¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» The prey II [C]
Hoy a las 3:59 pm por Iko

» Gādian no tsume (Las Garras del Guardián)
Hoy a las 1:34 pm por Gakumon

» Cacerías y forjas
Hoy a las 11:12 am por Loremaster

» Kings with no Crown
Hoy a las 4:19 am por Samekage

» Tablón de Misiones de Aaron
Hoy a las 1:35 am por Cervantes de Leon

» Naaru
Hoy a las 1:03 am por Gakumon

» Pies over Life
Hoy a las 12:19 am por Uchiha Michi

» Misiones de Howaitohasu
Ayer a las 9:17 pm por Ichimaru

» Misión de rango C: Survivors of their own destiny(IchimaruXBelladona)
Ayer a las 9:12 pm por Ichimaru

» Medi-cosas de un Orochi
Ayer a las 12:18 pm por Gakumon

» HellHounds do not have mercy either you do //Jiran
Ayer a las 8:08 am por Azteroz

» Looking for relevant information.
Ayer a las 6:10 am por Hotaró Senjih

» Las letras y los mercenarios no son compatibles
Ayer a las 2:05 am por Aaron Sureddo

» [Misión R.D] No todo son armas
Ayer a las 12:41 am por Aaron Sureddo

» M.A.S.K [C]
Ayer a las 12:08 am por Uchiha Michi

» Los dados de Dastan
Vie Mayo 25, 2018 6:51 pm por Loremaster

» Ichimaru the Miner
Vie Mayo 25, 2018 6:48 pm por Loremaster

» Paz luego de la tormenta
Vie Mayo 25, 2018 3:12 pm por Dastan O'Donnell

» Frenzied test [Entrenamiento - O'Rhen Inuzuka]
Vie Mayo 25, 2018 11:40 am por Inuzuka O'Rhen

» —Not Alone! △ w/ Hotaró
Vie Mayo 25, 2018 1:44 am por Jiran

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


Ficha de Maitreya

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ficha de Maitreya

Mensaje por Maitreya el Lun Abr 30, 2018 11:28 am


Maitreya
20 años · País del Agua · Feudo Hakkodori no Nabi · Senju · Genin · Ninjutsu · Suiton
Descripción Física
Tiene una estatura normal, de unos 177cm, de complexión mediana y una masa muscular bastante entrenada. Su frente es atravesada por una pronunciada cicatriz diagonal que llega hasta su entrecejo, coronada por una cabellera parada hacia atrás de color ceniza, el mismo de sus ojos, de la cual algunos mechones cortos caen por delante a veces. Su expresión suele ser bastante severa, frunciendo el seño la mayor parte del tiempo por puro reflejo, lo que disimula su ausencia de cejas, la que a su vez lo hace lucir mas amenazante ante la gente.
Su indumentaria suele basarse en un pantalón suelto, sandalias y una casaca de tela pesada que por detrás llega casi a la altura de sus rodillas, siendo sujetada por un cinturón del mismo tipo de tela a la altura de la cintura. Usa además una bufanda roja bastante voluptuosa que lleva en el cuello durante el invierno, y en la cintura a modo de segundo cinturón en el verano.


Descripción Psicológica
Es un completo pacifista con un gran sentido del honor y la justicia, lo cual no significa que no luche fieramente por sus ideales y seres queridos, siendo capaz de romper los primeros por los segundos. Detesta la guerra y respeta la vida por sobre todas las cosas, lo cual provoca un gran dolor en él cada vez que se ve obligado a quitársela a un ser, razón por la cual jamás consumio a ningún animal. Todo esto no significa que sea una persona sumisa ni mucho menos, pues tiene un carácter terriblemente fuerte y autoritario, a pesar de no ser efusivo.
Guarda la calma con facilidad, pues es su costumbre meditar regularmente. Aún así disfruta mucho del combate y el entrenamiento tanto físico como mental, teniendo también un gran sentido de rivalidad.Su mayor deseo es esparcir la paz por el mundo, asi tenga que erradicar la guerra de forma violenta, sacrificando su amor a la vida por este motivo.

