¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Entrenamientos | Shiraga
Hoy a las 10:27 am por Uchiha Shiraga

» El suero de los hipócritas [Shiraga, y, bueno, quien quiera]
Hoy a las 10:03 am por Ryōtsuka

» Complications of the failure [C]
Hoy a las 9:21 am por Nozomi

» Haciendo cosas sucias
Hoy a las 7:20 am por Makishima Senju

» The sound of silence
Hoy a las 4:56 am por Arashi Tessen

» The prey II [C]
Hoy a las 4:01 am por Jiran

» Accomplices are to blame.
Hoy a las 3:38 am por Shimra Sayaka

» Unfair Justice ▌feat. Aaron
Hoy a las 2:55 am por Lyd.

» Un encuentro fortuito [Entrenamiento] Kugutsu vs Sureddo
Hoy a las 2:29 am por Aaron Sureddo

» Acondicionamiento de Ittoki
Hoy a las 1:21 am por Ittoki

» Las letras y los mercenarios no son compatibles
Hoy a las 12:29 am por Aaron Sureddo

»  — Flexible.
Ayer a las 11:07 pm por Akkarin

» Entrenamientos, tecnicas, jutsus, armas.
Ayer a las 9:19 pm por Hotaró Senjih

» Start an adventure (Ione)
Ayer a las 7:20 pm por Ione

» Misiones Eiji
Ayer a las 6:38 pm por Eiji

» Thief Encounter.
Ayer a las 4:01 pm por Hushika Kugutsu

» Misiones para Eijiro
Ayer a las 1:37 pm por Eijiro Kara

» Perfil Uchiha Shiraga
Ayer a las 11:24 am por Uchiha Shiraga

» MISIÓN DE RANGO D: NIÑOS RICOS
Ayer a las 10:09 am por Nozomu Nendo

» Misiones con un Canino
Ayer a las 8:14 am por Kano

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


Soleil couchant.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Soleil couchant.

Mensaje por Tonbotane el Vie Mar 30, 2018 2:37 pm

La sombra alargada es lo que recordaba a Tonbotane que llevaba horas en ése bosque. El sol ya estaba cayendo y cuando hubiese oscurecido por completo, aún no habría vuelto a su base.

<<Maldición. >>

Una de las millones de cosas que molestaban al Aburame era acampar en medio del campo, como si fuese un aventurero. Se sentía siempre expuesto al mundo y si empezaba a emparanoyarse demasiado, escuchaba voces y veía sombras donde no las había. Éste era el motivo por el que siempre prefería su cama en su choza de siempre porque al menos, se sentía seguro. Claro que la inseguridad no era por insectos ni otros animales, si no por otros ninja. Había muchísima gente que había timado que lo tenían fichado y a la espera de poder encontrarlo desprevenido. Es más, lo peor era que si había llegado allá, no era por voluntad propia.

Lo habían pillado estafando a un señor anciano, vendiéndole unos trapos que habían sido robados días atrás en las afueras de la zona norte de la capital. Tonbotane creía que alguien se lo había soplado a la guardia -posiblemente otro rival en ése sucio negocio- y había sido perseguido por genins hasta ahora. ¡Incluso había perdido unos cuantos ryus por el camino! Por eso odiaba aún más estar en la intemperie, porque quizá aún lo buscasen. Y también ese era el motivo por lo que había soltado algunos kikaichu alrededor, para evitar ser sorprendido.

Bufó. Con resignación, se dirigió hasta un trozo de árbol caído y tiró de una rama. —Suéltate — gruñó, tirando de todas sus fuerzas. Cuando se rompió, el Aburame cayó de culo. Tenía que hacer fuego de alguna manera o se quedaría a oscuras y éso sí que sería jodido. Confiaba en sus insectos pero sin poder ver nada no tendría pocas oportunidades.


Técnicas:


Kikaichū no Jutsu (寄壊蟲の術, técnica de los insectos de destrucción parasitaria): Técnica pasiva y fundamental, base de todas las demás técnicas del clan Aburame. Al ser transformado en una colmena para los kikaichū al momento de nacer, el ninja Aburame obtiene la capacidad de comunicarse con toda clase de insectos, los que siguen todas sus órdenes, al pie de la letra y sin importar cuáles sean; sin embargo, su vínculo más fuerte siempre será con sus kikaichū.

La restricción de esta técnica radica en la cantidad de insectos que el Aburame puede liberar para sus técnicas, ya que, si bien éstos son inagotables, su uso excesivo puede significar una reducción importante de la población de kikaichū en su cuerpo, lo que se traduciría en una merma de insectos para las técnicas futuras.

El enemigo puede llegar a quedar totalmente agotado antes de siquiera notar la presencia de los kikaichū en su cuerpo, ya que éstos no estimulan el sentido del tacto al caminar sobre la piel. Por cada dos extremidades cubiertas, la víctima perderá -1 a Resistencia por turno. Así, con piernas y brazos cubiertos de insectos, la víctima pierde -2 de Resistencia por turno; si se cubre la cabeza se suma otro -1, y si se cubren la espalda y el torso otro -2 a Resistencia por turno. Cuando la víctima llega a 0 de Resistencia, se ve imposibilitada de continuar el combate.

El ninja Aburame puede utilizar cuatro técnicas diferentes relacionadas con sus insectos (entiéndase, kikaichū) antes de verse obligado a esperar tres turnos consecutivos sin liberar kikaichū para que la población alcance sus números normales. A medida que ascienda de rango, el Aburame podrá realizar dos técnicas adicionales por cada rango obtenido, alcanzando un máximo de diez técnicas. Mientras la colmena reestablece sus números, ésta se alimenta del chakra del Aburame, consumiendo chakra equivalente a tres técnicas del rango mínimo que le resten al usuario durante el tiempo de espera. Si los niveles de chakra del ninja disminuyen demasiado, y dado que los Kikaichû son parásitos por naturaleza, el enjambre comenzará a devorarlo desde dentro, agotando al ninja a razón de -5 de Resistencia por turno.

Otra restricción a esta técnica es el uso de insectos kikaichū hembra, ya que éstos son los más valiosos dentro de cada colmena debido a que se relacionan directamente con la tarea de reproducción y mantención de la población dentro de la misma. El ninja Aburame sólo podrá utilizar diez kikaichū hembra por combate, reestableciendo dicha cantidad al término de la pelea

GRUPO 1 LIBERADO: ALREDEDORES.



Stats:

Ninjutsu  10
• Taijutsu 1
• Genjutsu 1
• Velocidad 2
• Resistencia 5
• Fuerza 1

Equipo:

• 15 Kunais

Tonbotane
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Soleil couchant.

Mensaje por Nozomi el Vie Mar 30, 2018 3:44 pm



     
El sol caía tras las montañas que rodeaban el país del fuego. La luz se apagaba y el bosque caía bajo un manto de oscuridad, una oscuridad que daba hogar aquellos que no eran bien recibidos en la ciudad del país, aquellos buscados, renegados, criminales y algún que otro inocente fuera de la sociedad feudal marcada actualmente. Los animales se escondían de los cazadores nocturnos, las plantas ocultaban sus pétalos, y los árboles creaban un clima perfecto. El viento recorría los pasillos formados en el bosque, dejando sonar un silbido tranquilo y pacífico que calmaba el ambiente. La luna iluminaba entre las hojas aquello que podía, creando un ambiente casi romántico pero a la vez un tanto siniestro. A la par que criminales, a estas horas, los guardas nocturnos salían a resguardar las fronteras del país, de mayor o menor rango, aquellos que pertenecen a un feudo una vez en sus jornadas se ven obligados a cumplir con un trabajo bastante "molesto", las famosas guardias. Recorrer y patrullar un sector concreto durante la noche para hacer saltar la alarma en caso de que algo no funcionase como su feudo lo tenía planeado, y esta noche, era la noche de la joven Nozomi, la cual, algo asustada por el frío manto de la noche, caminaba por los senderos no escritos que se formaban en el bosque.

     
Su melena rojiza recogida en una trenza algo despeinada, pero aún así, parecía un peinado de un profesional de la belleza. Con sus gafas rectangulares, vestida con una camisa blanca y una chaqueta marron de cuero para cubrirse del frío de la noche, unos pantalones azulados y unas botas del mismo tono de la chaqueta. En su mano, un cuchillo para poder defenderse ante un posible ataque. Estaba algo asustada, era la primera vez que hacía una guardia, no se consideraba misión si no una obligación como tal, pero debido a sus recientes misiones le asignaron una zona externa a la ciudad, un sector del bosque cercano a la frontera, pero ya habían más posibilidades de encontrarse a un posible malhechor. De todas maneras, tenía la corazonada, bueno, más bien la esperanza de que iba a tratarse de una noche tranquila, sola, y sin ningún tipo de encuentro que le costase otra nueva pelea de la cual siempre acababa saliendo con un pequeño trauma arraigado, a fin de cuentas, hasta que Nozomi no creyese en su capacidad para la pelea, siempre se vería por debajo de cualquier enemigo.

     
A menos de dos horas de guardia, un sonido alteró a la joven muchacha que estaba a la defensiva de todo aquello que pudiera pasar. El quebrar de una rama hizo alertarse - Un enemigo. Mierda, mierda, mierda. Que hago ¿Huyo? No, no y no, es mi trabajo. Vamos Nozomi, tu puedes, concéntrate, seguro que solo es una ardilla, pero es tu trabajo comprobarlo. Vamos allá. Un, dos, tres, concentrada. - pensaba la joven Nozomi en lo que enfocó su chakra y habilidad en detectar toda presencia cercana en un radio de ochocientos metros desde su posición. Sus ojos se abrieron como platos al detectar la presencia que había provocado aquel sonar, se trataba de una persona ¿Un criminal? ni idea, Nozomi entró en un estado anterior al pánico, tenía miedo, no sabía muy bien que debía hacer ¿Y si hacía que no había visto nada? No, no podía hacer tal acto, se preparó, se preparó para una posible batalla, preparo su armamento, tomó el cuchillo y poco a poco comenzó a caminar hacia la posición del sujeto que poseía un chakra, menor cantidad que la joven pelirroja, pero el suficiente como para poder dar problemas. El sujeto estaba a unos 20 metros, en el seno del bosque, entre árboles y arbustos, puede que solo estuviera buscando un lugar donde estar tranquilo. - No vayas, no vayas. - se repetía en su mente, pero sus piernas avanzaban hacia el lugar.

Técnicas:

Kenshutsu (検出, Detección)
Es la técnicas más simple y básicas de los Sensoriales, aunque una de las más fáciles de aprender, es bastante importante y vital en combate. Esta habilidad le permite al usuario tener la capacidad de sentir el chakra de todos los individuos presentes dentro de un radio de alcance determinado, permitiéndole saber la ubicación casi exacta de ellos cuando se esconden o preparan jutsus. Siempre se tiene que mantener un sello de mano al momento de realizarlo y utilizarlo. Por lo que en caso de no poder usar las manos, no puede ser usado.

