¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Entrenamientos | Shiraga
Hoy a las 10:27 am por Uchiha Shiraga

» El suero de los hipócritas [Shiraga, y, bueno, quien quiera]
Hoy a las 10:03 am por Ryōtsuka

» Complications of the failure [C]
Hoy a las 9:21 am por Nozomi

» Haciendo cosas sucias
Hoy a las 7:20 am por Makishima Senju

» The sound of silence
Hoy a las 4:56 am por Arashi Tessen

» The prey II [C]
Hoy a las 4:01 am por Jiran

» Accomplices are to blame.
Hoy a las 3:38 am por Shimra Sayaka

» Unfair Justice ▌feat. Aaron
Hoy a las 2:55 am por Lyd.

» Un encuentro fortuito [Entrenamiento] Kugutsu vs Sureddo
Hoy a las 2:29 am por Aaron Sureddo

» Acondicionamiento de Ittoki
Hoy a las 1:21 am por Ittoki

» Las letras y los mercenarios no son compatibles
Hoy a las 12:29 am por Aaron Sureddo

»  — Flexible.
Ayer a las 11:07 pm por Akkarin

» Entrenamientos, tecnicas, jutsus, armas.
Ayer a las 9:19 pm por Hotaró Senjih

» Start an adventure (Ione)
Ayer a las 7:20 pm por Ione

» Misiones Eiji
Ayer a las 6:38 pm por Eiji

» Thief Encounter.
Ayer a las 4:01 pm por Hushika Kugutsu

» Misiones para Eijiro
Ayer a las 1:37 pm por Eijiro Kara

» Perfil Uchiha Shiraga
Ayer a las 11:24 am por Uchiha Shiraga

» MISIÓN DE RANGO D: NIÑOS RICOS
Ayer a las 10:09 am por Nozomu Nendo

» Misiones con un Canino
Ayer a las 8:14 am por Kano

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


Thief Encounter.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Thief Encounter.

Mensaje por Hushika Kugutsu el Miér Jun 06, 2018 12:59 am



強い女性


The Thief Encounter

Rol Social





Bosques alejados de La Capital.


Comenzaba a sentirse aquella cálida brisa que caracterizaba a la Capital del Fuego. La peliverde conocía bien esos lares; de hecho, su obligación de escapar constantemente de la persecución y de su búsqueda en ese país la llevó a descubrir recónditos caminos que únicamente conocía en su país de origen. Su red de contactos allí tampoco era menor. En realidad, tenía muchas maneras de contactarse con algunos altos mandos de pueblos menores, aunque aún no había logrado obtener el favor de lo que ella consideraba “golpistas”. El gobierno de algunos feudales, principalmente en los feudos dominados por la Dama de Fuego y el de Soiichiro, despertaba un sentimiento de rebeldía latente que Hushika conocía bien; era de pueblo, de los suburbios. Conocía las agonías y las quejas de la población marginal. Sabía que un odio se estaba gestando hacia los dominantes. Por supuesto, para el caos que quería desatar, era algo ideal.

Nuevos horizontes se cruzaban en su cabeza. Observaba el sol, el viento que chocaba y rozaba sus pálidas mejillas. Su cabello tapaba alguna parte de su cara, mientras que sus prendas se movían a la par de este. Alejada de la Capital, en algún punto cercano a los pequeños bosques frondosos que rodeaban las granjas que proveían a los habitantes de ésta, yacía la kunoichi, sentada bajo la sombra que generaba un roble firme, que se alzaba de entre todos los demás árboles. Con su mano derecha tocaba la hierba, mientras que la izquierda sostenía su cabeza.

–Caos… –Su mente hablaba con ella. Había empezado. –Hay que sembrarlo… la guerra beneficia nuestros planes. –Suspiraba. –¿Y cuáles son esos planes? Pareces muy segura de lo que dices. –El tono de voz cambiaba constantemente. Uno airoso y ronco, al que normalmente se le podía oír. Era extraño, y macabro a la vez. –Tomar el Viento. –Abrió los ojos. Comenzó a temblar. –¿Qué… que díces? Únicamente estamos en contra d… de… de Yoshida… de los feudales… –Su mano derecha, ahora iba hacia su rostro. Con su uñas se raspaba parte de la piel que rodeaba el ojo, provocándole cortes. Una risa macabra, una carcajada, fue soltada. –Sabes que eso no es cierto. Ansías el poder… –Hizo una pausa. No estaba respirando. –Para eso fuimos creadas.