.
Historia
Los padres de Maitreya fueron dos humildes pastores, que subsistían en el País del Fuego criando a su rebaño de ovejas.
La situación no era fácil en ninguna parte a causa del dominio de los feudos y los enfrentamientos entre éstos, los cuales causaban directa o indirectamente el padecimiento de los civiles que vivían de forma miserable en las pequeñas aldeas agrícolas y ganaderas. La joven pareja viajó duramente por varios pueblos del país con sus animales, esperando encontrar algo mejor en alguna parte del país, idea de la cual desistieron, pues cada lugar al que llegaban sufría la misma situación. Cansados de ésta, habiendo perdido ya sus animales y los pocos bienes que les quedaban por culpa de la escases y las expropiaciones de los ejércitos locales, decidieron marcharse e internarse en los bosques en una medida desesperada por sobrevivir.
A pesar de ser gente humilde no eran ignorantes, pues tenían mucho saber popular a raíz de sus viajes. Habían conocido toda clase de personas: cazadores, herbolarios, artesanos, y habían aprendido de todos ellos. A pesar de la dificultad para acostumbrarse, fueron estableciéndose en ese lugar y sobreviviendo relativamente bien, o al menos vivían mejor de lo que los feudos les permitían.
Tras un par de años, ya con la suficiente experiencia para sobrevivir en el bosque, la pareja tuvo a su antes mencionado hijo. El niño tuvo desde el principio una afinidad especial con la naturaleza, incluyendo a los animales, a quienes respetaba a tal punto de que nunca se permitió a sí mismo ni a sus padres el consumir a estos, imponiéndose con una personalidad autoritaria y fuerte desde el principio.
El chico creció feliz y libre con su pequeña familia en el bosque que era un hogar para él, hasta que sus padres enfermaron de un mal del que, al no tener acceso a médicos por su situación, jamás supo cual era, y no tardó en llevárselos cuando él tenía apenas 10 años. El pesar de Maitreya fue grande, pero la soledad no fue un factor en su sentir, ya que aún le quedaba la compañía de los animales que moraban el bosque.
Durante su adolescencia se dedico enteramente a la meditación y el entrenamiento físico, practicando sus artes marciales con sus amigos del bosque, como osos y gorilas, dependiendo de la zona del mismo donde se encontrara. Pasando los años, fue aprendiendo muchas cosas por su cuenta, desde curar sus heridas hasta reconocer plantas venenosas, así como construirse refugios improvisados contra las tormentas y animales hostiles con lo que podría encontrarse en el bosque. Estaba conforme con su vida en el bosque, pero un sentimiento extraño se gestaba dentro de él, la necesidad de encontrar algo mas allá de lo que conocía.
Un día a la edad de 16 años, meditando como de costumbre, una epifanía se reveló ante él a través de su mente. Por unos momentos su espíritu y el del bosque se habían unido de alguna manera, y este lugar había conversado con él. Le habló de la gente en el mundo, de la guerra y la desdicha que llenaba cada rincón de este, de la injusticia, de la corrupción, de la brecha social, y del dolor que todas estas cosas le causaban, porque podía sentir todo el dolor del mundo en sus raíces. A pesar de no comprender como estaba pasándole esto, lo único que podía sentir no era confusión, sino una enorme ira contra el ser humano que esparcía sufrimiento entre los seres vivos y la naturaleza misma a la que el tanto respetaba. Debía hacer algo.
Se dirigió pues a una zona del bosque cercana a donde había personas. Quizás fuera por su meditación y su contacto con el bosque, pero podía sentir que había personas cerca, y necesitaba ver con sus propios ojos lo que esas malvadas criaturas estaban haciendo. Sigilosamente, desde las copas de los arboles, observaba un grupo de 4 personas que viajaban por la periferia del bosque. Eran 3 niños de unos 13 años (dos chicos y una chica) y una mujer Joven de apariencia tosca y severa. Corrían a una velocidad tal que le fue difícil seguirlos saltando de rama en rama sin ser detectado. Estaba algo descolocado, ya que eran las primeras personas que veía en 6 años, y antes de eso solo había visto a sus padres, cuyo recuerdo hizo que la hostilidad que sentía hacia ellos amainara en gran medida, ¿Cómo podrían ser malvados unos seres tan parecidos a sus padres que habían sido