Gennin 0/8
Stats:

• Ninjutsu 10
• Taijutsu 7
• Genjutsu 0
• Velocidad 10
• Resistencia 10
• Fuerza 6
Armamento:

>  1 Ninja-tô
> Kunais
> Shurikens
> 4 x Sellos explosivos
> 4 x Bombas de humo
> Hilos de alambre

Nozomi
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Soleil couchant.

Mensaje por Tonbotane el Vie Mar 30, 2018 6:58 pm

Las manos eternamente pequeñas de Tonbotane apilaban un trozo de madera tras de otro. Su intención era hacer una fogata para ahuyentar a las bestias o poder huir con algo de visión si las cosas se complicaban. Sí que también sería una fuente de humo y una luz que guiaría a posibles enemigos pero...¿qué otra le quedaba?

<<Vamos, enciéndete. >>

Por mucho que fregase una roca con una otra encima de unas hojas, no conseguía nada. El Aburame examinó lo que había recogido, dándose cuenta que algunas de los objetos no eran los adecuados. La hojas estaban demasiado húmedas y las piedras no eran tenían la forma adecuada. El Aburame suspiró, sintiéndose el más tonto de todos los ninja. Tendría que empezar de nuevo si es que...

Si es que no lo encontraban. Los insectos enseguida le comunicaron que allá había alguien más. Una persona que quizá le venía a buscar o a entregarlo. O un simple caminante. Optando por algo que siempre se le había dado bien, la mentira, Tonbotane sacó un kunai y se encaró hacia la figura que se estaba acercando cada vez más. —¿H-h-hola?— preguntó con un magnífico deje de miedo. ¡Si podía ser artista! —¿Hay alguien?—preguntó.

Estaba cansado y si era alguien que no le reconocía, podía intentar adoptar una postura de pre-adolescente indefenso. Soltó más kikaichu, por si acaso, preparado para infectar al enemigo si éste atacaba. Aprovechando la situación, el Aburame esperó a que fuera la persona que se acercase a él. A pesar de la oscuridad, le parecía una mujer. —Soy Kanashine, me he perdido...—se inventó. Le daba igual decir el nombre de su colega. No creía que lo relacionasen con él.


Técnicas:


Kikaichū no Jutsu (寄壊蟲の術, técnica de los insectos de destrucción parasitaria): Técnica pasiva y fundamental, base de todas las demás técnicas del clan Aburame. Al ser transformado en una colmena para los kikaichū al momento de nacer, el ninja Aburame obtiene la capacidad de comunicarse con toda clase de insectos, los que siguen todas sus órdenes, al pie de la letra y sin importar cuáles sean; sin embargo, su vínculo más fuerte siempre será con sus kikaichū.

La restricción de esta técnica radica en la cantidad de insectos que el Aburame puede liberar para sus técnicas, ya que, si bien éstos son inagotables, su uso excesivo puede significar una reducción importante de la población de kikaichū en su cuerpo, lo que se traduciría en una merma de insectos para las técnicas futuras.

El enemigo puede llegar a quedar totalmente agotado antes de siquiera notar la presencia de los kikaichū en su cuerpo, ya que éstos no estimulan el sentido del tacto al caminar sobre la piel. Por cada dos extremidades cubiertas, la víctima perderá -1 a Resistencia por turno. Así, con piernas y brazos cubiertos de insectos, la víctima pierde -2 de Resistencia por turno; si se cubre la cabeza se suma otro -1, y si se cubren la espalda y el torso otro -2 a Resistencia por turno. Cuando la víctima llega a 0 de Resistencia, se ve imposibilitada de continuar el combate.

El ninja Aburame puede utilizar cuatro técnicas diferentes relacionadas con sus insectos (entiéndase, kikaichū) antes de verse obligado a esperar tres turnos consecutivos sin liberar kikaichū para que la población alcance sus números normales. A medida que ascienda de rango, el Aburame podrá realizar dos técnicas adicionales por cada rango obtenido, alcanzando un máximo de diez técnicas. Mientras la colmena reestablece sus números, ésta se alimenta del chakra del Aburame, consumiendo chakra equivalente a tres técnicas del rango mínimo que le resten al usuario durante el tiempo de espera. Si los niveles de chakra del ninja disminuyen demasiado, y dado que los Kikaichû son parásitos por naturaleza, el enjambre comenzará a devorarlo desde dentro, agotando al ninja a razón de -5 de Resistencia por turno.

Otra restricción a esta técnica es el uso de insectos kikaichū hembra, ya que éstos son los más valiosos dentro de cada colmena debido a que se relacionan directamente con la tarea de reproducción y mantención de la población dentro de la misma. El ninja Aburame sólo podrá utilizar diez kikaichū hembra por combate, reestableciendo dicha cantidad al término de la pelea

GRUPO 1 LIBERADO: ALREDEDORES.
GRUPO 2 LIBERADO: ALREDEDORES.



Stats:

Ninjutsu  10
• Taijutsu 1
• Genjutsu 1
• Velocidad 2
• Resistencia 5
• Fuerza 1

Equipo:

• 15 Kunais

Tonbotane
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Soleil couchant.

Mensaje por Nozomi el Sáb Mar 31, 2018 10:12 am



     
¿Perdido? Esas fueron las palabras del desconocido que posaba frente a la joven Nozomi, que paso a paso se acercaba al seno de donde se había producido el ruido. Inconscientemente, su musculación se relajó al eliminar sospecha de enemigos, puesto que sus orbes avistaron con un joven de poca edad, apariencia un tanto peculiar, pero con voz humilde y gestos infantiles. Nozomi guardó el cuchillo al ver que estaba en una situación cómoda y lejana a ser peligrosa, pero conforme dio un par de pasos más, cayó a la breva de donde estaba. En el bosque, de guardia, y estaba confiando sin preámbulos en un desconocido que tan solo había dicho que se había perdido, por lo que por simple protocolo, mantuvo la seguridad alta ante un posible ataque, o ante una emboscada. Aún estaba a bastantes metros, a una aproximación de unos 18, y un sin fin de arboles se oponían entre los dos jóvenes, por lo que Nozomi, decidió ser tan solo un poco precavida. Continuando con su caminar, aprovechó un momento que un gran árbol ocultó su presencia de la de aquel joven para realizar unos cuantos sellos de manos, una vez hechos, salió del tronco de nuevo como si nunca su hubiera detenido para no dar la más mínima sospecha y continuó su caminar hasta quedar a unos 7 metros del joven.

     
Su voz era la de un infante, su apariencia no parecía sospechosa, no era un criminal del libro bingo del feudo ni de los feudos del país, por el momento, a no ser que realizara algo extraño aquel sujeto estaba fuera de la jurisdicción de la muchacha la cual solo deseaba que acabase la noche para poder ir a dormir a su casa tranquila. - Hola Kanashine, yo soy Nozomi. - se presentó amablemente ignorando el hecho de que pudiera estar mintiendo, ya que estaba en su forma de ser confiar y no darle importancia a ese tipo de actos, a fin de cuentas, aunque dijera su nombre no se trataba de una ninja de renombre dentro del feudo, más bien era de los últimos peones, por lo que era difícil relacionarla con su trabajo. - Yo soy del país, me conozco bien este bosque ¿Quieres que te ayude? - preguntó con una gran sincera, humilde y cordial sonrisa. Nozomi había descartado por completo que aquel fuera un asesino, un criminal, solo se veía a un joven asustado de la noche del bosque, intentando hacer ¿Fuego? O al menos eso parecía viendo las ramas y hojas apiladas intentando simular una hoguera, pero la vegetación era demasiado húmeda para poder originar fuego tan fácilmente.

     
- ¿ Planeas pasar la noche aquí ? La ciudad está a pocos minutos, hay posadas baratas, yo te puedo pagar una con el poco dinero que tengo si lo necesitas. - sugirió la pelirroja al entender que aquel muchacho a la par que perdido, deseaba pasar a la interperie. No hacía un mal clima, pero no era el sitio más seguro para un niño.

Técnicas:

1x Jutsu Oculto
Gennin 0/8
Stats:

• Ninjutsu 10
• Taijutsu 7
• Genjutsu 0
• Velocidad 10
• Resistencia 10
• Fuerza 6
Armamento:

>  1 Ninja-tô
> Kunais
> Shurikens
> 4 x Sellos explosivos
> 4 x Bombas de humo
> Hilos de alambre

Nozomi
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Soleil couchant.

Mensaje por Tonbotane el Mar Abr 03, 2018 10:45 pm

Por ahora todo iba bien. Era cierto que la chica aún no se mostraba del todo confiada, pero era lo normal. ¿Cúal era la primera norma en el mundo shinobi? No confíes en nada ni en nadie. Lo más probable es que ella estuviese haciendo alguna ronda para la Dama de Hierro con la finalidad de vigilar cada rincón del bosque para alejar a enemigos y malhechores como el propio Tonbotane. Incluso le pareció al hombre que la joven guardaba su kunai en el bolsillo. Aquello era una buena señal: significaba que había caído, a primeras, en su breva. Ahora sólo tenía que ser lo suficientemente inteligente como para no meter la pata.

<<Ni una palabra en francés, Tonbotane.>>. Se dijo a sí mismo. El hombre tenía costumbre en soltar algunos términos en el idioma extranjero simplemente porque lo veía más elegante y aristocrático. Una forma de mostrar su petulancia que solía rozar lo indescriptible.

Cuando ella se presentó como Nozomi, Tonbotane hizo lo mismo. —Encantado— dijo haciendo la típica reverencia. Dejó paso a que viera mejor su pequeña construcción de ramas y hierbas mojadas, inútiles para prender fuego. Ella avanzó un par de metros, donde al fin, el Aburame pudo ver sus facciones. Le parecía una kunoichi joven, quizá inexperimentada, de bajo rango. Ya se sabía perfectamente quién podía hacerle pasar un mal rato en el País del Fuego -shinobis como Kaname o Azazel, por ejemplo- gracias a los contactos que tenía y a la información que le podían dar sus kikaichu. A la siguiente pregunta, Tonbotane sólo asintió con la cabeza.

<<¿Cómo puede ayudar? Hay que ser cuidadoso o acabará descubriendo la verdad...>>.