Sentenció así su momento oscuro. Durante esas charlas que esporádicamente aparecían, su vista se nublaba; parecía ida del mundo. Para ella, nada cambiaba. No obstante, si alguien la viese fuera de sí, sus ojos podrían verse más blancos, y su piel completamente paralizada, al igual que sus músculos. Era, simplemente, una escena macabra por donde se la mirase.

Observó, al cabo de unos minutos, un ave que volaba por sobre su cabeza, a unos cuatro metros de su posición. Era un animal extraño para esas zonas. Su vista se clavó en este, mientras intentaba recordar algo.

–¿Qué hace un cuervo en este lugar? –Se preguntaba a sí misma. Inmediatamente, pareció dar en el clavo. Una risa fue soltada. –Claro… este debe ser el punto de reunión. Es mi día de suerte. Sabía que no caminaba sin rumbo. –La amnesia era una de las consecuencias que sufría luego de experimentar esa bipolaridad latente.

Tiempo era de esperar a que su socio llegara, para poder decidir el rumbo que iban a tomar… en el país donde su cabeza aún tenía un precio.






DATOS:

STATS Y TÉCNICAS:
Ninjutsu: 10
Taijutsu: 7
Genjutsu: 7
Velocidad: 10
Resistencia: 10
Fuerza: 10


Técnicas: 8G
Usadas: 0G
Restantes: 8G
INVENTARIO:
▲ Bélico:
-Marionetas.
-Venenos.
-Hilos de Alambre (10m).
-Kunais (x10).
-Pergamino Mediano (Sellado: Ari y Koma).
-Pergamino Mediano (Sellado: Senshi y Kumo).
-Senbons (x10).
-Cascabeles (x10).
-Bombas de Luz (x4).
-Bombas de Humo (x2).

▲ Médico:
-Pastillas de Sanguíneos (x5).
-Calmantes en Líquidos (x5).
-Pergamino de ADN (x1).
-Jeringas (x10).
-Vendas (x1).
-Alcohol (x4).
-Esencia de Flámula (Líquido | x1).
-Esencia de Flámula (En polvo | x2).
APARIENCIA:

Hushika Kugutsu
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Thief Encounter.

Mensaje por Kagetane el Sáb Jun 09, 2018 9:04 pm





Se encontraba el Kaguya como siempre andando a solas por el bosque. En esos casos siempre buscaba activamente qué hacer o solo pensaba en sus acciones y sus planes futuros. En ese momento era la segunda. "Ese encargo fue menos productivo de lo esperado." -dijo mientras sacaba de su bolsillo el emblema de Kakkinoaru'en y lo miraba. "¿Qué se supone que haga con esto?". Estaba claro que con ese emblema podría infiltrarse fácilmente en el feudo de la Dama de Fuego, pero, ¿Qué razón tendría para hacerlo? Si bien estaba en contra de la justicia feudal, había desarrollado cierto... interés en la chica Nozomi, no interés romántico no, sino más bien en su forma de pensar, por lo que atacar al feudo no estaba en sus planes personales... a menos que Cerberus se lo solicitara.

En su cualidad de criminal, el asesino debía estar siempre alerta a todos los lugares, en todos sus sentidos, por si alguien intentaba atacarlo. Lo poco que había hecho le había ganado muchos enemigos así que debía cuidarse. En la exploración de sus sentidos se percató de que había un cuervo volando a sus alrededores desde hace rato, a una altura considerable, pero visible. Este pareció reaccionar ante la mirada de Kagetane y empezó a volar en círculos para luego dirigirse en linea recta a una dirección. "Esa ave quiere algo conmigo. A ver adonde termino con esto.".

Después de un tiempo caminando, el cuervo bajó unos metros hasta llegar casi al suelo y empezó a volar en círculos cerca de un árbol. Al acercarse el espadachín a la posición se dio cuenta de que ahí había una persona, pero no cualquier persona, era una de las que estuvo presente en la reunión del País de la Cascada. Se alejó unos metros de ella y dio una vuelta hasta ubicarse al frente de ella, de manera que esta se diera cuenta de su llegada y no fuera a lanzar algún ataque a modo de reflejo. Esta vería a un sujeto encapuchado de quien solo se vería su fría mirada y la parte inferior de su rostro. Quizá con algunas partes de su cuerpo siendo visibles por la división central de la capa. "Eres la chica de la reunión de la cascada, Hushika. ¿Qué haces aquí?"-decía con un tono serio y con poca expresividad. Sonaba más a una pregunta curiosa que a una amenaza. Al fin y al cabo eran aliados, no la echaría de ese lugar.


off:
Equipamiento:
Stats:
• Ninjutsu = 7 + 2  = 9
• Taijutsu = 10
• Genjutsu = 4
• Velocidad = 10 + 2 = 12
• Resistencia = 9
• Fuerza = 8

Arte del filo elemental
Arte rápido

Tecnicas:

Tecnicas 8/8
Capa:

Kagetane
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Thief Encounter.

