estaba a su perfecta izquierda, a pocos doce metros, siendo que entre ella y el hombre sigiloso había casi quince. Aunque él pudiese ver el claro, y por lo tanto a la bella escultura de mármol que era Iko, ella no tenía en absoluto noción del hombre, y se preocupaba en observar si el tigre había sufrido algún daño por parte del desalmado y muerto cazador. En absoluto presentaba ningún rasguño, sólo la suciedad normal del bosque que compartía con ella. Desgraciadamente, no lo sabía, pero dependía de lo que hiciera el rubio, el animal sería alterado o no, y eso provocaría algo en Iko. al igual que el joven podría notar que aquella chica no era muy normal por no tratar de esconderse de una fiera como aquella.



Apariencia — Iko:

Datos — Iko:
Off-rol. Saludos, Fuanho y Yokago. Sin rencores ni malas intenciones, vengo a interrumpir la misión porque todos tenemos derecho a cobrar. Espero que nos vaya bien y pase lo que pase salga un buen tema. Sobre el post no creo que haga falta decir nada. Me basé en la descripción del animal para que, ya que Iko no se acerca, él no muestre intención de asaltarla.

Ninjutsu: 02 — 07.
Genjutsu: 01 — 07.
Taijutsu: 10 — 10.
Fuerza: 10 — 10.
Velocidad: 10 — 10.
Resistencia: 09 — 10.

Técnicas: G. — 08/08.

Datos — Marionetas:
Torashishi migiashi.
Garras. 04 — 04.
(Veneno. Shihai-tekina dansei.)
Agujas. 04 — 04.
(Veneno; índice y anular. Shihai-tekina dansei. Veneno; corazón y meñique. Hirano-kokei.
Cable trenzado. 02 — 02.

Torashika hidariashi.
Garras. 04 — 04.
(Veneno. Hirano-kokei.)
Cilindros explosivos. 03 — 03.
Hojas de acero. 02 — 02.
(Veneno; dorada. Shihai-tekina dansei. Veneno; plateada. Hirano-kokei.)
Piel de tiburón. 01 — 01.
(Veneno. Shiahi-tekina dansei.)

Torasame kodariashi.
Cuchilla. 01 — 01.
(Veneno. Shihai-tekina dansei.)
Conductos de aire. 02 — 02.
Esferas. 06 — 06.
Cable trenzado. 01 — 01.
(Veneno. Shihai-tekina dansei.)

Torakujira kogiashi.
Cuchilla. 01 — 01.
(Veneno. Hirano-kokei.)
Conductos de aire. 02 — 02.
Hojas. 03 — 03.
(Veneno. Hirano-kokei.)
Ruedas. 04 — 04.



Shihai-tekina dansei.
El veneno, en estado líquido, puede aplicarse a cualquier herida o contacto con el torrente sanguíneo. Una vez se ha aplicado, el veneno viaja por el cuerpo a través de la sangre y termina en el cerebro, llegando a la barrera hemato-encefálica. Pasada la barrera, el sodio, conteniendo pequeñas porciones de agua, causaría un edema en las neuronas de forma temporal, hasta que los riñones limpiasen la sangre. Con ello se conseguiría el efecto deseado.

Una vez aplicado, el veneno actúa rápido, y tiene la duración de dos turnos. La tensión intracraneal aumentada por el veneno actúa sobre el cuerpo confundiendo su capacidad física y de concentración. La víctima pasa a estar ligeramente confuso, aunque lúcido aún, pareciendo un estado despistado. Esto hace que no preste atención a detalles ni pueda realizar acciones minuciosas. Al mismo tiempo, produce una torpeza física leve. Aunque no es un desequilibrio en si, el afectado fracasará si intenta hacer movimientos que requieran de precisión, incluyendo desde sellos de manos (Los dedos no estarían en la posición correcta, pudiendo llegar a hacerse daño por chocarlos) hasta acrobacias (Pudiendo llegar a caer de mala manera). Estos efectos son leves, incluso una víctima sin mucha atención podría pensar que no le pasa nada, y por lo tanto intentar llevar a cabo estas acciones sin éxito.

El veneno produce por dos turnos una penalización de -2p. en Taijutsu, Ninjutsu y Genjutsu. Tras el efecto no quedan secuelas, ya que el filtrado renal lo ha eliminado, pero puede volver a ser envenenado. A ninjas de mayor rango les afecta poco. La penalización es de -1p. y pueden realizar sellos y movimientos complejos. Además, pueden aún ejecutarse sellos si se hace más lento de lo normal, en el mismo rango. Aplica también para algunas acciones más básicas, como la puntería con armas arrojadizas, el uso de Genjutsu por métodos ajenos a los sellos, como tocar un instrumento, algo que requiere precisión y más en medio de una batalla, etcétera.

La cantidad necesaria es minúscula, ya que requiere viajar por el torrente sanguíneo y ser suficientemente pequeña para atravesar la apertura que deja el sodio en la barrera hemato-encefálica. El edema que produce es pequeño, pero suficiente para producir estos efectos de un modo temporal, aunque sea casi imperceptible por su muy pequeña cantidad.

Hirano-kokei.
Únicamente útil en estado líquido, este veneno se debe aplicar en la sangre del objetivo, una herida abierta, o inyectarlo en el torrente sanguíneo. Se necesita muy poc cantidad gracias a la dosis de coagulante. Cuando esta viaja por las arterias, comienza a hacer su trabajo, haciendo a la sangre densa, hasta que llega a la cabeza, dejando un pequeño coágulo no demasiado peligroso. No obstante, este obstruye las arterias medianas y grandes que pasan por cerca del nervio óptico. Esto se suma a una disimulada falta de respiración dado que también se han hinchado, en menor medida, las arterias de cuello, presionando las vías respiratorias. Así, el efecto toma forma rápidamente, en los siguientes dos o tres segundos.

El veneno ha sido elaborado específicamente para las arterias a las que afecta, por si posición en el cráneo, estas al hincharse, presionan de cierta manera el nervio óptico, de una forma casi-no dolorosa, pero cuyo efecto puede ser altamente perjudicial. En los siguientes dos turnos al envenenamiento, la víctima es incapaz de medir profundidad. Esto quiere decir que a quien se ve afectado se le restringe la capacidad de medir lo lejanos que están los objetos, cuando se aproximan o cuando se alejan. Este fallo se debe a la presión del nervio óptico, que envía una información incompleta al cerebro, haciendo imposible determinar este dato. Cabe aclarar que no vuelve borrosa o mala la visión, ni tampoco prohibe el uso de doujutsu. Este efecto hace la tarea de los luchadores a distancia muy difícil, pues son incapaces de saber si el objetivo está a rango, o demasiado cerca, así como no pueden medir con ninguna exactitud la distancia a la que lanzan armas o técnicas. Ocurre lo mismo con el combate a corta distancia, siendo difícil ver cuánto le falta a un golpe para esquivarlo en el momento justo, o si el objetivo está a rango de una patada. Huelga decir, es inútil fijarse en si el objeto se hace más grande o más pequeño, dado que la afección es cómo interpreta el cerebro la información a base de tener el nervio óptico presionado, y no la vista como tal, con lo que es algo que no puede calcularse con el veneno en el cuerpo. Pasados los dos turnos, las defensas y el metabolismo del cuerpo consiguen deshacer el coágulo, regresando la capacidad de ver profundidad a la víctima. No obstante, durante unos cuantos minutos, notará la sensibilidad en los ojos y la cabeza algo mareada, aunque estos son efectos sutiles.

Durante el efecto, hay algo que pasa desapercibido, y es el pequeño fallo respiratorio al presionar ligeramente las vías por donde respira el objetivo. Por si solo, el efecto no vale nada, pero agrava seriamente las faltas de oxígeno más marcadas, ya sean por veneno, por estar sumergido en el agua o por simplemente no poder respirar con normalidad. Hace que el afectado se ahogue casi de inmediato, pudiendo llevar en un caso prolongado, un turno, sin respiración a perder el conocimiento.

En el caso de los doujutsu, estos poseen sus facultades, pero no pueden sobrellevar el efecto del veneno, por lo que un Byakugan vería en su radio de alcance, pero no podría determinar distancias, al igual que un Sharingan, aunque fuese a cámara lenta, no podría calcular movimientos que se acerquen/alejen. En doujutsus creados, ocurre lo mismo, así como en capacidades como el Ojo de águila del Arte certero de los usuarios de Kenjutsu.

Por último, aunque en general el único sentido afectado es la vista, separar esta del oído, el olfato o el tacto es difícil, aunque no imposible, pero alguien acostumbrado a los ojos tendría muy difícil, por no decir imposible, lograr esto. No obstante, no se pueden incluír los humanos con capacidades sensitivas más refinadas.
Iko
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Fire is a wild thing

Mensaje por Yokago Orochi el Miér Ene 03, 2018 7:13 pm

Me puse el despertador a las 04:00 h. Estaba ansioso. Mi primera misión y encima de rango C. Pero, ¿Por qué tenía que ir con un compañero?... En fin, gages del oficio. Me levanté y me puse a repasar los detalles de la misión.
-¿Capturar a tal bicharraco y encima vivo?¿Estamos locos o qué? Espero por lo menos que mi compañero no sea un inútil y sirva de algo. -Dije mientras observaba aquellos papeles donde se encontraba la información de la bestia en cuestión.- En fin, es hora de partir.

Habíamos  quedado a la salida del feudo al romper el alba. Estuve esperando 5 minutos. Salió un majestuoso sol y con su salida llegó mi compañero. Un hombre alto con una corta melena rubia y unos bonitos ojos verdes. Me recordó mucho a mi hermano. Me quedé mirándole y le sonreí. Nos saludamos amistosamente. Así que un Nara, ¿eh?. Espero que esté a la altura de su clan.

Empezamos a entablar conversación. El chico parecía inteligente. Bueno, eso era todo un avance, ahora solo faltaba que no fuera un imbécil. Finalmente, llegamos al filo del bosque. Fuanho sacó el informe de la misión y dijo:
-Según el reporte del animal, no es agresivo por lo que si uno de los dos lo encuentra que lance un clon para seguirlo mientras el original busca al otro de nosotros. Según en las condiciones y el tipo de terreno que lo encontremos actuaremos.Yo iré por el oeste y tu por el este, nos reuniremos en este pequeño claro en medio y a partir de ahí veremos que hacer.

