¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Ryo Gameshi-Misiones
Hoy a las 1:49 am por Gakumon

» Misiones de una Mercenaria
Hoy a las 1:47 am por Gakumon

» A step towards the future
Ayer a las 11:57 pm por Ichimaru

» Misión de rango D: Hay un traidor entre nosotros (2/2)
Ayer a las 9:52 pm por Kohemaru

» Tablon de Misiones de Saab Nara.
Ayer a las 8:34 pm por Gakumon

» Evils Spirits ► Polka Uchiha
Ayer a las 7:18 am por Polka Uchiha

» Entrenamientos de Kaile Kaguya
Ayer a las 5:47 am por Kaile Kaguya

» Dos personas pueden tener un secreto, pero uno de ellos debe estar muerto — Dohko
Ayer a las 4:38 am por June

» ¿Friends? (Priv)
Ayer a las 2:03 am por Dohko

» Melodrama — Ubbe, Akkarin
Ayer a las 1:49 am por June

» Vikingos de caza. [Dados de Dohko]
Ayer a las 1:46 am por Dohko

» Pasando lista
Ayer a las 1:29 am por June

» Tablon de misiones de Sabat Uchiha
Ayer a las 1:02 am por Ichimaru

» Entrenamiento Belladona
Ayer a las 12:51 am por Ichimaru

» Fukurō Workouts
Ayer a las 12:48 am por Ichimaru

» Entrenamietnos de Selene
Ayer a las 12:47 am por Ichimaru

» Entrenamiento de Saab
Ayer a las 12:45 am por Ichimaru

» Hell's our footprint. — Mission.C —
Ayer a las 12:27 am por Yottan

» Tablón de Misiones [Kazoku]
Lun Jul 16, 2018 10:56 pm por Ryō Gameshi

» Just for a reason {Kazoku}
Lun Jul 16, 2018 10:45 pm por Ryō Gameshi

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


« Oportunidad »

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

« Oportunidad »

Mensaje por Kurosaki el Dom Abr 29, 2018 6:15 pm

Misión de rango D: Oportunidad

Lugar de la misión: País del agua | Puerto
Tipo de misión: Misiones varias
Descripción de la misión: Con tu llegada al puerto te encontraras con muchas personas ajetreadas, aun están tratando de acostumbrarse al nuevo feudo no por que este sea un tirano, ni mucho menos que este molestando sino por el hecho de algunas personas que aun siguen disgustadas con la llegada del nuevo feudo y, a su vez, desconfían de él quien prácticamente es un recién llegado que solo destrono a Arata. Algunas protestas y otros soldados que tratan de no lastimar a los manifestantes que erróneamente pagan con los pobres comerciantes que apoyan al feudo, el hombre a quien acompañas temerán por el futuro al que se arriesgo al venir en un principio,  pero sabe que todo cambiara tarde o temprano.

Todo estaba bien hasta que un hombre de pronto se aloco entre los manifestantes y comenzó a destrozar todo, para cuando los pobres tres guardias se lograron poner a la defensiva los manifestantes se alocaron todos a la vez. Siendo que ellos son mayoría y estos guardias no desean asesinarlos todo se complico, tú como alguien recién llegado veras a estos hombres portando el emblema del feudo tratando de calmarlos y con temor puesto están entre la espada y la pared. Si los ayudas se te acercara un hombre cuando hayan apresado a los manifestantes y te pagara por tu ayuda, este te dirá que es un Shinobi del feudo y te hablara bien de él, sobre como venció la tiranía de Arata quien solo buscaba la guerra y te invitara a unirte, aunque comenzarías como alguien de un menor nivel.