Mensaje por Hushika Kugutsu el Sáb Jun 09, 2018 10:21 pm


Bosques alejados de La Capital.


De su letargo, y luego de observar al cuervo, su mirada rápidamente se tornó hacia adelante. A unos cuantos metros, no obstante cerca, se pudo visualizar a un individuo alto, encapuchado, cubierto por una túnica o capa en todo su cuerpo, exceptuando parte de su cara. Hushika lo observó detenidamente, intentando recordar de quién se trataba. Conocía su cara, sabía quién era, pero su amnesia temporal le impedía recordar todos los detalles. Eso, particularmente, era fruto de aquellas visiones, producto de su transtorno bipolar, que sufría. Sus ojos no se despegaban de este hombre, que caminaba hacia ella con aparente tranquilidad, o al menos sin rasgos de querer pelear inmediatamente, lo cual tranquilizó a la kunoichi.

Acto seguido, escuchó las palabras que provenían de aquel masculino, recordando al instante ahora de dónde era que tenía presente su mirada y su rostro. Nombró la reunión de la Cascada, por lo que perfectamente pudo discernir que era el hombre que protegía a Akkarin. No era buena con los nombres, pero sí que sabía que esa apariencia era inconfundible. Además, fue el único que enfrentó adrede al pirómano, acto que había impresionado a la marionetista en el instante que hablaba con la peliazul. Él debía ser el compañero de los encargos que hablaba la líder de la sociedad.

–Ah, si, soy yo… uhm…  –Intentaba nombrarlo, pero su mente no encontraba aquel dato. –Disculpame, pero no puedo recordar tu nombre, aunque sí recuerdo tus actos; llegaste con Akkarin y luego casi te mueles a golpes, no una, sino dos veces, con el rarito de la piromanía. –Soltó una carcajada. Creía y esperaba que ambos compartiesen el mismo odio hacia esa persona. –Bien, estoy aquí disfrutando del sol y de la agradable vista. –Era irónica. No intentaba burlarse del hombre, sino que su personalidad era así. –Ah, y además vine a este país debido a que nuestra amiga de pelo celeste quiere que haga algún encargo aquí. No tengo los detalles exactos, pero… ¿Era algo relacionado con emblemas? Ah sí, aquí está. –Decía, mientras sacaba una nota de su bolsillo. –Esto lo ha dejado caer el ave que sobrevuela por encima de nosotros. Creo que también va para ti. No creo que sea casualidad encontrarnos en este lugar. –Su tono de voz cambiaba. Miraba hacia ambos lados, cuidando de que nadie estuviese observando su encuentro.

Era una ladrona experta. Vivía del robo, de la actuación y del escondite. Después de todo, siempre iba a poder usar su elocuencia para conquistar a algún guardia o soldado despistado. Era inteligente, y quizás por ello la querían para el trabajo. De su otra parte, estaba alguien que parecía no usar específicamente la maña y la astucia, sino que se veía como una persona que prefería la acción y el asalto frontal. Akkarin no era alguien tonta; juntó, en la sociedad, a gente con cualidades que se complementaban perfectamente entre todos.

Miró al fornido, observándolo. Cada vez le quedaba menos duda de que ella no era la más extraña de aquella organización. Aún así, no juzgaba por apariencia sino por acciones. Ya lo había hecho con Shitai, ya lo había hecho con Yottan y, por demacía –y por ser viejas conocidas– con Akkarin. Sólo faltaba entablar algún tipo de conexión o relación con este sujeto, conocerlo, conocer sus intenciones, sus deseos. Después de todo, eran compañeros de trabajo.

–Y bien, ¿tú qué haces aquí? –Supuso que la respuesta era similar a la de ella misma, pero la pregunta debía ser realizada. Después de todo, a pesar de ser una criminal, los modales jamás se deberían dejar de lado.