tan buenos? Se acercó un poco para verlos mejor, lo cual al parecer hizo que uno de los jóvenes se percatara de su presencia, pues desde su mano lanzó un proyectil parecido a un cuchillo hacia Maitreya, el cual éste atrapó en el aire con su mano, lo que le provoco unas heridas superficiales por tocar el filo de estos. No esperaba que le lanzaran algo afilado, pues los primates del bosque solían lanzar simples piedras cuando se enojaban. “¿Está loco? ¿Por qué paró el kunai con la mano desnuda?” se preguntó el joven que lanzó el objeto, quien era bastante extraño incluso para un morador del bosque que no conocía casi a ninguna persona, pues sus ojos eran completamente blancos incluso en donde apenas se podía notar su pupila. “¿Qué? ¿Por que me miras tanto, idiota?” gritó el extraño adolescente antes de salir disparado de un salto hacia la rama donde se encontraba su mayor con intención de golpearle, a lo que respondió éste girando sobre su propio eje para evitar por milímetros el impacto, tomándolo entonces del mentón y usando la inercia de su ataque para hacerlo girar junto con él y así lanzarlo de vuelta al suelo, a lo que el chico logro incorporarse al dar unas vueltas de carnero en la hierba para neutralizar el impacto, con una expresión de ira y frustración por haber sido contraatacado de esa forma.
“¡No me jodas! ¿Quién te crees para atacarme así? ¡No voy a dejar que unos humanos despreciables como ustedes manchen este bosque como lo hacen fuera!” gritó Maitreya furioso, pero con un calor y una emoción que jamás había experimentado, casi esbozando inconscientemente una sonrisa al lanzarse contra el grupo de invasores, repeliendo fácilmente a los 3 más jóvenes con unos rápidos movimientos, pero fue sometido mucho más rápido por la mujer que los acompañaba, quedando contra un árbol y con la mano de ella sujetando su cuello antes de darse cuenta de lo que había pasado, sintiendo el dolor de varios golpes en su torso, pero ¿Cuándo los había recibido? Si hacia una fracción de segundo que se había dispuesto a atacar.
La mujer vio a Maitreya con una sonrisa burlona en su rostro y le habló en un tono que lo hizo enfurecer como nunca en su vida. Dijo “¿Qué pasa cachorro? ¿La maestra te reprendió?”, a lo que quiso responder con una patada, pero apenas tenso la primera fibra de sus músculos, la mujer “pegó” su pierna al tronco con un puñetazo, causando una mueca de dolor en su rostro. “Se… sensei… el chakra de ese tipo es enorme. Pareciera que estuviera unido al del árbol.” dijo el chico de ojos blancos a la mujer, con una expresión más de fascinación que de asombro, pero Maitreya no entendía nada de lo que hablaba, pues jamás había escuchado hablar de nada llamado “chakra”. La denominada “sensei” respondió con desinterés “¿De verdad? Eso ciertamente es curioso, pero si solo es capaz de ganarle a 3 basuras como ustedes entonces no supone ninguna amenaza”, lo que causo una clara reacción de fastidio entre los 3 jóvenes, pero sin que ninguno dijera una sola palabra.
Finalmente soltó al morador del bosque, que jadeaba por aire tocándose el cuello al caer sentado al suelo. Le preguntó por qué los seguía, y de mala gana él les respondió a los 4, lo cual causó impresión en los jóvenes y una carcajada burlona por parte de la adulta, la cual de todas formas dijo que le creía y que le parecía saber lo que pasaba, pero que no podía decírselo de todas formas, aunque tampoco es que a él le importara demasiado saber lo que esa persona tenia para decir. Le explicaron que no tenían la intención de dañar a nadie, sino que estaban ahí para recoger hierbas medicinales para abastecer los pueblos cercanos, ya que los civiles no podrían adentrarse en el bosque de forma segura para buscarlas, y aunque la mujer le propinó una paliza no logró que Maitreya pidiera perdón por haberlos insultado, alegando él que los primeros en atacarlo habían sido ellos.
Al final le pareció que cumplían con una misión noble, así que los guió, pues conocía ese bosque mejor que nadie y sabia de la mayoría de plantas que en él crecían. Durante la labor les contó sobre sus experiencias viviendo en el bosque, sobre sus padres, su amistad con los animales, como meditaba cada día y había podido hablar con el bosque recientemente a raíz de eso. A la vez, ellos le contaban sus historias, como era el mundo fuera del bosque, lo que eran los ninjas y como ellos pertenecían a un feudo pero se desempeñaban como una unidad de apoyo civil.