Recompensa de la misión: 500 Ryus Entregados por el Shinobi | Extra: quedas aprueba para unirte al feudo.
Extensión mínima de la misión: 50  Líneas.
Kurosaki
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: « Oportunidad »

Mensaje por Kurosaki el Dom Abr 29, 2018 6:20 pm

- Bien chico..finalmente todo esta a punto…sin ti… no hubiese terminado a tiempo, quiero pediros que me acompañéis en esta cruzada se que también tenéis temas que atender en nuestras tierras así que subiros si deseáis…. Y domemos a las bestias marinas -

- Vaya…. Eso me seria de gran ayuda… esta bien lo acompañare y ambos nos aseguramos de llegar sanos y salvos… pero creo que deberíamos movernos lo antes posible... no queremos que la coalición llegue antes de que este barco se encuentre mar adentro.. así que es mejor que nos pongamos en marcha

- Al parecer sois muy perspicaz…sigue así niño y pronto estaréis comandando en algún frente de batalla…, bien ¡Toooodoooos a booordoooo zarpaaando ajoooi ajooooi! – Gritaba el anciano fortachon mientras sujetaba sus telares y colocaba en la cabeza su pañoleta, el viento era propicio y haciendo alarido de alerta, avisaba a todo aquel que quisiese subir al barco del inminente zarpar

Y no solo el, al momento de daré la alarma muchos barcos también, que habían terminado sus preparativos, daban eco de alerta a lo largo de todo el muelle y la playa, las personas que se encontraban ajetreadas arribaban sus buques y se preparaban para zarpar, fue entonces cuando el capitán de el navío donde se encontraba Kurosaki y un par de hombres en harapos mas, quienes llevaron sus pertenencias a bordo y se pusieron en marcha, señalando entonces al yuki y el resto resoplo entre el bullicio.

- ¡En marcha marineros que los dioses del agua nos protejan, levad anclas y dejad las velas sucumbir ante el viento, hoy partimos directo a nuestro hogar a redimirnos! –

- ¡Si capitan! -, dijeron todos al unisono, incluso Kurosak quien, se sentía atraido por todo aquel ámbito marinero , aquel aire pirata y bárbaro que tenia aquel pescador distinguido, quizá seria el tiempo en el fuego lo que le enseño aquellas manías bastante graciosas pero efectivas, pues el pecho del rubio se llenaba de emoción

Consiguió precisar su objetivo, una larga polea con palanca que seria la encargada de elevar el ancla, ademas otro de los que se encontraban en el arco se encargaría de los amarres puestos en el muele, y el sobrante estaría a cargo de las velas, el viento por fin se puso a favor de la avanzadilla, y tan rapido como pudo el rubio se coloco frente a la polea, incluso el capitan se percato de aquella fuerza despampanante para su edad, aquella de quien es amante de los metales, de su manipulación de los mismos, ahora elevaba el ancla satisfactoriamente hasta el nivel de la cubierta, a un costado del barco y la sujeto con firmeza haciendo un nudo bastante complejo que le habia enseñado su padre en una de sus tantas aventuras.

- Estamos listos por aquí capitan… - dijo el yuki para mirar hacia las alturas del mastil y hacer ceña con el pulgar a quien se necontraba arriba para que finalizara el acomode de las velas, y asi tan temprano como tarde las mismas descendieron y se curvaron ante el viento, blancas y algo roidas por el tiempo y las dificultades del mar dando paso a un impulso que puso en marcha al navio entre el enjambre que ese dia se embarco en aquel viaje maritimo.

Pasaron los dias en las aguas como la brisa misma, fugaces y rapidos, o quiza seria la ansiedad de la llegada lo que lo mantenía así, se paso los dias entablando largas conversaciones con el capitan y la tripulación, pero habia algo que lo mantenia intranquilo y nervioso, y era aquello que no habia apaciguado del todo, ¿Qué pasara ahora consigo?, evidentemente ya no tenia un camino fijo, asi que trabajaria en favor de su pueblo de su gente, pero ahora aquel pueblo se enocontraria dividido segín su concepcin, no conocía nada sobre aquel gobierno que se alzó tras la caída de Arata, incluso desconocia las circunstanscias de la caída del mismo dictador antes mencionado asi que ¿Qué haría entonces?, la sabiduría del capitan de aquel anciano soñador se hizo presente.