DATOS:

STATS Y TÉCNICAS:
Ninjutsu: 10
Taijutsu: 7
Genjutsu: 7
Velocidad: 10
Resistencia: 10
Fuerza: 10


Técnicas: 8G
Usadas: 0G
Restantes: 8G
INVENTARIO:
▲ Bélico:
-Marionetas.
-Venenos.
-Hilos de Alambre (10m).
-Kunais (x10).
-Pergamino Mediano (Sellado: Ari y Koma).
-Pergamino Mediano (Sellado: Senshi y Kumo).
-Senbons (x10).
-Cascabeles (x10).
-Bombas de Luz (x4).
-Bombas de Humo (x2).

▲ Médico:
-Pastillas de Sanguíneos (x5).
-Calmantes en Líquidos (x5).
-Pergamino de ADN (x1).
-Jeringas (x10).
-Vendas (x1).
-Alcohol (x4).
-Esencia de Flámula (Líquido | x1).
-Esencia de Flámula (En polvo | x2).
APARIENCIA:

Hushika Kugutsu
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Thief Encounter.

Mensaje por Kagetane el Miér Jun 13, 2018 10:27 pm





La chica empezó a dar explicación de sus razones para estar en el lugar. Manteniendo su mirada seria y algo siniestra por dentro de su capucha, el Kaguya se quedo en silencio a esperar que la Kugutsu terminara su turno, escuchando atentamente cada una de sus palabras. Al culminar la primera parte, pudo ver que esta recordaba sus acciones en el bar, cosa que no le sorprendía pues fue lo más llamativo en esa charla. Al ver que no recordaba su nombre, este se presentó nuevamente: "Puedes llamarme Kagetane.". Bajó un poco la cabeza y poco después la alzó mirando hacia un lado, como si mirara el horizonte y dijo: "Yottan... no me agrada para nada ese sujeto. No se si pueda trabajar con él. Al otro no lo conozco todavía, no se como sera.". Miró nuevamente a Hushika y le dijo: "Supongo que a ti te conoceré ahora.".

Siguiendo la conversación esta explicaba su razón de estar ahí. Su tono de voz parecía burlón, pero Kagetane no sentía que se burlara de él, solo imaginaba que la chica tuviera una forma de ser tan relajada. Hablaba de un encargo de Akkarin. El espadachín tomó el papel y lo leyó, resultando en una gran sorpresa el encargo que le habían dado. Lo enrolló nuevamente, se lo pasó a la peliverde y le dijo: "Que conveniente, justo aquí tengo un emblema de Kakkinoaru'en.". Introdujo la mano en el bolsillo y sacó el emblema mostrándoselo a la chica, no sin antes mirar a los lados y verificar, al igual que ella, que estaban solos.

Ella devolvió la pregunta y Kagetane pues, le respondería con lo que veía prudente que supiera: "Recién vengo de un encuentro con... una conocida del feudo de la Dama de Fuego. En el encuentro me hice con este emblema que, al parecer va acorde con lo que quiere la líder.". No quería dar mucho detalle de ese tema por miedo a decir algo comprometedor, pero esa frase resumía en mayor parte lo que pasó esa noche. "Terminado el encuentro, imagine que tu o Akkarin estarían en el país y vi conveniente reunirme con una de ustedes. Parece que no fue casualidad que nos encontráramos.".

Se quedo un momento en silencio a analizar la situación. Ya se encontró con ella y había hecho un avance en el encargo que tenia. ¿Ahora qué? ¿Cuál seria su próximo movimiento? No tenia idea de los encargos de Fenikkusu o Hinoarashi para proceder a tomar sus emblemas, y lo de Kakkinoaru'en fue pura casualidad, tampoco conocía nada de ellos. Sin saber qué acción tomar, este decidió optar por afianzar su alianza con aquella chica, pues posiblemente sea con quien más trabaje a partir de ese momento, así que busco indagar más sobre ella: "Ya sabras que me enfoco en el combate con armas. ¿Cuales son tus habilidades?".


off:
Equipamiento:
Stats:
• Ninjutsu = 7 + 2  = 9
• Taijutsu = 10
• Genjutsu = 4
• Velocidad = 10 + 2 = 12
• Resistencia = 9
• Fuerza = 8

Arte del filo elemental
Arte rápido

Tecnicas:

Tecnicas 8/8
Capa:

Kagetane
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Thief Encounter.

Mensaje por Hushika Kugutsu el Vie Jun 15, 2018 8:22 pm


Bosques alejados de La Capital.