En fin, al final pareció ser un imbécil. Mira que tomar la iniciativa sin siquiera preguntarme qué opinaba al respecto. Asentí y nos dividimos. Tampoco era plan empezar a discutir por una tontería como esa en mi primera misión y el chico parecía que sabía lo que hacía.

Empecé torpemente mi camino en búsqueda de tal alimaña. No sabía por dónde empezar a buscar así que decidí dar un rodeo hasta que consiguiera captar alguna partícula que rastrear. Nada. Esperaba que a mi compañero le fuese mejor.
Al cabo de un rato, tropecé con una serpiente con la que pude conseguir un poco de información.

-¿Has visto a una fiera con cierta similitud a un tigre y que escupe fuego?-Dije.

-Hoy es tu día de suerte.-Dijo la serpiente- Casualmente...

-¿Casualmente qué?

- Bueno... Sí, he visto algo así. Pero debes tener cuidado, la bestia no está sola.

-¿No está sola? ¿A qué te refieres?

-Sígueme y tú mismo lo sabrás.

Empecé a seguir a la serpiente cuando, de repente, empecé a captar un rastro de partículas. Me escondí detrás de un árbol y allí vi, a escasos 5 metros, a una muchacha al lado de  lo que parecía un conejo muerto y... bingo, la bestia. Aquella chica no parecía muy normal, ¿Por qué estaba tan cerca de aquella bestia? ¿No tenía miedo? Seguí observando el paisaje y conseguí distinguir algo moverse a lo lejos. Si no me fallaba la intuición, era mi compañero.

-Serpiente, ¿puedes hacerme un favor?

-Claro, dime.

-¿Puedes ir hacia aquel árbol y decirme que hay por allí?

La serpiente tardó menos en venir de lo que tardó en irse.

-No te lo vas a creer, detrás de ese árbol está tu prima la muelles

-¿Por qué hasta las serpientes me toman el pelo?

-JAJAJAJAJAJA es broma, hay un chico rubio con una corta melena y un metro ochenta de alto.

-Fuanho, sin duda.
Yokago Orochi
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Fire is a wild thing

Mensaje por Fuanho Nara el Vie Ene 05, 2018 4:15 pm

Fuanho observaba la situación con tranquilidad mientras pensaba en lo que estaba viendo “Esa chica le acaba de dar un conejo a la bestia, ¿será amiga suya? ¿podrá una bestia como esa tener amigos?” Lo unico que tenia claro el Nara era que si esa chica hacía un movimietno que el animal pudiera interpretar como agresivo sería devorada o chamuscada en menos de lo que canta un gallo, Fuanho tenía que tomar una decisión y debía ser la correcta, “el animal sabe que estoy aquí, pero de momento no soy un peligro para él, pero acaba de matar a un hombre, muy tranquilo no tiene que estar, puede matar a esa chica en cualquier momento, tengo que actuar

Fuanho hizo un sello y realizó un jutsu oculto y salió de los árboles en dirección a la chica andando muy despacio con la mano levantada para que la chica no se asustara.

-Hola me llamo Fuanho, no se si tienes alguna relación con esta bestia – La bestia lo miró fijamente a los ojos, durante un segundo se le heló el corazón, pero aún así siguió avanzando – Pero tienes que salir de aquí ahora mismo, este gran animal acaba de matar a un cazador sin inmutarse, acompáñame y te sacaré de aquí – Ya estaba lo suficientemente cerca casi para darle la mano, a unos 5 metros. - Yo me encargaré de llevarme al animal, sin herirlo si puede ser.

El viento sopló fuerte entre los árboles haciendo que las dos melenas rubias ondearan con el viento, y ambos se miraron a los ojos.

-Dame la mano, puedes confiar en mi – Dijo Fuanho mientras le ofrecía la mano.

El animal siendo testigo de esto, mostró muchisima indiferencia y empezó a caminar hacia el bosque gracilmente al ver que ningún peligro había allí, cuando más de 20 metros le separaban de los dos rubios, y cuando ya hbía cruzado la primera fila de árboles (zona donde antes se escondía Fuanho) se quedó parado, como sintiendo que algo no iba bien allí,de repente rugió para ver aparecer a otro Fuanho detras de él creando una linea recta entre la bestia a 5 metros Fuanho, y a otros 15 metros tanto la chica como el otro Fuanho.

-Hola amigo – le dijo Fuanho a la bestia – Me han contado que si no te damos problemas tu no nos darás problemas, vamos a llevarnos bien ¿De acuerdo? - El animal lo miraba con desconfianza, y dio un pasó atrás antes de rugir, marcando su territorio. - No quiero hacerte daño tenlo por seguro amigo, pero si no me atacas tendremos que ponernos a bailar - dijo mientras ponía un pergamino explosivo atado a un kunai. <<Ojala no haya que hacerle daño a esta majestuosa bestia>>


Apunte:
Buenas Iko, la verdad es que creía que por fin iba a terminar una misión C cumplida satisfactoriamente, ya veo que me va a costar si quiero hacerlo.
Se que es la unica manera de que pases misiones es así, y es una putada
En cuanto al post, mi idea es no hacerle daño al animal, ni a ti, por eso voy de buenas a hablar con tu personaje, a ver si conseguimos llegar a un punto intermedio para salir todos contentos de aquí y vivos jajaja
A lo mejor dialogando y buscandole algo bueno al animal podemos xD

Jutsus Utilizados:
Jutsu: Clon de penumbras:
Luego de una serie de sellos, la sombra del ejecutor se extiende unos centímetros. Dejando salir de esta un clon, este se verá y podrá hablar como si se tratara del mismo usuario. Podrá realizar técnicas de clan de su nivel (consumen chakra del creador) y portar armas, su fuerza y velocidad dependen del ninjutsu del creador. Otra característica de este clon, es que al ser destruido su sombra queda en el campo de batalla para tomar posesión de la sombra del individuo que logre destruirlo, moviéndose hasta él. Esta sombra puede recorrer un máximo de 5 metros (+2 por rango extra del ninja) antes de desaparecer. Estos clones son sumamente frágiles pudiendo soportar sólo un golpe y además particularmente sensibles a la luz directa la cual podría deshacerlos si el ninjutsu del creador es bajo. El efecto de posesión de sombra dura un turno, pero los individuos que posean una fuerza igual o mayor al ninjutsu del creador podrán liberarse. Los dojutsus no pueden distinguir estos clones del original, otros tipos de sensoriales si.

Aspecto Fuanho Nara:

Equipamiento:

Equipamiento:
Kunais x10
Shurikens x10
cascabeles x10
sellos explosivos x4
Pergamino mediano x1 (Yari dentro)
Fuanho Nara
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Fire is a wild thing

Mensaje por Iko el Vie Ene 05, 2018 7:00 pm





Fire is a wild thing

that is why wild things
might get along












El fiero animal no había practicamente pescado el olor de la comida. Estaba encandilado en unos árboles que a la muchacha retenida en sus impulsos no le parecían ninguna amenaza. No contemblaba ni el susurrar de la serpiente y las sombras en lo más mínimo mientras su posición se abastecía de humildad frente a un ser al que respetar. La jovencita que pudo parecerle indefensa al manipulador de sombras en realidad aguardaba salvajismo tan desorbitado como el de las llamas poco crecidas del Enkiba, como una bestia más. Cazadora a veces, silenciosa a veces, animal a veces. Era poco perceptible para aquella vista de los continentales, ellos veían a una chiquilla. Analfabeta y rara, exótica, por civilizar quizás. Ella era otra parte de los bosques, una pieza tan bien hecha para el entorno que lo prefería a su verdadero hogar. Rodeada de madera, maleza y aquellos depredadores sangrientos y poderosos. Sentía esa su tierra más que ninguna otra, porque era en la única que podían dejarle vivir. Eso pensaba en un plano oculto la de pelo blanco antes de descubrir que nunca iba a tener lo que quería si permanecía rodeada de cualquier cosa que no fuesen árboles, maleza, y bestias sangrientas y poderosas. Como una plaga, los monstruos habían expandido sus garras hasta en lo más sagrado, que era la tierra de nadie, crecida de las plantas regadas por el mundo. Pensaban que era suyo, el bosque; y suyas sus vidas. Era tal como había estado sucediendo últimamente. Cualquier resquicio de sola libertad debía ser contaminado y destruido por aquellos monstruos de carne impropia. Y más, por aquella parte de la especie más monstruosa e incontenible. Hasta el más irracional de los depredadores sabría detenerse en comparación.

Un hombre. Una cosa rubia y grande emergió de donde vigilaban las blanquinosas perlas del gran felino, al cual los fuegos le comenzaron a crecer, mirando a la aparición y juzgándola. Mucho más tolerante de lo que era Iko, que ya había adoptado su defensivo-agresiva postura en su dirección, como la animal que era, defendiendo un territorio que no era suyo, pero tampoco de aquel monstruo parlanchín. Sus palabras hacían algo de sentido para ella que no entendía aquella lengua en común en plenitud. Le estaba advirtiendo a ella de la gran bestia. Irracional para la que acababa de ofrendar una pieza de carne, y más de la boca de alguien que se escondía. Sólo los tramposos monstruos se escondían de aquella manera. No eran como las carreras de las leonas por una presa, ni el acecho de un animal respetable. Era una vil muestra de cobardes. A pesar de sus miedos, la joven se había quedado estoica, con una mirada de absoluta y sincera desconfianza y distanciamiento con el Nara. La salvaje quería huir, y quería hacer trizas a aquel hombre por, una vez más, recordarle que el mundo no tenía intención de hacérselo fácil. En vez de ello, seguía insistiendo, cabezota e incorregible, apretando tanto los dedos de su postura que rompería el más duro material con sólo sostenerlo, antes de hablar con una calma amenazante, clara, sencilla y directa, a la vez que el animal comenzaba a caminar en otra dirección. Gracias a la disposición, podía vigilar con calma al hombre y al tigre al mismo tiempo, pues estaba tras el primero su verdadera preocupación. — Vete. — La voz de Iko era siempre demasiado suave, demasiado tejida para sonar como una verdadera amenaza. A la chiquilla le perseguían más estigmas de los que quería admitir, y uno de ellos era su sonido de terciopelo frágil. — Es no lugar tuyo. — Culminaba, con los rubíes turquesa apuntando a los ojos del rubio. Hubiese sido muy sencillo terminar allí, incluso hubiese agradecido la retirada del hombre, hasta habría vuelto a sembrar dudas en el miasma que eran las confusiones de la joven. Pero en vez de ello decidió remarcar sus malas costumbres, su indecencia e inmoralidad, la despreocupada carnicería que le tendían a todo con sus garras tramposas y máscaras de piel.