Si bien la siguiente de pregunta era de fácil respuesta, lo que lo dejó helado fue la sugerencia de llevarlo a la ciudad. No podía aceptarla de ninguna manera. Él ya sabía moverse por la capital y lo más probable es que ella lo condujese justo donde era más buscado. Tenía que salir de ésa. —Es que vivo en el País del Rayo, me perdí—trató de sonar lo más convincente posible. <<¿Quién se iba a creer ésa mentira?.>>. —¿Me acompañas de vuelta?— sugirió —¿O estás muy cansada? Yo lo estoy.— El lugar estaba lejos pero el Aburame no lo decía por éso, si no por los insectos, que habían cubierto las cuatro extremidades en segundos.



Técnicas:


Kikaichū no Jutsu (寄壊蟲の術, técnica de los insectos de destrucción parasitaria): Técnica pasiva y fundamental, base de todas las demás técnicas del clan Aburame. Al ser transformado en una colmena para los kikaichū al momento de nacer, el ninja Aburame obtiene la capacidad de comunicarse con toda clase de insectos, los que siguen todas sus órdenes, al pie de la letra y sin importar cuáles sean; sin embargo, su vínculo más fuerte siempre será con sus kikaichū.

La restricción de esta técnica radica en la cantidad de insectos que el Aburame puede liberar para sus técnicas, ya que, si bien éstos son inagotables, su uso excesivo puede significar una reducción importante de la población de kikaichū en su cuerpo, lo que se traduciría en una merma de insectos para las técnicas futuras.

El enemigo puede llegar a quedar totalmente agotado antes de siquiera notar la presencia de los kikaichū en su cuerpo, ya que éstos no estimulan el sentido del tacto al caminar sobre la piel. Por cada dos extremidades cubiertas, la víctima perderá -1 a Resistencia por turno. Así, con piernas y brazos cubiertos de insectos, la víctima pierde -2 de Resistencia por turno; si se cubre la cabeza se suma otro -1, y si se cubren la espalda y el torso otro -2 a Resistencia por turno. Cuando la víctima llega a 0 de Resistencia, se ve imposibilitada de continuar el combate.

El ninja Aburame puede utilizar cuatro técnicas diferentes relacionadas con sus insectos (entiéndase, kikaichū) antes de verse obligado a esperar tres turnos consecutivos sin liberar kikaichū para que la población alcance sus números normales. A medida que ascienda de rango, el Aburame podrá realizar dos técnicas adicionales por cada rango obtenido, alcanzando un máximo de diez técnicas. Mientras la colmena reestablece sus números, ésta se alimenta del chakra del Aburame, consumiendo chakra equivalente a tres técnicas del rango mínimo que le resten al usuario durante el tiempo de espera. Si los niveles de chakra del ninja disminuyen demasiado, y dado que los Kikaichû son parásitos por naturaleza, el enjambre comenzará a devorarlo desde dentro, agotando al ninja a razón de -5 de Resistencia por turno.

Otra restricción a esta técnica es el uso de insectos kikaichū hembra, ya que éstos son los más valiosos dentro de cada colmena debido a que se relacionan directamente con la tarea de reproducción y mantención de la población dentro de la misma. El ninja Aburame sólo podrá utilizar diez kikaichū hembra por combate, reestableciendo dicha cantidad al término de la pelea

GRUPO 1 LIBERADO: PIERNAS DE NOZOMI.
GRUPO 2 LIBERADO: BRAZOS DE NOZOMI (-2 a resistencia en total)



Stats:

Ninjutsu  10
• Taijutsu 1
• Genjutsu 1
• Velocidad 2
• Resistencia 5
• Fuerza 1

Equipo:

• 15 Kunais

Tonbotane
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Soleil couchant.

Mensaje por Nozomi el Jue Abr 05, 2018 9:03 am



     
Oculta, podía presenciar como su trampa, más bien dicho, su forma de ser precavida, actuaba y daba el éxito que ella no deseaba que sucediese. Cuando estaba oculta bajo el tronco a una distancia de 18 metros hizo un clon el cual fue el que remplazó su caminar para acercarse al joven desconocido, puesto que acercarse sin algo en mente era bastante estúpido y Nozomi ya había vivido suficientes traumas como para seguir cometiendo los fallos de primeriza a fin de cuentas, aunque seguía siendo de los últimos peones del feudo, estaba muy lejos de la realidad, puesto que sus capacidades físicas y su poder sobre los jutsus era bastante elevado para el rango que poseía dentro de la milicia del feudo. El clon fue invadido por insectos, algo que no pudo ver la verdadera Nozomi dada su distancia y la oscuridad de la noche, pero si que pudo ver el clon, no por el contacto, puesto que apenas los notaba, si no por sus brazos. Si solo se hubieran posado sobre sus piernas puede que no se hubiese dado ni cuenta, pero en sus brazos cruzados era otra cosa. Era obvio que aquel joven no tenía buenas intenciones, no era necesario ser demasiado inteligente para ello y Nozomi estaba harta de la gente como él, de intentar ser amable, servicial y acabar siendo atacada a la primera de cambio ¿Por qué a nadie le gustaba hablar?

Estaba segura, calmada, pero cansada metafóricamente de aquel tipo de situaciones. El clon, no solo era un simple clon, en la mochila le había dejado preparado un verdadero sello explosivo pegado y preparado para detonar, por lo que cuando la falsa Nozomi se vio envuelta en insectos y entendió el deseo de aquel muchacho de hacerle daño, tan solo se inmoló, el chakra del sello explosivo fue liberado generando una fuerte explosión que quemaría a todos aquellos insectos, y no solo eso, la onda y la fuerte energía liberada golpearía con fuerza al extraño ser y lo lanzaría hacia uno de los tantos árboles que tenía a su espalda.

La verdadera Nozomi pudo ver, sentir y escuchar la explosión, resguardada bajo el tronco estaba segura de la onda de energía, pero no estaba tranquila. Otra vez se repetía la misma escena, ella solo quería una noche tranquila y de nuevo el mismo panorama, gente que solo deseaba la muerte y dolor de otras personas que solo deseaban hacer su guardia. Ella no quería ascender, no quería ser reconocida, pero si le obligaban a lugar acabaría mostrando sus habilidades y no deseaba, no quería guerra, no quería muerte no sangre, no quería batallar. Se llevó las manos a la cabeza puesto que aquella voz, volvía a aparecer. - Dejame salir Nozomi, déjame a este joven a mi. Tu ya has sufrido mucho. - sonaba en su interior. una voz que le hacía sentir calmada y segura, pero que aún lograba ciertamente ignorar.

Técnicas:

JUTSU LIBERADO
Bunshin no jutsu (分身の術, Técnica de replicación)

[Progresiva de volumen | Ninjutsu]
Es un Ninjutsu básico el cual se basa en crear copias exactas del shinobi a partir de su chakra. Las copias son espectros, es decir, no son cuerpos reales, por lo tanto son incapaces de utilizar chakra o producir daño físico. Esta técnica está diseñada para crear confusión y engañar al enemigo. Sin embargo, no son efectivas contra usuarios que posean el sharingan, byakugan o empleen tecnicas de detección puesto que estos pueden diferenciar las falsas copias. Estos clones no tienen mente propia, por lo que no pueden realizar acciones muy elaboradas, además luego de cumplir la acción para la que fueron creados desaparecen. Si se desea alegar un ataque enemigo diciendo que era un clon, se debe haber mencionado con anterioridad que se realizaban sellos de manos o se preparaba un jutsu y anunciado el jutsu oculto. La cantidad máxima de espectros que pueden ser creados varia según el rango y la habilidad en ninjutsu del usuario. Con menos de 3 puntos en ninjutsu las copias presentaran fallas volviéndolos reconocibles. Esta técnica requiere sellos de manos.

1x Sello explosivo
Gennin 2/8
Stats:

• Ninjutsu 10
• Taijutsu 7
• Genjutsu 0
• Velocidad 10
• Resistencia 10
• Fuerza 6
Armamento:

>  1 Ninja-tô
> Kunais
> Shurikens
> 3 x Sellos explosivos
> 4 x Bombas de humo
> Hilos de alambre

Nozomi
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Soleil couchant.

Mensaje por Tonbotane el Lun Abr 09, 2018 10:27 pm

Kaboom. La impresionante explosión que Tonbotane no se esperaba lo hizo saltar por los aires. Ni siquiera con los insectos se había dado cuenta que aquello era un clon y la verdadera Nozomi estaba escondida en algún rincón. El Aburame había cometido dos grandes errores: el primero juzgar demasiado rápido a la rival, tachándola de inofensiva, y el segundo, no seguir con su papelazo de niño inocente. Puede que al final la misma kunoichi hubiese sospechado y se hubiesen girado las tornas, pero al menos, la situación no sería ya tan grave como la que tenía ahora, volando por loz aires.

A pesar del dolor, el hombre pudo usar un grupo de kikaichu para que le protegiesen del golpe. Evidentemente no saldría ileso, pues el golpe era rápido y por sorpresa, pero al menos no se partiría la espalda. De haber recibido el choque sin ninguna protección, con toda probabilidad hubiese terminado o muerto o paralítico.

Tonbotane gruñó tras levantarse cojeando. El dolor era intenso pero soportable. No obstante, ése era el último de sus problemas. Tonbotane estaba agotado de verdad tras la carrera para evitar ser capturado horas antes y daba por hecho que la kunoichi era mucho más hábil que en el bastantes aspectos. Los genin que hacían reconocimientos de zona eran prácticamente chunnins.

<<Merde.>>. Pensó, sabiendo que aquello limitaba aún más sus posibles acciones.

Abrió la boca y tosió. —Ay, qué daño.... ¡Me podrías haber matado! — se quejó como un crío. —Sólo quería comprobar si sabías pelear hahaha. —rio inocentemente mientras se rascaba la cabeza.  —Como hay tanto delincuente por aquí... — continuó—Porque no creerías que iba a hacerte algo, ¿verdad? Eres más mayor que yo... — Mintió. Hizo una reverencia en señal de perdón, a ver si colaba.

Técnicas:
5/5

Kikaichū no Jutsu (寄壊蟲の術, técnica de los insectos de destrucción parasitaria): Técnica pasiva y fundamental, base de todas las demás técnicas del clan Aburame. Al ser transformado en una colmena para los kikaichū al momento de nacer, el ninja Aburame obtiene la capacidad de comunicarse con toda clase de insectos, los que siguen todas sus órdenes, al pie de la letra y sin importar cuáles sean; sin embargo, su vínculo más fuerte siempre será con sus kikaichū.

La restricción de esta técnica radica en la cantidad de insectos que el Aburame puede liberar para sus técnicas, ya que, si bien éstos son inagotables, su uso excesivo puede significar una reducción importante de la población de kikaichū en su cuerpo, lo que se traduciría en una merma de insectos para las técnicas futuras.