Escuchó atentamente las palabras de su socio de organización quien, rápidamente, confirmó lo que Hushika había expresado anteriormente; el encargo que se les había encomendado estaba relacionado con emblemas. Era evidente que, sin lugar a dudas, Akkarin estaba planeando alguna inflitración en el País del Fuego. Siguiendo con esa misma línea, era evidente también por qué había contratado a la peliverde para entrar en la sociedad; la marionetista era alguien que conocía muy bien aquellos territorios. El destino, no obstante, la ponía nuevamente en una situación beneficiosa. El encapuchado ya tenía uno de los símbolos que anhelaba la líder. Con esto, quedaría menos trabajo por hacer. Una sonrisa se esbozó en la cara de la titiretera.

–No, por supuesto que no fue casualidad encontrarnos. –Repetía, pensativa. –Y eso tiene aún menos lugar a la duda cuando, efectivamente, has obtenido uno de los emblemas. –Lo observaba; sin tocarlo, podía visualizar que no era falso. Conocía esas tierras.

Su encuentro no era algo premeditado por sendas partes, aunque era algo casi dado por sentado por Akkarin; Kagetane y Hushika debían, eventualmente, encontrarse en aquel país, y cumplir con el encargo entregado a ambos por separado. No era sorpresa estar allí reunidos, pero sí que no había sido algo armado, al menos, entre el guerrero y la marionetista. Acto seguido a mostrar el emblema, y confirmar tácitamente que iban a trabajar juntos –al menos hasta conseguir sus objetivos encargados–, el masculino le realizó otra pregunta a la adolescente que, lejos de incomodarla, le dio lugar a hablar. Algo que le encantaba hacer.

–Sí, creo que no hace falta preguntar en que te especializas; es evidente que alguien con tu porte físico está más preparado para el combate directo que para las infiltraciones. –Respondía a la primera parte de los dichos del hombre. –En cambio, yo personalmente intento no entablar enfrentamientos directos. Utilizo a mis marionetas en las luchas, mientras, desde algún lugar seguro, las controlo. Soy de las que tratan de mantener distancia con los oponentes, mediante mis artilugios. –Suspiró, cansada. –Junto con ello, soy más propensa al asesinato rápido con mis artimañas. Las batallas largas no me benefician; me aburren, incluso. –Hizo otra pausa. Su mirada se tornó fría. –Matar… es algo divertido. –Otra pausa. El ambiente debía tornarse menos tenso; otro ataque de trastorno de personalidad había aparecido. Kagetane debía notarlo, sobre todo por el tono de voz de la fémina. –Si vamos a trabajar juntos de ahora en más, yo seré quien te cubra en tus emboscadas. Quizá sea de más utilidad haciendo eso… que peleando cara a cara.

Una brisa sopló fuertemente. No dejaba de aumentar la temperatura, aunque el viento fue una ráfaga de aire fría para ambos. Los cabellos y la túnica blanca de la titiretera se movieron hacia el este. Miró al cielo, mientras tomaba aire.

–¿Cuál será nuestro próximo movimiento? Quiero decir, ya estamos reunidos. Y no sólo eso, sino que uno de los emblemas ya está en nuestro poder.  –Lo miró, amablemente. –Dime, ¿Qué consideras más prudente hacer? ¿Intentar la búsqueda del símbolo de Fenikksu o… –Hizo otra pausa. Recordó un nombre, y con ello varios recuerdos poco positivos. –… el de Hinoarashi?

Siguiendo con la línea de charla, sentía que debía conocerlo más; intentar urgar en la cabeza de aquel muchacho. Al fin y al cabo, debían trabajar juntos, en un ambiente donde ambos eran criminales y, al menos en el caso de la peliverde, con recompensa sobre su cabeza. Por eso, no tenía problemas en soltar preguntas directas. A veces, considerada una serpiente. Otras, otra serpiente. De cualquier manera, daba zarpazos directos con sus palabras.

–Dime otra cosa. Por lo que escuché en la taberna, hablaste algo sobre valores y convicciones. –Lo miró fijamente. –¿Qué te llevó a ser criminal? ¿Cómo llegaste a esta organización?









DATOS:

STATS Y TÉCNICAS:
Ninjutsu: 10
Taijutsu: 7
Genjutsu: 7
Velocidad: 10
Resistencia: 10
Fuerza: 10


Técnicas: 8G
Usadas: 0G
Restantes: 8G
INVENTARIO:
▲ Bélico:
-Marionetas.
-Venenos.
-Hilos de Alambre (10m).
-Kunais (x10).
-Pergamino Mediano (Sellado: Ari y Koma).
-Pergamino Mediano (Sellado: Senshi y Kumo).
-Senbons (x10).
-Cascabeles (x10).
-Bombas de Luz (x4).
-Bombas de Humo (x2).