Todas las sospechas confirmadas, todos los malos augurios, las falacias, las señales. Todo asintiendo al mismo compás cuando una figura inequívocamente copiada de la que tenía enfrente la muchacha hacía aparición entre ella, el hombre y el animal. Ni siquiera dio un momento de confianza, un juicio justo. El rugido del animal al revelarse aquella cosa sin ninguna clase de esencia, hecha de las sombras que albergaba su creador. La figura femenina que había guardado quietud se activó tras la primera de las llamadas, y dio un alargado paso, estirando el brazo izquierdo para que su mano acogiese la del Nara. Pero no de la forma que él hubiese esperado. Detrás de aquella cara frágil y gentil, ahora el Nara experimentaría lo que había dentro de aquella bestia, de la que se debía preocupar tanto o más que de su verdadera presa. La mano de Iko se cerró en un puño. Era más pequeña que la mano de Fuanho, pero aún así, el agarre era tan poderoso como siempre. Con facilidad torció el brazo hacia afuera para quebrar parcialmente el equilibrio del hombre. Sobre su mano se cernían las miles de diminutas cuchillas envenenadas en hidariashi. Al momento de haber torcido, ella misma giró en una portentosa vuelta mientras extraía las garras de la mano derecha y vigilaba la postura de aquel hombre. Cualquier movimiento de su brazo debería ser detenido, pues para la desconocida fortuna de la chiquilla, aquella presa no dominaba para nada su cuerpo en comparación a ella. La ofensiva sería repudiada, cualquier movimiento o quietud lo sería con un zarpazo, regalando una dolorosa herida envenenada, mientras que el cuerpo de la albina chocaba contra el pecho del rubio para terminar de desestabilizarlo, soltando entonces su mano y brazo retorcido para, en un giro, golpear con poderoso impulso sus costillas, enviándolo a la izquierda del claro de aquel golpe, a poco más de cincuenta centímetros del suelo y directo a un árbol. Si bien no era algo que haría al hombre perder por completo la compostura, la chiquilla seguía confiando en aquello que le cuidaba, su fuerza bruta.

Dada aquella ofensiva, no era capaz de decir qué haría la segunda versión del hombre rubio. Ni siquiera conocía su formación. Ella únicamente conocía aquellas copias de tierra, y aquellas fantasmales, pero jamás una con la habilidad de emular palabras. ¿Gemelos? Pero sorprender al animal de caza era extraño, a la pequeña no le lograba encajar que el ocultamiento de nadie escapase a ese sentido desarrollado del felino. — ¡Fes-aroe-o! — Gritó ella, sin saber que el animal no poseía ningún poder de escucha. Para la joven perdida, pero, significaba lo suficiente para acercarse como lo hacían los depredadores. A la presa. Llegó hasta los siete metros antes de ver al tigre enardecer sus colmillos al máximo, y comenzar a moverse hacia el otrora oculto Nara, saltando hacia su posición con fiereza, y desprendiendo un zarpazo envidiado por la fémina que había quedado a cuatro metros del nuevo asesinato, y a ocho de los rincones por donde lanzó al hombre. Ya no esaba en línea recta al animal, y permaneció con una educada quietud, mirando alrededor. Para un animal inteligente difícilmente se le pasaría por alto que había comida que ella le había regalado, y que acababa de despedir a un hombre contra los matorrales. No era una amenaza, y aunque no era ninguna mascota, no tenía razón para atacarla a ella. La joven miró en los alrededores. La sangre de la piel arrancada de la mano sel Nara se escurría por su guante y goteaba. Su postura y garras, ahora extendidas, dejaban ver con claridad que no se trataba de más que otro animal. Una tigresa encerrada dentro de aquella bellísima escultura de mármol rosáceo, rubíes turquesa, oro fundido en las venas, y el cielo entero en el color de la coleta. — ¡Es bestia libre! ¡Es tierra libre! —


Apariencia — Iko:

Datos — Iko:
Ninjutsu: 02 — 07.
Genjutsu: 01 — 07.
Taijutsu: 10 — 10.
Fuerza: 13 — 10. (10 + 3)
Velocidad: 10 — 10.
Resistencia: 09 — 10.
Camino del tigre — +3p. Fuerza

Técnicas: G. — 08/08.

Datos — Marionetas:
Torashishi migiashi.
Garras. 04 — 04.
(Veneno. Shihai-tekina dansei.)
Agujas. 04 — 04.
(Veneno; índice y anular. Shihai-tekina dansei. Veneno; corazón y meñique. Hirano-kokei.
Cable trenzado. 02 — 02.

Torashika hidariashi.
Garras. 04 — 04.
(Veneno. Hirano-kokei.)
Cilindros explosivos. 03 — 03.
Hojas de acero. 02 — 02.
(Veneno; dorada. Shihai-tekina dansei. Veneno; plateada. Hirano-kokei.)
Piel de tiburón. 01 — 01.
(Veneno. Shiahi-tekina dansei.)

Torasame kodariashi.
Cuchilla. 01 — 01.
(Veneno. Shihai-tekina dansei.)
Conductos de aire. 02 — 02.
Esferas. 06 — 06.
Cable trenzado. 01 — 01.
(Veneno. Shihai-tekina dansei.)

Torakujira kogiashi.
Cuchilla. 01 — 01.
(Veneno. Hirano-kokei.)
Conductos de aire. 02 — 02.
Hojas. 03 — 03.
(Veneno. Hirano-kokei.)
Ruedas. 04 — 04.



Shihai-tekina dansei.
El veneno, en estado líquido, puede aplicarse a cualquier herida o contacto con el torrente sanguíneo. Una vez se ha aplicado, el veneno viaja por el cuerpo a través de la sangre y termina en el cerebro, llegando a la barrera hemato-encefálica. Pasada la barrera, el sodio, conteniendo pequeñas porciones de agua, causaría un edema en las neuronas de forma temporal, hasta que los riñones limpiasen la sangre. Con ello se conseguiría el efecto deseado.

Una vez aplicado, el veneno actúa rápido, y tiene la duración de dos turnos. La tensión intracraneal aumentada por el veneno actúa sobre el cuerpo confundiendo su capacidad física y de concentración. La víctima pasa a estar ligeramente confuso, aunque lúcido aún, pareciendo un estado despistado. Esto hace que no preste atención a detalles ni pueda realizar acciones minuciosas. Al mismo tiempo, produce una torpeza física leve. Aunque no es un desequilibrio en si, el afectado fracasará si intenta hacer movimientos que requieran de precisión, incluyendo desde sellos de manos (Los dedos no estarían en la posición correcta, pudiendo llegar a hacerse daño por chocarlos) hasta acrobacias (Pudiendo llegar a caer de mala manera). Estos efectos son leves, incluso una víctima sin mucha atención podría pensar que no le pasa nada, y por lo tanto intentar llevar a cabo estas acciones sin éxito.

El veneno produce por dos turnos una penalización de -2p. en Taijutsu, Ninjutsu y Genjutsu. Tras el efecto no quedan secuelas, ya que el filtrado renal lo ha eliminado, pero puede volver a ser envenenado. A ninjas de mayor rango les afecta poco. La penalización es de -1p. y pueden realizar sellos y movimientos complejos. Además, pueden aún ejecutarse sellos si se hace más lento de lo normal, en el mismo rango. Aplica también para algunas acciones más básicas, como la puntería con armas arrojadizas, el uso de Genjutsu por métodos ajenos a los sellos, como tocar un instrumento, algo que requiere precisión y más en medio de una batalla, etcétera.

La cantidad necesaria es minúscula, ya que requiere viajar por el torrente sanguíneo y ser suficientemente pequeña para atravesar la apertura que deja el sodio en la barrera hemato-encefálica. El edema que produce es pequeño, pero suficiente para producir estos efectos de un modo temporal, aunque sea casi imperceptible por su muy pequeña cantidad.

Hirano-kokei.
Únicamente útil en estado líquido, este veneno se debe aplicar en la sangre del objetivo, una herida abierta, o inyectarlo en el torrente sanguíneo. Se necesita muy poc cantidad gracias a la dosis de coagulante. Cuando esta viaja por las arterias, comienza a hacer su trabajo, haciendo a la sangre densa, hasta que llega a la cabeza, dejando un pequeño coágulo no demasiado peligroso. No obstante, este obstruye las arterias medianas y grandes que pasan por cerca del nervio óptico. Esto se suma a una disimulada falta de respiración dado que también se han hinchado, en menor medida, las arterias de cuello, presionando las vías respiratorias. Así, el efecto toma forma rápidamente, en los siguientes dos o tres segundos.

El veneno ha sido elaborado específicamente para las arterias a las que afecta, por si posición en el cráneo, estas al hincharse, presionan de cierta manera el nervio óptico, de una forma casi-no dolorosa, pero cuyo efecto puede ser altamente perjudicial. En los siguientes dos turnos al envenenamiento, la víctima es incapaz de medir profundidad. Esto quiere decir que a quien se ve afectado se le restringe la capacidad de medir lo lejanos que están los objetos, cuando se aproximan o cuando se alejan. Este fallo se debe a la presión del nervio óptico, que envía una información incompleta al cerebro, haciendo imposible determinar este dato. Cabe aclarar que no vuelve borrosa o mala la visión, ni tampoco prohibe el uso de doujutsu. Este efecto hace la tarea de los luchadores a distancia muy difícil, pues son incapaces de saber si el objetivo está a rango, o demasiado cerca, así como no pueden medir con ninguna exactitud la distancia a la que lanzan armas o técnicas. Ocurre lo mismo con el combate a corta distancia, siendo difícil ver cuánto le falta a un golpe para esquivarlo en el momento justo, o si el objetivo está a rango de una patada. Huelga decir, es inútil fijarse en si el objeto se hace más grande o más pequeño, dado que la afección es cómo interpreta el cerebro la información a base de tener el nervio óptico presionado, y no la vista como tal, con lo que es algo que no puede calcularse con el veneno en el cuerpo. Pasados los dos turnos, las defensas y el metabolismo del cuerpo consiguen deshacer el coágulo, regresando la capacidad de ver profundidad a la víctima. No obstante, durante unos cuantos minutos, notará la sensibilidad en los ojos y la cabeza algo mareada, aunque estos son efectos sutiles.