El enemigo puede llegar a quedar totalmente agotado antes de siquiera notar la presencia de los kikaichū en su cuerpo, ya que éstos no estimulan el sentido del tacto al caminar sobre la piel. Por cada dos extremidades cubiertas, la víctima perderá -1 a Resistencia por turno. Así, con piernas y brazos cubiertos de insectos, la víctima pierde -2 de Resistencia por turno; si se cubre la cabeza se suma otro -1, y si se cubren la espalda y el torso otro -2 a Resistencia por turno. Cuando la víctima llega a 0 de Resistencia, se ve imposibilitada de continuar el combate.

El ninja Aburame puede utilizar cuatro técnicas diferentes relacionadas con sus insectos (entiéndase, kikaichū) antes de verse obligado a esperar tres turnos consecutivos sin liberar kikaichū para que la población alcance sus números normales. A medida que ascienda de rango, el Aburame podrá realizar dos técnicas adicionales por cada rango obtenido, alcanzando un máximo de diez técnicas. Mientras la colmena reestablece sus números, ésta se alimenta del chakra del Aburame, consumiendo chakra equivalente a tres técnicas del rango mínimo que le resten al usuario durante el tiempo de espera. Si los niveles de chakra del ninja disminuyen demasiado, y dado que los Kikaichû son parásitos por naturaleza, el enjambre comenzará a devorarlo desde dentro, agotando al ninja a razón de -5 de Resistencia por turno.

Otra restricción a esta técnica es el uso de insectos kikaichū hembra, ya que éstos son los más valiosos dentro de cada colmena debido a que se relacionan directamente con la tarea de reproducción y mantención de la población dentro de la misma. El ninja Aburame sólo podrá utilizar diez kikaichū hembra por combate, reestableciendo dicha cantidad al término de la pelea

GRUPO 1 LIBERADO: QUEMADO
GRUPO 2 LIBERADO: QUEMADO
GRUPO 3 LIBERADO: ALREDEDORES\ CUERPO DE TONBOTANE

Mushi Kabe no Jutsu (蟲壁の術, técnica del muro de insectos): Técnica que consiste en la liberación de insectos kikaichū, los cuales se posicionan frente al ninja Aburame a modo de escudo, para así protegerlo de ataques frontales de bajo nivel. El muro es lo suficientemente grande como para proteger a cinco personas, siendo más fuerte en el sector del medio y perdiendo fuerza en los costados.



Stats:

Ninjutsu  10
• Taijutsu 1
• Genjutsu 1
• Velocidad 2
• Resistencia 5
• Fuerza 1

Equipo:

• 15 Kunais

Tonbotane
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Soleil couchant.

Mensaje por Nozomi el Mar Abr 10, 2018 9:04 am



     
A su sorpresa, su movimiento se hizo efectivo. Nozomi infravaloraba demasiado su potencial y en su cerebro la situación era muy diferente a la que se había dado, puesto que para ella, se imaginaba ya asesinada bajo aquel niño con instintos asesinos. Pero ver y apreciar que el sello explosivo realizaba aquello que ella deseaba hacer hizo sentirse ¿Orgullosa? Se llevó las manos a la boca, puesto que no se esperaba que saliese tan fuertemente disparado y miró donde había caído el joven. De nuevo, los insectos lo libraron de un fuerte golpe. Nozomi, no era tonta, pero si un poco ingenua y no pudo evitar sentirse un poco mal y preocuparse por si había hecho demasiado daño a aquel sujeto. - Pero ... pero es un criminal ... he de ¿Matarlo? - pensó escondida aún tras el árbol pensando que hacer. Pero sus palabras, su forma de actuar, su forma de hablar, no era la de un niño corriente, aquel sujeto sabía muy bien lo que hacía, no dudo en atacar a Nozomi, y ahora, visto que se veía bajo el poder de esta volvía a recitar un sin fin de mentiras que esta vez Nozomi no creería. Iba a seguir siendo precavida, gracias a su técnica sensorial sabía que no habían ninjas cercanos a bastante distancia, pero tal vez la explosión hubiera alertado a alguien, por lo que no se iba a exponer tan fácilmente.

La joven pelirroja realizó cuatro sellos de manos, liberó el chakra por su piel, y de esta, se desprendieron una gran cantidad de papeles que quedaron suspendidos en el aire. Nozomi, con su chakra, controló estos e hizo que volaran por el bosque en todas direcciones para rodear por todos los ángulos a kanashine, el cual ahora, dolorido, estaba completamente rodeado de los papeles de Nozomi los cuales se balanceaban en el aire, girando con epicentro del enemigo a una velocidad lenta y calmada, preparados para cualquier reacción de la pelirroja aún oculta. Nozomi realizó otros tres sellos de manos, y algunos de los papeles tomaron dirección diferente y comenzaron a apilarse a tres metros de distancia frente al muchacho de los insectos. Los papeles se apilaban formando una forma humanoide hasta crear un clon semi-perfecto de la ninja, el cual tenía pequeñas grietas en la piel y en las ropas, mostrando que no era una persona corriente, si no que estaba formado completamente de papel.

El clon de Nozomi, con rostro serio, seguro y firme, diferente a como estaba ahora mismo la real, señaló al muchacho de aspecto infantil. - Quedas arrestado por intento de asesinato a un miembro de la dama del fuego. Sera ella quien decida tu condena. - sabía que tenía la oportunidad y potestad para matar aquel joven, pero Nozomi era incapaz de matar, incapaz de arrebatar una vida, por lo que ahora mismo era lo único que podía hacer, entregarlo a su feudo, y que fuese esta quien decidiera que debía hacer. - Sea verdad o mentira lo que dices, has atacado sin dudar a un miembro de la milicia del feudo y por ello, tendrás un juicio. Si opones resistencia, no dudaré en asesinarte. - dijo fríamente aunque estaba muy lejos de la verdadera intención de la muchacha, la cual seguía oculta por si apareciese algún entrometido más. - Ahora, comienza a caminar, estamos solo a unas horas de la ciudad. - dijo señalando por el camino que debía proseguir. Los papeles, el clon y a lo lejos Nozomi, seguirían el mismo camino para asegurar que aquel sujeto llegaba a juicio de su jefa,

Técnicas:

Ninpo Hai-shi (Arte ninja: Campo de papel):
El usuario hace una serie de sellos de manos y a continuación desprende una gran onda de chakra proveniente desde todo su cuerpo. Cientos de papeles comienzan a emerger desde el cuerpo del shinobi, y los mismos se mantienen suspendidos en el campo de batalla o en el suelo, sirviendo estos papeles para hacer todas las técnicas de su clan

Kami bunshin no jutsu (Jutsu de clon de pael):
Luego de una serie de sellos de manos, el usuario podrá crear clones a partir de papeles ya existentes. Estos clones tienen la misma capacidad de movimiento que el usuario y son clones físicos, ya que están formados de papel. Aun así, sus golpes no son tan fuertes como los de una persona normal, pero adquieren una capacidad cortante capaz de generar heridas superficiales. Pueden resistir 1 golpes de su rango antes de ser destruidos al 2do impacto, pero las técnicas elementales de Katon, Suiton y explosiones los afectan en mayor grado. Estos clones pueden utilizar habilidades del clan de su nivel, aunque Claramente, al estar hecho de papel, utilizando alguna otra técnica de clan se desgastan a sí mismos. Una vez destruidos, se desvanecen en cientos de papeles. Estos clones poseen una apariencia ligeramente distinta a la de su creador viéndose como cubiertos por finas capas de papel, esta debilidad se solventa en rango chunnin. En rango chunnin estos clones pueden transmitir la información que el clon conocía a su creador si al menos uno de los papeles por los que la creación estaba conformada no es destruido.

Gennin 4/8
Stats:

• Ninjutsu 10
• Taijutsu 7
• Genjutsu 0
• Velocidad 10
• Resistencia 10
• Fuerza 6
Armamento:

>  1 Ninja-tô
> Kunais
> Shurikens
> 3 x Sellos explosivos
> 4 x Bombas de humo
> Hilos de alambre

Nozomi
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Soleil couchant.

Mensaje por Tonbotane el Mar Abr 10, 2018 11:48 pm

<<No ha caído. No se está creyendo nada. >>. Ése era el pensamiento que rondaba por la cabeza de Tonbotane, que empezaba a notar un sofocante calor en la nuca y que le recorría la espalda. Luchar contra ella no tenía sentido; la kunoichi era mejor. Eso ya le había quedado claro.

La situación empeoró cuando aparecieron una gran cantidad de papeles volando por todos lados. Tonbotane soltó un gritito y trató de huir desesperadamente dando semi círculos y viendo con terror como tenía todas las salidas bloqueadas. El Aburame jamás había visto ése tipo de jutsu, pero daba por hecho que aquél papel era tan peligroso como una hoja de un kunai.  —¿C-cómo? —preguntó de nuevo al oír la sentencia de Nozomi. Se quedó pálido. ¿Asesinar? Ésa no era realmente su intención. Él jamás asesinaba, porque el terminar con la vida de alguien acarreaba muchísimos problemas y una consecuencia; terminar muerto joven antes de tiempo. Ése era el motivo por la que su vida criminal se basaba en la estafa, la coacción y el robo. —Eso no es verdad—dijo sonando completamente sincero.  —¡NUNCA QUISE MATARTE! —gritó con todas sus fuerzas, más por el miedo que por intimidarla. Era la rabia que salía dentro de él. Dicen que cuando un mentiroso dice la verdad, nadie lo cree. Eso es lo que estaba experimentando el hombre.

<<Si me entrega a la Dama de Hierro... moriré..>>. Todo el mundo sabía que ésa mujerzuela no tenía ni un ápice de compasión con los maleantes. Terminaría con la cabeza cortada antes que pudiese defender su posición. O peor, ahorcado delante de la villa, para que las demás ratas viesen cómo se las gastan en el fuego.

Tonbotane envió a sus insectos en busca de ayuda, que probablemente no llegaría. . —La Dama del fuego va a matarme. —repitió en voz baja, mientras era obligado a andar cabizbajo hacia su destino. Des de afuera se veía un niño asustado. Y es que verdaderamente estaba asustado, la única mentira que decía era su edad y su nombre. Después de unos metros, Tonbotane frenó en seco . —¿Podemos descansar? Estoy agotado. — preguntó com un hilo de voz.


Técnicas:


Kikaichū no Jutsu (寄壊蟲の術, técnica de los insectos de destrucción parasitaria): Técnica pasiva y fundamental, base de todas las demás técnicas del clan Aburame. Al ser transformado en una colmena para los kikaichū al momento de nacer, el ninja Aburame obtiene la capacidad de comunicarse con toda clase de insectos, los que siguen todas sus órdenes, al pie de la letra y sin importar cuáles sean; sin embargo, su vínculo más fuerte siempre será con sus kikaichū.