▲ Médico:
-Pastillas de Sanguíneos (x5).
-Calmantes en Líquidos (x5).
-Pergamino de ADN (x1).
-Jeringas (x10).
-Vendas (x1).
-Alcohol (x4).
-Esencia de Flámula (Líquido | x1).
-Esencia de Flámula (En polvo | x2).
APARIENCIA:

Hushika Kugutsu
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Thief Encounter.

Mensaje por Kagetane el Lun Jun 18, 2018 8:42 pm





Miraba atentamente a la chica mientras esta describía su estilo de combate. Realmente le interesaba, pues era una forma que nunca había presenciado antes el Kaguya. Pero algo le llamó bastante la atención al pelinegro: En medio de la conversación la voz de la chica cambió, dejando de lado su simpatía y tornándose fría, a la vez que hablaba de que disfrutaba matar. Kagetane dio un paso hacia atrás en ese momento, sobresaltado por lo que acababa de ver. Tenía su mente pensando en sacar la espada si era necesario, pero físicamente no se mostró hostil, pues al fin y al cabo eran compañeros de trabajo. Luego regresó a hablar de trabajar juntos como si nada hubiese pasado. Ignorando las siguientes palabras de la chica, este solo se quedó pensando: “Algo no anda bien con ella.”.

Sintió una brisa fría pasar en el momento, la cual no llego a sentir mucho pues estaba cubierto por su capa, pero dicha prenda si se dejó llevar por estos vientos, ondeándose fuertemente hacia el este. Con su característica personalidad, Hushika le preguntó cuál sería su próximo movimiento mencionando los dos feudos restantes por recolectar el emblema. El espadachín apartó la mirada un momento, igual que cuando respondió lo de Yottan y dijo: “No tengo conocimiento sobre Hinoarashi. De Fenikkusu solo pase por ahí cuando llegué al país por primera vez así que al menos conozco la ciudad. Por mi parte diría que Fenikkusu es la mejor opción. Pero si se presenta algún trabajo de por medio, incluso de Kakkinoaru’en, podemos realizarlo.”. Volvio su mirada a la chica y dijo: “Al fin y al cabo el dinero es lo que mueve el mundo. No estoy nada de acuerdo con esta forma de ganarse la vida, pero es necesaria.”.

Desde que conoció a la Kugutsu, a Kagetane le interesaba saber que la movía a ella, cuáles eran sus propósitos, pero dado que estaba en una asociación criminal sabía que lo mejor era no entrar en esos temas, pues eso podría generar choques como el de Yottan. Sin embargo, ella recordó sus comentarios filosóficos de la reunión en la taberna y trajo el tema a la conversación. El pelinegro pues, procedió a responderle a la chica: “¿Por qué soy criminal?”. La miró tan fijo como ella lo miraba a él y siguió: “Vengo del País de los Ríos, de Tanigakure. Considero que la justicia feudal es ineficiente, no saben lidiar con criminales. Decidí ayudarlos un poco, andando por la aldea eliminando a aquellos que cometieran delitos, pero al parecer no les gustaba mi manera de trabajar. No era moralmente correcta. Y me vi forzado a huir por problemas que tuve con las autoridades. Me refugié en la Aldea Takumi en casa de un herrero y viví ahí por un buen tiempo hasta que un día me encontró el jefe de la guardia de la ciudad. Yo… y un sujeto que encontré ese día los eliminamos a todos… menos al capitán. Decidí dejarlo con vida pues a pesar de todo él cuido de mi gran parte de mi juventud. Escapé del país ese día viniendo al Fuego. Las noticias corren, seguramente ya han comunicado a los demás países sobre mí, por eso debo cuidarme a donde quiera que vaya, por eso ando siempre encapuchado.”.

Hizo una pausa mientras daba unos pasos a la derecha, apartando la mirada de la chica pues ya se estaba poniendo tensa la situación con tantas miradas atacantes. Luego de eso siguió con la otra interrogante: “La organización… un día presenciaba a los soldados del feudo matarse entre ellos. Despreciable. Vi a Akkarin rodeada. La ayudé aunque parecía tener todo controlado, pudo haber terminado en conflicto, pero duramos un buen rato hablando de la sociedad y de mis convicciones. Me trajo aquí bajo la promesa de que con Cerberus podría crear ese cambio en la sociedad que tanto anhelo. ¿Cuál es ese cambio?”. En ese momento miró a la chica nuevamente y le dijo:



“Purgar a esta sociedad de aquellos que solo buscan fama y poder, ayudando solo para ser reconocidos, no porque sea lo correcto, además de aquellos criminales que usan su poder para tomar vidas indiscriminadamente.”