Durante el efecto, hay algo que pasa desapercibido, y es el pequeño fallo respiratorio al presionar ligeramente las vías por donde respira el objetivo. Por si solo, el efecto no vale nada, pero agrava seriamente las faltas de oxígeno más marcadas, ya sean por veneno, por estar sumergido en el agua o por simplemente no poder respirar con normalidad. Hace que el afectado se ahogue casi de inmediato, pudiendo llevar en un caso prolongado, un turno, sin respiración a perder el conocimiento.

En el caso de los doujutsu, estos poseen sus facultades, pero no pueden sobrellevar el efecto del veneno, por lo que un Byakugan vería en su radio de alcance, pero no podría determinar distancias, al igual que un Sharingan, aunque fuese a cámara lenta, no podría calcular movimientos que se acerquen/alejen. En doujutsus creados, ocurre lo mismo, así como en capacidades como el Ojo de águila del Arte certero de los usuarios de Kenjutsu.

Por último, aunque en general el único sentido afectado es la vista, separar esta del oído, el olfato o el tacto es difícil, aunque no imposible, pero alguien acostumbrado a los ojos tendría muy difícil, por no decir imposible, lograr esto. No obstante, no se pueden incluír los humanos con capacidades sensitivas más refinadas.
Iko
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Fire is a wild thing

Mensaje por Yokago Orochi el Sáb Ene 06, 2018 7:53 pm

Observé que Fuanho salía de un árbol en dirección a la muchacha. ¿Qué cojones estaba haciendo? Ni siquiera sabía si la chica era amistosa. Miré más detenidamente y vi que otro Fuanho se dirigía hacia la bestia quedando este alineado en línea recta con la bestia, el otro Fuanho, la chica y yo.  Todo ocurrió muy rápido. De repente la chica se abalanzó sobre Fuanho haciendo saltar mis alarmas y poniéndome en marcha.  Ella cogió el brazo de Fuanho y lo retorció. En ese preciso instante, yo salí de mi escondite en dirección a ella mientras realizaba Futon: Fū no supairarubōru. Aproveché que ella estaba en el aire mientras que lanzaba a Fuanho contra un árbol para  golpearla con la bola, lanzada por mi mano derecha,  e impactarle de lleno en toda su espalda cuando yo estaba a unos 2 metros de distancia, haciéndole imposible esquivarla. En ese preciso instante, lancé el  Sen’eijashu no jutsu y de mi muñeca izquierda salieron 3 serpientes de 5 metros de largo que en circunstancias normales la cazarían e inmovilizarían porque estaba desequilibrada en el aire, cayendo en ese mismo lugar, inmovilizándole las piernas y manos y mordiéndola.

Fui envuelto por la ira y utilicé Bunshin Hebi no jutsu. Apareció un clon idéntico a mí mientras al fondo de la escena conseguí vislumbrar como el Enkiba destrozaba el clon de Fuanho de un zarpazo.  La bestia, asustada ante el humo de la desaparición del clon sombra y tras haberle plantado cara al cazador y haberlo matado, vio una salida y se retiró paseando lentamente perdiéndose en el bosque. Pensé que ya nos encargaríamos de la bestia cuando resolviéramos el conflicto que ahora nos traíamos entre manos. El bosque de la hoja estaba lleno de serpientes y no me resultaría difícil encontrar información sobre el paradero del Enkiba.

Jutsus:
Elemento Viento: Bola Espiral de Viento (風:風のスパイラルボール, Futon: Fū no supairarubōru)Esta técnica permite al usuario dar forma de bola en espiral al viento con la infusión de chakra en la palma de su mano,  al espirarlo de su boca como torbellino. Luego, el usuario dispara a su oponente la esfera de viento. Puede llegar a ser muy rápida y potente, ya que es capaz de atravesar una roca sin grandes dificultades.

Sen’eijashu no jutsu (Jutsu Manos de serpientes sombra ocultas)Sin la necesidad de sellos de mano, el usuario expulsa desde sus mangas, o muñecas, tres serpientes de no más de 5 métros de largo, las cuales intentan envolver a al objetivo para inmovilizarlo. Estas serpientes son venenosas, por lo que en caso de morder al oponente, generarán que luego de 3 turnos  la visión del oponente se haga borrosa y pierda el equilibrio, recibiendo una penalización de 3 puntos en velocidad.

Bunshin Hebi no jutsu (Jutsu: Clon de Serpiente): Luego de una serie de sellos de manos, el usuario crea un clon que será exactamente igual a si mismo. El clon de serpientes puede hablar y sus capacidades físicas son iguales a las del usuario, además su aroma es similar al de su creador. Este clon no puede usar jutsus. Su cuerpo está formado enteramente por serpientes, al ser golpeado este puede regenerarse hasta 2 veces. Luego de eso, el mismo se dividirá en decenas de serpientes no venenosas y de poco tamaño por lo que en caso de cubrir al oponente pueden reducir ligeramente su movilidad. Al ser destruido la información que el clon poseía puede ser recuperada si al menos una de las serpientes que lo componía llega al creador. El sharingan no puede distinguir estos clones del original. A partir del rango chunnin el usuario puede optar por crear y controlar con esta técnica un único clon el cual además de las características ya descritas puede emplear jutsus de clan (de su nivel) y es venenoso lo que significa que si muerde directamente a un rival o se deshace volviéndose serpientes estás podrán intentar alcanzar al enemigo inyectándole un veneno equivalente a uno de rango gennin el cual provoca malestar, dolor el la zona afectada y una ligera disminución de los reflejos por 2 turnos.

Máximo: 2 clones en Genin, uno adicional por cada rango obtenido.


Última edición por Yokago Orochi el Sáb Ene 06, 2018 8:43 pm, editado 2 veces
Yokago Orochi
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Fire is a wild thing

Mensaje por Fuanho Nara el Sáb Ene 06, 2018 8:02 pm

La mano de la chica agarró rápidamente la mano de Fuanho y con un movimiento acrobatico con un giro golpeó su pecho haciendole volar hacia atrás, antes de golpearse con algo y mientras se alejaba en el aire por el golpe consiguió vislumbrar como su compañero le impactaba con un jutsu en la espalda, después se golpeó contra el árbol y al abrir los ojos, la chica estaba envuelta con serpientes. <<Bien hecho Yokago, es hora de levantarse>> Mientras Fuanho se ponía en pie Yokago realizo un jutsu haciéndose un clon identico, y el Enkiba destrozaba a su clon de sombras, el cual al ser menos poderoso que el animal no podía ni intentar pararlo. El animal parecía no querer confortación y salió de la escena al encontrar una salida fácil tras hacerle frente a su “adversario” y salir victorioso, <<Me siento un poco descentrado, mis dedos los noto con cosquilleos>> ¿Había sido por el golpe o esas garras tenían algo veneno? Lo unico que Fuanho sabía era que no estaba en condicion de realizar sellos, su maravillosa inteligencia le marcó el siguiente paso a seguir, <<la chica deberia estar inmovilizada, no podía ver venir ese ataque y por mucho que sea fuerte no podra escapar de algo que no ha visto venir tan rápido, al parecer es una asesina, o una bandida, alguien tan cobarde que cuando le doy la mano me ataca solo merece morir>>

-Katon: Hi Tenohira: - Dijo mientras sus puños se veían imbuidos de chakra de fuego <<No puedo concentrarme en realizar jutsus, pero enviar mi chakra a las manos no me supone problemas>><<repasemos los acontecimientos, pude observar como Yokago golpeaba conun jutsu a la chica, y rápidamente sacaba serpientes para intentar inmovilizarla. Sin perder el tiempo, yo realicé este jutsu de fuego, que, en caso de que no consiguiese esquivar la inmovilización, darían como resultado esto:>> Fuanho avanzó lo más rápido que su condición le dejaba y golpeó la cara de la chica con sus puños envueltos en fuego en toda la cara, ya que las serpientes deberían mantener sus brazos y sus piernas inmovilizadas. Durante un momento la ira se apoderó de él haciéndole incontrolable parar esa combinación de puños en la cara que deberian acertarles en la cara si no pasaba nada raro, hasta que todas sus manos se vieron envueltas en sangre y quizás porque Fuanho no era medico la chica permanecía inmóvil desmayada o algo más si lograba acertarle.

En caso de no haberla inmovilizado, le golpearía con los puños en el lugar donde cayera tras esquivar las seprientes lanzandola contra el árbol mas cercano tras una combinación de puñetazos.

aclaración:
yo he dado por hecho que tu me golpeaba porque ponías que era imposible esquivarlo, pero he visto que probablemente tu si que puedas esquivar las cosas, porque al contrario que yo no darás por hecho lo que hemos escrito, en caso de que esquives las serpientes, no creo que iko fuera capaz de esquivar a un segundo ninja atacándola a la vez

Jutsus utilizados:
Katon: Hi Tenohira:
[No progresiva | Ninjutsu]
Éste jutsu es usado sobre todo para causar mayor daño a la hora emplear taijutsu. Sin la necesidad de realizar sellos, el usuario imbuye sus manos de chakra naturaleza katon, haciendo que las mismas sean rodeadas por llamas con las cuales puede golpear al oponente y ocasionarle quemaduras no muy serias, aunque la intensidad de estas aumenta según el ninjutsu del usuario. No obstante, el resultado podría ser devastador si este ataque es recibido en una zona sensible del cuerpo: por ejemplo el rostro. Estas llamas no pueden ser arrojadas al objetivo.