- mira chico… estoy igual que tu… desconozco muchas cosas y creo que antes plantearte el ¿Qué hacer? Deberias conocer primero el contexto de el entorno en el que debes actuar… ve con tu familia investiga y una vez te hagas con información…una vez conozcas aquello que consideres pertinente….tendras la base que necesitas para tomar una decision legitima….para mañana deberiamos estar encallando en las bahias de nuestras tierras…ai que sugiero que descanses…. No te preocupes, esta noche el timon le toca a uno de los que se hallan alli dentro descansando , tu relajate -, dijo con suma sabiduria al Yuki sonriendole mientras controlaba en aquella noche con oleaje calmado pero constante el navio.

Fue entonces en ese momento, en aquella mañana tan esperada, que en la espesura del horizonte cubierto por la neblina de la temprana llegada, que se podia divisar aquellos terrenos bastante conocidos por todos los marineros que en aquella hilera de barcos se  hallaban.

- ¡Tierra a la vistaaa! -, un grito que resonó entre los camarotes hasta llegar a los timpanos del joven palído que se encontraba durmiendo entre sabanas sucias de marinero.

Su despertar no se vio interrumpido en absoluto hasta unos segundos despues, segundos en los cuales el grito se duplico mas fuerte haciendo eco y reonando nuevamente entre la madera de aquel navío, pasaron algunos minutos, sin saber cuando, pero finalmente la hora de encallar llego, el ancla descendio, las velas se recogieron y sujetaron, y kurosaki junto a los otros tres marineros vieron su primera impresión de aquel país que hace algunos meses, para otros años, no veían, y solo habia una manera de describir aquella primera impresíon, caos, en su totalidad tenia conmocionado los muelle, el mismo que se habian dejado atrás ya hace mucho en las tierras calurosas del fuego, pero con un ligero toque de manifestación, pues a diferencia del puerto del fuego que el bullicio formaba parte de un apresurado plan para marcharse,en este sitio los gritos y alaridos, y el comportamiento general de las personas daban fé a la idea de que aquello se trataba de una turba en protesta, cientos y decenas de personas por doquier gritando y sujetando palos y algunos tratando de mediar la situación por mas que intentaran entenderlo no lo lograrían desde donde estaban, algunos otros baros llegaron y al momento del desembarco se hicieron con algo de prisa e información y se perdieron entre el monton de personas, kurosaki, quien hacia crujir a sus dientes por el estrés y la colera contenida dentro de si, miro al capitan un segundo para hacerle saber que la hora de la despedida habia llegado,. Que no habia tiempo de perdere entre palabras y explicaciones, aquello entonces fue recibido por el capitan quien asintio sonriendole, y haciendo una extraña señal que ya le habia visto hacer antes, era suerte, una forma de desearle aquello a las personas, habia recibido la bendicion de aquel marinero, y este agraadecio el gesto, pero debia ponerse nen marcha.

Kurosaki entonces se zambullo en el oleaje de personas que se encontraban alli, no eran demasiadas como para llegar a desorientarlo pero si como para hacer ver aquello mucho muy importante, no se exaspero entre el estrés, debia pensar con logica, debia entonces usar su cabeza, ¿Qué seria lo mejor?, una buena vista seria la verdad suficiente para poder enterarse de lo que acontecia, y asi sucedió, luego de cruzar los muelles de madera que crujieron ajo sus pies, aquel joven de cabellos dorados echo su vista hacia uno de los alumbrados, un poste de metal que contenia dentro de si en su cima una lampara, aquello resistiria muy bien al yuki, y le colocaria al meno un par de metros por encima de la multitud, fue entonces cuando se fijo en algo que le haria tener que tomar una decision, y hacerlo velozmente.