Al finalizar la misión, los ninjas se despidieron de Maitreya y fueron a entregar las hierbas que habían recogido. El chico de piel y ojos blancos que tenia pelo largo y negro recogido en una trenza floja dijo llamarse Shiki Hyuga, de 14 años, cuyo carácter chocó enseguida con el suyo, generando una enorme rivalidad casi instantáneamente. La chica era Mei Hyuga, la hermana menor por un año de Shiki, la cual tenía el pelo corto pero los mismos ojos y un carácter muy parecido al de su hermano, aunque parecía ponerse un poco nerviosa por la presencia de un hombre 3 años mayor que ella. Los dos resultaron pertenecer a un clan bastante antiguo e influyente en el país, mientras que el tercer elemento no parecía tener ninguna clase de privilegio sanguíneo, pero Ryuusuke Kishimoto era bastante bueno en lo que ellos llamaban “fuinjutsu”, siendo considerado un prodigio a sus apenas 13 años, tenía el pelo rubio, era el más alto de los 3 y tenía una actitud confianzuda. La mujer mayor era la capitana de equipo Shion Asakura, una bella pero tosca mujer de 25 años con el pelo rojo recogido en una simple cola de caballo y ojos azules, una ninja que a su joven edad era considerada de la elite, experta en “taijutsu” y el elemento “katon”, términos que Maitreya no comprendería hasta un tiempo después.
El grupo de ninjas volvió cada semana a recoger hierbas y en cada ocasión Maitreya los ayudó, hablando con ellos y a veces incluso luchando para medir sus habilidades frente a los extraños individuos y sus raros talentos. Shiki por ejemplo podía expulsar “chakra” desde cualquier parte de su cuerpo, Mei daba golpes que drenaban y bloqueaban sus fuerzas, Ryuusuke utilizaba unos extraños símbolos que le dificultaban moverse, y Shion simplemente lo molía a golpes. Maitreya solo contaba con un cuerpo, estilo de pelea y reflejos entrenados, pero eso estaba muy lejos de compararse a ser un especialista en taijutsu como la capitana o Mei, por lo que a pesar de su orgullo le pidió a Shion que lo entrenara. Ésta le hizo pasar un calvario con su entrenamiento, pero le enseño los fundamentos del chakra, las posiciones de manos, las naturalezas elementales y multitud de temas tanto teóricos como prácticos. Lo llevó consigo extraoficialmente como un elemento más de su equipo, lo que le hizo conocer varios pueblos y ciudades, con sus personas incluidas.
En un par de años, a pesar de tener un serio problema a la hora de tratar con la autoridad, Maitreya ya era capaz de utilizar todos los jutsus básicos y era capaz de controlar el elemento Suiton, teniendo un repertorio de jutsus aceptable, sin contar que su taijutsu no estaba nada mal, aunque su especialidad fuera definitivamente el ninjutsu. A los 18 años ya era capaz de hacerle frente sin problemas a cada uno de los genin de su equipo siendo Shiki el único con el que nunca pudo llegar a definirse un vencedor, aunque seguía terminando completamente molido a golpes tras sus entrenamientos con la chunnin Shion. Solía retirarse al bosque cada día, pues seguía siendo su hogar y sus compañeros acampaban con él, aunque de vez en cuando, se quedaba en los pueblos cercanos unos días. El tiempo pasó tranquilamente y sin preocupaciones, pues Maitreya no había experimentado aún los horrores de la guerra de los que el bosque le había hablado, pero era solo cuestión de tiempo para que conociera que no era ninguna mentira lo que le había contado.
Ya a la edad de 19 años, Maireya comprendió lo que era una mala persona en verdad, cuando soldados del feudo más poderoso de la región habían llegado a saquear los bienes del pueblo en el que habían parado para abastecerse, cuando si bien no era un pueblo pobre, vivían con lo justo. A pesar de la prohibición de la capitana, él se interpuso entre los soldados y los civiles, provocando un enfrentamiento. Si bien los civiles se mantuvieron a salvo y los soldados fueron repelidos por él, era obvio que volverían con refuerzos, por lo que sus compañeros lo convencieron de irse al bosque, que ellos dirían que había escapado al puerto y evitarían que se tomaran represalias contra el pueblo. Muy poco convencido, pero con el deber de evitar causar más complicaciones, se retiro y se mantuvo alerta desde el bosque.