La restricción de esta técnica radica en la cantidad de insectos que el Aburame puede liberar para sus técnicas, ya que, si bien éstos son inagotables, su uso excesivo puede significar una reducción importante de la población de kikaichū en su cuerpo, lo que se traduciría en una merma de insectos para las técnicas futuras.

El enemigo puede llegar a quedar totalmente agotado antes de siquiera notar la presencia de los kikaichū en su cuerpo, ya que éstos no estimulan el sentido del tacto al caminar sobre la piel. Por cada dos extremidades cubiertas, la víctima perderá -1 a Resistencia por turno. Así, con piernas y brazos cubiertos de insectos, la víctima pierde -2 de Resistencia por turno; si se cubre la cabeza se suma otro -1, y si se cubren la espalda y el torso otro -2 a Resistencia por turno. Cuando la víctima llega a 0 de Resistencia, se ve imposibilitada de continuar el combate.

El ninja Aburame puede utilizar cuatro técnicas diferentes relacionadas con sus insectos (entiéndase, kikaichū) antes de verse obligado a esperar tres turnos consecutivos sin liberar kikaichū para que la población alcance sus números normales. A medida que ascienda de rango, el Aburame podrá realizar dos técnicas adicionales por cada rango obtenido, alcanzando un máximo de diez técnicas. Mientras la colmena reestablece sus números, ésta se alimenta del chakra del Aburame, consumiendo chakra equivalente a tres técnicas del rango mínimo que le resten al usuario durante el tiempo de espera. Si los niveles de chakra del ninja disminuyen demasiado, y dado que los Kikaichû son parásitos por naturaleza, el enjambre comenzará a devorarlo desde dentro, agotando al ninja a razón de -5 de Resistencia por turno.

Otra restricción a esta técnica es el uso de insectos kikaichū hembra, ya que éstos son los más valiosos dentro de cada colmena debido a que se relacionan directamente con la tarea de reproducción y mantención de la población dentro de la misma. El ninja Aburame sólo podrá utilizar diez kikaichū hembra por combate, reestableciendo dicha cantidad al término de la pelea

GRUPO 1 LIBERADO: - -
GRUPO 2 LIBERADO: - -
GRUPO 3: Varios en la busca de aliados, otros aún en los alrededores.

PRIMER TURNO SIN SOLTAR KINKAICHUS.


Stats:

Ninjutsu  10
• Taijutsu 1
• Genjutsu 1
• Velocidad 2
• Resistencia 5
• Fuerza 1

Equipo:

• 15 Kunais

Tonbotane
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Soleil couchant.

Mensaje por Nozomi el Miér Abr 11, 2018 7:44 am



     
Nozomi se estremeció, aquel grito, no era un grito de intimidación, sonó a desesperación. El sonido de aquellas palabras entró en la piel de la joven la cual se erizó. no quería hacerlo, sabía cual era el destino de aquel muchacho si llegaba a juicio de su feudo, por suerte o por desgracia, su lider era muy clara con los criminales, y en este caso, por mucho que fuera un niño y que no había logrado tocar tan si quiera a la muchacha , no tendría ningún tipo de benevolencia, pero ¿Por qué? Nozomi no hubiera atacado, no hubiera hecho absolutamente nada si aquel joven se hubiera estado quieto, si tan solo hubiera dicho que necesitaba ayuda para encender la hoguera, si hubiera mostrado ser una persona corriente sin ánimo de hacer el mal, Nozomi tan solo le hubiera ayudado y se hubiera marchado, ella odiaba aquella situación, no le gustaba hacer aquellas cosas, pero era su obligación por la decisión de ser una ninja de la dama del fuego, no tenía opción.

Caminaban bajo el seno del bosque, por un sendero remarcado que guiaba entre los altos árboles. Aquel muchacho rodeado constantemente de los papeles, y entre esos papeles el clon de la pelirroja que lo seguía a una distancia de tres metros de seguridad. Oculta en el bosque, la verdadera Nozomi, la cual aún seguía con la guardia alta, sabía que algo podría pasar, que alguien podía aparecer, y aún oculta, los ninjas tenían suficientes habilidades como para saber la posición exacta, por lo que mantenía la guardia activa. Aún desde su posición, oculta en los altos de los árboles, podía escuchar la conversación que daba lugar conjunto al clon, a fin de cuentas, no estaba conectado con susodicho. Ambos se detuvieron, una pausa causada por el niño que mostraba un rostro roto y rasgado, miedo y terror ante la muerte, y el juicio de la dama.  -  Dos minutos y seguiremos con el viaje. - dijo el clon mientras no apartaba la mirada. Sabía que iba a intentar hacer algo, a fin de cuentas, si sabía que iba a morir ¿por que no intentar salvarse?

El clon miró al desconocido muchacho, no tenía miedo a ser atacado a fin de cuentas era un producto del origami de la verdadera Nozomi. Con un tono humilde, sincero y confiable intentó entender a aquel chico. - ¿Por qué ? - preguntó de una forma vacía y sin estructura. Una pregunta que rompió el silencio del lugar. - No te iba a atacar, solo te deseaba ayudar ¿Por qué me has atacado si sabías que era una fuera de la milicia de un feudo del país? Ambos sabemos que tu destino por juicio será la muerte. No quiero ser la culpable de eso. Pero no me estás dejando otra elección.  - argumentó la muchacha. Ella no deseaba la muerte de nadie, no deseaba ver sufrir a una persona y menos por su culpa, pero tenía un deber, un deber que debía de cumplir porque en caso de no hacerlo, puede que las consecuencias sean peores, y ya no del castigo por parte de su feudo, si no que un criminal puede matar, y todas las muertes que fuesen después de no haberlo detenido, caerían en conciencia de la pelirroja, por no evitarlas cuando pudo, por no impedirlo cuando supo que debía hacerlo. Si lograba no mentir, si lograba hacer creer una verdad a la joven que tenía un talento para detectar las mentiras, puede que lograse salvarse.

Técnicas:

Ninpo Hai-shi (Arte ninja: Campo de papel):
El usuario hace una serie de sellos de manos y a continuación desprende una gran onda de chakra proveniente desde todo su cuerpo. Cientos de papeles comienzan a emerger desde el cuerpo del shinobi, y los mismos se mantienen suspendidos en el campo de batalla o en el suelo, sirviendo estos papeles para hacer todas las técnicas de su clan

Kami bunshin no jutsu (Jutsu de clon de pael):
Luego de una serie de sellos de manos, el usuario podrá crear clones a partir de papeles ya existentes. Estos clones tienen la misma capacidad de movimiento que el usuario y son clones físicos, ya que están formados de papel. Aun así, sus golpes no son tan fuertes como los de una persona normal, pero adquieren una capacidad cortante capaz de generar heridas superficiales. Pueden resistir 1 golpes de su rango antes de ser destruidos al 2do impacto, pero las técnicas elementales de Katon, Suiton y explosiones los afectan en mayor grado. Estos clones pueden utilizar habilidades del clan de su nivel, aunque Claramente, al estar hecho de papel, utilizando alguna otra técnica de clan se desgastan a sí mismos. Una vez destruidos, se desvanecen en cientos de papeles. Estos clones poseen una apariencia ligeramente distinta a la de su creador viéndose como cubiertos por finas capas de papel, esta debilidad se solventa en rango chunnin. En rango chunnin estos clones pueden transmitir la información que el clon conocía a su creador si al menos uno de los papeles por los que la creación estaba conformada no es destruido.

Gennin 4/8
Stats:

• Ninjutsu 10
• Taijutsu 7
• Genjutsu 0
• Velocidad 10
• Resistencia 10
• Fuerza 6
Armamento:

>  1 Ninja-tô
> Kunais
> Shurikens
> 3 x Sellos explosivos
> 4 x Bombas de humo
> Hilos de alambre

Nozomi
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Soleil couchant.

Mensaje por Tonbotane el Vie Abr 13, 2018 2:45 pm

Tonbotane se dejó caer cuando Nozomi le concedió dos minutos. Suspiró en señal de agradecimiento, flexionando las piernas y sentándose encima de un tronco. Si no andaba, quizá las ideas le viniesen mejor en la cabeza. Estaba claro que, si era entregado a la Dama del Hierro, moriría. La llamada de socorro al verdadero Kanashine no estaba teniendo ningún éxito, así que se veía delante del peligro completamente solo.

<<Nunca habías estado en una situación así. Jamais. Eso te pasa por imbécil. >>. Sin embargo, el hombre confiaba que hubiese una mínima oportunidad de convencer a Nozomi de dejarlo libre. Ella estaba accediendo a hablar - algo que un ninja convencional quizá no haría- y eso dejaba entrar a Tonbotane en su psique.

El pequeño hombre miró al clon por encima de sus sucias gafas. En cualquier momento, se habría puesto de los nervios con sólo imaginarlo pero ahora tenía cosas más importantes en las que distraerse. —No lo sé. —dijo con total honestidad. No tenía motivo para hacerlo y viendo el resultado, había sido un terrible error. —Supongo que cuando vives una vida de desgraciado, no te queda nadie con quien confiar. Todo el mundo es enemigo. —musitó, sorprendiéndose de él mismo. Si bien Tonbotane no se consideraba un desgraciado, sus acciones lo marcaban como tal. Claro que éso no lo sabía la pelirroja. Miró al suelo, negando con la cabeza. —Puedes hacer que eso no haya pasado nunca—le propuso. Sólo lo habían visto ellos dos. Si ninguno lo comunicaba, jamás habría pasado.


Técnicas:


Kikaichū no Jutsu (寄壊蟲の術, técnica de los insectos de destrucción parasitaria): Técnica pasiva y fundamental, base de todas las demás técnicas del clan Aburame. Al ser transformado en una colmena para los kikaichū al momento de nacer, el ninja Aburame obtiene la capacidad de comunicarse con toda clase de insectos, los que siguen todas sus órdenes, al pie de la letra y sin importar cuáles sean; sin embargo, su vínculo más fuerte siempre será con sus kikaichū.

La restricción de esta técnica radica en la cantidad de insectos que el Aburame puede liberar para sus técnicas, ya que, si bien éstos son inagotables, su uso excesivo puede significar una reducción importante de la población de kikaichū en su cuerpo, lo que se traduciría en una merma de insectos para las técnicas futuras.

El enemigo puede llegar a quedar totalmente agotado antes de siquiera notar la presencia de los kikaichū en su cuerpo, ya que éstos no estimulan el sentido del tacto al caminar sobre la piel. Por cada dos extremidades cubiertas, la víctima perderá -1 a Resistencia por turno. Así, con piernas y brazos cubiertos de insectos, la víctima pierde -2 de Resistencia por turno; si se cubre la cabeza se suma otro -1, y si se cubren la espalda y el torso otro -2 a Resistencia por turno. Cuando la víctima llega a 0 de Resistencia, se ve imposibilitada de continuar el combate.