Varios hombres, no, el tumulto entero que conformaban al menos unas cincuenta personas se iban encima de un bandalo que comenzo a destruir un conjunto de barriles que contenian las provisiones de uno de los comercios, aquellos emprendio una reaccion en cadena que acabaria por poner aquel conjunto de manifestantes en una euforia aparentemente incontrolable que terminaria por destruir todo aquello de no contenerse, y entre el monton de personas destructoras unos jovenes con armas y un par de rostros bastante asustados que encaraban a la multitud ¿soldados? era casi seguro que asi era, aquellos estaban en problemas, Kurosaki que vivio entre tanta decadencia sabia que una vez el pueblo del agua se encontraba desequilibrado. Llevado por las ansias de libertad, no habia quien pudiese amansar aquella colera, o al menos asi era de una forma exagerada. Kurosaki se coloco en aquella estructura metalizada atonito, pero no tardo en dejarse llevar por sus impulsos, por su naturaleza, si no podia ayudar a apaciguar con simples palabras al menos daria tiempo de que aquellos soldados pudiesen escapar. Dio un salto impulsandose del mismo poste y voló por los aires varios metros hacia adelante, cayendo sobre el suelo con las manos, dando paso a su escapula y finalizando la rodada con estilo y aterrizando asi a un par de pasos del frente que dejaba unos cinco metros antes de impactar contra los soldados, entonces se incorporo y se coloco en el frente girando hacia la multitud y extendiendo sus brazos de manera protectora frente a aquellos soldados.

- ¡Detengan esta locura que diablos les pasa! -, era cierto para aquel joven que tambien formaba parte de los campesinos de aquellos terrenos, no entendía en absoluto que les pasaba, pero los mismos confundidos dieron cese a su avanzada por unos segundos.

- ¿de donde diablos salio este muchacho? -, - ¡Siiiiiii! Que se mueva -, vitoreaban a grandes voces.

- ¡Soy de este mismo lugar… Vengo de los campos y soy hijo de un pescador…asi que deteneos inmediatamente

- ¿Qué haras si nos rehusamos he jovencito? Jajajajajja -, respondio algun grandulon entre la multitud.

- No quiero hacerles daño pero basta dde generar mas desastres - y es que era evidente, pero  todo estaba en completa ruina, y el ambiente era grisaceo y bastante dificil de creer que era aquel vivaz pueblo que en momentos mostraba su sonrisa, pero a la vez sentia aquella frialdad que pertenecio a aquellas tierras desde que el joven Yuki tenia memoria.

sIn vacilar aquella multitud  se intento acercar nuevamente, pero kurosaki habiendo predicho lo que sucederia con total rapidez y agilidad se coloco erguido, y conjuro a una velocidad impresionante, un conjunto de simbolos manuales, sellos, que hicieron su energía fluir y moldearse dando paso a una creación, se encontraba cerca del mar y tenia toda la humedad que necesitaba en el aire, se agacho un poco y a lo largo y a lo largo de aquel suelo una delgada capa de hielo se empezo a crear y extenderse por sus costados y al frente hasta formar una pequeña menbrana traslucida, luego otro conjunto de sellos y de aquel hielo con velocidad se desprendio una columna, piramide, del mismo material que aquella menbrana, con aristas tna filosas como espadas y punteaguda cual aguja, se extendio hasta encontrarse con la nariz de aquel que habia detenido su paso y que ahora temia por su vida.

Aquello habria bastado para detenerlos, el impacto de tener a alguien que se pusiese en contra de todos aquellos con las armas en mano, pero, ¿no se trataba de aquello un acto mas similar a la tirania, ahora dejada atrás, que oprimio al pueblo?, realmente asi era, por lo tanto, aquella arista se contrajo nuevamente dejando desaparecer aquella técnica, y Kurosaki se preparo para dar un discurso como el que nunca habia dado nunca en su vida, aquel que demostraria cuanto valia y cuanto amaba aquel pueblo, pondria sobre la mesa apostando su propia integridad y su valor, confiaba en la compasion de aquel pueblo malherido, y los solddos  y todos alli, podrian observarlo de primera mano.