Llegado el anochecer pudo sentir la presencia de alguien entrando al bosque. Creyó que se trataba de su grupo para informarle que todo estaba solucionado, pero al acercarse se vio rodeado por una cuadrilla del mismo ejercito de antes, armados y disponiendo de todo su equipo, los 4 heridos y amarrados a lados del líder del escuadrón. “No fue difícil encontrarte, rebelde. Creí que incluso usando a estos traidores como rehenes tendríamos que buscarte antes de poder someterte, pero hete aquí ante mí.”. Sin emitir una sola palabra, Maitreya se precipito contra el captor a una velocidad de vértigo, siendo de todas formas interceptado por una tacleada lateral de uno de sus secuaces, siendo así repelido, pero dejando un sello explosivo en el cuerpo de éste, provocando una explosión que no solo dejó la parte superior de su víctima en pedazos, sino que levantó una nube de polvo que sirvió para escabullirse y dejar fuera de combate a varios soldados, lo cual no evitó que el líder de la cuadrilla disipara el polvo con solo un movimiento de la mano, atacando a Maitreya con un jutsu de bola de fuego tan grande que su Mizurappa no pudo hacerle frente, quedando seriamente lastimado entre el vapor resultante y siendo sometido por los subordinados de su oponente.
Viéndose victorioso, el enemigo se presentó al fin. “Soy Masaru Kido, líder del escuadrón de represión del Kakkinoaru'en. Tengo control total de esa zona, por lo que tengo derecho para despachar los bienes de puebluchos como ese e incluso a rebeldes asquerosos como tú.”, a lo que el joven del bosque respondió después de escupir al suelo como gesto de asco “Un corrupto asqueroso como tú no tiene derecho a nada. Tú y tus hombres son un obstáculo para la paz y la libertad de esta gente.”. El tipo rió con auto suficiencia y replicó “Así es la guerra, chico. Los privilegiados podemos tomar lo que queramos de los débiles y nadie va a responder por ellos. Y si alguien lo hace lo matamos, esa es la función del escuadron de represión, mantener a todos bien domados”. Maitreya solo pudo responder con una mirada de odio para el hombre que se acercaba a él lentamente, desenfundando un tanto de su cinturón. “Tu cabeza será un buen ejemplo para todos los pobres diablos que se hayan sentido motivados por ti en los pueblos aledaños…” dijo el verdugo disponiéndose a terminar su trabajo, cuando la voz de Shion se escuchó más fuerte y clara que nunca “¡NO TE ATREVAS A TOCARLO!”. Sus manos se encendieron en unas llamas realmente feroces que redujeron a cenizas no solo las cuerdas que la ataban, sino parte de las mangas de su ropa, arrasando con todos los soldados a su paso entre ella y Kido, lanzándole un golpe tan fuerte que podía oírse como desgarraba el aire, pero que fue evadido y respondido con un contragolpe en la barbilla que le quitó todas las fuerzas a sus extremidades, haciéndola caer de rodillas. El capitán corrupto enfundó su arma con una sonrisa desagradable en su rostro y se acerco a la indefensa Shion, tomándola del cuello y levantándola. “¿No les parece una mujer con carácter? Olvide decirte algo chico: esta mujer es una traidora, y este equipo puede disponer como le plazca de la gente de su calaña. Ya te imaginaras lo que hacemos con mujeres tan deseables como esta.”, tras decir esto, deslizó una de sus manos sobre el vientre de la capitana, recorriéndolo hasta sujetar firmemente uno de sus pechos entre su risa y la de sus hombres, provocando un gemido de terror en la quebrada voz de su maestra.
Llegado a este punto Maitreya vio rojo, sintiendo como si algo se rompiera en lo más profundo de su ser. No tenía palabras para esta gente, solo un grito, uno digno de un dios de la guerra haciendo descender su ira contra la humanidad. De solo escucharlo y verlo las sonrisas de todos los soldados se borraron de sus rostros, los ojos del joven se habían puesto blancos, las venas de su rostro se habían hinchado y sus dientes estaban tan apretados que las articulaciones de su mandíbula pareciera que iban a estallar. Con vapor saliendo de su boca por el calor que producía su cuerpo a causa de la rabia, repelió a los soldados que le inmovilizaban tan fuerte que salieron disparados a varios metros de él. Acto seguido colocó sus manos en el suelo y guiado por un instinto primario, usó hasta la última gota de sus fuerzas en una habilidad que ni siquiera conocía. Todos los árboles y plantas de la zona atacaron y masacraron a todos los soldados presentes, aplastándolos, partiéndolos por la mitad, atravesándolos con sus ramas, como si el mismísimo bosque se hubiera revelado a la maldad de esas personas.