El ninja Aburame puede utilizar cuatro técnicas diferentes relacionadas con sus insectos (entiéndase, kikaichū) antes de verse obligado a esperar tres turnos consecutivos sin liberar kikaichū para que la población alcance sus números normales. A medida que ascienda de rango, el Aburame podrá realizar dos técnicas adicionales por cada rango obtenido, alcanzando un máximo de diez técnicas. Mientras la colmena reestablece sus números, ésta se alimenta del chakra del Aburame, consumiendo chakra equivalente a tres técnicas del rango mínimo que le resten al usuario durante el tiempo de espera. Si los niveles de chakra del ninja disminuyen demasiado, y dado que los Kikaichû son parásitos por naturaleza, el enjambre comenzará a devorarlo desde dentro, agotando al ninja a razón de -5 de Resistencia por turno.

Otra restricción a esta técnica es el uso de insectos kikaichū hembra, ya que éstos son los más valiosos dentro de cada colmena debido a que se relacionan directamente con la tarea de reproducción y mantención de la población dentro de la misma. El ninja Aburame sólo podrá utilizar diez kikaichū hembra por combate, reestableciendo dicha cantidad al término de la pelea

GRUPO 1 LIBERADO: - -
GRUPO 2 LIBERADO: - -
GRUPO 3: Varios en la busca de aliados, otros aún en los alrededores.

SEGUNDO TURNO SIN SOLTAR KINKAICHUS.


Stats:

Ninjutsu  10
• Taijutsu 1
• Genjutsu 1
• Velocidad 2
• Resistencia 5
• Fuerza 1

Equipo:

• 15 Kunais

Tonbotane
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Soleil couchant.

Mensaje por Nozomi el Sáb Abr 14, 2018 10:07 am



     
La mente de Nozomi ahora mismo luchaba por dos ideas contrarias. Siempre y no sabía como acababa luchando por dos ideas diferentes. Dejrlo libre y no caer bajo la culpa de que ha sido asesinado a causa de su labor como guardia, pero arriesgarse a que sea un verdadero criminal y luego tenre la culpa de todas las muertes que provoque, o por el contrario, llevarlo a su feudo y tener la consciencia tranquila de que la posible y potencial gente que fuera a ser asesinada por este niño fuera salvada, pero esería la culpable de arrebatar la vida de un niño que posiblemente fuera inocente y tan solo hubiera actuado desde el miedo, cuando no tenía ningún tipo de justificación para estarlo, puesto que Nozomi solo podía alagar su capacidad para empatizar y hacer ver que no posee ningún tipo de maldad. Aquella dualidad le estaba matando, y los minutos estaban pasando, por lo que debía de tomar una decisión lo más pronto posible. Liberarlo o entregarlo. Estaba demasiado confundida para tomar una decisión razonable, no quería sufrir, y le daba miedo que si lo soltaba, si lo dejaba libre este chico acabara en el libro bingo como un peligroso criminal y todo por culpa de no hacer bien su trabajo. ¿Y si conseguía convencer a la dama del fuego para que hiciera de el un preso ? De que no lo matara, solo lo encarcelara. El crimen no podía pasar impune, había atacado a la pelirroja sin ningún tipo de razón, y aún dandole la opción no era capaz de demostrar por qué lo había hecho realmente. Confundida y algo alterada se le ocurrió una forma de darle un juicio justo, de darle aquello que se merecía. Realizó sellos de manos, concentró el chakra y rezó para que todo aquello saliera como ella deseaba.

Entonces el clon actuó. Realizó sellos de manos al igual que la joven pelirroja que aún seguía oculta en los árboles observando todo desde una posición cómoda pero no tranquila. El clon cambió a un rostro serio, y algo tenebroso y sus palabras, cortas, pero seguras y firmes, sentenciaron el final de aquel niño. - No me has dejado otra opción. - dijo para tragar saliva, respirar y alzar un poco la voz. - Por tus palabras, por tus actos y acciones. Yo, kunoichi del feudo de la dama de fuego, tomo la justicia y te sentencio a muerte aquí y ahora. - sus palabras crearon un silencio tenso, largo y espantoso. Su mirada estaba fija en la del niño, observando a un criminal el cual acababa su historia, todo por un error, por querer demostrar, por un ego que le hizo creer que era mejor que la pelirroja la cual lloraba por dentro por lo que iba a hacer. - Kanashine del país del rayo, quedas juzgado. Tu última voluntad. - dijo con un tono cínico, frívolo y no propio de la joven pelirroja ¿Acaso había aflorado aquella doble personalidad de su interior? Puede que aquella situación la hubiera llevado al límite y la voz de su interior hubiera tomado el mando, no sería, la primera, y a su desgracia ni la última vez que pudiera pasar.

Técnicas:


1x jutsu oculto

Tec. Que siguen en el campo de batalla:
Ninpo Hai-shi (Arte ninja: Campo de papel):
El usuario hace una serie de sellos de manos y a continuación desprende una gran onda de chakra proveniente desde todo su cuerpo. Cientos de papeles comienzan a emerger desde el cuerpo del shinobi, y los mismos se mantienen suspendidos en el campo de batalla o en el suelo, sirviendo estos papeles para hacer todas las técnicas de su clan

Kami bunshin no jutsu (Jutsu de clon de pael):
Luego de una serie de sellos de manos, el usuario podrá crear clones a partir de papeles ya existentes. Estos clones tienen la misma capacidad de movimiento que el usuario y son clones físicos, ya que están formados de papel. Aun así, sus golpes no son tan fuertes como los de una persona normal, pero adquieren una capacidad cortante capaz de generar heridas superficiales. Pueden resistir 1 golpes de su rango antes de ser destruidos al 2do impacto, pero las técnicas elementales de Katon, Suiton y explosiones los afectan en mayor grado. Estos clones pueden utilizar habilidades del clan de su nivel, aunque Claramente, al estar hecho de papel, utilizando alguna otra técnica de clan se desgastan a sí mismos. Una vez destruidos, se desvanecen en cientos de papeles. Estos clones poseen una apariencia ligeramente distinta a la de su creador viéndose como cubiertos por finas capas de papel, esta debilidad se solventa en rango chunnin. En rango chunnin estos clones pueden transmitir la información que el clon conocía a su creador si al menos uno de los papeles por los que la creación estaba conformada no es destruido.

Gennin 4/8
Stats:

• Ninjutsu 10
• Taijutsu 7
• Genjutsu 0
• Velocidad 10
• Resistencia 10
• Fuerza 6
Armamento:

>  1 Ninja-tô
> Kunais
> Shurikens
> 3 x Sellos explosivos
> 4 x Bombas de humo
> Hilos de alambre

Nozomi
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Soleil couchant.

Mensaje por Tonbotane el Mar Abr 17, 2018 11:50 am

Por unos instantes, Tonbotane pensó que lo había conseguido. Que había convencido a Nozomi, que parecía lo suficientemente inocente, para que lo liberase. De esta manera, el hombre podría escapar sin tener que luchar por su vida. Sin embargo, esa ilusión se disipó al ver que las facciones del clon de Nozomi se endurecieron.

<<M-m-me acaba de juzgar a muerte. >>. El pelo de la nuca de Tonbotane se erizó y tragó saliva. Ésa chica no iba dejar pasar su estúpido ataque, eso estaba claro. El terror se reflejó en los ojos del hombre de pelo turquesa, sobre todo cuando ella le pidió una última voluntad. ¿Qué quería que dijese? ¿Que suplicase por su vida? Sin duda Tonbotane lo habría hecho, pero consideraba que aún podía luchar. Aún podía defenderse con todas sus fuerzas; su situación no estaba tan mal. Tenía a sus insectos en el campo y había pedido ayuda hacía mucho rato. Sólo tendría que aguantar.

Con determinación y sin contestar a la petición de la kunoichi del fuego, Tonbotane se ajustó las gafas. A través de sus ojos se veía un fuero interno y una malicia que hasta ahora la sensor podría haber intuido, pero no había sido tan evidente como en ése momento. . —¿Mis últimas palabras? Púdrete, connasse.—gruñó con rabia. Acto seguido, los insectos que tenían alrededor trataron de destruir el máximo número de papeles que Tonbotane tenía a su alrededor.

Aprovechando ésa distracción, Tonbotane hizo unos sellos mientras respiraba aire. <<Fūton: Shinkūgyoku >> resonó en su cabeza para después disparar tres bolas de aire hacia el clon y dos hacia dónde creía que la verdadera Nozomi estaba escondida pues la información que le daban los insectos solía ser infalible. Los últimos dos disparos no querían herirla, sino tenían dos finalidades. Una era asustarla, sacarla de la sensación de seguridad y victoria que debería tener hasta ahora. Y la otra, distraer y poder hacer unos sellos rápidamente. —Sal de tu agujero. —rugió. Estaba rojo, fuera de sí. Por un momento casi se había creído su papel él mismo. Qué idiota. Él era Tonbotane y le doblaba la edad a ésa niña. Tenía mucho que demostrar. Que se preparase.

Técnicas:


Técnica secreta x1

4/5

Kikaichū no Jutsu (寄壊蟲の術, técnica de los insectos de destrucción parasitaria): Técnica pasiva y fundamental, base de todas las demás técnicas del clan Aburame. Al ser transformado en una colmena para los kikaichū al momento de nacer, el ninja Aburame obtiene la capacidad de comunicarse con toda clase de insectos, los que siguen todas sus órdenes, al pie de la letra y sin importar cuáles sean; sin embargo, su vínculo más fuerte siempre será con sus kikaichū.

La restricción de esta técnica radica en la cantidad de insectos que el Aburame puede liberar para sus técnicas, ya que, si bien éstos son inagotables, su uso excesivo puede significar una reducción importante de la población de kikaichū en su cuerpo, lo que se traduciría en una merma de insectos para las técnicas futuras.

El enemigo puede llegar a quedar totalmente agotado antes de siquiera notar la presencia de los kikaichū en su cuerpo, ya que éstos no estimulan el sentido del tacto al caminar sobre la piel. Por cada dos extremidades cubiertas, la víctima perderá -1 a Resistencia por turno. Así, con piernas y brazos cubiertos de insectos, la víctima pierde -2 de Resistencia por turno; si se cubre la cabeza se suma otro -1, y si se cubren la espalda y el torso otro -2 a Resistencia por turno. Cuando la víctima llega a 0 de Resistencia, se ve imposibilitada de continuar el combate.