- Estamos todos cansados de que nos manden, de que ejerzan su voluntad por encima de la nuestra, que nos humillen y nos traten como si fuesemos mucho menos de aquellos que comandan este pais, lo se yo tambien siento eso, desde que tengo uso de razon siempre he huido de la guerra, y ya basta de hacerlo, pero mirense ahora mismo, cada uno de ustedes, estan destruyendo… no las propiedades de lo que habia sido el reino de Arata, se estan detruyendo los unos a los otros, a sus hermanos, familias y amigos, acabando con lo  unico que queda, nuestro honor, se muy bien que el mandato de Arata nos hizo sufrir, pero esta no es la solucion, ¡SOMO EL PUEBLO DEL PAÍS DEL AGUA Y NO NOS RENDIMOS CON FACILIDAD SI QUIEREN DEMOSTRAR LO QUE VALEN, NO LO HAGAN CON LAS ARMAS EN ALTO, EMPLEEN SU BONDAD Y PONGAN SU CORAZON A PRUEBA QUE ES MUCHO MAS DE LO QUE CUALQUIER LIDER PODRIA LLEGAR A TOCAR, PUDIERON DOMINARNOS EN EL PASADO PERO NO VOLVERAN A HACERLO, NO MIENTRAS AUN QUEDE GENTE DEL PAÍS DEL AGUA QUE AME ESTAS TIERRAS!... – respiraba con fuerza y bastante decidido tomando una posicion erguida y con la mano derecha sobre su corazon echa un puño en señall de compromiso – Demos la oportunidad a el señor Bokushi, quien peleo por nosotros, quien sufrio por nosotros, de redimir a nuestra nacion, y si por el contrario somos traicionados, ¡SEREMOS NOSOTROS QUIENES TOMEN LAS ARMAS!, pero por el momento miremos a nuestro alrededor y apoyemosnos…como hermanos para poder salir adelante y obtener la paz que tanto deseamos

Aquel discurso trastoco los corazones de todos los presentes en aquel lugar, quienes quedaron algo impactados, ¿Cómo es que aquel chico podia tener ese nivel de comprension y liderazgo?, verdaderamente habia puesto todo empeño en ello sin embargo, quiza aquel que inicio la turba, no se encontraba satisfecho, y se lanzo con puñal en mano a intentar doblegar al Yuki, pero no contaba con la punteria y vision del mismo, basto con su velocidad muy entrenada y superior para traspasar la guardia bastante descuidada del aldeano, tomar su muñeca y colocarlo de rodillas frente a todos, para recibir aquella orden que daria kurosaki en un susuro directo hacia el.

- ¿Qué es lo que quieren?

- ¡necesitamos respuestas, ¿Qué pasara con nuestro cultivos?, ¿Dónde diablos estan mis hijos?

-Comprendo lo que se siente…ahora mismo no se donde esta mi familia… pero… no por eso van a venir a matarse entre ustedes, asi que, trabajemos juntos apr reparar lo que podamos…no es la primera vez que la guerra viene a nosotros…no pasemos por ignorantes, pues, ya hemos pasdo por esto antes y sabemos como manejarlo… asi que tomen sus herramientas y empiecen a trabajar y a buscar si quieren sobrevivir… golpeando a estos inocentes no lograran nada mas que empeorar las cosas -

Aquel discurso llego a los cerebros de los aldeanos, quienes no eran ningunos estupidoz, kUrosaki conocia bastante bien a su puebl, e incluso algunos se impresionaron por aquella maestra del joven ninja, el manejo del hielo, legado del clan Yuki, no todos tenian aquella cualidad, y quienes conocian las historias temieron lo que aquel chico podria ser capaz de hacer, pero este no actuaria contra su pueblo… no contra quienes sufren y necesitan ayuda, Kurosaki se elevo y mientras la multitud se dispersaba, siendo las otras ocntenidas por el resto de marineros y etos ismos, fue alcanzado por un mano que se oclo por su espalda y le hizo girar, se trataba de un hombre, de aspecto bastante ferreo y con una sonrisa enorme en su rostro.