Tecnicas restantes/totales:
Tecnicas 6 de 8

Aspecto Fuanho Nara:

Equipamiento:

Equipamiento:
Kunais x10
Shurikens x10
cascabeles x10
sellos explosivos x4
Pergamino mediano x1 (Yari dentro)
Fuanho Nara
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Fire is a wild thing

Mensaje por Iko el Dom Ene 07, 2018 2:47 am





Fire is a wild thing

that is why wild things
might get along












En el momento de la revelación, ella misma se recordó lo tonta que era siempre. Ingenua, crédula y cría. Como cualquiera de los cachorros que cree que no necesita colmillos porque mama de la loba, o los tigrillos que se arañan entre si imaginando que serán las peores heridas que tendrán. Pero en una tierra dominada por monstruos y demonios, una vez más, se le recordaba que el peor de los casos era siempre el acertado. A fin de cuentas, sólo ella estaba sola. La maniobra había comenzado como esperaba la marcial. Su fuerza seguía imbatible, pero en el momento en que su rotación sobre el pie comenzaba, el sonido de arbustos, pasos y viento la alertó. Dado que el movimiento era un giro, cuando su espalda chocaba contra el pecho marculino vio a otro individuo. Otra inmunda criatura lista para asesinarla con un planeta de viento en su mano y un aspecto horrendo que se ganó el peor de los vistazos de la mujer sin melanina en el cabello. Sus movimientos programados fueron como estaban previstos, pero sólo el sonido de aquel indiscreto bastó para que la postura de Iko, habilidosa como sólo alguien entrenada podría, fue más sutil, haciendo realidad lo que aquellos hombres querían evitar. Lo que ella creía que querían evitar. En la cabeza albina, los pensamientos sobre seguir aquel propósito ya se comenzaban a esfumar. Era injusto, era imposible dar aquel salto y superar una barrera interminable y sin fisuras. Si debía sucumbir, entonces lo haría, pero con la fiereza de su naturaleza. Justo cuando la patada poderosa se producía, el cuerpo de la bajita mujer se colocó mal. Mal a propósito, usando unos buenos reflejos para encajar aquella esfera de viento que venía a por ella. Ingenuo el hombre si creía que podía alcanzarla sin riesgos. Su paupérrimo sigilo a la hora de acercarse en línea recta fue suficiente para que Iko hiciese uso de su mano izquierda, a la altura de su cadera, y de la cual, con un glorioso tuerce de muñeca, lanzar una pieza metálica con una fuerza considerable, más rápida y discreta que la bala de viento, y más peligrosa. Se trataba de aquellos cilindros explosivos, cuya efectividad había sido probada para aquellos casos. Con el individuo a menos de dos metros, la albina supo que no iba a poder esquivar aquello tanto como ella no podía eludir al aire comprimido. El cilindro voló dirección al rostro del sujeto, y a unos diez centímetros, el hilo imperceptible de la marionetista lo hizo estallar, dirigiendo una explosión y su metralla a la cara y cuello del hombre, con trocillos afilados de metal perforando sus pómulos, sus labios y sus ojos con violencia.

Eso, sabía Iko, sería a cambio de ser alcanzada por el torbellino en miniatura. Gracias a haber bajado la postura pero, no fue despedida al aire, donde iba a ser vulnerable, sino que todo lo contrario, la empujó al suelo hasta rodar un par de metros. Un par de metros más cerca del rubio que había lanzado antes. La pierna derecha hizo gala de una maniobra en la que se encontraba plantada. A cuatro metros del semi-ofidio, a ocho del manipulador de sombras estrellado. El retraso que provocase el dolor en el plan del hombre de invocar a sus serpientes fue puesto en la pierna, que dejó escapar tres hojas de hacha, y tras ellas un bramido de viento a la hora de, Iko, desaparecer del alcance de cualquiera de aquellas bestiejas invocadas, pues era más rápida que ellas, y más con ayuda de su invención. La dirección del salto, por lo demás, estaba totalmente calculada. El hombre rubio. Aquella mentirosa criatura que quiso, interpretó Iko, cazar al majestuoso tigre. Culpable de verse ella en aquella situación, tanto como lo eran todas y cada una de las abominables criaturas. Crédulo si creyó que toda su herida iba a ser aquella en su costado. Los efectos del veneno junto al golpe debían haberlo dejado lo suficiente mareado para no usar bien su propio cuerpo, pensaba la albina. Y en cuerpo, ninguno de ellos era un rival. Gracias a su movimiento inmediato de su bota derecha, para cuando cualquiera de las serpientes yese a morderla, sólo cazaría el aire, pues ella estaba cuatro metros y medio más lejos de aquel punto, y a tres y medio del Nara. Él quizás tuviese tiempo de invocar a las llamas en sus brazos. Pero tras Iko realizar un buen salto que eliminase esa distancia con la pierna izquierda como propulsor, la derecha se colocó bien, realizando una patada de un poder abrumador en conjunto a las hojas apuntando directamente al pecho del Nara y a toda velocidad. Incluso con el fuego, de golpearle, la fuerza increíble de la chiquilla le haría golpearse otra vez con el árbol, con el suficiente impulso para agrietar buenamente la planta, y penetrando el veneno y el metal en su carne. La presión en el pecho, con suerte, provocaría un momento corto de asfixia, seguro si el pobre desafortunado no había logrado arreglárselas para protegerse.

Cuando Iko realizó aquella maniobra, hubiese acertado al Nara, o hubiese fallado, la pierna izquierda que se había replegado para equilibrar la patada se tensaría, y con la suela golpearía la cabeza del rubio de inmediato. Con suerte, un golpe que eliminaría su consciencia, pese a querer aquella animal querer desgarrarle la garganta en aquellos instantes. Sus rubíes turquesa buscaron de inmediato al invocador de serpientes dañado, mientras su cuerpo regresaba al suelo, y acomodaba todos sus datos. La bala de aire le dolía en el hombro, al igual que varios raspones de rodar por el suelo le perseguían en la piel. Lo peor quizás era que, gracias al poder de aquel pequeño planeta, el hombro de la prenda de Iko se había roto, cayendo en sus acrobacias y dejando a la vista su reducido pecho y parte del lateral derecho del torso. — ¡Vete! ¡Vetéos! ¡Es tierra libre! ¡Es no tierra de monstruos! — Con suerte, el Enkiba había escapado. El ruido de golpes y el explosivo de Iko le ayudaría a saber que debía alejarse si lo que quería era no luchar. Se había movido en su equilibrio, alejándose metro y medio del Nara, que asumía inconsciente, y estando a ocho del miserable tramposo del viento. Mientras tanto, el tejer de Iko se propagaba en secreto invisible. Estaba harta, estaba en un límite que aquellas dos bestias no debían hacerla cruzar por su propio bien. Mientras que ellos verían a una asesina, a una criminal, ella veía los pedazos de lo que quería. Riéndose de ella, ridiculizándola por lo que era. Los vidriosos turquesa mostraban furia, odio, rabia, miedo. Todo sentimiento que pudiese inventarse una adolescente herida en el corazón invadía aquella expresión. Sus ansias por ver aquel mundo como era habían estallado demasiadas veces en su cara. Esa vez no iba a ser blanda. Esa vez, sería la cazadora.


Apariencia — Iko:

Datos — Iko:
Off-rol: Respecto a lo dicho por Fuanho, no consideraba mi golpe inesquivable. Todas las veces que sea lea imposible o inesquivable en mi rol es por puro estilismo literario. Obviamente todo se puede esquivar, y nada se da por sentado en el rol. Claro, con diferencias grandes de estadísticas o cosas por el estilo, es muy difícil, o "imposible", pero eso no quiere decir que lo sea porque lo diga una.
Respecto al post, quiero aclarar que Iko no estaba en el aire, Yokago. Su combo a Fuanho trataba de coger y torcer su brazo (entonces sale Yokago y ella oye sus pasos, los arbustos y el viento arremolinándose en su mano) dar un giro para golpearle con su espalda y desequilibrarlo (en ese giro queda cara a Yokago y puede verlo, dado que la técnica es lanzada, acorde al post, cuando se da la patada a Fuanho; además que necesita los pies en el suelo para girar) y tras un zarpazo con la diestra, se vuelve a girar para lanzar a Fuanho al árbol (Aquello de "... a medio metro del suelo..." se refería a Fuanho, no a Iko, que para dar su patada con la pierna derecha, tenía la izquierda en el suelo)
Como bien se dice, pero, era muy difícil que ella esquivase a tiempo a Yokago, por lo que, dado que aún así es más rápida, bajo el cuerpo lo que pudo, para recibir el empuje por arriba, ergo ser lanzada hacia el suelo rodando. Antes de ser golpeada, pero, es cuando lanza el cilindro explosivo (es de la marioneta Torashika hidariashi, por si quieres saber más sobre él), que esquivarlo también es difícil. Luego utiliza los conductos de aire en sus botas para acercarse a Fuanho (las distancias no estaban aclaradas en los posts anteriores, así que puse unas), además saliendo del rango de las serpientes (dado que Yokago era atacado, ya sea por recibir el daño o intentar esquivarlo asumo que tardaría un momento más en invocarlas, dándole tiempo a Iko a rodar y saltar, basando esto en el Taijutsu) y luego atacar a Fuanho, que teniendo 0 de Taijutsu, conjunto al veneno, no sé si realmente llegaría a poder esquivar la patada, o posicionar sus brazos de forma decente.

De nuevo, es como estructuré el post, pueden haber vacíos o fallos de los que os podáis aprovechar, o alguna idea buena para escaparos de los ataques. Recordad que la violencia no resuelve nada.

PD: Si el ataque a Fuanho funciona, pero no pierde el conocimiento, el veneno en las hojas de la bota derecha es el segundo explicado, impidiendo que mida la profundidad y actuando al mismo tiempo que el otro veneno.

Ninjutsu: 02 — 07.
Genjutsu: 01 — 07.
Taijutsu: 10 — 10.
Fuerza: 13 — 10. (10 + 3)
Velocidad: 10 — 10.
Resistencia: 09 — 10.
Camino del tigre — +3p. Fuerza

Técnicas: G. — 07/08.

(9/9) Chakura no Ito (チャクラの糸, Hilos de Chakra)
Es la habilidad única de los miembros de éste clan. Gracias a ella pueden emitir una fina corriente de chakra, en forma de hilo, con la cual manejar las marionetas a su antojo. Los recién iniciados en el control de ésta técnica necesitan de una mano completa para manejar una marioneta mediana o de al menos tres dedos para manejar una marioneta pequeña. Los hilos pueden extenderse hasta los diez metros en cualquier dirección y pueden o no ser visibles a simple vista, dependiendo esto último de si el usuario así lo desea o no. Estos hilos pueden ser cortados como cuerdas normales, pero sólo por técnicas de Kenjutsu del mismo rango o superior. Sólo cuenta como un jutsu cuando se activa la primera vez, pudiendo activar ésta técnica y otras dos en ese mismo turno -aunque no resta un jutsu a utilizar de los que tenga el usuario- y luego puede ser mantenido por tantos turnos como resistencia tenga el usuario -10 de resistencia = 10 turnos mantenido, por ejemplo-.