El ninja Aburame puede utilizar cuatro técnicas diferentes relacionadas con sus insectos (entiéndase, kikaichū) antes de verse obligado a esperar tres turnos consecutivos sin liberar kikaichū para que la población alcance sus números normales. A medida que ascienda de rango, el Aburame podrá realizar dos técnicas adicionales por cada rango obtenido, alcanzando un máximo de diez técnicas. Mientras la colmena reestablece sus números, ésta se alimenta del chakra del Aburame, consumiendo chakra equivalente a tres técnicas del rango mínimo que le resten al usuario durante el tiempo de espera. Si los niveles de chakra del ninja disminuyen demasiado, y dado que los Kikaichû son parásitos por naturaleza, el enjambre comenzará a devorarlo desde dentro, agotando al ninja a razón de -5 de Resistencia por turno.

Otra restricción a esta técnica es el uso de insectos kikaichū hembra, ya que éstos son los más valiosos dentro de cada colmena debido a que se relacionan directamente con la tarea de reproducción y mantención de la población dentro de la misma. El ninja Aburame sólo podrá utilizar diez kikaichū hembra por combate, reestableciendo dicha cantidad al término de la pelea

GRUPO 1 LIBERADO: - -
GRUPO 2 LIBERADO: - -
GRUPO 3: Atacan a los papeles de Nozomi.

TERCER TURNO SIN SOLTAR KIKAICHUS.

CODE: SELECCIONAR TODO
b]Elemento Viento: Esfera del vacío (風遁・真空玉, Fūton: Shinkūgyoku):[/b]
[Progresiva de volumen | Ninjutsu]
Es un jutsu que utiliza la naturaleza de tipo viento en donde el usuario, al realizar los sellos correspondientes, y luego haber inhalado por su boca una gran cantidad de aire puede lanzarlo en forma de balas de viento comprimido juntados con su chakra. Las ventajas de esta técnica es que la velocidad de los ataques y la cantidad de disparos es lo suficiente como para dañar gravemente a su enemigo, además de que su poder de ataque es tan grande que es capaz de perforar la carne con su simple contacto.
Genin: 5 disparos. Su poder será como el de un perdigón al impactar con la carne.
Chūnin: 10 disparos. A este nivel un rosé con las esferas de viento es capaz de generar cortadas leves a la carne, romper prendas. De dar directamente con los rivales o grupo de rivales serán capaces de romper huesos y generar sangrado de consideración.
Jōnin: 15 disparos. Pueden atravesar sin ningún problema un cuerpo y seguir su trayectoria hasta otro, pero con un poder de impacto rango Chūnin.


Stats:

Ninjutsu  10
• Taijutsu 1
• Genjutsu 1
• Velocidad 2
• Resistencia 5
• Fuerza 1

Equipo:

• 15 Kunais

Tonbotane
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Soleil couchant.

Mensaje por Nozomi el Mar Abr 17, 2018 1:38 pm



     
Todo aquello tan solo era una simple artimañana para ver si aquel sujeto estaba mintiendo o realmente tenía la culpabilidad de haber atacado a Nozomi y se arrepentía de ello. No le iba a juzgar, no le iba a matar, tan solo ponerlo en la presión para ver la verdadera reacción del supuesto no criminal. Decepción era lo que tuvo, su rostro cambió a una tristeza indescriptible, quiso creer, y la volvieron a engañar, mas aprendía de sus errores y esta vez estaba demasiado preparada. Quiso creer hasta al final, pero de nuevo, volvía a ver, a contemplar la maldad de la gente, la crueldad, la mentira. Todo se desbordaba, por mucho que lo intentaba, siempre acababan haciendo lo mismo, y estaba cansada, cansada de tener que estar mirando sus espaldas constantemente, de tener que ir con tanta cautela ¿Tan difícil era ser buena persona? Nozomi no tenía elección, en este caso no había manera de hacer entrar en vereda a aquel niño ya podrido por la sociedad, al igual que lo pudo hacer con otros criminales, aquello parecía un caso perdido. La angustia abrazó su corazón. Su mirada metafóricamente se nubló, y tanto sus ideales como sus valores fueron ligeramente rasgados por el engaño del niño, hasta el punto, que en una parte inhóspita de su mente, se dibujó el deseo de matarlo, pero sabía que no quería hacerlo.

Desde su posición podía ver con claridad lo que pasaba. Los insectos de nuevo afloraron ante la afirmativa amenaza del joven del rayo, directos a por sus papeles con el fin de neutralizar cualquier posible ataque. Estaba bien pensado, pero aquello tan solo era el señuelo de Nozomi, era consciente de que sería lo primero que intentaría, zafarse de sus papeles. Dada su posición, no podía ver muy bien que estaba tramando el niño, pero sabiendo que este tan solo deseaba su muerte no necesitaba de más justificaciones para realizar su ataque. Con ya su preparada arma de antemano, tomó un kunai que poseía un sello enrollado en la empuñadura y lo lanzó con un objetivo. Su clon. Hasta este momento las cosas se vieron claras mas los siguientes sucesos pasaron a ser algo caóticos. El kunai viajó siendo imposible detectar por el niño dado que el trayecto que dibujó era oculto por el clon de la muchacha, el cual si estaba viendo venir el jutsu del niño pero no tenía forma de avisar a la real. El clon estaba a tres metros, y pudo ver como el niño lanzaba potentes esferas de aire hacia ella. Estaba demasiado cerca como para poder reaccionar sin recibir el golpe, la esfera de aire estalló la cabeza del clon, mientras el kunai apenas a la vez, se clavaba en la lumbar del susodicho clon. Era un clon que podía resistir varios golpes antes de desaparecer, por lo que aun recibiendo el golpe de la técnica del niño, pudo ser golpeado por el kunai el cual al ser hecho de papel atravesó por completo su cuerpo para salir por el otro lado y en ese justo momento dado el impacto con el cuerpo, estallar generando otra fuerte explosión pero esta vez a una distancia menor y estando los insectos preocupados por los papeles que envolvían la zona.

A su vez el niño siguió lanzando dos esferas más que avanzaban hacia la posición de Nozomi, la cual estaba preparada para un ataque sorpresa, al menos aquello era lo que pensaba y por ende había realizado anteriormente la preparación de un jutsu. Las tres esferas golpearon por completo el hombro y el estómago de la joven la cual salió disparada de su escondite y podía ser vista por Tombotane, todo sucediendo a la vez que el kunai ya estaba explotando. Pero entonces, el cuerpo de Nozomi estalló, dejando en su lugar un tronco con dos abolladuras provocadas por la técnica del criminal. La técnica del cambiazo, volviendo a ocultar su presencia en lo oculto del bosque para observar que sucedería con la explosión

Técnicas:
Jutsu Rebelado
Jutsu Reemplazo de Cuerpo (変わり身の術, Kawarimi no Jutsu):
[Progresiva de cantidad | Ninjutsu]
Esta técnica es un Ninjutsu el cual permite al ejecutor del mismo cambiar de lugar con otro objeto como por ejemplo un tronco, un animal o incluso un ser vivo a su alcance (3 mts). Esta técnica se considera una extensión del Bunshin no jutsu y el Shunshin no jutsu por medio de los cuales el shinobi reemplaza su cuerpo por una falso sustituto con la imagen de si mismo y luego con una gran velocidad se mueve u oculta en las cercanías. Se utiliza para poder esquivar un ataque y a la vez confundir al rival, haciéndole creer que ha acertado el mismo, para poder atacarlo por sorpresa o bien huir del lugar. El jutsu debe ser preparado con anticipación por lo que sólo puede usarse si se ha anunciado un jutsu oculto en un turno anterior, además,luego de preparar un kawarimi el usuario no puede realizar otras técnicas hasta que se realice el reemplazo, sin embargo si puede moverse e incluso atacar usando armas hasta ser golpeado, sólo se restringen acciones que impliquen usar chakra pues las mismas anularian la tecnica preparada. Esto es igual aún para shinobis de los más altos rangos pues esta es una técnica que exige una gran habilidad. El kawarimi es activado cuando el ejecutor recibe un golpe, entonces el ninja es envuelto por una pantalla de humo y se mueve a una gran velocidad dejando atrás al remplazo con su apariencia. Sólo se puede utilizar si el ejecutor no está inmovilizado o atrapado y si su chakra no está sellado. Los sellos de manos son obligatorios. Todo esto quiere decir que un Kawarimi obligadamente será la última técnica de un turno y la primera en ser revelada al siguiente. El ejecutor del jutsu no podrá cambiar de lugar con el cuerpo de un oponente, aliado o NPC, pero si con un clon de los mismos. Es un jutsu que consume mucho chakra y fuerza el cuerpo por ello su uso es limitado, tanto que luego del primer kawarimi los siguientes restarán al usuario 1 punto de VEL (cada uno) hasta el final del combate.

Gennin 5/8
Stats:

• Ninjutsu 10
• Taijutsu 7
• Genjutsu 0
• Velocidad 10
• Resistencia 10
• Fuerza 6
Armamento:

>  1 Ninja-tô
> Kunais
> Shurikens
> 2 x Sellos explosivos
> 4 x Bombas de humo
> Hilos de alambre

Nozomi
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Soleil couchant.

Mensaje por Tonbotane el Miér Abr 18, 2018 8:41 pm

La macabra sonrisa de Tonbotane se congeló. Creía haberlo hecho todo a la perfección y con la mejor coordinación que sabía. Se encontraba delante de un peligro de vida o muerte y para ésos casos, su astucia siempre sacaba lo mejor de él. <<Era un plan infalible. >>. Lo que no se esperaba el hombre de mediana edad; era que Nozomi tampoco era una idiota y sabía desenvolverse muy bien. Generalmente, la mayoría de enemigos de Tonbotane ya cedían por el simple hecho de lo extraño y repugnante de las técnicas de su clan o si no, se quedaban de piedra el ver lo qué podían hacer bastantes insectos. A la pelirroja, por desgracia, no le ocurrió ninguna de las dos cosas.

Sus papeles se destruyeron o cayeron inutilizados, sí, e incluso su clon recibió el impacto de las esferas de aire. Seguramente Tonbotane falló una de las tres; pues sólo le dio una en la cara. Como ocurría en algunos clones; éste aguantaba más de un golpe así que en el momento en que Tonbotane se disponía a rematarlo, pudo ver como un kunai se clavaba en él y lo traspasaba; para ponerse en medio de ellos dos y estallar. Tonbotane abrió la boca y fue lo único que se vio en medio de la explosión.

Los zapatos de Tonbotane fregaron el suelo, dejando la marca en él, mientras el Aburame se mantenía de pie. Había hecho un kawarimi a último momento y a pesar de ello, había salido con la ropa chamuscada y la cara llena de hollín. Posiblemente también hubiese recibido alguna quemadura leve, pues notaba ardor en la pierna derecha, donde la piel estaba más enrojecida. El tronco que una vez había sido Tonbotane aún estaba en medio del campo, con la mayor parte destrozada y algunos restos quemándose. No veía al clon a causa de la humareda pero suponía que, tras la explosión tan cerca, había sido destruido también.