- Vaya muchacho…te agradezco mucho la ayuda, esta gente estaba enfurecida, ¿Eres de por aquí ciero?...Cuál es tu nombre? -, aquel hombre tenia una carisma excepcional y se notaba su sonrisa al hablar, podria decirse que era el lider de aquel puesto de guardia, pero aun no conocia kurosaki quienes eran exactamente, nada que un poco de converasción no arreglasen.

- Mi nombre es Yuki Kurosaki... ¿Ustedes…..que hacen en este lugar…que sucedió? -

- Ya veo, tambien acabas de arribar al país de vuelta... creo que ya lo sabes en parte pero Arata finalmente ha caído.. es una victoria importante de la que todos nos sentimos orgullosos… pero el caos generado por la guerra y batalla vivida mantiene a las personas algo agitadas, se han perdido muchos niños y personas…. Ademas… lo terrenos aledaños al Castillo resultaron gravemente herídos - , decia aquel hombre, luego de aquello coloco su mano en el hombro de Kurosaki quien tenia un rostro de confusion y duda - Mira chico… has sido de gran ayuda… ahora mis hombres tienen como defenderse y manejar la situación - al voltear el pequeño Yuki notaria como mas soldados se unían a aquellos aparentemente inexpertos soldados.

Recorrieron el muelle juntos hasta encontrarse con un monton de barriles apilados en un lugar, aquellos serian alimentos y demas cosas que Kurosaki jamas habia visto comerciar en la ísla, era evidente que ahora no se estaban tratando la situación como lo hacia antes, todo estaba cambiado, y las personas estaban en panico, pero Kurosaki lo entendia, aquellas personas habian y estaban sufriendo los estragos de la guerra, y esas consecuencias repercuten en su comportamiento, genera histeria y les hace tomar malas decisiones, se convierten en animales salvajes basicamente. Una vez alli se sentaron sobre un par de aquelos barriles de madera reforzados, alli la conversación sería mas llevadera, y aquel hombre estaba dispuesto a dotarlo de toda la información necesaria.

- Bien chico supongo que no entiendes muchas cosas… y quiero que preguntes todo lo que deseas pero antes quiero preguntarte algo… ¿Por qué decidiste marcharte de aquí si la situación era tan precaria? Conozco tus habílidades… digo bueno… me han narrado historias de personas excepcionales que usan habilidades como las tuyas pero… ¿Por qué marcharte? -, pregunto aquel hombre no entendiendo nada de aquello en absoluto, pero dotando del beneficio de la duda para poder sentir empatia por el pequeño rubio habia salido fuera de aquellas tierras.

- Realmente no lo se con certeza, Sali en busca de hacerme mas fuerte, de conocer lo suficiente para poder hacerme responsable de aquello que proclamaba mi boca, pero … si bien me volvi mas fuerte y aprendi mucho… no hice mas que llegar tarde, pero el objetivo fue logrado, Arata y su tirania cayeron… y ahora una nueva luz de esperanza vuelve a crecer sobre estas terras que tanto lo necesitaban… solo espero hacer lo correcto esta vez… -, palpable nostalgia en aquellas desgarradoras palabras.

- Kurosaki, tu demuestras mas que nadie la pasion y el amor que sentimos cada uno de nosotros por estas tierras… hiciste un gran trabajo alla…. ¿enserio quieres hacer lo que este a tu alcance y mucho mas para conseguir la paz de esta nacion?... -, dijo con un tono de misterio aquel hombre, a lo que kurosaki respondio con un asentimiento sin vacilacion y una mirada decidida y determinada.

