¡Bienvenido,
Invitado!

¡Bienvenido a Naruto Legends!

Toda la información que necesitas para comenzar con el rol se encuentra en nuestra Guía para Nuevos Usuarios. Recuerda revisar nuestro Changelog para ver los cambios más recientes.

Últimos temas
Últimos temas
» Seeking the truth
Hoy a las 7:02 pm por Kazuo

» Some kind of monster.
Hoy a las 6:47 pm por Galarath

» Popurrí de sugerencias.
Hoy a las 6:47 pm por Polka Uchiha

» Tablón de Misiones|| Alice
Hoy a las 6:30 pm por Alice

» Misión D || Busqueda de Gatos
Hoy a las 6:28 pm por Alice

» Sense of Hatred ¬ Polka & Ittoki [D]
Hoy a las 5:46 pm por Ittoki

» Perfil de Zōroku
Hoy a las 5:30 pm por Zōroku

» Una aventura de búsqueda.
Hoy a las 5:22 pm por Kirosuke

» El Gnomo y El Gigante, un encuentro de circo.
Hoy a las 4:33 pm por Vetto

» Armería de Guerra
Hoy a las 3:33 pm por Ofu

» Hope | From Poison
Hoy a las 2:44 pm por Ofu

» From Bottom to the Sky
Hoy a las 1:40 pm por Kazuo

» Tablon de Son
Hoy a las 1:33 pm por Son Hozuki

» Bibliografía sobre trifulcas de taberna
Hoy a las 1:22 pm por Uchiha Sukino

» Revisión de Entrenamientos - H Uchiha
Hoy a las 1:19 pm por Uchiha Sukino

» A — True victory. (Pt. I — A light on the Westlands)
Hoy a las 12:54 pm por Sheik

» Monster Hunter: Aaron
Hoy a las 11:24 am por Loremaster

» No good deed goes unpunished [Libre]
Hoy a las 8:48 am por Ryōtsuka

» Can we hunt the past? — Part. IV [Llegada]
Hoy a las 8:05 am por Ofu

» Tercer Entrenamiento: Fuerza + Ninjutsu
Hoy a las 2:24 am por H Uchiha

Lorewalker

Sakae Shinobu por fin tiene lo necesario para expulsar a los rebeldes de sus tierras definitivamente, no solo eso, sino que la información hallada durante el operativo de infiltración ha revelado una directa relación entre los rebeldes y el feudal de Mogura, por lo que la tensión en el país de la tierra se intensifica. ¿Será este el principio de una pronta guerra civil entre hermanos? { Enlace al Tema }

Tempestades se agitan al norte del continente. Dos de los países menores han entrado en conflicto por un territorio sin dominar que los ha dividido desde centurias. El País del Sonido busca expandirse, en temor de perder poder militar y quedar a merced de criminales, pero el País de la Cascada no permitirá que se invada territorio lindante a su país, mucho menos de un país el cual ha brindado su apoyo en el pasado. El choque de intereses es inminente. { Enlace al Tema }

Créditos

Naruto Legends Rol Forum by Naruto Legends Staff is licensed under a Creative Commons Reconocimiento - No Comercial - Sin ObraDerivada 4.0 Internacional License.

El diseño gráfico del foro (HTML/CSS) es fue creado por Sargas (Nemuri) para Naruto Legends. Las imágenes fueron tomadas de Deviantart, Artstation y pertenecen a sus respectivos autores.


Viaje al pais del agua

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Viaje al pais del agua

Mensaje por Samekage el Sáb Jul 07, 2018 10:04 pm

Shika Se encontraba como de costumbre vagando de calle en calle, con su ropa habitual, la cual casi parecía un uniforme, llevaba unos pocos Ryos en el bolsillo con lo que se dispuso a ir a matar algo de tiempo.

Con objetivo en mente puso paso firme a aquel pequeño restaurante en que siempre solía comer, su falta actual de misiones después de sus últimos y pesados trabajos había dejado en Shiika un vacío debido al contraste de paz, con su actual posición se encontraba de verdad aburrido.

En su camino a aquel restaurante, como de costumbre exhorto en sus pensamientos, nada le importaba mas que sus propias voces internas, siempre es así, pero está vez algo era distinto, un extraño sentido de intranquilidad acompañaba su andar, poco tardó esa sensación, en convertirse aquello que inundaba su cuerpo completo. Unos pasos después de que esa sensación se hiciera así de fuerte SHika notó lo que lo llevaba a esa sensación.