Datos — Marionetas:
Torashishi migiashi.
Garras. 04 — 04.
(Veneno. Shihai-tekina dansei.)
Agujas. 04 — 04.
(Veneno; índice y anular. Shihai-tekina dansei. Veneno; corazón y meñique. Hirano-kokei.
Cable trenzado. 02 — 02.

Torashika hidariashi.
Garras. 04 — 04.
(Veneno. Hirano-kokei.)
Cilindros explosivos. 02 — 03.
Hojas de acero. 02 — 02.
(Veneno; dorada. Shihai-tekina dansei. Veneno; plateada. Hirano-kokei.)
Piel de tiburón. 01 — 01.
(Veneno. Shiahi-tekina dansei.)

Torasame kodariashi.
Cuchilla. 01 — 01.
(Veneno. Shihai-tekina dansei.)
Conductos de aire. 01 — 02.
Esferas. 06 — 06.
Cable trenzado. 01 — 01.
(Veneno. Shihai-tekina dansei.)

Torakujira kogiashi.
Cuchilla. 01 — 01.
(Veneno. Hirano-kokei.)
Conductos de aire. 02 — 02.
Hojas. 03 — 03.
(Veneno. Hirano-kokei.)
Ruedas. 04 — 04.



Shihai-tekina dansei.
El veneno, en estado líquido, puede aplicarse a cualquier herida o contacto con el torrente sanguíneo. Una vez se ha aplicado, el veneno viaja por el cuerpo a través de la sangre y termina en el cerebro, llegando a la barrera hemato-encefálica. Pasada la barrera, el sodio, conteniendo pequeñas porciones de agua, causaría un edema en las neuronas de forma temporal, hasta que los riñones limpiasen la sangre. Con ello se conseguiría el efecto deseado.

Una vez aplicado, el veneno actúa rápido, y tiene la duración de dos turnos. La tensión intracraneal aumentada por el veneno actúa sobre el cuerpo confundiendo su capacidad física y de concentración. La víctima pasa a estar ligeramente confuso, aunque lúcido aún, pareciendo un estado despistado. Esto hace que no preste atención a detalles ni pueda realizar acciones minuciosas. Al mismo tiempo, produce una torpeza física leve. Aunque no es un desequilibrio en si, el afectado fracasará si intenta hacer movimientos que requieran de precisión, incluyendo desde sellos de manos (Los dedos no estarían en la posición correcta, pudiendo llegar a hacerse daño por chocarlos) hasta acrobacias (Pudiendo llegar a caer de mala manera). Estos efectos son leves, incluso una víctima sin mucha atención podría pensar que no le pasa nada, y por lo tanto intentar llevar a cabo estas acciones sin éxito.

El veneno produce por dos turnos una penalización de -2p. en Taijutsu, Ninjutsu y Genjutsu. Tras el efecto no quedan secuelas, ya que el filtrado renal lo ha eliminado, pero puede volver a ser envenenado. A ninjas de mayor rango les afecta poco. La penalización es de -1p. y pueden realizar sellos y movimientos complejos. Además, pueden aún ejecutarse sellos si se hace más lento de lo normal, en el mismo rango. Aplica también para algunas acciones más básicas, como la puntería con armas arrojadizas, el uso de Genjutsu por métodos ajenos a los sellos, como tocar un instrumento, algo que requiere precisión y más en medio de una batalla, etcétera.

La cantidad necesaria es minúscula, ya que requiere viajar por el torrente sanguíneo y ser suficientemente pequeña para atravesar la apertura que deja el sodio en la barrera hemato-encefálica. El edema que produce es pequeño, pero suficiente para producir estos efectos de un modo temporal, aunque sea casi imperceptible por su muy pequeña cantidad.

Hirano-kokei.
Únicamente útil en estado líquido, este veneno se debe aplicar en la sangre del objetivo, una herida abierta, o inyectarlo en el torrente sanguíneo. Se necesita muy poc cantidad gracias a la dosis de coagulante. Cuando esta viaja por las arterias, comienza a hacer su trabajo, haciendo a la sangre densa, hasta que llega a la cabeza, dejando un pequeño coágulo no demasiado peligroso. No obstante, este obstruye las arterias medianas y grandes que pasan por cerca del nervio óptico. Esto se suma a una disimulada falta de respiración dado que también se han hinchado, en menor medida, las arterias de cuello, presionando las vías respiratorias. Así, el efecto toma forma rápidamente, en los siguientes dos o tres segundos.

El veneno ha sido elaborado específicamente para las arterias a las que afecta, por si posición en el cráneo, estas al hincharse, presionan de cierta manera el nervio óptico, de una forma casi-no dolorosa, pero cuyo efecto puede ser altamente perjudicial. En los siguientes dos turnos al envenenamiento, la víctima es incapaz de medir profundidad. Esto quiere decir que a quien se ve afectado se le restringe la capacidad de medir lo lejanos que están los objetos, cuando se aproximan o cuando se alejan. Este fallo se debe a la presión del nervio óptico, que envía una información incompleta al cerebro, haciendo imposible determinar este dato. Cabe aclarar que no vuelve borrosa o mala la visión, ni tampoco prohibe el uso de doujutsu. Este efecto hace la tarea de los luchadores a distancia muy difícil, pues son incapaces de saber si el objetivo está a rango, o demasiado cerca, así como no pueden medir con ninguna exactitud la distancia a la que lanzan armas o técnicas. Ocurre lo mismo con el combate a corta distancia, siendo difícil ver cuánto le falta a un golpe para esquivarlo en el momento justo, o si el objetivo está a rango de una patada. Huelga decir, es inútil fijarse en si el objeto se hace más grande o más pequeño, dado que la afección es cómo interpreta el cerebro la información a base de tener el nervio óptico presionado, y no la vista como tal, con lo que es algo que no puede calcularse con el veneno en el cuerpo. Pasados los dos turnos, las defensas y el metabolismo del cuerpo consiguen deshacer el coágulo, regresando la capacidad de ver profundidad a la víctima. No obstante, durante unos cuantos minutos, notará la sensibilidad en los ojos y la cabeza algo mareada, aunque estos son efectos sutiles.

Durante el efecto, hay algo que pasa desapercibido, y es el pequeño fallo respiratorio al presionar ligeramente las vías por donde respira el objetivo. Por si solo, el efecto no vale nada, pero agrava seriamente las faltas de oxígeno más marcadas, ya sean por veneno, por estar sumergido en el agua o por simplemente no poder respirar con normalidad. Hace que el afectado se ahogue casi de inmediato, pudiendo llevar en un caso prolongado, un turno, sin respiración a perder el conocimiento.

En el caso de los doujutsu, estos poseen sus facultades, pero no pueden sobrellevar el efecto del veneno, por lo que un Byakugan vería en su radio de alcance, pero no podría determinar distancias, al igual que un Sharingan, aunque fuese a cámara lenta, no podría calcular movimientos que se acerquen/alejen. En doujutsus creados, ocurre lo mismo, así como en capacidades como el Ojo de águila del Arte certero de los usuarios de Kenjutsu.

Por último, aunque en general el único sentido afectado es la vista, separar esta del oído, el olfato o el tacto es difícil, aunque no imposible, pero alguien acostumbrado a los ojos tendría muy difícil, por no decir imposible, lograr esto. No obstante, no se pueden incluír los humanos con capacidades sensitivas más refinadas.
Iko
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Fire is a wild thing

Mensaje por Yokago Orochi el Dom Ene 07, 2018 5:30 pm

Cuando estuve a punto de impactarle mi bola de viento en la espalda a la chica, me percaté de que echaba mano a su cintura.  ¿Qué cojones estaba intentando? Estaba claro que no me iba a pillar por sorpresa. Corregí mi trayectoría y retrocedí un par de metros rápidamente. Algo estalló y conseguí  agacharme a tiempo.  ¿Aquella tía intentaba matarme? Este rival parecía muy fuerte así que decidí cambiar de táctica. Utilicé la técnica de replicación y cree 4 clones idénticos a mí. Salí corriendo de allí con los clones  y fui en busca de la bestia. Nuestras trayectorias se iban abriendo cada vez más pero todas íbamos hacia la zona por donde podría estar esta. Con suerte conseguiría encontrarla y Fuanho podría resistir ante tal deleznable persona. Corriendo la vi a lo lejos. Se me ocurrió un plan. Utilicé un Jutsu de transformación y me convertí en la salvaje que nos estaba atacando. Me posicioné a 50  metros de la bestia y le arrojé un puñado de piedras. Por como se dirigía hacia mí, imaginé que alguna le había dado. Salí corriendo en dirección adonde estaba la chica y cuando los vi a unos 15 metros, miré hacia atrás. La bestia me seguía a 20 metros. Era hora de esconderse. Me metí detrás de un árbol y me escondí dentro de su copa.  La bestia siguió corriendo en mi dirección.  Por suerte, la chica no estaba muy lejos de mí y la bestia pensó que el jutsu de transformación era en realidad la muchacha. Así que se dirigió violentamente hasta esta y le propinó un zarpazo detrás de otro, ensañándose con su presa hasta quedarse satisfecha. Me parecieron contar 15 zarpazos que desde mi posición parecieron acertar de lleno en la víctima. Su ropa quedó destrozada y ardiendo, así como su pelo. Parecía que la chica estaba envuelta en un líquido de color rojo aunque no sabría decir si era que estaba envuelta en sangre por los zarpazos de la bestia o que desde mi posición, los rayos de sol y la arboleda producían sombras y luces de color rojizo.

Jutsus:
Bunshin no jutsu (分身の術, Técnica de replicación)
[Progresiva de volumen | Ninjutsu]
Es un Ninjutsu básico el cual se basa en crear copias exactas del shinobi a partir de su chakra. Las copias son espectros, es decir, no son cuerpos reales, por lo tanto son incapaces de utilizar chakra o producir daño físico. Esta técnica está diseñada para crear confusión y engañar al enemigo. Sin embargo, no son efectivas contra usuarios que posean el sharingan, byakugan o empleen tecnicas de detección puesto que estos pueden diferenciar las falsas copias. Estos clones no tienen mente propia, por lo que no pueden realizar acciones muy elaboradas, además luego de cumplir la acción para la que fueron creados desaparecen. Si se desea alegar un ataque enemigo diciendo que era un clon, se debe haber mencionado con anterioridad que se realizaban sellos de manos o se preparaba un jutsu y anunciado el jutsu oculto. La cantidad máxima de espectros que pueden ser creados varia según el rango y la habilidad en ninjutsu del usuario. Con menos de 3 puntos en ninjutsu las copias presentaran fallas volviéndolos reconocibles. Esta técnica requiere sellos de manos.