- Entonces… - aquel hombre rebusco entre sus ropas, para, luego de una pequeña pausa, dejar salir aquel pequeño pero importante simbolo feudal que habia visto el joven Yuki poseer a los otros soldados y a la persona misma con quien hablaba, - Quiero que nos ayudes a conseguir esa paz, quiero que te unas al maestro Bokushi-dono….Yuki Kurosaki…te pido que aceptes este simbolo de nuestras fuerzas y te encomiendes a la senda del pastor, en pro de conseguir la paz absoluta en nuestro país -.

Aquellas palabras se hundieron profundamente en kurosaki quien asombrado, no podia creer lo que estaba ocurriendo por mucho tiempo, el se habia visto a si mismo como un sinonimo antifeudal, un agente que buscaria justiia por propia mano, pero habai algo en todo aquello, que le decia, que lo hiciese, los recuerdos de una Nozomi envuelta en llanto que buscaba paz sujeta a su feudo vinieron a la cabeza, las palabras de aquel criminal, kagetane, que habia infundido tanto desarrollo personal para Kurosaki, definitivamente era hora de comportarse como un hombre, y hacer algo de lo que sentirse orgulloso – Yo… acepto, dare mis fuerzas, habilidades y mis esfuerzos para conseguir y a la paz misma… muchas gracias por permitirme participar en semejante tarea, no dare motivos para decepcionarlos – una sonrisa amplia que hace mucho no se mostraba de aquel bondadoso chico, quien con toda gratitud y con la debida reverencia, recibió con religiosidad aquella prenda decorativa, símbolo de lo que ahora pasaría a representar, miembro del nuevo feudo del agua, serviría al único Sorey Bokushi del que tanto se hablaba, y a su mismísima causa.

Off rol:

stats:
• Ninjutsu 10
• Taijutsu 7
• Genjutsu 7
• Velocidad 10
• Resistencia 10
• Fuerza 10
equipamiento:
• Senbons x20
•Kunais x10
•Shurikens x10
•Ninja-to
tecnicas:
pasivas:
Akuma no yōna seimitsu (Precisión endemoniada):
Los usuarios del clan Yuki tienen diversas virtudes, entre la que se encuentra si precisión. Los miembros de este clan tendrán una habilidad superior a la de otros clanes para el lanzamiento de pequeñas armas (como Shurikens, Kunais y Senbons), dándoles una ventaja a la hora del asesinato silente.

Genin: Nimpo Sokudo o fū [nivel 1] (Arte ninja: Sellos superiores):
Esta es una de las habilidades característica del clan Yuki. Los shinobis de este clan siempre fueron reconocidos por su velocidad para hacer sellos de manos, por lo que esta habilidad pasiva le permite al Genin del clan Yuki, hacer sellos un 20% más rápido de lo normal.

Tecnicas: 8
Usadas: 2
restantes: 6

Hyoton: Sōzō (Hielo: Creación]:

Esta técnica es una de las básicas del clan Yuki. Mediante esta técnica, el usuario es capaz de hacer creaciones de hielo, ya sea animales, armas o demás.
Esta es la única técnica que puede utilizarse utilizando las moléculas de agua del aire, es decir, que no necesita que haya agua/hielo/nieve en un espacio cercano. Esta técnica permite crear el hielo necesario para poder efectuar el resto de las técnicas del clan, y el volumen de hielo que pueden crear y controlar será:

Gennin: Un metro cúbico.

Kisa Hyōshō no jutsu (Pirámides de hielo) [Nivel 1]:
Luego de una serie de sellos de manos, el usuario será capaz de crear pirámides de hielo cuyas puntas serán capaz de causar heridas profundas en el oponente, y cuyas aristas tendrán el mismo filo que una espada. Estos cristales tienen sus caras extremadamente lisas, por lo que son capaces de reflejar la luz a la perfección. Puede dársele cualquier altura con un máximo de un metro setenta. Puede crear un máximo de diez pirámides.  
Kurosaki
avatar


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.