Entre los gritos histéricos de todo el escuadrón de represión y la lluvia de sangre que caía sobre él, con apenas fuerzas suficientes para respirar, Maitreya se levantó como pudo ante el capitán que yacía inmovilizado entre las ramas de varios árboles, quien lo miraba con odio como aceptando su destino. La hoja del kunai cortó la piel, la carne y el cartílago de su cuello, dando paso a la sangre. Los arboles y la hierba teñidos de rojo fueron lo último que Maitreya vio ese día. Fue la primera vez que mataba a otros seres vivos.
Despertó en el bosque, con el cuerpo débil y un dolor de cabeza que le hacía sentir que alguna criatura extraña saldría de adentro y saldría corriendo en cualquier momento. Sus amigos estaban bien, recuperados, pero él apenas podía respirar bien por el desgaste que había sufrido tanto su cuerpo como su red de chakra. Shion le explicó todo, que al parecer él era un descendiente de un clan muy antiguo llamado Senju, que tiene la habilidad de controlar la madera, que el despliegue de fuerza que había hecho había dejado su cuerpo prácticamente destrozado al no tener la preparación necesaria para usar técnicas de tal magnitud, lo cual lo había dejado literalmente al borde de la muerte y por consiguiente no iba a poder moverse bien durante varios meses. Le explicó así mismo que ahora los 5 debían ser fugitivos figurados en el libro bingo de los Kakkinoaru'en, lo que a pesar de que nadie lo considerara responsable, le hizo sentir una culpa tremenda por haber inmiscuido a sus amigos en su desgracia personal. Insistió además en ir a ver el pueblo que había defendido de los soldados a pesar de que podría ser capturado. Sus amigos lo llevaron después de que dejara claro que no iba a aceptar un no como respuesta, solo para ver los restos de carbón y huesos en los que se había convertido la villa a manos del capitán Kido. Susurró para sí mismo “Así que esto es la guerra…” y con dificultad se paró frente a su equipo. “Se que es mi culpa que estén metidos en esto, pero ya no hay vuelta atrás. Debemos cruzar el mar, hacia el este, al País del agua. Supe que recientemente allí se ha erigido un feudo que llevó la paz a todo el territorio, allá vamos a estar seguros, y si el señor feudal de ahí busca extender esa paz hacia el continente vamos a unirnos a sus filas, y si no, vamos a hacerlo por nuestra cuenta. ¿Me siguen?”, levantó su puño, Shiki lo golpeó con el suyo “Te irías solo de todas formas, y si te matan allá me estarían quitando el gusto de hacerlo yo”, Ryuusuke también “No tenemos a donde ir de todas formas, y no podemos dejarte solo”, Mei estaba insegura, pero terminó aceptando “No queda de otra, además ustedes son tan idiotas que no durarían un día sin mí”, por último Shion chocó también el puño con el de Maitreya y le guiñó un ojo hablándole en su típico tono burlón, “Voy a dejarte ser esta vez, pero como te la vuelvas a dar de líder te rompo los brazos”.
En 2 meses el cuerpo de Maitreya estaba casi recuperado, por lo que tras despedirse del bosque el grupo salió de su escondite en él. Se dirigieron a la costa y, por la imposibilidad de presentarse en un barco comercial por obvias razones, se dignaron a hacer por su cuenta un bote lo suficientemente grande para aguantarlos a todos y los suministros mínimos hasta el País de los Remolinos, donde hicieron una parada para posteriormente tomar un viaje comercial hasta el País del agua. Actualmente, con 20 años cumplidos, Maitreya y su grupo se encuentran camino al feudo Hakkōdori no Nabi, con la idea de unir sus fuerzas a las de Daimyo Sorey Bokushi, de quien lo único que saben por ahora es que es un pacifista que podría compartir sus ideales.
Let Dahaka · Rave Master
Nvi para Naruto Legends
Maitreya
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Ficha de Maitreya

Mensaje por Sheik el Lun Abr 30, 2018 2:33 pm

¡Ficha Aceptada!
¡Wilcomin! :D

• En los próximos días pasaremos a colocarte en el libro bingo del país del fuego.
Sheik
avatar


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.