Un par de hombres, de no muy buenas pintas parecían moverse a la par que el, a solo unos pocos pasos, cada vez mas cerca y mientras avanzaban hacia Shika, murmuraban algo prácticamente inteligible.

El Nara, pensó para si, en algo que hacer, reconocía a un par de ladrones cuando los veía y no planeaba dejar que siguieran por ahí poniendo en peligro a alguien más. Shika, a un par de cales de ese restaurante, optó por entrar a un largo callejón a su izquierda. Un lugar tan cercano al que curiosamente jamas había entrado; tras dar unos pocos pasos en se callejón paró en seco. Actitud a la que los hombres que le seguían imitaron.

—Van a hacer algo o solo continuarán siguiendome— Dijo firme el Nara mientras volteaba ligeramente su cabeza para mirar a sus perseguidores por sobre el hombro. Ahora viéndolos claramente pudo distinguirlos, eran dos hombres bastante altos, con pinta de forasteros, notablemente musculados y de tez morena, ambos con largos cabellos de color marrón obscuro, contratantes con sus imponentes ojos azules.

Los dos muchachos, se miraron y en seguida el que parecía mayor entre ellos habló
—Bonita espada esa de ahí, puede venderse bien en otros lares— Tan pronto como terminó de hablar, se acercó a Shika sin contemplación alguna, dando algunos pasos. Cuando se encontraba a escasos dos metros del Nara, esté reaccionó. EN un rápido movimiento y haciendo uso de su mano derecha giró para tomar la muñeca de su atacante.

Antes de que cualquiera de los altos hombres pudiese reaccionar Shika ya se encontraba de pie, con el torso recto justo frente al mayor de los dos hombres, con ambas manos al rededor de la muñeca derecha del alto hombre y la pierna izquierda ligeramente mas atrás que la derecha.


Técnica de Shika


—Te gusta la espada…—Tan pronto como terminó de hablar Shika giró el cuerpo en dirección a su pierna izquierda, rotando la muñeca del alto hombre hacia el suelo, provocando que esté girase sobre su propio eje, casi dando un mortal lateral, cayendo de espaldas y de forma estrepitosa a un lado de Shika, mientras este lo sostenía con una mano aun en su muñeca y la otra en el mango de su zatoichi.

El otro hombre se acercó a Shika, pero antes de que esté se encontrara en una posición peligrosa el Nara desenvaino ligeramente su arma, dejando ver su negra hoja —Anda, avanza, un centímetro que te muevas y lo convierto en tartara—.

Unos aplausos profundos y lentos, que provenían de lo mas profundo del callejón aún mas a espaldas del Nara interrumpieron la tensa situación. —Bien hecho muchacho, gran muestra de habilidad— Dijo una voz proveniente del mismo lugar donde los aplausos, a la vez que la vos se hacia mas clara, un hombre, de la misma tez que aquellos que el Nara había derribado, pero muchos años mayor, y fisicamente mas pequeño, aunque aun mas grande que Shika se hacia visible. Se trataba de un hombre mayor, de unos 80 años, pero extremadamente fornido para su edad, de poco mas de un metro noventa de estatura, pronunciada barba de candado, con escasos dos centímetros de espesor y una cabeza bien afeitada cubierta por un pañuelo azul obscuro con un dibujo de una especie de pez espada en un costado y ropas azuladas similares a las ropas de los monjes.

—Tu para nada pareces un monje— Dijo el Nara girando para mirar de frente al hombre.
—No, para nada lo soy muchacho— Dijo antes de hacer una pausa aquel sobre, después levantó la mano con desdén y dirigiéndose a los dos hombre dijo. —Dejen al chico en paz antes de que los mate a ambos—. Los hombres cesaron en su ataque de inmediato replicando a la vez. —Si señor—.

—Señor eh, así que estos imbeciles trabajan para ti… Supongo que debo entregarte a ti en vez de a ellos—.

—O quizás, deberías escucharme o hasta trabajar para mi también—. Dijo aquel hombre acercándose a SHika con una seguridad que ponía nervioso al joven Nara, el cual daba un par de pasos hacia atrás algo muy poco común en el.

Aquel extraño hombreen tardo o perezoso llamó la atención atención de Shika haciendo una rápida sucesión de sellos de manos, Shika absorto en los sellos intentando predecir aquel ataque. Pero antes de poder siquiera moverse SHika únicamente era capaz de ver una obscuridad interminable a su al rededor.