Retiró la mirada nuevamente y siguió: “Por eso tengo conflicto con Yottan. Si él realmente elimina todo a su paso, personas que no merecen tal juicio se verán involucradas en eso.”. Ya había dado su típica charla sobre sus ideales. Algo que siempre se repetía a sí mismo y a quien le preguntase, pues aun tenia esperanza que con sus palabras podía cambiar a la gente. Sin embargo, aun si no lo hacía, esta práctica le permitía recordar constantemente el por qué empezó todo.

Devolviendole la pregunta a Hushika, este la miro y le dijo: “Ahora quiero saber lo mismo de ti. ¿Por qué eres criminal y cómo llegaste a Cerberus?”. Manteniendo su rostro serio pero cambiando su voz a una menos agresiva de lo normal, este le dijo: “Tu… puedes hablar con libertad. No juzgare.”. Seguramente no estaría de acuerdo con algo de lo que la chica fuera a decir, pero no podía andar en la organización haciéndose enemigo de todos. Asi que decidió hacer una excepción con la Kugutsu, pues consideraba que podía ser bueno tenerla de aliada.


off:
Equipamiento:
Stats:
• Ninjutsu = 7 + 2  = 9
• Taijutsu = 10
• Genjutsu = 4
• Velocidad = 10 + 2 = 12
• Resistencia = 9
• Fuerza = 8

Arte del filo elemental
Arte rápido

Tecnicas:

Tecnicas 8/8
Capa:

Kagetane
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Thief Encounter.

Mensaje por Hushika Kugutsu Ayer a las 4:01 pm


Bosques alejados de La Capital.


Escuchó la primera respuesta del encapuchado, sobre hacia dónde iban a ir a realizar su próximo movimiento. Habló, principalmente, de Fenikksu, aunque remarcó algo que claramente, Hushika asintió con la cabeza; cualquier posibilidad que tuviesen, la aprovecharían, incluso aunque no estuviese relacionada con el encargo que se les había encomendado exactamente en aquel país. Como dijo su compañero, después de todo, son criminales. De alguna forma había que ganarse la vida. Si bien las arcas de la kunoichi estaban llenas de riquezas, producto de su red de numerosas actividades criminales, siempre era bueno obtener más. El dinero y el saber, para ella, no ocupaban lugar. Aunque, del primero, siempre era discutible. Aún así, concordó con Kagetane.

Siguió su conversación, o más bien el monólogo del masculino. Obviamente, era tiempo de escucharlo. Comenzó hablando de sus motivos criminales. Al nombrar la aldea del País de los Ríos, la marionetista emitió una sonrisa que podría ser avistada por su socio. Había vivido allí una parte de su vida, antes de partir hacia la Guerra del Rayo. Tenía buenos recuerdos sobre aquel lugar; era parte de un pasado que ella, sencillamente, había sido feliz. Recordaba ese lugar con anhelo. Algún día, cuando las aguas del mundo se calmasen, ella, sin dudas, volvería allí. Los motivos del masculino, algo trágicos, reflejaban la ineficiencia feudal.

–Condenar a un hombre que intentaba ayudarlos, a ser alguien buscado y con precio en su cabeza. Hay una frase, muy buena, que yo usaría en tu defensa. –Hizo una pausa para continuar escuchando las palabras de su par.

Continuó su respuesta, aunque ahora hablando sobre la sociedad en sí. Nombró, nuevamente, la ineficiencia y la estupidez, quizá maldad, que conlleva estar alienado a un feudo. Hushika, nuevamente, emitía una sonrisa, esta vez cómplice. Comprendía perfectamente esa repulsión hacia los hombres como ellos. Escuchó, también, el nombre de la peliazul, quien le prometió al encapuchado un mejor mundo si se unía a ella. No sabía si aquello tenía posibilidades reales de suceder o no, pero de algo estaba segura la peliverde; a Akkarin la movían motivos propios y personales, no de un bien común a alguien que apenas conocía. Acto siguiente, le tocó el turno de hablar a la titiretera.