Gennin: hasta 4 copias
Chunnin: hasta 8 copias
Jounnin: Hasta 12 copias
Sannin: Hasta 20 copias




Jutsu de Transformación (変化の術, Henge no Jutsu)
[Progresiva de cantidad| Ninjutsu]
Es un jutsu que permite al usuario poder adoptar la apariencia de otra persona, animal u objeto. Este jutsu es considerado uno de los más difíciles entra las técnicas básicas enseñadas en la academia. Para realizar el mismo se debe emitir constantemente chakra manteniendo la imagen a adoptar en la mente. Para esto, el usuario debe interactuar con el medio ambiente. En ninjas de poca experiencia provoca un gran agotamiento mental.
Genin: Podrán mantener la transformación por 3 turnos.
Chūnin: Podrán mantener la transformación por 6 turnos.
Jōnin: Podrán mantener la transformación por tiempo ilimitado, pero les consumirá chakra constantemente.

Yokago Orochi
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Fire is a wild thing

Mensaje por Fuanho Nara el Dom Ene 07, 2018 6:04 pm

Fuanho acababa de activar sus puños y se lanzó contra la salvaje, se iba a lanzar a por ella cuando vio que su compañero hizo clones de si mismo y arrancó a correr, uno de ellos lo miró y le guiñó el ojo

<<Supongo que tiene un plan>> Pensó Fuanho <<Entonces mi objetivo será detener a la salvaje todo lo más que pueda>> Al fijar su visión en la salvaje seguía sintiendo pesadez en sus manos y se sentía algo descentrado, por lo que decidió que ir cuerpo a cuerpo él solo sin su compañero seguramente sería la muerte, así que sacó sus kunais y pensó para él mismo <<Tengo que aguantar estos efectos, ya parecen que remiten, si logro resistir lo suficiente seguro que desaparecen o no...>> Su mejor opción ahora mismo pasaba por mantener las distancias con esa ninja, pues su estilo de lucha era muy superior al suyo y acercarse de nuevo le podría pasar factura. Fuanho se puso a una distancia considerable mientras no perdía ojo de la salvaje. <<Esto me pasa por confiar en la gente que no debo, soy demasiado buena persona yesto algun dia me va a matar>>. El joven Nara no sabía si la chica no le entendía o si simplemente no quería hablar, antes de que ella pudiera realizar ningún gesto Fuanho realizó con mucho dolor y concentrándose al máximo, debido a su entrenamiento y su gran inteligencia pudo concentrarse en ello mientras no perdía ojo de su rival para lanzar un Jutsu oculto. Eso le daba más tiempo para pensar en una tactica ante una poderosa ninja de combate a cuerpo, que posiblemente fuera mucho mas habil que él en casi todos los aspectos.

El aire del bosque volvió a ulular en medio del claro, ambos se miraron a los ojos, y de repente el Enkiba saltó hacia la salvaje como un rayo a intentar golpearla, al estar delante de él no vió muy bien si los ataques fueron certeros lo que si Fuanho podía decir es que la violencia y rapidez del animal sobrepasaban y mucho las suyas propias. No sabía distinguir si era sangre o fuego o ambas, lo que salia de aquel sitio, pero lo que tenía claro es que ahora mismo disponia de tiempo suficiente para lanzar un jutsu aunque le costara un minuto intentarlo. Poco a poco fue sucediendo los sellos concentrandose al maximo mirando sus manos y completando otro Jutsu oculto con mucha dificultad y atando un papel explosivo a un kunai ahora que la salvaje no podia verlo. <<Bueno al menos tu inteligencia y poder mental te valen para concentrarte pero madre mia que fuerte es este veneno casi no lo consigo>>

Aclaración:
He leido que no se puede despues del kawarimi utilizar jutsus, pero al reves si no? quiero decir primero imbuyó sombra al kunai y luego me hago el kawarimi

Jutsus Restantes y utilizados:

Me quedan 4 de 8
Utilizados:
Shuriken no Jutsu (Jutsu: Imitación de Sombra Shuriken):
Se infunde chakra en la sombra de un shuriken o cualquier arma de tamaño menor, que puede o no portar un sello explosivo, haciendo que esta adopte las características del jutsu posesión de sombra. Esta se lanza a la sombra del contrincante, solamente con un detalle, ya que la técnica solo puede durar un turno inmovilizando al oponente, dificultando sus posibilidades debido al sello explosivo. Si la fuerza del oponente es mayor al ninjutsu del ejecutor, podrá liberarse sin ningún problema de la posesión de sombra. El jutsu no tendrá ningún efecto en caso de que ambos posean estadísticas iguales.

y luego:

Jutsu Reemplazo de Cuerpo (変わり身の術, Kawarimi no Jutsu):
[Progresiva de cantidad | Ninjutsu]
Esta técnica es un Ninjutsu el cual permite al ejecutor del mismo cambiar de lugar con otro objeto como por ejemplo un tronco, un animal o incluso un ser vivo a su alcance (3 mts). Esta técnica se considera una extensión del Bunshin no jutsu y el Shunshin no jutsu por medio de los cuales el shinobi reemplaza su cuerpo por una falso sustituto con la imagen de si mismo y luego con una gran velocidad se mueve u oculta en las cercanías. Se utiliza para poder esquivar un ataque y a la vez confundir al rival, haciéndole creer que ha acertado el mismo, para poder atacarlo por sorpresa o bien huir del lugar. El jutsu debe ser preparado con anticipación por lo que sólo puede usarse si se ha anunciado un jutsu oculto en un turno anterior, además,luego de preparar un kawarimi el usuario no puede realizar otras técnicas hasta que se realice el reemplazo, sin embargo si puede moverse e incluso atacar usando armas hasta ser golpeado, sólo se restringen acciones que impliquen usar chakra pues las mismas anularian la tecnica preparada. Esto es igual aún para shinobis de los más altos rangos pues esta es una técnica que exige una gran habilidad. El kawarimi es activado cuando el ejecutor recibe un golpe, entonces el ninja es envuelto por una pantalla de humo y se mueve a una gran velocidad dejando atrás al remplazo con su apariencia. Sólo se puede utilizar si el ejecutor no está inmovilizado o atrapado y si su chakra no está sellado. Los sellos de manos son obligatorios. Todo esto quiere decir que un Kawarimi obligadamente será la última técnica de un turno y la primera en ser revelada al siguiente. El ejecutor del jutsu no podrá cambiar de lugar con el cuerpo de un oponente, aliado o NPC, pero si con un clon de los mismos. Es un jutsu que consume mucho chakra y fuerza el cuerpo por ello su uso es limitado, tanto que luego del primer kawarimi los siguientes restarán al usuario 1 punto de VEL (cada uno) hasta el final del combate.
Fuanho Nara
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Fire is a wild thing

Mensaje por Iko el Dom Ene 14, 2018 1:03 pm





Fire is a wild thing

that is why wild things
might get along












La ejecución de sellos de mano por parte del rubio no estaba planeada. La marionetista desconocía por qué, en medio de los efectos de su secreta sustancia, llegaría a poder realizar aquellos movimientos, hasta un punto donde en el arranque de su patada, ésta falló por el desconsiderado. Sin siquiera una cobertura, el manipulador de sombras fue brutalmente arrasado por la pierna de la joven peliblanca antes de desmaterializarse y reaparecer en forma de tronco, haciendo sorpresa a la marcial al ver sus rmas clavadas en una pieza malcortada de madera, que al chocar con el otro árbol reventó en miles de trozos por todos lados. El bramido desagradable de la madera condujo pronto la vista de los rubíes turquesa a ver de dónde procedía aquel enfurecedor engaño, mas allí nada salvo lo que fue una pelea había. El hombre de las serpientes también desapareció, haciendo que la salvaje empezase a buscarles rápidamente entre movimientos de arbustos o copas de árbol. Nada. Ella, que carecía de todo el sigilo posible, temió por un momento el volver a peligrar su vida. Una y otra y otra vez, siempre debía ser el objetivo, aunque lo esquivase, aunque escapase de aquella posición, al final todo se resumía en una caza salvaje. Sus dientes se apretaron con fiereza y fuerza, y tal como sus piernas chocaban contra el suelo, los hilos soltaban al cuerpo chamuscado del cazador, al tiempo que tironeaban del conejo para cogerlo con la mano derecha, ya sin garras, para dirigirse a una velocidad imposible lejos de aquel claro, con un objetivo definido.

No necesitaba asesinar a aquellos hombre, lo comprendía; pero sí necesitaba alguna clase de recompensa, algún tipo de sonrisa por parte de la fortuna. Era la razón para llevar por el bosque a un conejo hecho trizas sin comérselo. Salió en la dirección que había tomado el tigre, e hizo su mejor esfuerzo en localizar huellas y restos. Un trabajo acompañado de la búsqueda secundaria de los dos otros cazadores que tomó prácticamente todo el día, hasta que en la noche, el fulgor diminutivo de las garras y colmillos del animal se situaba en una cueva, atrayendo a la jovencita como un encantamiento. Sabía que no podía entrar, ya que la bestia emergió pronto al capturar su esencia, que no trató de ocultar con hierbas de arbustos como podría haber hecho; ella no era una enemiga. El animal rugía en silencio con aquella mirada y el fuego en sus fauces mientras la joven sólo se prestaba a dejar el conejo a más de cinco metros, sin aproximarse para no ser malinterpretada, y retirándose después. El animal desconfiaba, por supuesto. La chiquilla entonces comenzó a estirar de nuevo sus hilos de nada para alcanzar al animal muerto, comenzando a moverlo. Aún desentendía muchas cosas de aquellos hilos, pero eran lo ´nico en lo que podía confiar además de en su fuerza, así que al menos en aquella secreta noche, dejaría de ser marcial, forzando al alimento a ir en dirección a su depredador.