El impacto de aquella extraña tesina, provocó que Shika cállese de espaldas al suelo, aun sin ser capaz de ver nada en absoluto.

—Verás chico, mi nombre es Tatsu, y estós gamberros que atacaste son mis trabajadores, nosotros, somos, digamos mercantes, y buscamos llevar algo de mercancía fuera del país, algo de ayuda nos vendría bien—. Dijo la voz de aquel hombre a quien ahora Shika identificaba como Tatsu, sin embargo era incapaz de identificar la posición de aquel hombre, únicamente escuchaba su voz en todas partes y a su al rededor.

—Y yo que ganaría, no me hace falta dinero idiota—. Dijo el Nara —Olvida el dinero, y ten cuidado a quien insultas ¿Tu eres un ninja no?— Dijo Tatsu a lo que Shika respondió —SI, así es eso que—.

Shika observó como poco a poco la luz y formas volvían a su medio mientras la voz que se hacia mas clara era claramente ubicable frente a el donde ahora podía ver de nuevo al tal Tatsu, el cual dijo —Pues muchacho, imagina cuanto puede aprender un joven como tu en otras tierras, ver otros ninjas y emprender nuevos combates ¿Que opinas—.

Después de una larga pausa Shika se levantó y mirando de frente al viejo hombre volvió a hablar. —No trabajaré con traficantes, sin embargo, puedo pagar por mi transporte— Antes de terminar de hablar, el Nara fue interrumpido por taus, quien en tono firme simplemente habló.

—Olvida el dinero, yo era como tu de joven, te llevaré al pais del agua, es la primera de nuestras paradas sin costo, mañana a primera hora en el puerto, y lleva todas tus fuerzas porque tendrás que cargar algunas cosas—. Anres de que Shika pudiese hacer nada, los tres hombres habían desaparecido dejando aquel callejón solo.

Shikagetsu, salió de aquel callejón, y volvió a su ritmo habitual corriendo a aquel restaurante que tanto le gustaba.

Al entrar a ese acogedor lugar, donde los verdes manteles eran claros en las largas mesas de madera, una señora bastante mayor y de gran corpulencia, se le acercó al Nara.

—Mira muchacho, pero que grande te has puesto, ahora te traigo lo de siempre.—Dijo la obesa mujer.

Unos segundos después, la mujer volvió con una enorme charola llena de pasta y otros platillos cuidadosamente cubiertos con tapas transparentes.

—Gracias Chuma, es todo lo que necesitaba— Dijo el Nara mientras tomaba la charola a la vez que dejaba el pago en la mano de Chuma.



EL Nara salió de aquel restaurante y a toda prisa se puso rumbo a casa, todo ocurrió sin incidentes hasta casa de Shika, donde esté se propuso a comer y dormir.


Cuando los primeros trinos de las aves sonaban en el fondo del pasiaje, Shika como un rayo salió por su ventana, YA con su equipo puesto y mas entusiasmado que nunca.

Tras unos minutos de una enorme carrera a lo largo del feudo, llegando a la media hora de salida, Shika se encontraba por fin de frente al imponente puerto del fuego, un lugar hermoso, de imponentes barcos y estructuras de madera, con tanta gente que Shika nisiquiera sabia por donde caminar, todos moviéndose de un lado a otro, subiendo y bajando de esas embarcaciones.

—NIño!— Dijo la conocida voz de Tatsu, llamando la atención del Nara, al voltear a su lado izquierdo, Shika miró a lo lejos a Tatsu, junto a sus dos compañeros, terminando de subir unas cajas a su enrome embarcación. Un gran barco de madera oscura, toda en detalles blancos y sencillos chapados en metales oscuros en las puntas del barco.

Shikagetsu corrió de inmediato hasta el barco. —Pues aquí estoy ¿Partimos?— Dijo el Nara.

—Anda sube a mi humilde morada, partiremos en seguida, no hace falta subir ya nada, llegas tarde—. Dijo Tatsu, mientras tomando por el brazo, subia a Shika a cubierta.

Una vez estando sobre la cubierta del barco, Shika se acercó a una orilla mientras el tal Tatsu. Saltaba en un rápido movimiento al timón comenzando con el avance del barco.
Samekage
avatar


https://www.instagram.com/santiago_llergo/

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.