–Es bueno que compartamos varias cosas. De primeras, el odio hacia el pirómano. Yo odio su arrogancia; tú, sus fines. Nos complementamos bien en ello. –Daba lugar a la tranquilidad. Por ahora, lo estaba. –Es difícil entender cómo es que llegué a ser criminal. –Hizo una pausa, mientras cambiaba su mirada. Volvía ese tono de voz oscuro, malvado. –Anhelo asesinar a cierto hombre. A lo largo de mis viajes, me he dado cuenta de que, mediante el camino de la bondad y la legalidad, no llegaría nunca a cumplir lo que quiero. En el bajo mundo… encontré lo que realmente necesitaba para ir en el camino correcto. –Otra pausa, aunque ahora lo miraba fijo a Kagetane. –Poder. Pero, no indiscriminado ni injustificado. Necesito gente, gente que tenga la misma convicción que tengo o, simplemente, gente que me siga en mis objetivos. Para ello, es imperioso tener poder. Eso mueve a las personas. –Se calmaba, y ahora parecía volver a la normalidad. No sabía si realmente disfrutaba o no aquello, pero sabía que era lo que debía hacer para lo que anhelaba. Miró hacia el cielo. –Todo sería más fácil si aquella persona que quiero asesinar, no fuese un señor feudal. –Le daba a entender a Kagetane, que ella también odiaba a esas personas. –Ahora, es momento de pronunciar esa frase, tan criticada pero tan cierta, que nos defiende a ambos aún en situaciones diferentes. –Lo miró, nuevamente. –El fin justifica los medios. Y, de esa manera, todo lo que hacemos está justificado, a causa de un bien mayor. A diferencia de ti, que actúas para erradicar el mal, yo no soy una heroína. Únicamente quiero, por venganza quizá, por odio, matar a aquel hombre. Con eso, sé que voy a traer el bien a la gente que vive bajo su régimen, aunque no voy a mentirme a mí misma: No lo hago por ellos, lo hago por mí. No obstante, no busco reconocimiento ni fama. Solamente lo deseo ver muerto. –Sonreía, casi inocente, como si aquello fuese algo natural e incluso algo gracioso.

Finalizaba su monólogo. Se disculpaba con el masculino a su lado, por lo extenso de su respuesta. Quizá aburría diciendo eso; no obstante, si iban a ser compañeros, mínimamente debían conocerse mutuamente. De esta manera, ambos sabían qué era lo que movía al otro. Aún faltaba responder algo, aunque no le dio mucha importancia.

–Cerberus… no sé muy bien por qué me uní. Pero si de algo estoy segura, es que me va a ayudar en mis fines. Creo que todos nos beneficiamos, de alguna manera, de esta sociedad. –Terminaba, así, de responder al espadachín.

El sol comenzaba a bajar. Hushika no perdía tiempo, y lo observaba rápidamente. Se despegaba del árbol donde se encontraba, para dar a entender de que el camino debía comenzar. Acomodó su cabello, lanzándolo algo hacia atrás para dejar su cara descubierta. Sus ojos color miel podrían verse reflejados en la luz, aunque poca, que reflejaba el sol. Acomodó sus ropajes y se dispuso a acercarse a Kagetane. Bostezaba. Le daba pereza moverse, aunque sabía que había que hacerlo.

–Es momento de partir. Si nuestro objetivo es Fenikksu, hay que intentar recobrar el hilo de los caminos que llevan a él. Si bordeamos el bosque, llegaremos en algunos días. Es lo mejor que podemos hacer, ya que no hay que exponernos a que nos vean. Somos criminales. –Suspiraba, mientras se sonaba el cuello. –Muy bien. ¿Vamos?




DATOS:

STATS Y TÉCNICAS:
Ninjutsu: 10
Taijutsu: 7
Genjutsu: 7
Velocidad: 10
Resistencia: 10
Fuerza: 10


Técnicas: 8G
Usadas: 0G
Restantes: 8G
INVENTARIO:
▲ Bélico:
-Marionetas.
-Venenos.
-Hilos de Alambre (10m).
-Kunais (x10).
-Pergamino Mediano (Sellado: Ari y Koma).
-Pergamino Mediano (Sellado: Senshi y Kumo).
-Senbons (x10).
-Cascabeles (x10).
-Bombas de Luz (x4).
-Bombas de Humo (x2).

▲ Médico:
-Pastillas de Sanguíneos (x5).
-Calmantes en Líquidos (x5).
-Pergamino de ADN (x1).
-Jeringas (x10).
-Vendas (x1).
-Alcohol (x4).
-Esencia de Flámula (Líquido | x1).
-Esencia de Flámula (En polvo | x2).
APARIENCIA:

Hushika Kugutsu
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Thief Encounter.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.