El animal alcanzó la pieza con una garra al final, reduciendo sus llamas aún cuando a nueve metros se veía el reflejo de la luna en sus pelos de espejo. La chiquilla pudo tener un momento calmado y sonriente por primera vez en tanto tiempo que no podía medirlo, viéndose conducida a esperar un tiempo y marcharse en busca del refugio. Convencida de que, por una vez, lo había hecho bien, no fue hasta el momento del sueño, empinada en un árbol, que su cabeza decidió recordarle la realidad. Había huido otra vez, sucumbido al miedo y a los monstruos. Nunca iba a ser fuerte, ni iban a valer la pena sus acciones. Sólo sería otro animalejo del bosque sin valía para el mundo.


Apariencia — Iko:

Datos — Iko:
Off-rol: Tras hablar de la moderación, no me explayé mucho poniendo que ambos personajes lograban escapar. Lamento haber tardado en cerrar el tema, al menos por mi parte, y el desarrollo de éste.

Ninjutsu: 02 — 07.
Genjutsu: 01 — 07.
Taijutsu: 10 — 10.
Fuerza: 13 — 10. (10 + 3)
Velocidad: 10 — 10.
Resistencia: 09 — 10.
Camino del tigre — +3p. Fuerza

Técnicas: G. — 06/08.

(8/9) Chakura no Ito (チャクラの糸, Hilos de Chakra)
Es la habilidad única de los miembros de éste clan. Gracias a ella pueden emitir una fina corriente de chakra, en forma de hilo, con la cual manejar las marionetas a su antojo. Los recién iniciados en el control de ésta técnica necesitan de una mano completa para manejar una marioneta mediana o de al menos tres dedos para manejar una marioneta pequeña. Los hilos pueden extenderse hasta los diez metros en cualquier dirección y pueden o no ser visibles a simple vista, dependiendo esto último de si el usuario así lo desea o no. Estos hilos pueden ser cortados como cuerdas normales, pero sólo por técnicas de Kenjutsu del mismo rango o superior. Sólo cuenta como un jutsu cuando se activa la primera vez, pudiendo activar ésta técnica y otras dos en ese mismo turno -aunque no resta un jutsu a utilizar de los que tenga el usuario- y luego puede ser mantenido por tantos turnos como resistencia tenga el usuario -10 de resistencia = 10 turnos mantenido, por ejemplo-.

Jutsu de Cuerpo Parpadeante (瞬身の術, Shunshin no Jutsu)
Es una habilidad básica en todos los ninjas que se basa en mover el cuerpo a altas velocidades para desplazarse cortas o largas distancias a una velocidad casi imposible de ver. Para un simple observador pareciera como si la persona se hubiera teletransportado en una nube de humo para ocultar sus movimientos. Esto se logra mediante el uso de chakra para vitalizar el cuerpo y de esa forma permitir que el mismo se desplace a velocidades extremas. La cantidad de chakra que se utilice en esta técnica dependerá de la distancia recorrida con la misma. Esta técnica no puede ser utilizada en un combate, pero si puede ser utilizada para huir de uno. Los ninjas inexpertos no pueden desplazarse grandes distancias.
Genin: Cualquier parte del mismo lugar en donde se encuentra.

Datos — Marionetas:
Torashishi migiashi.
Garras. 04 — 04.
(Veneno. Shihai-tekina dansei.)
Agujas. 04 — 04.
(Veneno; índice y anular. Shihai-tekina dansei. Veneno; corazón y meñique. Hirano-kokei.
Cable trenzado. 02 — 02.

Torashika hidariashi.
Garras. 04 — 04.
(Veneno. Hirano-kokei.)
Cilindros explosivos. 02 — 03.
Hojas de acero. 02 — 02.
(Veneno; dorada. Shihai-tekina dansei. Veneno; plateada. Hirano-kokei.)
Piel de tiburón. 01 — 01.
(Veneno. Shiahi-tekina dansei.)

Torasame kodariashi.
Cuchilla. 01 — 01.
(Veneno. Shihai-tekina dansei.)
Conductos de aire. 01 — 02.
Esferas. 06 — 06.
Cable trenzado. 01 — 01.
(Veneno. Shihai-tekina dansei.)

Torakujira kogiashi.
Cuchilla. 01 — 01.
(Veneno. Hirano-kokei.)
Conductos de aire. 02 — 02.
Hojas. 03 — 03.
(Veneno. Hirano-kokei.)
Ruedas. 04 — 04.



Shihai-tekina dansei.
El veneno, en estado líquido, puede aplicarse a cualquier herida o contacto con el torrente sanguíneo. Una vez se ha aplicado, el veneno viaja por el cuerpo a través de la sangre y termina en el cerebro, llegando a la barrera hemato-encefálica. Pasada la barrera, el sodio, conteniendo pequeñas porciones de agua, causaría un edema en las neuronas de forma temporal, hasta que los riñones limpiasen la sangre. Con ello se conseguiría el efecto deseado.

Una vez aplicado, el veneno actúa rápido, y tiene la duración de dos turnos. La tensión intracraneal aumentada por el veneno actúa sobre el cuerpo confundiendo su capacidad física y de concentración. La víctima pasa a estar ligeramente confuso, aunque lúcido aún, pareciendo un estado despistado. Esto hace que no preste atención a detalles ni pueda realizar acciones minuciosas. Al mismo tiempo, produce una torpeza física leve. Aunque no es un desequilibrio en si, el afectado fracasará si intenta hacer movimientos que requieran de precisión, incluyendo desde sellos de manos (Los dedos no estarían en la posición correcta, pudiendo llegar a hacerse daño por chocarlos) hasta acrobacias (Pudiendo llegar a caer de mala manera). Estos efectos son leves, incluso una víctima sin mucha atención podría pensar que no le pasa nada, y por lo tanto intentar llevar a cabo estas acciones sin éxito.

El veneno produce por dos turnos una penalización de -2p. en Taijutsu, Ninjutsu y Genjutsu. Tras el efecto no quedan secuelas, ya que el filtrado renal lo ha eliminado, pero puede volver a ser envenenado. A ninjas de mayor rango les afecta poco. La penalización es de -1p. y pueden realizar sellos y movimientos complejos. Además, pueden aún ejecutarse sellos si se hace más lento de lo normal, en el mismo rango. Aplica también para algunas acciones más básicas, como la puntería con armas arrojadizas, el uso de Genjutsu por métodos ajenos a los sellos, como tocar un instrumento, algo que requiere precisión y más en medio de una batalla, etcétera.

La cantidad necesaria es minúscula, ya que requiere viajar por el torrente sanguíneo y ser suficientemente pequeña para atravesar la apertura que deja el sodio en la barrera hemato-encefálica. El edema que produce es pequeño, pero suficiente para producir estos efectos de un modo temporal, aunque sea casi imperceptible por su muy pequeña cantidad.

Hirano-kokei.
Únicamente útil en estado líquido, este veneno se debe aplicar en la sangre del objetivo, una herida abierta, o inyectarlo en el torrente sanguíneo. Se necesita muy poc cantidad gracias a la dosis de coagulante. Cuando esta viaja por las arterias, comienza a hacer su trabajo, haciendo a la sangre densa, hasta que llega a la cabeza, dejando un pequeño coágulo no demasiado peligroso. No obstante, este obstruye las arterias medianas y grandes que pasan por cerca del nervio óptico. Esto se suma a una disimulada falta de respiración dado que también se han hinchado, en menor medida, las arterias de cuello, presionando las vías respiratorias. Así, el efecto toma forma rápidamente, en los siguientes dos o tres segundos.

El veneno ha sido elaborado específicamente para las arterias a las que afecta, por si posición en el cráneo, estas al hincharse, presionan de cierta manera el nervio óptico, de una forma casi-no dolorosa, pero cuyo efecto puede ser altamente perjudicial. En los siguientes dos turnos al envenenamiento, la víctima es incapaz de medir profundidad. Esto quiere decir que a quien se ve afectado se le restringe la capacidad de medir lo lejanos que están los objetos, cuando se aproximan o cuando se alejan. Este fallo se debe a la presión del nervio óptico, que envía una información incompleta al cerebro, haciendo imposible determinar este dato. Cabe aclarar que no vuelve borrosa o mala la visión, ni tampoco prohibe el uso de doujutsu. Este efecto hace la tarea de los luchadores a distancia muy difícil, pues son incapaces de saber si el objetivo está a rango, o demasiado cerca, así como no pueden medir con ninguna exactitud la distancia a la que lanzan armas o técnicas. Ocurre lo mismo con el combate a corta distancia, siendo difícil ver cuánto le falta a un golpe para esquivarlo en el momento justo, o si el objetivo está a rango de una patada. Huelga decir, es inútil fijarse en si el objeto se hace más grande o más pequeño, dado que la afección es cómo interpreta el cerebro la información a base de tener el nervio óptico presionado, y no la vista como tal, con lo que es algo que no puede calcularse con el veneno en el cuerpo. Pasados los dos turnos, las defensas y el metabolismo del cuerpo consiguen deshacer el coágulo, regresando la capacidad de ver profundidad a la víctima. No obstante, durante unos cuantos minutos, notará la sensibilidad en los ojos y la cabeza algo mareada, aunque estos son efectos sutiles.

Durante el efecto, hay algo que pasa desapercibido, y es el pequeño fallo respiratorio al presionar ligeramente las vías por donde respira el objetivo. Por si solo, el efecto no vale nada, pero agrava seriamente las faltas de oxígeno más marcadas, ya sean por veneno, por estar sumergido en el agua o por simplemente no poder respirar con normalidad. Hace que el afectado se ahogue casi de inmediato, pudiendo llevar en un caso prolongado, un turno, sin respiración a perder el conocimiento.

En el caso de los doujutsu, estos poseen sus facultades, pero no pueden sobrellevar el efecto del veneno, por lo que un Byakugan vería en su radio de alcance, pero no podría determinar distancias, al igual que un Sharingan, aunque fuese a cámara lenta, no podría calcular movimientos que se acerquen/alejen. En doujutsus creados, ocurre lo mismo, así como en capacidades como el Ojo de águila del Arte certero de los usuarios de Kenjutsu.

Por último, aunque en general el único sentido afectado es la vista, separar esta del oído, el olfato o el tacto es difícil, aunque no imposible, pero alguien acostumbrado a los ojos tendría muy difícil, por no decir imposible, lograr esto. No obstante, no se pueden incluír los humanos con capacidades sensitivas más refinadas.
Iko
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Fire is a wild thing

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.