Nozomi, por su parte, también había hecho un kawarimi para esquivar las dos últimas esferas de viento que iban dirigidas hacia ella. El gafotas había tenido la suerte de apuntar demasiado bien y por lo que parecía, de poco le había dado. Resopló, cansado. Una técnica de substitución agotaba; sobretodo si eran ambos dos ninjas novatos. Tonbotane sentía que no podría repetirla. <<Ella tiene más energía y fuerza que yo; es posible que pueda repetirla. >>. Habría que tenerlo en cuenta.

Enchanté—dijo. Si ella no había atacado tan rápido, era porque también estaba cansada; ¿verdad? El shinobi de los insectos aprovecharía aquello para huir. Él no deseaba ponerse a prueba ni demostrar que podía con ella. El instinto de supervivencia del Aburame era superior a su orgullo como ninja. Saltó a la rama de un árbol y de ésta a otra, cogiendo cada vez más velocidad. Los insectos que quedaban volaban por los alrededores para avisarle si venía su enemiga tras de él.

Técnicas:


3/5

Kikaichū no Jutsu (寄壊蟲の術, técnica de los insectos de destrucción parasitaria): Técnica pasiva y fundamental, base de todas las demás técnicas del clan Aburame. Al ser transformado en una colmena para los kikaichū al momento de nacer, el ninja Aburame obtiene la capacidad de comunicarse con toda clase de insectos, los que siguen todas sus órdenes, al pie de la letra y sin importar cuáles sean; sin embargo, su vínculo más fuerte siempre será con sus kikaichū.

La restricción de esta técnica radica en la cantidad de insectos que el Aburame puede liberar para sus técnicas, ya que, si bien éstos son inagotables, su uso excesivo puede significar una reducción importante de la población de kikaichū en su cuerpo, lo que se traduciría en una merma de insectos para las técnicas futuras.

El enemigo puede llegar a quedar totalmente agotado antes de siquiera notar la presencia de los kikaichū en su cuerpo, ya que éstos no estimulan el sentido del tacto al caminar sobre la piel. Por cada dos extremidades cubiertas, la víctima perderá -1 a Resistencia por turno. Así, con piernas y brazos cubiertos de insectos, la víctima pierde -2 de Resistencia por turno; si se cubre la cabeza se suma otro -1, y si se cubren la espalda y el torso otro -2 a Resistencia por turno. Cuando la víctima llega a 0 de Resistencia, se ve imposibilitada de continuar el combate.

El ninja Aburame puede utilizar cuatro técnicas diferentes relacionadas con sus insectos (entiéndase, kikaichū) antes de verse obligado a esperar tres turnos consecutivos sin liberar kikaichū para que la población alcance sus números normales. A medida que ascienda de rango, el Aburame podrá realizar dos técnicas adicionales por cada rango obtenido, alcanzando un máximo de diez técnicas. Mientras la colmena reestablece sus números, ésta se alimenta del chakra del Aburame, consumiendo chakra equivalente a tres técnicas del rango mínimo que le resten al usuario durante el tiempo de espera. Si los niveles de chakra del ninja disminuyen demasiado, y dado que los Kikaichû son parásitos por naturaleza, el enjambre comenzará a devorarlo desde dentro, agotando al ninja a razón de -5 de Resistencia por turno.

Otra restricción a esta técnica es el uso de insectos kikaichū hembra, ya que éstos son los más valiosos dentro de cada colmena debido a que se relacionan directamente con la tarea de reproducción y mantención de la población dentro de la misma. El ninja Aburame sólo podrá utilizar diez kikaichū hembra por combate, reestableciendo dicha cantidad al término de la pelea

GRUPO 1 LIBERADO: - -
GRUPO 2 LIBERADO: - -
GRUPO 3: Algunos destruidos por la explosión. Otros se mantienen cerca de Tonbotane, para protegerle.

CUARTO TURNO SIN SOLTAR KIKAICHUS.

Jutsu Reemplazo de Cuerpo (変わり身の術, Kawarimi no Jutsu)::
[Progresiva de cantidad | Ninjutsu]
Esta técnica es un Ninjutsu el cual permite al ejecutor del mismo cambiar de lugar con otro objeto como por ejemplo un tronco, un animal o incluso un ser vivo a su alcance (3 mts). Esta técnica se considera una extensión del Bunshin no jutsu y el Shunshin no jutsu por medio de los cuales el shinobi reemplaza su cuerpo por una falso sustituto con la imagen de si mismo y luego con una gran velocidad se mueve u oculta en las cercanías. Se utiliza para poder esquivar un ataque y a la vez confundir al rival, haciéndole creer que ha acertado el mismo, para poder atacarlo por sorpresa o bien huir del lugar. El jutsu debe ser preparado con anticipación por lo que sólo puede usarse si se ha anunciado un jutsu oculto en un turno anterior, además,luego de preparar un kawarimi el usuario no puede realizar otras técnicas hasta que se realice el reemplazo, sin embargo si puede moverse e incluso atacar usando armas hasta ser golpeado, sólo se restringen acciones que impliquen usar chakra pues las mismas anularian la tecnica preparada. Esto es igual aún para shinobis de los más altos rangos pues esta es una técnica que exige una gran habilidad. El kawarimi es activado cuando el ejecutor recibe un golpe, entonces el ninja es envuelto por una pantalla de humo y se mueve a una gran velocidad dejando atrás al remplazo con su apariencia. Sólo se puede utilizar si el ejecutor no está inmovilizado o atrapado y si su chakra no está sellado. Los sellos de manos son obligatorios. Todo esto quiere decir que un Kawarimi obligadamente será la última técnica de un turno y la primera en ser revelada al siguiente. El ejecutor del jutsu no podrá cambiar de lugar con el cuerpo de un oponente, aliado o NPC, pero si con un clon de los mismos. Es un jutsu que consume mucho chakra y fuerza el cuerpo por ello su uso es limitado, tanto que luego del primer kawarimi los siguientes restarán al usuario 1 punto de VEL (cada uno) hasta el final del combate.

Kinobori No Waza: (Subir a los Árboles)
[Invariable]
Es el arte de subir a los árboles solo con los pies, sin usar ni manos ni ninguna ayuda. Para hacerlo basta con concentrar el chakra justo en los pies. Si se ocupa demasiado, se romperá el arbol y se se ocupa muy poco, el shinobi no se sujetará. Por ello se debe mantenerla constante durante todo el tiempo que se quiera estar en el árbol. Aunque su entrenamiento se realiza con árboles, puede ser aplicada a cualquier superficie solida.
* Esta técnica no consume chakra considerable.

Stats:

Ninjutsu  10
• Taijutsu 1
• Genjutsu 1
• Velocidad 2
• Resistencia 5
• Fuerza 1

Equipo:

• 15 Kunais

Tonbotane
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Soleil couchant.

Mensaje por Nozomi el Jue Abr 19, 2018 1:55 pm



     
Desde su actual posición pudo ver el desencadenante de su técnica, aquella potente explosión que hizo detonar todo aquel lugar de nuevo, intentando dejar fuera de combate al supuesto criminal. No estaba en la forma de ser de la pelirroja actuar de eaquuella forma, pero le había dado varias oportunidades, y todas ellas las había tirado completamente por tierra, por lo que daba a entender que no había mucho que hacer, era una persona perdida, llena de oscuridad en su interior que no necesitaba de una razón para atacar y seguramente matar. El amargo ruido de la explosión quebró el silencio del bosque. Varias aves nocturnas alzaron el vuelo debido la potente energía liberada y ahora, si alguien estaba cerca y no había escuchado la anterior esta la escucharía con total seguridad. Al parecer, el niño pudo escapar en el último momento, puesto las moradas orbes de Nozomi pudieron ver su silueta saltando hacia un árbol, mas dudaba que hubiera podido evitar la totalidad del impacto. La técnica del remplazo, a ese nivel, tan solo daba tiempo a separarse como mucho tres metros, y a esa distancia de la explosión, aun utilizando el remplazo se tendría que haber visto bajo los efectos de la energía liberada. Aquel mentiroso recordaría aquel día, y con suerte, lograría enderezar el camino que había tomado.

Nozomi no estaba excesivamente cansada, aún le quedaba chakra para realizar varias técnicas más, y podía seguirlo fácilemente por sus dotes dentro del ninjutsu, mas lo vio como una perdida de tiempo. Ella sabía que era incapaz de llevarlo al su feudo, ya que para ello debería matarlo y nunca haría tal acto. Por lo que no ofreció resistencia, tan solo lo dejó ir con aquellos extraños y asquerosos insectos. Suspiró y se relajó. Apretó sus puños a la par que sus dientes impotente ante la situación de encontrarse con criminales de ese estilo, pero algo debía hacer, no solo se podía ir de rositas. Relajó de nuevo sus músculos. Sacó una libreta de detalles rojizos de su bolso y con ella un lapicero de tonalidad oscura. Abrió la libreta por una página en blanco al azar y comenzó a trazar un boceto, recordaba la cara del niño dado que no había pasado ni un solo minuto, por lo que hizo un dibujo gracias a sus habilidades en ello, rápido pero detallista, rodeado de insectos para remarcar su habilidad. Puso un par de detalles como su elemento y su especialidad con el elemento Fuuton. Arrancó la hoja, la plegó y se la guardó en el bolsillo para darla a su feudo. Puede que hubiera logrado en cierta manera huir de ella, pero a partir de aquella noche, todo guardia tendría su rostro como criminal y no podría mentir en aquel feudo.

Guardó todas sus armas, su libreta y su lapicero. Deshizo la trenza despeinada de todo aquel meno. Delicada y sutil recogió su cabellera para ahora hacer una coleta alta. Los rayos del sol comenzaban a aparecer e iluminar todo el bosque, lo que remarcaba que su horario daba por finalizado. Suspiró. Estiró su cuerpo entumecido por todas las horas sin descanso y todo aquel combate. - Es hora de volver. - se dijo a si misma para poner rumbo a la ciudad de su feudo. Manos en los bolsillos y bastante cansada, con ganas simplemente de dormir, caminó con paso lento pero sin pausa hasta la ciudad de su feudo, donde era el único sitio donde se sentía segura.

Técnicas:


Gennin 5/8
Stats:

• Ninjutsu 10
• Taijutsu 7
• Genjutsu 0
• Velocidad 10
• Resistencia 10
• Fuerza 6
Armamento:

>  1 Ninja-tô
> Kunais
> Shurikens
> 2 x Sellos explosivos
> 4 x Bombas de humo
> Hilos de alambre

Nozomi
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Soleil couchant.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.